• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE MANUEL LOPEZ GARCIA DE LA SERRANA
  • Nº Recurso: 2230/2010
  • Fecha: 21/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Despido objetivo. El demandante había prestado servicios como utillero de la selección nacional de fútbol, siendo despedido por carta de la empresa en la que se alegaba la imposibilidad de asignarle funciones y se reconoce la improcedencia del despido, abonándole una indemnización de 45 días de salario. El demandante pretendía la nulidad del despido y TSJ desestimó totalmente la demanda. El TS también la desestima por falta de contradicción con la sentencia de contraste, dado que ésta se refería a un despido objetivo por causas económicas cuya carta ofrecía la indemnización de 20 días por año, mientras que la recurrida trata de un despido acausal o "exprés", en cuya carta se reconoce la improcedencia y se abona la indemnización legalmente establecida, por lo que no existe identidad a los efectos de la contradicción.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: IGNACIO JOSE DUCE SANCHEZ DE MOYA
  • Nº Recurso: 1687/2010
  • Fecha: 18/05/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso del trabajador demandante y confirma la sentencia de instancia. En el recurso el demandante mantenía la nulidad del despido considerando que la empresa no puso a su disposición la indemnización simultáneamente a la entrega de la comunicación extintiva. El Tribunal sin embargo mantiene que del inalterado relato fáctico se deduce que con fecha 29-01-2010 la actora recibió de la empresa carta de despido por causas objetivas. En dicho acto la empresa puso a su disposición la indemnización de 37.062, 27€ correspondiente a 20 días de salario por ano de servicio, mediante cheque nominativo a su favor que la trabajadora se negó a recoger. En consecuencia concluye que debe entenderse adecuadamente cumplimentado el requisito formal previsto en el art. 53.1 b) E.T dado que la puesta a disposición de la indemnización puede efectuarse mediante cheque (STS de 10-5-2010 - Rec. 3611/2009) que en este caso se negó a recoger la trabajadora y sin que pueda venir por tanto obligada la empresa a efectuar la pretendida transferencia bancaria a favor de aquella porque siendo lícito el procedimiento de puesta a disposición intentado, la empresa era libre de actuar así.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santa Cruz de Tenerife
  • Ponente: MARIA DEL CARMEN SANCHEZ-PARODI PASCUA
  • Nº Recurso: 1275/2010
  • Fecha: 30/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala confirma la sentencia de instancia que desestimó la demanda de despido interpuesta por la actora. El Tribunal, ante el argumento vertido en el recurso relagivo a que la empresa llevó a cabo un fraude porque se retractó del despido inicialmente operado, mantiene que realizado el preaviso, hasta en tanto no se haga efectivo el despido, el contrato permanece vivo, por lo que éste no se extingue ese día sino aquel en que se decida el cese y se liquide. Es por ello que examinado el contenido de la demanda se observa que la demandante únicamente impugnaba el despido de 28 de mayo de 2010, sin hacer alusión a su segundo despido, ni siquiera en el acto de la vista amplía la demanda y habla de una segunda carta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santa Cruz de Tenerife
  • Ponente: GLORIA PILAR ROJAS RIVERO
  • Nº Recurso: 100/2011
  • Fecha: 28/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de la trabajadora demandante y confirma la procedencia de la extinción de su contrato por causas organizativas y productivas. El Tribunal razona que en los casos específicos de contratas de limpiezas cuando las mismas concluyen, no por cumplimiento del plazo de duración sino por rescisión de la contrata dispuesta por la comitente por cerrar ésta el centro o cesar la actividad, se produce la amortización de los puestos en los que prestaban servicios los empleados de la contratista por causas ajenas totalmente a su voluntad. En estos casos nos encontramos ante causas organizativas o productivas que justifican el despido objetivo. En el caso enjuiciado, aunque no se produjo el cierre de la empresa comitente si existió una reducción acreditada de su actividad, por lo que concurren dichas causas en la empresa empleadora ya que tiene menos servicios de limpieza que prestar lo que justifica el despido objetivo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MANUEL RUIZ PONTONES
  • Nº Recurso: 387/2011
  • Fecha: 06/07/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Una trabajadora pasa de situación de baja a maternidad. De ahí a excedencia y por último a jornada reducida por cuidado de hijos. Durante este último periodo la empresa recibe comunicación de la Tesorería General de la Seguridad Social de que la actora está en pluriempleo. Realizada la oportuna investigación y constatado el mismo, la empresa la despide disciplinariamente, alegando abuso de confianza y transgresión de la buena fe. El Juzgado declara procedente el despido. La Sala estima parcialmente el recurso y entiende que el mismo es improcedente. Primero rechaza una reforma fáctica, por pretender añadir datos que ya constan en hechos probados. Luego considera que no se aportan datos suficientes como alterar las reglas de la prueba y desplazar al empresario la carga de probar que su despido no obedece al afán de discriminar por razón de sexo a la demandante. Seguidamente se señala que el Tribunal no es quien para decidir cuál es la mejor forma en que la demandante atienda a su hija, que cabe que con trabajo en otro sitio y trabajo en jornada reducida con la demandada tenga mejor forma de atenderla. dadas las especiales circunstancias de aquél (trabajar como profesora), añadiendo que el convenio colectivo solo prevé el despido cuando el pluriempleo se hace sin avisar a la empresa para trabajar en el mismo sector, sin que entienda que en este caso, en el que nada se ha ocultado, haya abuso de confianza o mala fe de tipo alguno.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS LACAMBRA MORERA
  • Nº Recurso: 601/2011
  • Fecha: 20/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Formula recurso de suplicación la trabajadora en proceso sobre despido contra la sentencia de instancia que declara la procedencia de su cese por razones disciplinarias. La Sala confirma el fondo de la sentencia recurrida, no sin antes rechazar que la carta de despido adolezca de insuficiencia en el relato de las imputaciones, que se califican por la parte recurrente de indeterminadas y genéricas, pues en la carta se refiere que a lo largo del período comprendido entre octubre de 2009 y junio de 2010 se hicieron recargas en el teléfono móvil de la actora y de su marido, sin abonarse el importe de las mismas a la empresa. Detalla la sentencia del Juzgado cada recarga hecha con su respectivo importe, remitiéndose al coste de las recargas realizadas desde octubre de 2009 hasta junio de 2009 que se reflejan en la carta de despido. En ésta consta el total del importe no abonado en cada mes, sin que el enunciado de la carta sea insuficiente o adolezca de vaguedad o indeterminación, pues se ha de destacar que el fraude imputado está siempre referido a dos teléfonos plenamente identificados y bien conocidos por la demandante, al pertenecer al suyo y el de su pareja, con lo que si la totalidad de las recargas solo se realizó en dichos teléfonos, no hay indefensión que se pueda alegar, y más cuando se pone a disposición de la trabajadora, tal y como en la carta se le indica, la documentación de los hechos para que pueda comprobar la veracidad de los mismos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: JESUS PABLO SESMA DE LUIS
  • Nº Recurso: 1470/2011
  • Fecha: 21/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso del trabajador demandante y confirma la sentencia de instancia que desestimó la demanda de despido considerando procedente la extinción del contrato por causas económicas considerando acreditado que desde el año 2008 y hasta la extinción la empresa demandada fue disminuyendo el volumen de facturación en porcentaje importante y la previsión para el año 2010 seguía la misma tendencia. Acorde con esa situación, ya a principios del 2010 tuvo que prescindir de 4 de los 16 camiones que tenía para la actividad de transporte por carretera, ocupando a los conductores en tareas secundarias ó llenando su estado de desocupación concediendo las vacaciones anuales. Se confirma ese estado con la eliminación de 3 camiones más tras la extinción contractual. La eliminación del número de camiones implica la necesidad de adaptar el número de conductores. Esta necesidad, justificada por la situación descrita, lleva a que la decisión empresarial, tal como apreció la sentencia recurrida, cuente con el amparo del art. 52.c) del Estatuto de los Trabajadores.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: GREGORIO RUIZ RUIZ
  • Nº Recurso: 2114/2011
  • Fecha: 09/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Confirma la Sala el criterio sustentado por la sentencia recurrida, que estimó la incompetencia de la jurisdicción para conocer de la cuestión de fondo planteada en la litis al haberse opuesto al reclamante a aspectos ya resueltos por la resolución administrativa referentes tanto a la pretendida exigencia de la notificación individual de la extinción autorizada de todos los trabajadores de la plantilla, afectados por el ERE como a un hecho subrogatorio pues ya se resolvió que la empresa del actor es la que consta en la resolución administrativa. Respecto a la denunciada omisión de la comunicación escrita al trabajador despedido y previa remisión a las sentencias del Tribunal Supremo que menciona afirma la Sala que el artículo 53 del Estatuto no es aplicable a los despidos colectivos pues las causas y motivos en que el empresario ampara su decisión ya han sido puestos de manifiesto y justificados ante la Autoridad Laboral; y si en la resolución administrativa no se fijan los criterios para la determinación individualizada de los trabajadores afectados estaríamos ante un defecto de la misma pero no ante un vicio en que haya incurrido la comunicación del cese. Mientras que despido objetivo se lleva a cabo por decisión unilateral empresario, en los despidos colectivos (ERE) se producen después de haberse negociado la concurrencia de las causas; por lo que será suficiente con que el trabajador afectado la conozca para tener noticia de cuáles son.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: JESUS PABLO SESMA DE LUIS
  • Nº Recurso: 1390/2011
  • Fecha: 14/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Un auditor de una empresa es despedido, alegándose diversos incumplimientos en su trabajo y falta de respeto debido a la responsable de recursos humanos. El Juzgado consideró que no procedía calificar el despido como procedente, por no revestir la conducta probada las notas de culpabilidad y gravedad suficientes al efecto y declaró improcedente tal despido. Recurriendo el actor, alegando que se encontraba disfrutando de jornada reducida por cuidado de hijo menor de ocho años a la fecha del despido, insta la revocación de tal sentencia y que se declare nulo aquel despido, lo que la Sala estima, entendiendo que, en tal situación, dada la normativa legal sobre el despido disciplinario, solo cabe considerar el despido o procedente o nulo. No siendo procedente el enjuiciado, se decanta por la nulidad, que era el pedimento contenido en el escrito de formalización del recurso de suplicación, sin entrar a resolver el resto de cuestiones que se planteaban en tal escrito.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: JUAN CARLOS ITURRI GARATE
  • Nº Recurso: 1385/2011
  • Fecha: 28/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso del trabajador demandante y confirma la sentencia de instancia que había declarado la procedencia del despido disciplinario. En primer lugar, se desestima el recurso referido a la validez de la carta de despido considerando que la carta cubría los mínimos impuestos por la jurisprudencia al efecto y que se suministró al actor suficiente información de los hechos imputados como para preparar debidamente su defensa, aún y cuando se especificase en concreto la fecha de recepción del dinero de cada cliente. Respecto de la prescripción el Tribunal declara que, encontrándonos ante incumplimientos laborales continuados, la excepción de prescripción de las faltas laborales imputadas fue correctamente resuelta por la Juzgadora, entendiendo que sólo procedía entender prescritas las faltas del año 2002 a las que se alude en la carta de despido, al parecer como antecedente y la imputada del año 2007, pero no el resto. En último lugar la Sala declara que, aunque no se platease formalmente motivo de derecho, constatada la realidad fáctica, el despido empresarial enjuiciado sin duda reúne cotas de gravedad y culpabilidad suficientes como para que hubiese sido declarado procedente.