• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE JOAQUIN PEREZ-BENEYTO ABAD
  • Nº Recurso: 3037/2016
  • Fecha: 14/09/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia estima el recurso de la empresa declarando procedente el despido del gerente al que se atribuía la comisión de irregularidades en el ejercicio de su cargo constitutivas de transgresión de la buena fe contractual, tratándose de faltas continuadas y ocultas tal y como advierte el Tribunal, que considera suficiente la comunicación de despido y no causante de indefensión. La Sala alcanza tal conclusión (de la que deriva la revocación de la sentencia que había declarado improcedente el despido por falta de concreción de la comunicación), tras aceptar la revisión de hechos probados para hacer constar el borrado de archivos del ordenador de la empresa, de manera que la comunicación de despido fue todo lo concreta que podía ser dadas las circunstancias, irregularidades las cometidas por el gerente que constituyen faltas graves y ocultas, conociendo perfectamente el demandante los incumplimientos atribuidos según se colige de la demanda, que resultan acreditados y que entrañan pérdida de la confianza depositada, declarando procedente el despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 2938/2015
  • Fecha: 16/05/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se plantea la calificación del despido de un trabajador que prestaba servicios para BANKIA y que fue despedido por causas objetivas, con efectos del 09/07/2013, en ejecución del acuerdo de despido colectivo alcanzado en periodo de consultas con los representantes de los trabajadores. La cuestión a dilucidar es si la falta de entrega de una copia de la carta de despido a dichos representantes determina la improcedencia del despido. La Sala IV reitera doctrina que señala que, en las extinciones contractuales derivadas de un despido colectivo, terminado con acuerdo, no opera la necesidad de entregar copia de la carta a la representación de los trabajadores, puesto que se trata de una obligación propia del despido objetivo del art 52.c ET. No son trasladables de manera absoluta las garantías formales establecidas en el ET para el despido objetivo y, en particular, respecto del requisito de entrega de la copia de la carta de despido a los representantes de los trabajadores, que por expreso mandato legal solo resulta exigible en los supuestos del artículo 52.c) ET, pero no en los de despido colectivo porque se precede de una previa negociación con los representantes de los trabajadores, de manera que las necesidades formales de la comunicación extintiva quedan incluso «atemperadas» por la existencia de la propia negociación y el conocimiento de toda clase de datos sobre el proceso que ello comporta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: MARIA JOSE MUÑOZ HURTADO
  • Nº Recurso: 164/2018
  • Fecha: 15/10/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras advertir que tras la reforma operada en la materia se mantiene un ineludible control judicial de la causa económico-organizativa se pone de relieve (desde la condicionante dimensión del inalterado relato fáctico) la existencia de unos probados beneficios durante los ejercicios a considerar aun admitiendo que no nos encontramos ante un grupo empresarial patológico. Y en relación a las causas organizativas y productivas en la carta no se precisa el alegado cambio de estructura organizativa; resultando exigible para su apreciación que las innovaciones implementadas tengan una justificación finalista. La sentencia declara la improcedencia del primer despido y aprecia de oficio la excepción de falta de acción respecto al segundo. Atendiendo a la hermenéutica jurisprudencial de las normas concernidas en su decisión se concluye que habiéndose producido éste por las mismas causas que el precedente pero poniendo a disposición del trabajador la (anteriormente omitida) indemnización legal y cumpliendo los restantes requisitos, la inicial medida extintiva quedó subsanada y dejada sin efecto por la segunda, que es, la que, al carecer de causa justificativa, debe ser calificada como improcedente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: CRISTOBAL IRIBAS GENUA
  • Nº Recurso: 136/2018
  • Fecha: 07/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la empresa condenada en los efectos de la improcedencia de su decisión extintiva (por causas económicas). Desde la condicionante dimensión de un inalterado relato fáctico (al fracasar su revisión atendido el carácter extraordinario del recurso y la facultad legalmente otorgada al Juzgador en la valoración probatoria) impugna la empresa el censurado pronunciamiento de instancia en lo referente a la cuestionada persistencia de las pérdidas y a la ausencia de los datos relativos al ejercicio en curso. Tras advertir que (junto a estos apuntados reproches) también alude el Juzgador a la circunstancia de que en que la carta de despido no incluye dato económico alguno referido al conjunto (sino únicamente del centro de trabajo del actor) se ratifica su criterio de considerarla insuficiente en la medida que impide que la actora pueda conocer de un modo efectivo la situación de la empresa al tiempo de producirse el mismo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JUANA VERA MARTINEZ
  • Nº Recurso: 6294/2018
  • Fecha: 28/02/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la trabajadora la sentencia que declara la procedencia de su despido al considerar que la empresa incurrió en el defecto formal de no haberle hecho entrega la indemnización (por extinción objetiva de su contrato) en la misma data de su baja en la TGSS. La Sala (en armonía con lo decidido en la instancia) considera que la misma no puede entenderse como un despido tácito (al no responder a hechos concluyentes reveladores de la intención inequívoca del empleador) sino que debió a un error inmediatamente corregido con el cumplimiento de los requisitos de forma del despido objetivo (al ingresar, al día siguiente, la indemnización y remitirle -en el posterior- la carta a dirección que le constaba); oponiendo el Tribunal (a la alegada falta de simultaneidad entre su remisión y el abono indemnizatorio) que la misma se considera adecuadamente salvada al haberla ingresado en cuenta el día antes a su envío (lo que evidencia un mayor celo en el cumplimiento de los requisitos de forma). Se rechaza también el concurso de un grupo patológico de empresas al no concurrir los requisitos jurisprudencialmente exigidos para ello pues ni consta un ejercicio abusivo de la dirección unitaria ni tampoco se acredita la existencia de unidad de caja o confusión patrimonial o de plantillas. Del mero reconocimiento de la antigüedad correspondiente al periodo en que prestó servicios para otra empresa del grupo, no supone la existencia de confusión de plantillas ni irregularidad alguna.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE JOAQUIN PEREZ-BENEYTO ABAD
  • Nº Recurso: 478/2017
  • Fecha: 23/11/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia aborda diversas cuestiones al hilo del despido de un empleado de una empresa municipal que estuvo vinculado a la empresa a través de una relación laboral especial de alto directivo, siendo cesado en la misma y pasando a prestar servicios como jefe de un departamento de la demandada con vínculo laboral común, sustentándose su despido en la vulneración de la buena fe contractual. El Juzgado lo declaró improcedente, y la Sala desestima el recurso del trabajador que pretendía la nulidad y el abono de una indemnización alegando que su despido descansaba en razones políticas o ideológicas. El Tribunal rechaza el planteamiento de cuestiones nuevas, en concreto la superior antigüedad que se postula con base en que la relación laboral ha sido siempre ordinaria dado que no se planteó así desde demanda, como también descarta que el despido descanse en razones ideológicas al no aportarse indicio alguno, concluyendo a la luz de los hechos probados que el despido es improcedente y que la indemnización ha sido correctamente fijada conforme al tiempo de servicios (que no antigüedad), y salario del trabajador.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ENRIQUE JUANES FRAGA
  • Nº Recurso: 5/2016
  • Fecha: 22/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El número de despidos no supera el umbral que obligaba a tramitar un ERE. El TS ha interpretado que los períodos de 90 días deben contarse desde el despido que se enjuicia, hacia atrás y hacia delante, pero solo se consideran las extinciones del período anterior y desde los ceses de los actores el 13 y 14-3-15 en los 90 días anteriores no hay despidos (los de 28-11-14 y 1-12-14 quedan más atrás) y si consideramos los 90 días posteriores tampoco. El incumplimiento de no hacer despidos objetivos pactados en acuerdo de desconvocatoria de huelga, no influye en la calificación del despido. El depósito de las cuentas anuales en el Registro Mercantil es preciso para dar eficacia probatoria a la documentación contable, pero se admiten otros medios de prueba como la pericial, a la que el juez ha concedido plena eficacia. Requisitos formales. La carta expresa los datos económicos en que se apoya y el empresario goza de libertad para la concreción de criterios de selección -solo limitada por la prohibición de discriminación y por las preferencias de permanencia-. Proporcionalidad entre las circunstancias económicas y el número de contratos a extinguir. La normativa legal no exige a la empresa argumentar al respecto, siendo la actora quien debe aportar los elementos para concluir que son desproporcionados. Concurrencia de causa. La situación económica es negativa, pérdidas millonarias, deudas -proveedores, Seguridad Social, Agencia Tributaria- y fase previa concursal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: ANTONIO VICENTE COTS DIAZ
  • Nº Recurso: 3015/2015
  • Fecha: 16/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima el recurso de la empresa, revoca la sentencia de instancia que declaró improcedente el despido disciplinario del actor y en su lugar, lo califica de procedente exponiendo que la empresa demandada cumplió con su obligación de poner en conocimiento del actor la carta por la que procedía al despido del trabajador por las causas que en la misma se detallan, y la circunstancia de que no llegara la carta a poder del empleado no se debió a la inactividad de la empresa que adoptó los medios razonables para ello. Y es evidente que si resulta acreditado que el trabajador dejo de asistir al trabajo los días 2 a 7 del mes de agosto de 2014 sin causa justificada, sin que se haya acreditado que se le impidió al trabajador entrar a prestar su trabajo en la empresa, esta podía ejercer la facultad disciplinaria. Añadiendo que no se produjo un despido tácito al concurrir hechos coetáneos y posteriores que evidencian la intención de la parte empresarial de poner en conocimiento del empleado la sanción que desde el primer momento.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: GABRIEL COULLAUT ARIÑO
  • Nº Recurso: 1494/2015
  • Fecha: 21/10/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la sentencia del Juzgado se alza en Suplicación el trabajador demandante. En primer lugar plantea la improcedencia del despido en base a varias causas derivadas de la fijación y aplicación de los criterios de selección de los trabajadores afectados. La Sala desestima el primer argumento de la parte recurrente aplicando lo resuelto por esa misma Sala en el Procedimiento en el que se impugnó el despido colectivo donde se concluyó que los criterios de selección fueron lícitos, válidos y suficientes. Sobre si las comunicaciones individuales de despido detallaban suficientemente los criterios utilizados por la empresa para el despido, el Tribunal razona que resulta innecesario que en la comunicación individual, en el caso concreto del actor, debiera haberse detallado los criterios de selección que sí se emplearon en los otros departamentos pero no precisamente en aquel en el que prestaba servicios el actor en el que fueron afectados por el despido los 20 trabajadores que prestaban sus servicios en dicho departamento como se le explica en la carta de despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: ISIDRO MARIANO SAIZ DE MARCO
  • Nº Recurso: 126/2016
  • Fecha: 13/04/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de las actora y confirma la procedencia de sus despidos. En primer lugar se señala que en las comunicaciones extintivas si se explicaban las causas objetivas motivadoras de los despido y se señalaba que la designación por parte de Bankia se efectuaba de conformidad con el perfil profesional, la adecuación a los puestos de trabajo y la valoración llevada a cabo por la entidad con carácter general, sin considerar necesario la reproducción de los criterios de selección ni la justificación individualizada del cese (STS 15 marzo de 2016). Sobre la puesta a disposición de la indemnización el Tribunal estima que no está esclarecido el porqué de la diferencia de un día entre la "fecha valor" y la "fecha operación", no constando por tanto que ese lapso de un día en el ingreso material de la cantidad en las cuentas bancarias de las actoras fuese debido a una actuación específica de la empleadora, debiéndose entender que lo relevante aquí es la fecha en que se produjo la orden de ingreso. Tampoco se considera la faltad de entrega de una copia de la carta de despido a la representación legal de los trabajadores pueda determinar la improcedencia de los despidos. Y, por último, añade que los traslados acordados no contraviene los acuerdos suscritos entre las partes en el marco del despido colectivo.