• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: ISOLINA PALOMA GUTIERREZ CAMPOS
  • Nº Recurso: 2656/2010
  • Fecha: 27/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desde su inmodificado relato fáctico analiza la Sala el criterio de instancia que consideró constitutivo de despido una decisión extintiva no ajustada a la resolución administrativa que sólo contemplaba la prejubilación voluntaria o el despido por causas objetivas. Criterio que revoca por entender que autorizada la extinción no es necesaria la tramitación de un despido individual, pues la relación ya estaba extinguida. Según la STS que cita afirma que el art. 53 ET sólo se refiere al despido objetivo del 52 y no es posible su aplicación analógica a los colectivos del 51; de tal manera que mientras aquél se lleva a cabo por decisión exclusiva del empresario (sin control previo de su acto extintivo), en los colectivos la misma no se produce sino después de cumplidos los trámites dirigidos a depurar las causas que lo justifican a través de un Acuerdo a ratificar (en su caso) por la Autoridad Laboral, bastando con que el trabajador conozca esta resolución sin que la aquél tenga que entregarles escrito reproduciendo sus causas. Aunque en el supuesto debatido el empresario hubiera hecho constar en la inexigible comunicación las dos posibilidades que le asistían para causar baja en la empresa, ningún defecto cabe imputarle al hacer efectiva la autorización de extinción previamente obtenida por las causas sobradamente conocidas; a lo que añade que una dilación en la consignación indemnizatoria no determina su improcedencia y sí la eventual reclamación del débito (RD 43/1996).
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: PEDRO LIBRAN SAINZ DE BARANDA
  • Nº Recurso: 12/2011
  • Fecha: 10/02/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso del trabajador demandante y confirma la improcedencia del despido del actor que se había producido por causas económicas y respecto del cual la comunidad de propietarios demandada ya había reconocido su improcedencia. El recurrente pretendía la calificación de nulidad exponiendo que para la supresión del servicio de conserjería que realizaba el actor se requiere, de conformidad con la ley de propiedad horizontal, el voto favorable de las 3/5 partes, y como el acuerdo sólo se adoptó con el voto de los 17 asistentes (de un total de 41 vecinos) el despido sería nulo. El Tribunal razona que sólo procede la declaración de nulidad de un despido cuando así lo establezca la ley y, ante todo, en caso de lesión de derechos fundamentales a los que se unen por extensión, determinados supuestos encuadrables en la acción antidiscriminatoria y los despidos efectuados por causas objetivas sin las formalidades necesarias o sin autorización administrativa. Ninguno de cuyos supuestos concurría en el caso. Manteniéndose la improcedencia del cese.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: EMILIO PALOMO BALDA
  • Nº Recurso: 2665/2010
  • Fecha: 21/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de la demandante y confirma la improcedencia del despido disciplinario que ya había sido reconocido como tal por la empresa. La recurrente pretendía la calificación de nulidad y el Tribunal lo rechaza considerando que la mera circunstancia de que la actora secundara los paros de los días 11 y 19 de diciembre de 2009 representa únicamente un presupuesto de la posibilidad de la vulneración alegada, que no basta para desplazar a la demandada la carga de probar la adecuación constitucional de la medida extintiva. Para ello sería indispensable que la trabajadora hubiese aportado indicios con la solidez suficiente para deducir que el despido pudo constituir una respuesta ilegítima de la empresa al ejercicio del derecho de huelga, lo que no ha sucedido. Tampoco se acredita que la actora tuviese una intervención destacada en los paros, tampoco que durante los casi tres meses y medio que mediaron hasta su cese, la empresa incurriese, respecto de ella en ninguna conducta susceptible de ser valorada negativamente ni se ha probado que la empresa realizase acto alguno de represalia hacia los 61 trabajadores que se unieron al paro.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Pamplona/Iruña
  • Ponente: VICTORIANO CUBERO ROMEO
  • Nº Recurso: 209/2010
  • Fecha: 27/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de Suplicación formulado por el trabajador demandante y confirma la procedencia del despido disciplinario del actor. El recurrente pretende que el despido se califique de improcedente porque la carta de despido sólo fue notificada por la empresa empleadora mediante la remisión de burofax al domicilio que constaba en el contrato de trabajo. El Tribunal razona que la comunicación fue correcta en cuanto se envió la carta de despido al domicilio que el trabajador había facilitado a la empresa, el que constaba en el contrato de trabajo, sin que conste que posteriormente el trabajador pusiera en conocimiento de la empresa el cambio del mismo o su interés en no recibir comunicaciones en la citada vivienda. Respecto a la causa del despido la Sala razona que constando acreditado que desde el día 19 de noviembre de 2009 el actor no prestó servicios para la empresa el despido resulta procedente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: MODESTO IRURETAGOYENA ITURRI
  • Nº Recurso: 2429/2010
  • Fecha: 09/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de la trabajadora demandante y confirma la sentencia de instancia que declaró procedente la extinción del contrato por causas objetivas (técnicas, organizativas y productivas). La trabajadora recurrente defendió la improcedencia de su despido sobre la base de que la empresa había obtenido beneficios en los dos últimos años. El Tribunal rechaza el planteamiento puesto que el despido de la actora no se fundó en causas económicas, añadiendo que las causas invocadas para el cese estaban justificadas en cuanto la empresa también despidió a otros tres trabajadores por las mismas causas, aprobó un expediente de suspensión de contratos durante 61 días que afectó a 13 trabajadores, existiendo un claro desajuste entre la fuerza de trabajo y las necesidades de producción con un nivel de empleo excesivo para el equilibrio de producción de la empresa; que el mayor cliente de la empresa (Día SA) redujo sus pedidos provocando un importante descenso de facturación (desde 744.497 euros en el año 2007 hasta 14.839 euros en el año 2010), con reducción de ventas también en caramelo publicitario, mayoristas y exportación; y que trabajando la actora en la sección de envoltura y solamente en la máquina de envoltura de caramelo sin palo, había otras dos trabajadoras ubicadas en la misma sección que desempeñan su actividad sin problema en los dos tipos de máquinas que allí existen.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: JOSE MONTIEL GONZALEZ
  • Nº Recurso: 1289/2010
  • Fecha: 27/01/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de los trabajadores demandantes y confirma la procedencia de las extinciones por causas económicas considerando que en el supuesto enjuiciado estaban acreditadas la existencia de importantes pérdidas económicas en el año 2009, que ya motivaron el despido por causas objetivas de otros 8 trabajadores, situación negativa que perduró en el año 2010, habiendo aportado la empresa los balances de cuentas de los años 2007 a 2009, impuesto de sociedades, declaraciones del IVA de los dos últimos años y otros documentos que acreditan la venta de un local y de tres vehículos de la empresa así como la relación de impagados y las facturas pendientes de cobro, todo lo cual demuestra la situación de pérdidas económicas de la empresa. El Tribunal también rechaza los otros motivos esgrimidos referidos a la insuficiencia de la comunicación extintiva y la falta de puesta a disposición de los actores de la indemnización legal. En relación con la comunicación se señala que dados los términos de la misma puede concluirse que los actores dispusieron de suficiente información para poder arbitrar la defensa de sus intereses y utilizar aquellos medios probatorios oportunos. Sobre el pago de la indemnización se argumenta que como la empresa, en el momento de la comunicación extintiva, hizo constar la falta de posibilidad de pago y como tal imposibilidad fue asumida como cierta por el Juez tampoco cabría calificar el cese de nulo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: GARBIÑE BIURRUN MANCISIDOR
  • Nº Recurso: 2673/2010
  • Fecha: 21/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima parcialmente el recurso de Suplicación formulado por el trabajador demandante en cuanto rechaza la caducidad de la acción de despido sin embargo, en cuanto al fondo, califica el despido de procedente. En relación con la caducidad la Sala argumenta que aunque la empresa envió un burofax al domicilio que el demandante había hecho constar en el contrato, que era el que figuraba en las nóminas, no lo envió al otro domicilio que también conocía la empresa por así figurar en la solicitud de contrato. Por ello estimó mal apreciada la caducidad de la acción de despido. Entrando en el fondo el Tribunal califica el despido disciplinario como procedente considerando que cuando el actor solicitó la excedencia voluntaria no preavisó ni esperó a la respuesta empresarial sino que directamente se ausentó de su puesto de trabajo para no regresar hasta varios meses después. Por tanto, esa solicitud de excedencia, aunque se tenga derecho a ella, no justifica la ausencia del trabajador.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MANUEL RUIZ PONTONES
  • Nº Recurso: 6313/2010
  • Fecha: 09/03/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la sentencia de instancia que declara procedente el despido por causas objetivas del demandante, la representación letrada del mismo interpone recurso de suplicación, en el que, en síntesis, alega la ausencia de contenido de la carta extintiva, lo que es cierto para la Sala, pues la carta adolece de la expresión detallada de circunstancias que constituyan las causas económicas de la extinción, pues no se dice cuál ha sido la disminución de la actividad económica y comercial de la empresa, cuál fuera el volumen de negocio alcanzado por la demandada en ejercicios económicos anteriores, el lapso temporal en que se produjo la drástica reducción de la actividad económica y comercial, y si con ellas la empresa ha entrado o no en una situación económica negativa, ignorándose igualmente la situación empresarial en la fecha del despido, por lo que la carta extintiva no reúne los requisitos formales legalmente exigidos, y tal insuficiencia no puede subsanarse con la prueba practicada en el acto del juicio, procediendo por ello la estimación del recurso y la declaración de nulidad del despido objetivo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS LACAMBRA MORERA
  • Nº Recurso: 4575/2010
  • Fecha: 07/02/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala confirma la procedencia del despido objetivo, pues se acreditan pérdidas continuadas y cuantiosas, siendo la amortización del puesto de trabajo del actor una decisión empresarial que contribuye razonablemente a la superación de la situación económica negativa de la empresa. Por lo que se refiere a la imposibilidad de simultánea puesta a disposición del actor de la indemnización extintiva, señala la Sala que se acreditan en autos suficientes indicios para presumir la realidad de la iliquidez, pues al margen de las importantes pérdidas en 2008 y en el primer trimestre de 2009, la empresa tiene deudas contraídas con la Seguridad Social, con aplazamiento de pago, y con la Agencia Tributaria, con aplazamiento de pago denegado, habiendo interpuesto juicio cambiario por impago de importante cantidad en cheques librados por un cliente entre junio y septiembre de 2008, habiendo despedido a otros cinco trabajadores, pasando dos a jubilación anticipada y quedando en plantilla sólo cuatro trabajadores.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: SARA MARIA POSE VIDAL
  • Nº Recurso: 5166/2010
  • Fecha: 27/01/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La empresa hizo entrega al trabajador de una comunicación escrita en la que se le notifica su despido objetivo con efectos de 13 días después, y al día siguiente le despidió disciplinariamente, con efectos inmediatos, despido que la sentencia recurrida declara improcedente. Pero la sentencia no otorga a la empresa la opción entre readmisión e indemnización sino que declara extinguida la relación laboral con efectos de la fecha indicada para despido objetivo y la condena al pago de salarios de tramitación únicamente hasta esa fecha, decisión que revoca la Sala, pues la solución correcta sería la condena empresarial a optar entre readmisión o abono de la indemnización, más el abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la notificación de sentencia. La empresa ya había manifestado en las actuaciones que no quería readmitir al trabajador, si bien teniendo en cuenta que la estimación del recurso de suplicación comporta un sustancial incremento de los salarios de tramitación, habrá de posibilitarse que la empresa ratifique su opción por la no readmisión o varíe el sentido de la misma, al resultar mucho más onerosa la actual condena que la que determinó su primera decisión.