• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: GARBIÑE BIURRUN MANCISIDOR
  • Nº Recurso: 1667/2015
  • Fecha: 13/10/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal desestima el recurso del la demandante contra la sentencia que considera improcedente el despido disciplinario de la misma, que se articuló bajo la imputación de actividades incompatibles con la situación de incapacidad temporal de la demandante, lo que no se consideró en la sentencia recurrida. Explica los requisitos necesarios para que proceda la reforma fáctica en suplicación laboral, estimando algunos de los pedimentos en tal sentido y desestimando otros, la Sala considera que no hay mérito para fijar que el despido sea nulo, pues no por el hecho de que no se de la causa invocada quepa hoy en día acudir a tal calificación ni por el hecho de que la demandante esté de baja laboral, al ser actualmente el principio general el de la improcedencia del despido ilegal y la nulidad solo en los casos previstos por la Ley. También considera que la demandante no aporta indicios suficientes de que tal nulidad deba predicarse por razón de discriminación por razón de sexo, puesto que solo consta que la demandante, tras excedencia por cuidado de hijo, pide jornada reducida por tal razón y acercamiento de puesto de trabajo a su domicilio, lo que se concede. Siendo que no se adapta a tal nuevo puesto, la empresa le remite a otro y antes de la efectividad de la nueva medida, la demandante pasa a baja laboral, en la que se produce el despido. Considera bien calculada la indemnización por despido improcedente, considerando el tenor literal de la norma transitoria que la regula
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: ISOLINA PALOMA GUTIERREZ CAMPOS
  • Nº Recurso: 2656/2010
  • Fecha: 27/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desde su inmodificado relato fáctico analiza la Sala el criterio de instancia que consideró constitutivo de despido una decisión extintiva no ajustada a la resolución administrativa que sólo contemplaba la prejubilación voluntaria o el despido por causas objetivas. Criterio que revoca por entender que autorizada la extinción no es necesaria la tramitación de un despido individual, pues la relación ya estaba extinguida. Según la STS que cita afirma que el art. 53 ET sólo se refiere al despido objetivo del 52 y no es posible su aplicación analógica a los colectivos del 51; de tal manera que mientras aquél se lleva a cabo por decisión exclusiva del empresario (sin control previo de su acto extintivo), en los colectivos la misma no se produce sino después de cumplidos los trámites dirigidos a depurar las causas que lo justifican a través de un Acuerdo a ratificar (en su caso) por la Autoridad Laboral, bastando con que el trabajador conozca esta resolución sin que la aquél tenga que entregarles escrito reproduciendo sus causas. Aunque en el supuesto debatido el empresario hubiera hecho constar en la inexigible comunicación las dos posibilidades que le asistían para causar baja en la empresa, ningún defecto cabe imputarle al hacer efectiva la autorización de extinción previamente obtenida por las causas sobradamente conocidas; a lo que añade que una dilación en la consignación indemnizatoria no determina su improcedencia y sí la eventual reclamación del débito (RD 43/1996).
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Palma de Mallorca
  • Ponente: ANTONI OLIVER REUS
  • Nº Recurso: 283/2009
  • Fecha: 20/10/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala confirma la improcedencia del despido de una trabajadora que utilizó una tarjeta de promoción "doble cero" que había entregado a un cliente y que éste rechazó al tratarse de un turista extranjero que no podría utilizarla. La Sala considera que no existía una prohibición clara, terminante y debidamente comunicada en todos sus detalles sobre la utilización de estas tarjetas, lo que impidió a la trabajadora tomar cabal conocimiento de que con su actuación estaba incumpliendo las obligaciones derivadas del contrato de trabajo, lo que se corrobora por el hecho de haber actuado sin ocultación y utilizando la tarjeta de descuento en el propio centro y en una compra para cuyo pago utilizó su propia tarjeta de compra, tratándose además de un hecho aislado, que económicamente asciende a 2,5 €., lo que demuestra que la demandante entregaba siempre las tarjetas de descuento.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE IGNACIO DE ORO-PULIDO SANZ
  • Nº Recurso: 457/2014
  • Fecha: 14/07/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso del trabajador. Alega: 1. Represalia por haber formado parte de la Comisión "ad hoc" negociadora del anterior ERTE en la empresa. No se aportan indicios de discriminación. En el ERTE finalmente se logró un acuerdo y si se aceptara la oposición al acuerdo como indicio de represalia se facilitarían los fraudes y el blindaje de los miembros de la comisión "ad hoc". 2. Respecto a la falta de datos de la empresas que integraban el grupo empresarial y la falta de documentos relativos a estas empresas. Son cuestiones que no pueden tratarse en los procedimientos individuales sino el colectivo. 3. Respecto a la prioridad para permanecer en la empresa por haber integrado la comisión del ERTE previo. No hay prioridad por formar parte de la comisión "ad hoc" , correspondiendo a la empresa la selección de los trabajadores a los que afectará la medida extintiva. Recurso de la Comisión "ad hoc: 1. Legitimación para recurrir. Tienen interés en que se mantenga en sus propios términos el acuerdo alcanzado. 2. Respecto a la entrega simultánea de la indemnización y la carta de despido. No se precisan las razones que justifiquen el abono aplazado de la indemnización, ni se justifica el largo periodo que se da a la empresa para abonar la correspondientes indemnizaciones. 3. Incumplimiento del plazo de 30 días previsto en el art. 53.4 ET. Se trata el incumplimiento del plazo de preaviso que no lleva aparejada la improcedencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
  • Nº Recurso: 2708/2016
  • Fecha: 20/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala IV declara la nulidad del despido individual de la trabajadora derivado de un despido colectivo por causas económicas, cuya concurrencia está acreditada. La despedida es una trabajadora que en el momento del despido se encuentra embarazada, habiendo comunicado dicha circunstancia a su empresario, siendo la cuestión debatida la de determinar el grado de concreción exigible al empresario en los criterios de selección de los afectados por un despido colectivo. En el caso no aparecen en los criterios de selección acordados alusión alguna a las concretas causas por las que se extingue el contrato de la trabajadora ni en los mismos se justifica cuál es el motivo de que se prescinda del puesto de trabajo de la actora, teniendo en cuenta la incidencia de las causas económicas en la supresión del mismo haciéndose alusión "a las nuevas responsabilidades de acuerdo con la nueva estructura necesaria en la fábrica", sin que se contenga referencia alguna al personal que presta servicios en las oficinas centrales del grupo, que es donde presta servicios la actora. Recae sobre la parte demandada la carga de probar que su actuación obedeció a causas reales y objetivas extrañas a la pretendida vulneración de derechos fundamentales, así como que aquéllas tuvieron entidad suficiente para fundar la decisión, prueba que no ha logrado, ni tan siquiera intentado practicar.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: EMILIO FERNANDEZ DE MATA
  • Nº Recurso: 3596/2014
  • Fecha: 30/12/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El interés de la sentencia reside en el estudio que realiza sobre la prueba ilícitamente obtenida por vulnerar derechos fundamentales, en concreto el secreto de las comunicaciones, en una tesitura empresarial de prohibición de medios informáticos para fines particulares. Se despidió al trabajador porque se enviaron a su cuenta bancaria por un cliente una importante cantidad, existiendo un código de conducta que prohíbe aceptar dádivas o regalos. La empleadora conoció el incumplimiento porque otro empleado halló de forma casual una copia de una transferencia bancaria, lo que provocó que la empresa accediera al correo electrónico del trabajador, demostrándose que existía otra transferencia de la misma empresa a favor del actor. El acceso al correo electrónico del trabajador se declara prueba ilícita por lesión del secreto de las comunicaciones pese a la prohibición existente (apartándose en este sentido de la doctrina de la Sala Cuarta), y tras afirmar la suficiencia de la comunicación, ratifica la procedencia del despido al demostrarse por otra prueba (el hallazgo casual) el incumplimiento del empleado, constitutivo de transgresión de la buena fe contractual.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MIQUEL ANGEL FALGUERA BARO
  • Nº Recurso: 1321/2017
  • Fecha: 24/04/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la empresa la nulidad de su decisión extintiva por causas económicas al no haber superado los umbrales numéricos que motivan esta impugnada calificación. Entre las extinciones imputables (que dan lugar a un despido colectivo de hecho) se encuentran las referidas los contratos temporales suscritos en fraude de ley a diferencia de lo que sucede con aquéllos que finalizan por las causas pactadas o legalmente establecidas. En aplicación del principio del onus probandi se advierte que no consta en el relato fáctico ningún elemento del que deducir la conclusión de que el resto de los contratos temporales suscritos por el actor fueran fraudulentos. Tratándose de una empresa con plantilla muy numerosa no se justifica que ya en el ámbito de la misma o en el del centro de trabajo (acorde con la Directiva comunitaria) se hayan superado los límites legales del despido colectivo. En orden a la antigüedad la norma de convenio señala la necesidad de reiniciar el nuevo cómputo cuando la interrupción entre contratos supera el mes. Criterio que no se comparte en aplicación de la doctrina de la unidad esencial del vínculo a considerar desde el conjunto de la relación analizada, a lo que añade la diferencia entre aquella antigüedad contractual y la fijada a efectos de despido. No ha lugar a reitegrar la indemnización por fín de contrato cuando se declara la improcedencia: no tiene naturaleza reconvencional y sí compensatoria pero no concurren los requisitos necesarios para ello.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JOSE LUIS NIÑO ROMERO
  • Nº Recurso: 280/2017
  • Fecha: 07/03/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la sentencia que rechaza la acción de despido por él ejercitada (al no aportarse datos de discriminación indiciarios de su nulidad y acreditarse documentalmente la causa económica) opone el trabajador la ausencia de razonabilidad de la medida adoptada y que los trabajadores afectados por la misma fueron quienes tuvieron más quejas de los clientes tuvieran; lo que supone un despido disciplinario encubierto. Partiendo de que el recurrente no aportó indicios suficientes de que el comportamiento empresarial haya sido discriminatorio, analiza la sala la causa objetiva que sustenta su decisión, se remite la Sala a la secuencia de las normas que han venido regulando el despido por causas económicas (y su jurisprudencial interpretación), advirtiendo que la comunicación extintiva hace referencia a una rebaja de precios en los servicios que la empresa presta a a su principal en los términos decididos por esta última; lo que implica una minoración tarifaria con repercusión en su facturación expresiva de una causa económica que no productiva al no constar que se vayan a realizar menos encargos a la contratista. Y siendo así que aquélla se referencia a un breve término de tres meses (que pugna, además, con las nuevas contrataciones realizadas por la empresa por exceso de pedidos en su principal) no se considera acreditada tal causa económica con la consecuente improcedencia del despido analizado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE MANUEL LOPEZ GARCIA DE LA SERRANA
  • Nº Recurso: 3963/2014
  • Fecha: 05/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión suscitada en la sentencia anotada consiste en determinar la suficiencia de la carta de despido individual, en particular, si debe incluir las razones que han determinado la elección del trabajador afectado en el marco de un despido colectivo. Pero el TS no entra en el fondo del asunto al no concurrir la necesaria contradicción. Así, el contenido de las cartas de despido es por completo distinto, aunque en ambos casos se trate de despidos objetivos efectuados en el marco de un ERE. En la recurrida, la carta contiene la referencia al plan de recapitalización de la entidad demandada, que obligó a la reestructuración de los departamentos y actividades, lo que afectó al directamente al volumen de empleo, también se refiere al acuerdo alcanzado en el marco del ERE y a los criterios de afectación de los trabajadores utilizados, en la de contraste, no existió acuerdo y por otra parte ninguna referencia existe a los criterios de selección, y en la que se hace referencia estrictamente a que el despido tiene como causa el expediente de regulación de empleo. En lo tocante al segundo punto de contradicción relativo al hecho de que no se entregó copia a la representación de los trabajadores, se reitera doctrina en la que se afirmó que en estos no opera la necesidad de entregar copia de la carta a la RLT, por expreso mandato legal [solo opera en los supuestos del art. 52.c) ET] y porque se precede de una previa negociación con los representantes de los trabajadores.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: PILAR YEBRA-PIMENTEL VILAR
  • Nº Recurso: 844/2016
  • Fecha: 20/06/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia aborda diversas cuestiones al hilo del despido de un trabajador por ausencias injustificadas al trabajo, despido declarado procedente por el Juzgado, que la Sala confirma. El recurso cuestiona en primer lugar el salario, determinando la Sala cuál es el que corresponde, tras señalar que es una cuestión jurídica cuando resulta discutida, como en este caso, y no fáctica; seguidamente descarta que la comunicación de despido no reúna los requisitos precisos, calificándola como suficiente, y en orden al incumplimiento atribuido, concluye que las ausencias al trabajo motivadas por el ingreso en prisión para el cumplimiento de una pena privativa de libertad impuesta por sentencia firme, son injustificadas al destruirse la presunción de inocencia, máxime cuando el trabajador no comunicó a la empresa ese ingreso en prisión que, de hecho, una vez decretado por el órgano judicial penal, no cumplió voluntariamente, existiendo orden búsqueda e ingreso en prisión que motivó su detención en el centro de trabajo.