• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS FERNANDO DE CASTRO FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 78/2012
  • Fecha: 27/05/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Aserpal SA, e Industrias Losan SA son sociedades matrices de un grupo que tienen socios y Consejo de Administración comunes pero domicilio y actividades distintas, no existe caja única ni confusión de plantillas y mantienen independencia fiscal. El 12-03-2012, Aserpal SA comunicó al comité apertura de periodo de consultas en ERE, entregando diversa documentación. En instancia se declara la decisión extintiva ajustada a derecho. La Sala IV, confirma dicha sentencia argumentando: 1) Que no han existido defectos en la tramitación del expediente en relación con la documentación aportada que es la que se contempla en el art. 6 RD 801/2011, sistematizando las razones por las que el mismo sigue parcialmente vigente y señalando que no todo incumplimiento de las previsiones contenidas en dicho precepto implica la nulidad del art. 124 LRJS, sino sólo la que sea trascendente a efectos de negociación informada. 2) Que de los hechos probados no se deduce que no se haya producido una negociación de buena fe 3) Que no puede deducirse que Aserpal SA e Industrias Losan SA constituyan un grupo de sociedades que obligue a aportar documentación exigida en supuestos de grupo de empresa, para ello, la Sala sistematiza los criterios jurisprudenciales sobre la existencia de grupos de empresas y la posible responsabilidad laboral entre ellas y cuándo y cómo hay que cumplir las exigencias documentales previstas para dicho grupo de empresas en el art. 6 RD 801/2011 y 4 RD 1483/2012.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE MANUEL LOPEZ GARCIA DE LA SERRANA
  • Nº Recurso: 905/2011
  • Fecha: 05/12/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se plantea en el presente caso la calificación de un despido objetivo declarado procedente en la instancia y en suplicación y sobre el que se plantean cuatro motivos de impugnación, siendo todos ellos desestimados por falta de contradicción entre la sentencia recurrida y la invocada de contraste, a excepción del tercer motivo, en el que se aprecia cuestión nueva en suplicación. En concreto, en el primer motivo se plantea si cabe efectuar un despido objetivo de un contrato suspendido en virtud de ERE, llegando la sentencia recurrida y la de contraste a la misma solución, afirmativa. En segundo lugar, y en cuanto a la puesta a disposición de la indemnización, la prueba aportada en cada uno de los procedimientos difiere, habiéndose acreditado en la sentencia recurrida pérdidas, pero, además, certificaciones bancarias de los saldos, así como documentos que acreditaban las deudas pendientes y los compromisos de pago adquiridos. En la tercera cuestión, la Sala aprecia cuestión nueva, al no haberse planteado la notificación del despido a los representantes de los trabajadores sino en suplicación, todo ello declarando como obiter dicta, que el requisito fue rigurosamente cumplido según se desprende de la prueba testifical desarrollada en el juicio oral. Por último, en cuanto al exceso en los límites numéricos de decisiones extintivas en el plazo de noventa días, el TS recuerda que, frente a lo sucedido en la sentencia de contraste, en la recurrida nunca se superaron los umbrales.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 426/2015
  • Fecha: 07/04/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se pronuncia la sentencia comentada sobre la impugnación individual de una extinción de contrato por causas económicas que se inserta en un procedimiento de despido colectivo en el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVISA) finalizado con acuerdo entre empleadora y representantes de los trabajadores, sin respeto del plazo de preaviso alguno ni entrega de copia de la carta de despido a la representación legal de los trabajadores. Respecto del preaviso se aprecia falta de relación precisa o circunstanciada de la contradicción y de contradicción, pues la calificación del despido como procedente en la recurrida se basa en el tenor de la norma procesal sobre consecuencias de que se omita el plazo de preaviso, y la improcedencia de referencia (nulo, por estar la persona despedida con reducción de jornada por razones familiares) obvia cualquier referencia a la ausencia del preaviso. Respecto a la comunicación de los despidos individuales a los representantes de los trabajadores, reitera doctrina en el sentido de que en las extinciones contractuales derivadas de un despido colectivo no opera la necesidad de entregar copia de la carta a la RLT, por expreso mandato legal y porque se precede de una previa negociación con los representantes de los trabajadores, de manera que las necesidades formales de la comunicación extintiva quedan incluso «atemperadas» por la existencia de la propia negociación y el conocimiento de toda clase de datos sobre el proceso que ello comporta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO SALINAS MOLINA
  • Nº Recurso: 2874/2014
  • Fecha: 13/04/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión que se plantea en la sentencia anotada consiste en determinar las consecuencias de la presentación de una demanda por despido tácito, singular o plural, por un grupo de trabajadores motivada por la situación económica o de insolvencia del empleador por hechos acontecidos antes de la solicitud de declaración de concurso de acreedores por parte de su empleador habiéndose presentado la demanda de despido ante el Juez de lo Social con anterioridad a la fecha de tal solicitud y encontrándose el proceso social en tramitación en el momento de la declaración del concurso, y en especial se plantea, si el Juez Mercantil en el seno del concurso de acreedores puede declarar la extinción colectiva de los contratos de trabajo de aquellos trabajadores que formularon la demanda por despido tácito. El Alto Tribunal declarada correcta la actuación del Juez Mercantil. y efectuada dentro de sus competencias en el seno del concurso de acreedores declarando la extinción colectiva de los contratos de trabajo de aquellos trabajadores que formularon la demanda de despido tácito motivada por la situación económica del empleador por hechos anteriores a la solicitud de declaración del concurso, aunque la presentación de la demanda de despido se hubiere efectuado antes de tal fecha y se encontrara el proceso social en tramitación en el momento de la declaración del concurso, con sustento en la vis atractiva del concurso con el objeto de no defraudar la finalidad de su procedimiento.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 2127/2014
  • Fecha: 22/07/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se suscita si la simultaneidad en la puesta a disposición de la indemnización en caso de despido por causas objetivas respecto de la entrega de la comunicación extintiva, ex art. 53.1 ET, es norma dispositiva para los firmantes de un acuerdo colectivo extintivo, es decir, si el empresario viene obligado a poner a disposición la indemnización o si puede prevalecer el acuerdo con los representantes de los trabajadores de dilación de dicha puesta a disposición. La Sala IV recuerda que las normas referentes a la indemnización mínima en los supuestos de despido colectivo son de derecho relativo y, por tanto, son mejorables, por lo que cabe la posibilidad de acuerdo siempre que sea más favorable y respete la indemnización mínima legalmente exigible y la necesidad de que la puesta a disposición de la indemnización tenga lugar con carácter simultáneo a la entrega de la carta de despido, sin que quepa retrasarlo a la fecha de eficacia del despido. En el caso, y a la vista de las circunstancias concurrentes, se alcanza solución contraria sin que por ello resulte contradictoria con la expuesta, toda vez que existe un acuerdo colectivo, en el que concluyó el periodo de consultas, acordándose el percibo por los trabajadores de una indemnización mejorada y superior a la legal, aun diferida en parte dentro de un plazo máximo de 12 mensualidades, constando que a la fecha de la sentencia de instancia ya se había percibido la totalidad, por lo que se concluye con la licitud del acuerdo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: JOSE LUIS ASENJO PINILLA
  • Nº Recurso: 368/2014
  • Fecha: 11/03/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El actor fue cesado mediante comunicación individual de despido que expresaba las causas justificativas del despido colectivo llevado a cabo, que había concluido con acuerdo y que fue declarado judicialmente ajustado a derecho. En el acuerdo de despido colectivo se otorgó a la empresa la facultad de realizar la elección de los trabajadores afectados, estableciendo la mercantil tres criterios de selección. En la comunicación entregada al trabajador no figuraba ni el concreto criterio por el que se le despedía, ni su aplicación, si bien en el acto de juicio la empresa señaló que era el referido a las incidencias detectadas en la evaluación continúa del trabajador, entregando una hoja en la que constaba la evaluación. El Juzgado declaró la nulidad del despido, y la Sala estimando parcialmente el recurso de la empresa, lo califica como improcedente. Analiza la normativa jurídica y doctrina jurisprudencial sobre la causa del despido, y concluye que es preciso incorporar en la comunicación de despido los datos que permiten conocer por qué resulta elegido el trabajador para extinguir su contrato, pues a la empresa le compete evitar su indefensión y demostrar que se hallaba incluido en alguno de los criterios extintivos. El despido es improcedente dado que no se trata de prioridad de permanencia sino de la acomodación o no del cese a los criterios preestablecidos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 354/2014
  • Fecha: 20/04/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Declara la sentencia lesionado el derecho de huelga y, por ende, la nulidad del despido, pues no obstante haber adoptado el grupo CCIP [Grupo Coca Cola] la decisión de iniciar los trámites previstos para la adopción de la medida de despido colectivo por causas organizativas y productivas con anterioridad al comienzo de la huelga en la fábrica de Fuenlabrada, se estima que la conducta desplegada por la empresa, surtiendo de productos elaborados en otras plantas embotelladoras a la plataforma logística de CCIP en Madrid, vulneró el derecho de huelga de los trabajadores a través de la indirecta modalidad de utilización del trabajo de otros empleados para suplir la ausencia de producción en la embotelladora en huelga, poniendo la sentencia especial hincapié en que estos hechos ocurrieron durante la tramitación, la negociación del despido colectivo, sobre el que pendían diversas cuestiones por definir definitivamente en el proceso de consultas, entre ellas, evitar el cierre de la factoría en huelga. La sentencia efectúa asimismo un interesante análisis del derecho de huelga a través de los pronunciamientos del TC, de las diversas resoluciones dictadas por la Sala en el ámbito específico del despido colectivo, y de la doctrina referente al esquirolaje impropio. Asimismo declara la necesidad de consignar el importe de la condena en el despido colectivo declarado nulo, y analiza el contenido del escrito de impugnación. La sentencia cuenta con Voto Particular.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 43/2018
  • Fecha: 25/09/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: RCO. La empresa Aeroestructuras Sevilla SL (de 102 trabajadores), tiene como único cliente a Airbus Defence & Space. Inicia un procedimiento de despido colectivo basado en causas económicas y productivas por reducción de los encargos de Airbus para extinguir 33 contratos; tras 5 reuniones sin acuerdo, el 2-3-2017 comunica a la Autoridad Laboral la decisión extintiva y el listado definitivo de trabajadores afectados (25). La empresa está integrada en el Grupo Aeronáutico Sevilla Control; para designar a los trabajadores afectados se ha utilizado el sistema Skill Matrix. La STSJ desestima la demanda sindical, que pretendía la declaración de nulidad o improcedencia, entendiendo que el despido es ajustado a derecho, lo que es confirmado por la STS. Al efecto la Sala IV aplica la doctrina que previamente pone de manifiesto en las cuestiones siguientes: 1º) Revisión de hechos probados. 2º) Nulidad del despido por ausencia de criterios de selección, deficiente información y ausencia de buena fe. 3º) Documentación exigible cuando la empresa que despide por causa económica pertenece a un grupo mercantil sin consolidar cuentas. 4º) Impugnación de la selección de personas afectadas. 5º) Concurrencia de la causa productiva y proporcionalidad de la causa económica.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
  • Nº Recurso: 2340/2016
  • Fecha: 26/04/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: RCUD: La sentencia de instancia, confirmada por el TSJ, ha declarado improcedente el despido realizado por la empresa por causas económicas. Ante el TS interesa el trabajador se declare la nulidad por vulneración de la garantía de indemnidad; ello por haber sido despedido con posterioridad a negarse a firmar la baja voluntaria y transformar su contrato en fijo discontinuo; lo que no es estimado. En primer término, la Sala VI aprecia falta de contradicción respecto del motivo relativo a la revisión de hechos solicitada en el recurso de suplicación, porque los hechos de los que parten cada una de las sentencias enfrentadas son diferentes. En cuanto al fondo, recuerda la doctrina, según la cual, el derecho a la garantía de indemnidad, como manifestación del derecho a la tutela judicial efectiva, significa que del ejercicio de una acción judicial o de los actos preparatorios o previos al proceso, incluso de reclamaciones extrajudiciales dirigidas a evitarlo, no pueden seguirse consecuencias perjudiciales en el ámbito de las relaciones públicas o privadas para el trabajador; pero la conducta empresarial analizada en el caso no supone vulneración de la garantía de indemnidad. Y se añade que la empresa procedió a extinguir por causas objetivas el retén de prevención en el que prestaba servicios el actor -nueve trabajadores en total- de los cuales solo dos, incluido el actor, se habían negado a firmar la novación del contrato, habiendo firmado todos los restantes.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MILAGROS CALVO IBARLUCEA
  • Nº Recurso: 283/2014
  • Fecha: 16/06/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia anotada en sintonía con el fallo combatido declara ajustado a Derecho el despido colectivo de Corrigados Azpeitia. Razona al respecto que en el caso se ha llevado a cabo un verdadero periodo de consultas y negociado de buena fe, pues no vulnera aquélla el hecho de mantener la misma posición a lo largo de la negociación. Asimismo, las empresas demandadas acreditaron una situación económica gravísima, concretada en graves pérdidas del grupo en su conjunto y de las demás empresas concernidas, anudadas con el descenso geométrico de sus ventas, que provocan inevitablemente el sobredimensionamiento de plantilla, puesto que si la empresa acreditaba que su capacidad productiva es muy superior a la mejor opción de colocación de sus productos en el mercado, la decisión de cerrar Azpeitia era una alternativa inevitable. También se rechaza como causa de nulidad, el hecho de haberse comunicado el expediente a la Dirección General de Empleo en lugar de la Autoridad Laboral, por tratarse de mera irregularidad administrativa que debió subsanarse de oficio por la Autoridad Laboral. Rechaza asimismo que se haya vulnerado el derecho a la libertad sindical y el derecho de huelga, pues el cierre del centro de Azpeitia en lugar del de Getafe no vino provocado por el ejercicio de los trabajadores del primero del derecho de huelga, sino por el acuerdo alcanzada con los de Getafe.