• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO SALINAS MOLINA
  • Nº Recurso: 2377/2014
  • Fecha: 21/04/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recurre por el trabajador la sentencia que con estimación parcial de la demanda declaró improcedente el despido objetivo, ex art 52.c) ET. La Sala IV no entra a conocer del fondo del asunto por defectos en el escrito de interposición del recurso unificador, en particular, por falta de relación precisa y circunstanciada y por falta de cita y fundamentación de la infracciónlegal. El recurrente plantea el recurso sin desarrollar los motivos de su impugnación y sin citar expresa ni detalladamente los preceptos que entiende infringidos por la sentencia de suplicación recurrida, que pudiera deducirse en los cuatro motivos que separa aquel con sus correspondientes sentencias de contraste. No realiza la relación precisa y circunstanciada de la contradicción, ni lleva a cabo un examen comparativo de hechos, fundamentos y pretensiones de las sentencias que muestre la concurrencia de las identidades, ya que bajo la común denominación de núcleo casacional de la contradicción, establece simplemente el recurrente la identidad entre párrafos de las sentencias comparadas o incluso entre argumentaciones de la sentencia recurrida, sin proporcionar información alguna sobre los hechos, pretensiones y fundamentos de las sentencias que cita como contradictorias limitándose a enumerarlas en cada motivo, por lo que se incumple lo dispuesto en los arts. 221.2ª) y 224.1.a) LRJS. Tampoco cita los preceptos legales que entiende infringidos ni argumenta sobre la causa de tal posible vulneración.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: MANUEL DOMINGUEZ LOPEZ
  • Nº Recurso: 4147/2014
  • Fecha: 20/01/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El interés de la sentencia reside en que pese a la crítica implícita que contiene a la aplicación por el Juzgado de la opción por la indemnización en la sentencia que declara la nulidad del despido, al considerar que no es admisible esa extinción en sentencia en el despido nulo por contemplarlo la norma legal (articulo 110 LRJS) sólo para el despido improcedente, no obstante la justifica por no ser posible la readmisión si bien otorga salarios de tramitación. El Juzgado declaró nulo el despido extinguiendo la relación laboral en la sentencia fijando la indemnización, la Sala acoge el recurso del trabajador subrayando que no está prevista por el legislador la extinción en sentencia en el despido nulo, y puesto que no se cuestiona la imposibilidad de readmisión, proceden los salarios de tramitación pues de otra forma se verían mermados los derechos del trabajador como consecuencia de la anticipación de la declaración de extinción de la relación laboral.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: MARIA JESUS GARCIA HERNANDEZ
  • Nº Recurso: 204/2010
  • Fecha: 25/01/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima el recurso de suplicación interpuesto por el trabajador demandante, revoca la sentencia de instancia que confirmó la improcedencia reconocida por la empresa y, en su lugar, declara el despido nulo. En el caso de autos la empresa se limitó a señalar que el trabajador había tenido varias bajas y que por ello no era rentable y lo despide. El Tribunal señala que el art. 53 del ET no da cobertura a esta tipo de despido, que no parece coherente que la Constitución proclame como valores superiores la igualdad y la justicia, siendo expresión de ellos los derechos a la integridad física y la salud, el acceso a las prestaciones de SS, la protección de la salud y el derechoal trabajo y se pueda dar cobertura a un despido que se produce por el hecho de estar enfermo. Por ello concluye que el argumento puramente económico empresarial implica considerar al trabajador como un objeto, castigar la enfermedad y convertir la enfermedad en una causa de discriminación que vulnera el art 14 de la Constitución.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MIGUEL ANGEL SANCHEZ BURRIEL
  • Nº Recurso: 6694/2017
  • Fecha: 26/01/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras rechazar las excepciones de litispendencia y cosa juzgada se declara la procedencia de la decisión extintiva por causas económicas adoptada por INCASOL. Sobre la base de lo resuelto en impugnación del despido individual (vinculado al colectivo) se advierte que queda fuera de su ámbito el examen de la situación de cada uno de ellos, pero no lo relativo a la extensión y respeto de los principios que inspiran los criterios que se autoimpuso la empresa; no efectuándose, por ello, una indebida aplicación cosa juzgada. En respuesta al motivo dirigido a denunciar que la carta (comunicada sin individualizar la situación de cada trabajador) no reúne los requisitos de expresión de la causa, se remite la Sala a la sentencia que cita del TS, reiterando que no es necesario que incorpore unos criterios (de selección o baremación) no exigidos legalmente; que, en su caso, habrán de acreditarse en el proceso de impugnación individual. Carta que contiene extensas alegaciones sobre la concurrencia de aquélla y la existencia de un periodo de consultas previo. Desde la dimensión del relato fáctico rechaza que la empresa no respetase los principios de objetividad o los fijados en la selección de los trabajadores por entenderlas puramente subjetivas. Según el TS no pueden considerarse arbitrarios por el peso de la denominada contribución actitudinal al tratarse de factores de evaluación del desempeño laboral por Jefe de Unidad, entre los que es inevitable un componente subjetivo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 1796/2016
  • Fecha: 16/04/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión que se suscita en la sentencia anotada consiste en determinar la suficiencia de la carta de despido individual, en particular, si debe incluir las razones que han determinado la elección del trabajador afectado en el marco de un despido colectivo. El TS reitera la consolidada doctrina de la Sala en el sentido de entender que la previa tramitación del despido colectivo y las negociaciones que le preceden hacen que el contenido de la posterior carta individual de despido se limite a lo dispuesto en el art. 53.1 ET, sin mayores exigencias formales en cuanto a los criterios de elección del despido. Así, señala que tal requisito está ausente en el art. 53.1 ET y en la remisión legal que al mismo hace el art. 54.1 ET, de manera que su exigencia desbordaría el mandato legal. A la misma conclusión se llega desde el punto de vista finalístico y práctico, no en vano el precepto se limita a la expresión de la causa, por otro lado, el adecuado cumplimiento de la exigencia -caso de que procediera- supondría no solo relatar la valoración individual del concreto trabajador notificado, sino también la de sus restantes compañeros con los que precisamente habría de realizarse el juicio de comparación. Y, en último término, porque el derecho de defensa que corresponde al hipotético trabajador demandante, queda en todo caso garantizado con la posibilidad que el mismo tiene de reclamar a la empresa los datos que considere necesarios para presentar la correspondiente demanda.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 1049/2015
  • Fecha: 15/11/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los demandantes, forman parte del colectivo de 178 trabajadores indefinidos no fijos del Ayuntamiento de Los Barrios, incluidos en un ERE posteriormente desistido y a los que se les comunicó la extinción de su relación, por amortización de la plantilla, como consecuencia de las necesidades económicas que habían originado una disminución y eliminación de las plazas vacantes. La cuestión suscitada estriba en determinar si cabe la amortización de la plaza de un indefinido no fijo sin acudir a la justificación de las causas previstas en el art 51 ET cuando se superan los umbrales previstos en esa norma, y si el criterio interpretativo adoptado en la STS 24-06-14 (R 217/13) es aplicable a ceses colectivos producidos antes de la entrada en vigor de RDL 3/12. La Sala IV, con remisión a pronunciamientos previos, confirma la nulidad de los despidos aplicando la doctrina relativa a que no cabe la amortización de puestos de trabajo laborales en las Administraciones Públicas si no se acude al art 51 ET, incluso en casos en que los ceses se han producido antes del 12-02-12. Añade que no hay vulneración de la tutela judicial efectiva ni se infringe el principio de seguridad jurídica por haber variado la jurisprudencia y adaptarla a la norma vigente en el momento de los ceses; y que tampoco hay eficacia retroactiva alguna de las decisiones de la Sala, que se limitan a interpretar de forma distinta una norma preexistente a la fecha de entrada en vigor del RDL 3/12.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 624/2015
  • Fecha: 10/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El trabajador fue despedido por Bankia el 11/05/2013, en virtud del acuerdo alcanzado el 08/02/2013 en periodo de consultas con los representantes de los trabajadores, en procedimiento de despido colectivo. En este acuerdo reconocían las partes que había quedado acreditada la negativa situación económica de BANKIA y que se consideraba necesario adoptar una serie de medidas, entre ellas el despido de un número máximo de 4.500 trabajadores. El acuerdo establecía, asimismo, los criterios de designación de los trabajadores afectados, incluida entre ellos la valoración individual realizada a todos los trabajadores en el año 2012, tras la unificación de las Cajas, y cuyo resultado no fue comunicado a los trabajadores, salvo que estos lo solicitaran, habiendo obtenido el trabajador una calificación de 3,25 sobre 10. La carta de despido hacía referencia al Plan de Recapitalización de la entidad demandada, que obligó a la reestructuración de los departamentos y actividades, al acuerdo alcanzado en el marco del ERE y a los criterios de afectación de los trabajadores afectados. La sentencia de suplicación confirmó la de instancia que desestimó la demanda de despido y frente a dicha resolución recurrió el trabajador en CUD solicitando la improcedencia de la decisión extintiva por insuficiencia de la carta de despido. La sentencia desestima el recurso por falta de contradicción con STSJ Asturias 30/11/2012, R. 2563/2012, al ser distinto el contenido de las cartas de despido contrastadas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS SOUTO PRIETO
  • Nº Recurso: 728/2015
  • Fecha: 18/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El actor, que prestaba servicios para el Instituto Valenciano de la Vivienda SA, que inició expediente de regulación de empleo para extinguir 252 contratos de trabajo y que terminó con acuerdo aprobado por la mayoría de los trabajadores y ratificado por los representantes de los mismos que afectó a 211 trabajadores, vio extinguido su contrato por causas objetivas, cuya carta no se notificó al comité de empresa al que se había remitido listado de trabajadores afectados. En instancia se declaró la procedencia del despido, sentencia revocada en suplicación para condenar a abonar al trabajador la indemnización por falta de preaviso, pero manteniendo la declaración de procedencia del despido, entendiendo que no es necesario comunicar la carta de despido a la representación legal cuando ha participado en las negociaciones que derivaron en el despido colectivo sin que pueda declararse la improcedencia por incumplimiento del plazo de preaviso. La Sala IV confirma dicha sentencia siguiendo lo dispuesto en jurisprudencia anterior en que se determinó que la obligación de remitir copia de la carta de despido a los representantes de los trabajadores sólo procede en supuestos del artículo 52.c ET no en supuestos de despido colectivo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: CARLOS HUGO PRECIADO DOMENECH
  • Nº Recurso: 3002/2015
  • Fecha: 26/04/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reitera la actora (embarazada al tiempo de producirse) la nulidad y subsidiaria improcedencia de su despido económico. Planteada cuestión prejudicial sobre la interpretación de la Directiva 92/85 (respecto a si su situación se equipara a motivos no inherentes a su persona, si en el despido colectivo se debe exigir su recolocación en otro puesto, si es conforme una legislación que se limita a una tutela reparativa sin contemplar una prioridad de permanencia), se interpreta la Directiva en el sentido de que no se opone a la misma una normativa que permite su despido (colectivo) sin comunicarle más motivos que los que lo justifican siempre que se indiquen los criterios seguidos en la designación de los afectados. Tras recordar la primacia vinculante del Derecho de la Unión y sus límites en un litigio entre particulares, se atribuye la eficacia directa vertical, y no horizontal de la Directiva, aplicando el criterio de prioridad de permanencia seguido por el TJUE. Con referencia tanto a la tutela antidiscriminatoria y objetiva de la mujer embarazada como al ámbito de prevención de riesgos en relación la Directiva prohíbe su despido salvo en casos excepcionales no inherentes a su estado como es el concurso de causas económicas y no siendo exigible una prioridad de permanencia o la recolocación de la trabajadora, se advierte (en contra del TS) la necesidad de recoger los criterios objetivos seguidos para la designación de las trabajadoras afectadas. Como así acontece el caso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santa Cruz de Tenerife
  • Ponente: EDUARDO JESUS RAMOS REAL
  • Nº Recurso: 441/2013
  • Fecha: 22/01/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia desestimó las pretensiones ejercitadas por D. Ismael, Gerente-Director Comercial de la empresa demandada desde 2000, que solicitaba se declarara la nulidad o subsidiariamente la improcedencia de su despido disciplinario. Recurre en Suplicación el actor y la Sala desestima el recurso. Tras rechazar la pretendida nulidad de la sentencia por incongruencia el Tribunal razona que por parte de la empresa demandada se empleó la diligencia suficiente para que el requisito de la notificación se entienda cumplido, considerando que la demora en la notificación de la carta de despido al actor sólo a éste resulta imputable por su negativa a recibirla en su domicilio y además por no haber pasado a retirar la notificación en la oficina de Correos a pesar de habérsele dejado aviso. Por ello el primer despido debe entenderse realizado el día 11 de junio de 2012 y el segundo despido producido el día 28 de junio de 2012, se habría llevado a cabo dentro del plazo de subsanación de defectos formales de veinte días previsto en el párrafo 2º del artículo 55 del Estatuto de los Trabajadores. En relación con la carta de despido el Tribunal estima que la misma fue lo suficientemente precisa.Por último, considera que la conducta del trabajador sancionado es claramente constitutiva de trasgresión de la buena fe contractual, prevista y sancionada por el artículo 54 párrafo 2º letra d) del Estatuto de los Trabajadores.