• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL HIDALGO ABIA
  • Nº Recurso: 20/2007
  • Fecha: 28/06/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En poder del acusado, adicto al consumo de cocaína de larga duración, se encontraron más de seiscientos gramos de hachís, trece gramos de cocaína, armas y munición. La sentencia aprecia la atenuante de drogadicción, tras evaluar el historial de consumo del acusado (adicto a las drogas desde la adolescencia) y sus efectos (no anula sus facultades de entendimiento, pero sí para actuar de acuerdo con esa comprensión). En concreto, señala la sentencia, incide en sus facultades volitivas, compeliéndole a realizar actos de tráfico de hachís para costear su adición. La atenuación se aprecia como atenuante simple, pues la aplicación de la eximente incompleta requiere una importante limitación de las facultades del sujeto, que no se da en el caso examinado. La sentencia aclara que, establecida la responsabilidd del acusado también por un delito de tenencia ilícita de armas, el efecto atenuatorio de la grave adicción a las drogas no se extiende a este delito.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN RAMON BERDUGO GOMEZ DE LA TORRE
  • Nº Recurso: 2193/2006
  • Fecha: 13/06/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La aplicación aún ocasional, del derogado art. 4 LORPM , además de resultar contraria a la interpretación lógica, sistemática, histórica y teleológica de las normas jurídicas concernidas, produciría efectos no previstos ni deseados por el Legislador, que, tras evitarlos en sucesivas ocasiones, ha dispuesto la definitiva exclusión de la norma de nuestro ordenamiento jurídico. Asimismo, la tenencia material de la droga no es requisito imprescindible para la realización del tipo delictivo, siempre que los actos de tráfico estén acreditados por otra prueba. La determinación del porcentaje del principio activo de las drogas objeto del tráfico no necesita de modo imprescindible ser acreditado por prueba analítica, pudiendo serlo a través de un juicio de inferencia basado en la valoración de elementos indiciarios especialmente sólidos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10012/2008
  • Fecha: 17/07/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Organización terrorista: concepto de organización, pertenencia y grado de dirigente. Mera expresión de ideas y realización de actividades demostrativas del paso a la acción. Descripción fáctica suficiente. Distinción entre grupos o células integradas en otra organización y grupos o células independientes. Posibilidad de pertenencia a varias organizaciones terroristas. Derechos fundamentales: restricciones en casos de delitos graves. Necesidad de una motivación suficiente. Secreto de las comunicaciones telefónicas. Inviolabilidad del domicilio. Secreto del sumario: exigencias para garantizar la inexistencia de indefensión. Posibilidad de instruirse de la causa y proponer diligencias. Testimonios de referencia. Valor de las diligencias practicadas en otros países. Control de legalidad. Prueba indiciaria. Exclusión de inferencias excesivamente abiertas o inconsistentes. Error en la apreciación de la prueba: particular del documento acreditativo del error. No autoriza a rectificar la valoración del conjunto de la prueba. Cooperación necesaria. Dolo eventual en el cooperador: doctrina de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Conocimiento del efecto de la aportación respecto del peligro concreto de realización del tipo por el autor. Complicidad. Tráfico de explosivos: relacionado con organización terroristas y con conocimiento de su probable utilización en hechos concretos. Dolo eventual.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: DIEGO ANTONIO RAMOS GANCEDO
  • Nº Recurso: 1975/2007
  • Fecha: 19/02/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: las pericias se practicaron en legal forma por un solo perito en cada ocasión, al tratarse de Procedimiento Abreviado. El hecho de que se decidió por el juez la elevación del procedimiento a sumario, no obliga a practicar nuevos informes por dos peritos en cada caso, sino que los ya practicados por un solo especialista conservan su validez. Teniendo en cuenta todas las circunstancias concurrentes en los hechos imputados, consideramos que el acusado, si no buscaba matar directamente a la víctima, al menos aceptaba ese resultado. En relación con la agresión de que fue víctima Eva, se trató de una agresión directa, atacándola con un instrumento susceptible de causar graves daños a la integridad corporal y a la salud física del sujeto pasivo. La lesión causada a Nuria no puede ser reputada como casual, accidental o fortuita, sino resultado de una acción gravemente imprudente cual es la de realizar movimientos gesticulantes con el brazo que empuña el arma blanca justo al lado de la persona que resultó lesionada. La atenuante de confesión necesita cumplir dos condiciones: que sea veraz y que sea eficaz. En el caso no concurre ninguna de ellas. No concurre la eximente incompleta de embriaguez, pues no existe en el hecho probado declaración de que el acusado hubiera ejecutado las acciones sumido en un estado de embriaguez particularmente intenso que hubiera perturbado sus capacidades de conocer lo que hacía y hacer lo que quería.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10604/2008
  • Fecha: 24/02/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala considera que no concurre error de prohibición en el hecho de que, dictada una orden de alejamiento, la víctima consienta en el quebrantamiento de la medida de alejamiento y permita el acercamiento del recurrente, pues no puede alegarse error alguno respecto del conocimiento de la obligatoriedad de cumplir lo resuelto por el Juez por encima de los deseos de las partes. Asimismo, concurre delito de maltrato habitual, dado que, según los hechos probados, la víctima vive en un estado de agresión permanente, de modo que existe una habitualidad en el maltrato físico y de palabra. Por otra parte, la Sala afirma que los trastornos de la personalidad no dan lugar ordinariamente a la apreciación de una atenuación de la capacidad del sujeto para conocer la ilicitud de su conducta, ni para ajustar la misma a aquel conocimiento. Solo cuando son considerados graves, o vienen asociados a otras patologías relevantes y tienen relación con el hecho imputado, pueden dar lugar a una atenuante. Pero en este caso, no existe ninguna razón para considerar que el trastorno diagnosticado al recurrente provocara una disminución de sus facultades que deba ser considerada en el momento de establecer su capacidad de culpabilidad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN RAMON BERDUGO GOMEZ DE LA TORRE
  • Nº Recurso: 10431/2009
  • Fecha: 27/01/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El TS analiza la función que cumple la cadena de custodia desde que la droga es aprehendida hasta que es analizada. Se considera que no se afectado la misma en el presente caso. En relación con la atenuante de confesión se indican los requisitos que deben concurrir: 1) Tendrá que haber un acto de confesión de la infracción; 2) El sujeto activo de la confesión habrá de ser el culpable; 3) la confesión habrá de ser veraz en lo sustancial; 4) La confesión habrá de mantenerse a lo largo de las diferentes manifestaciones realizadas en el proceso, también en lo sustancial; 5) La confesión habrá de hacerse ante Autoridad, Agente de la Autoridad o funcionario cualificado para recibirla; 6) Tendrá que concurrir el requisito cronológico, consistente en que la confesión tendrá que haberse hecho antes de conocer el confesante que el procedimiento se dirigía contra él, habiendo de entenderse que la iniciación de Diligencias Policiales ya integra procedimiento judicial, a lo efectos de la atenuante. También se analizan los requisitos para apreciar la drogadicción y se recogen la doctrina de esta Sala y del TC sobre la declaración de los coimputados para ser prueba de cargo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARLOS GRANADOS PEREZ
  • Nº Recurso: 1517/2004
  • Fecha: 03/05/2006
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El alcance de las alegaciones que se verifiquen en esta fase final del proceso "cuando revelaciones o retractaciones inesperadas produzcan alteraciones sustanciales en los juicios, haciendo necesarios nuevos elementos de prueba o alguna sumaria información suplementaria". Tiene declarado esta Sala, que la psiquiatría actual ha sustituido el término psicopatía por el de trastorno de la personalidad que consiste en deficiencias psicológicas que, sin constituir una psicosis, afectan a la organización y cohesión de la personalidad y a un equilibrio emocional y volitivo. Se caracterizan ciertamente por su variedad por constituir desviaciones del carácter respecto del tipo normal y pueden ser más o menos acentuadas, pudiendo incluso ser expresión de anomalías o alteraciones psíquicas, cuando alcanzan especial afectación a la capacidad de comprensión o a la motivación de la conducta del sujeto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN RAMON BERDUGO GOMEZ DE LA TORRE
  • Nº Recurso: 10127/2007
  • Fecha: 26/09/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reitera la Sala 2ª su consolidada doctrina sobre el contenido y alcance del control casacional de las quejas atinentes a la vulneración del derecho a la presunción de inocencia, del derecho a la tutela judicial efectiva en su vertiente de motivación de las sentencias, así como de quebrantamiento de forma por la comisión de los vicios "in iudicando" consistentes en contradicción en los hechos probados, predeterminación del fallo e incongruencia omisiva. Por otra parte, se configuran las exigencias relativas a la motivación del veredicto en los procesos tramitados mediante la ley del jurado y el contenido de las circunstancias mixtas de parentesco y agravante de abuso de superioridad, la cual considera que es posible aplicar como una alevosía atenuada o de segundo grado, no vulnerándose el principio acusatorio cuando se acusa por la más grave y se condena por la de menor entidad. Finalmente se delimita la incidencia en la aplicación de circunstancias minorativas de la responsabilidad penal de los trastornos de personalidad, concretamente de los derivados de una alteración psíquica o drogadicción, las exigencias relativas a su motivación, y el tratamiento penológico de la toxicomanía.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN RAMON BERDUGO GOMEZ DE LA TORRE
  • Nº Recurso: 10592/2006
  • Fecha: 28/02/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia realiza una extensa exposición sobre los requisitos que deben mediar para la aplicación de las circusntancias atenuantes de drogadicción, de reparación del daño y de colaboración con la administración de justicia. La sentencia también realiza un exhaustivo análisis de la doctrina sobre la declaración del coimputado como prueba de cargo, concluyendo que el contenido de unas conversaciones telefónicas constituye una forma de corroboración objetiva sobre su declaración. También se analiza la cuestión del desconocimiento por parte del recurrente de la importancia y naturaleza de la sustancia que transportaba.Cuando el sujeto conoce la concurrencia de los elementos objetivos que cualifican la infracción - sabe que se transporta una cantidad elevada de droga, tiene el conocimiento propio de un lego sobre la mayor gravedad del daño a la salud que la elevada cantidad de droga puede provocar y conoce la prohibición penal genérica que afecta a su conducta -el desconocimiento exacto de la calificación jurídica que merece su proceder constituye un error de subsunción penalmente irrelevante,. La sentencia también trata el tema de la diferencia entre complicidad y coautoría en el delito de tráfico de drogas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MONTERDE FERRER
  • Nº Recurso: 10813/2015
  • Fecha: 23/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Infracción de preceptos constitucionales. Tutela judicial efectiva, interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos y del derecho a un procedimiento con todas las garantías y a un juicio justo. El pluriforme motivo se centró en realidad en la queja por la apreciación del abuso de superioridad. El acusado de 42 años, se aprovechó de la situación física, con severas limitaciones, por su enfermedad de diabetes, con prótesis en una pierna, careciendo de dedos en el pie de la otra pierna, y de edad (73 años), de la víctima. Infracción de ley. Drogadicción. Embriaguez. Eximente incompleta. No es de apreciar. El Tribunal del Jurado y el de Apelación estimaron no concurrente la circunstancia, porque si bien se dio por probado que el acusado tomó alguna droga o alcohol (una pastilla de Trankimazin y una o dos cervezas), conforme al dictamen pericial aceptado, se descartó que estuviera afectado en su conciencia y voluntad cuando se produjo la agresión.