• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA JESUS CORONADO BUITRAGO
  • Nº Recurso: 65/2007
  • Fecha: 19/01/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras declarar la responsabilidad de la acusada por un delito contra la salud pública (ofreció en venta pastillas de MDMA a unos policías), la Sala atenúa su responsabilidad, teniendo en cuenta la existencia de un trastorno de la personalidad asociado al consumo de alcohol y estupefacientes, en el que se había iniciado a los once años. La Sala, además, subraya que la acusada, de tan sólo veintiún años de edad, al tiempo de los hechos, se encuentra en una situación de desarraigo familiar e indigencia. Todo ello, le lleva a considerar que al cometer el delito se encontraba en una situación de anormalidad motivacional que, según se establece en la sentencia, se explica por una alteración en la percepción del ilícito y un comportamiento influido por una compulsiva adicción a las drogas, así como la necesidad de manenerse en el consumo abusivo de estupefacientes. Por contra, se rechaza la concurrencia de otras atenuantes, como el estado de necesidad o la existencia de dilaciones indebidas, que también habían sido invocadas.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CELSO RODRIGUEZ PADRON
  • Nº Recurso: 1464/2017
  • Fecha: 17/10/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Considera el recurso que el acusado lleva años bajo grave adicción a las sustancias mencionadas en el apartado 2º del artículo 20 del Código Penal (bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes u otras que produzcan efectos análogos), lo que le lleva a delinquir reiteradamente, por lo que solicita que se aprecie la atenuante de grave adicción a dichas sustancias. La sentencia rechaza la aplicación de la misma, al fundamentarse en una alegación genérica, retrospectiva y global sobre la condición de consumidor -aún intenso- de sustancias alcohólicas o estupefacientes que pueda caracterizar al acusado, considerando que el consumo de sustancias estupefacientes, aunque sea habitual, no permite por sí solo la aplicación de una atenuación, porque la exclusión total o parcial o la simple atenuación de la responsabilidad ha de resolverse en función de la imputabilidad, o sea, de la evidencia de la influencia de la droga en las facultades intelectivas y volitivas del sujeto, siendo lo característico de la drogadicción, a efectos penales, la relación funcional con el delito, es decir, que actúe como un elemento desencadenante del mismo, careciendo, en el caso, de relación cronológica próxima con los hechos juzgados los informes toxicológicos a los que genéricamente se remite el recurso, no ratificados en el acto juicio, lo que motiva el rechazo del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 882/2005
  • Fecha: 31/03/2006
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal Supremo estima parcialmente el recurso interpuesto por el condenado por un delito de asesinato. La Sala entiende: a) que el autor del hecho delictivo es perfectamente imputable puesto que en el juicio oral no se acreditó la existencia de patología psiquiátrica alguna que pudiera condicionar los hechos cometidos por el mismo. b) No cabe aplicar la atenuente de arrebato u obcecación, pues este tipo de atenuante es incompatible con aquellas situaciones en que el acaloramiento y la perturbación anímica que produce dicho estado se encuentran consustanciales con el desarrollo de la comisión delictiva, no pudiéndose privilegiar el dar rienda suelta a las pasiones. c) Sí cabe, por el contrario, apreciar la atenuante de confesión que tiene por finalidad un tratamiento más favorable para aquel que facilite la investigación del delito, dando a conocer los pormenores de su comisión, coadyuvando con la Administración de Justicia, y consiguiendo el descubrimiento de la verdad material.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Santander
  • Ponente: ERNESTO SAGÜILLO TEJERINA
  • Nº Recurso: 628/2016
  • Fecha: 22/09/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia tiene por acreditado que el recurrente tomó un vehículo de motor de ajena pertenencia sin autorización de su dueño y que estaba diagnosticado de trastorno mixto de la personalidad, trastornos relacionados con sustancias, trastorno psicótico y esquizofrenia residual lo que afectaba moderadamente sus facultades volitivas por lo que le condenó como autor de un delito de hurto de uso de vehículo de motor, con la concurrencia de la atenuante analógica de alteración psíquica. El recurso considera que es de aplicación el padecimiento de alteración mental como eximente completa y no como simple atenuante, dado el padecimiento de alteración de facultades intelecto-volitivas profunda y continuada que sufre el acusado y el Tribunal, tras examinar la jurisprudencia del TS sobre el tratamiento penológico de los trastornos de la personalidad, y que el forense ha informado en el acto del juicio que el acusado, en el momento de cometer el delito, no tenía alteradas las bases de la imputabilidad, y que no estaba en brote, considera que era imputable, sin que tenga incidencia el que hubiera sido incapacitado mediante sentencia dictada hace más de ocho años o por los padecimientos de esquizofrenia residual o crónica y de alteración de las bases biológicas de la imputabilidad, que aparecen en informes emitidos en otros expedientes, que revelan que se encontraba en una situación distinta al presente supuesto.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: OSCARINA INMACULADA NARANJO GARCIA
  • Nº Recurso: 30/2016
  • Fecha: 22/02/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el proceder de la persona acusada se infiere el dolo homicida y ello tanto por el tipo de arma elegida, un cuchillo de cocina de acero de aproximadamente 17 cm de largo su hoja, arma apta para causar la muerte, más aún cuando los ataques sobre los menores de tres y cinco años son reiterados, dirigidos la mayor parte a zonas vitales.La ausencia absoluta de facultades mentales de la agresora impide que pueda considerarse acreditada la concurrencia de la agravante de alevosía. Aun cuando sea compatible la alevosía con la enajenación mental, si no se evidencia que el elemento objetivo de la alevosía haya alcanzado la conciencia del sujeto, el elemento subjetivo, como ocurre en el presente caso, la concurrencia de la misma, no puede declararse. Concurre la agravante de parentesco al existir una relación materno filial entre la agresora y los menores. Concurre la circunstancia eximente de enajenación mental debido al brote psicótico que padeció la acusada concretado en un delirio. Se impone la medida de seguridad de internamiento.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Donostia-San Sebastián
  • Ponente: IGNACIO JOSE SUBIJANA ZUNZUNEGUI
  • Nº Recurso: 1037/2015
  • Fecha: 20/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Existió una acción letal, en la medida que la conducta del acusado de golpear con objetos contundentes en la cabeza a su madre y, posteriormente, inflingirle múltiples puñaladas, algunas en zonas tan vitales como el cuello, generó un riesgo relevante para la vida, que no se plasmó en el concreto resultado producido- graves lesiones y no fallecimiento- por una intervención rápida y eficaz de los servicios médicos.La indefensión de la madre fue total, dado que ni pudo prever el inicio de la agresión, ya de por sí destructiva al suponer varios golpes fuertes con un cazo de acero en la cabeza, ni, tampoco, tuvo opción alguna de neutralizar la energía de los ataque que sufría.Se condena por delito de asesinato al concurrir alevosía. Concurre la agravante de parentesco por la relación familiar existente entre la víctima y el agresor.La incidencia de la anomalía o alteración psíquica en la imputabilidad del sujeto activo se solventa acudiendo al denominado sistema mixto, en el que confluyen un elemento biológico-psicológico y otro normativo. El acusado padecía una esquizofrenia paranoide y en la fecha de los hechos presentaba una descompensación psicótica de larga data centrada en una idea delirante de perjuicio que atribuía a su madre.Existe una eximente completa de anomalía o alteración psíquica. Se impone la medida de seguridad de internamiento.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA QUINTANA SAN MARTIN
  • Nº Recurso: 5/2012
  • Fecha: 12/07/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado se encontraba en su tienda cuando se dirige a él un varón con el que entabla una discusión en el curso de la cual le asestó varias heridas con arma blanca que no comprometieron su vida. Sin embargo si comprometió la de un tercero que intervino para separarlos y al que, igualmente, pinchó con el arma. Los hechos se califican como lesiones con instrumento peligroso y homicidio intentado respectivamente. Se aprecia la atenuante de reparación del daño toda vez que el acusado procedió antes de la celebración del juicio a consignar dinero para indemnizar a las víctimas, en la cantidad reclamada en este concepto por el Fiscal. También se aprecia una eximente incompleta de alteración psíquica ya que el acusado está diagnosticado de trastorno orgánico de la personalidad derivado de un TCE sufrido en el año 1998 que le generó un cambio de carácter con mayor irritabilidad, impulsividad y dificultad de autocontrol, agravado por un trastorno adaptativo mixto ansioso-depresivo que le provocaron, en el momento de ejecutar los hechos, una grave disminución de sus facultades volitivas e intelectivas.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: JOSE LUIS RUIZ ROMERO
  • Nº Recurso: 3/2012
  • Fecha: 08/03/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala condena por un delito contra la salud pública al acusado, en cuyo poder se encontraron diversos envases con droga. Se cuestiona la validez del registro personal (cacheo) al que fue sometido tras observar un acto de venta de droga. También el registro de su domicilio, que se habría realizado a partir de la información proporcionada por el acusado estando detenido. No se aprecian las atenuantes de drogadicción, confesión a las autoridades o anomalía psíquica. La sentencia examina con detalle, y amplia cita jurisprudencial, los requisitos que han de concurrir para poder apreciar estas causas modificativas de la responsabilidad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO DEL MORAL GARCIA
  • Nº Recurso: 10948/2012
  • Fecha: 29/05/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Existencia de prueba de cargo bastante de la participación de los acusados, prestando servicio de escolta en un vehículo lanzadera. Los términos del artículo 368 CP dejan poco margen a la apreciación de la complicidad, que sólo puede darse de manera residual. El desempeño de encargos y servicios por cuenta de otros no excluye la consideración de coautoría que viene dada por las actuaciones conjuntas y concertadas con pluralidad de partícipes. La inferencia del destino de la droga al tráfico o al autoconsumo es una cuestión interna pero también de hecho que ha de valorarse por la vía de la presunción de inocencia y en cuya apreciación juega un papel determinante la prueba indiciaria y las máximas de la experiencia. En el caso, se estima el motivo de uno de los recurrentes porque la cantidad de droga puede considerarse acopio de un consumidor habitual. Las declaraciones sumariales pueden valorarse pero se han de llevar a la vista oral mediante su lectura o mediante el interrogatorio. Necesidad de utilizar previamente el mecanismo integrador del art. 161 de la LECrim. Ausencia de acreditación de la base fáctica para apreciar la atenuante de drogadicción. No cabe la atenuante de confesión cuando el descubrimiento del delito y la identificación de los implicados es inevitable. El principio acusatorio impide que se imponga mayor pena que la solicitada por la acusación, ya sea pública o particular.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUCIANO VARELA CASTRO
  • Nº Recurso: 10393/2016
  • Fecha: 30/11/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Imputación recíproca de los actos de coautores. Agravante de disfraz, doctrina reiterada de la sala. La agravante de alevosía concurre cuando el autor comete el delito contra las personas empleando tanto medios como modos o formas caracterizados porque tienden (lo que exige el componente subjetivo de consciencia de esa funcionalidad) directa o especialmente a asegurarla (nota objetiva compartida con otras circunstancias como la de abuso de superioridad) sin el riesgo para la persona del autor, pero de un riesgo que se estime procedería de la acción defensiva de la víctima. Esta última nota -conjurar el riesgo generable por la víctima- es la más específica de la alevosía. Ciertamente tal conjura, entendida como acción de impedir o evitar con previsión una situación que puede resultar peligrosa (según diccionario RAE), puede procurarse bajo diversas modalidades de comisión. Así cuando la víctima está inerme o indefensa por sus propias condiciones personales o por la situación en que se encuentra. O cuando, por la confianza depositada en el autor, no se previene frente a eventuales ataques del autor del delito. O bien porque este lleva a cabo sus actos cuidando, mediante la rapidez o el ocultamiento de su intención, de que la víctima no disponga de tiempo para precaverse mediante cualquier modalidad defensiva que implique precisamente eventuales daños para la persona del autor.