• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: JOSE MANUEL DE VICENTE BOBADILLA
  • Nº Recurso: 25/2010
  • Fecha: 05/07/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Sigue la Audiencia la reciente doctrina del Tribunal Supremo, según la cual para calificar un crédito como concursal o contra la masa, hay que estar al momento en que nace la obligación tributaria. Momento del devengo. Y no al momento de la liquidación o posteriores correcciones. Por ello, la rectificación del IVA, ha de calificarse como crédito ordinario y no contra la masa, pues el nacimiento del hecho imponible es el que marca la fecha a la que hay que atender. Estos principios no deben de ceder para acomodarse a los tributarios de regularidad temporal y efectividad de la liquidación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 724/2017
  • Fecha: 30/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima sendos recursos extraordinarios por infracción procesal porque la sentencia impugnada no vulnera los preceptos en que se fundamenta el recurso, relativos a las facultades revisoras del tribunal de segunda instancia, valoración y carga de la prueba. Se estiman los recursos de casación, partiendo de la jurisprudencia consolidada sobre el perjuicio para la masa activa como un sacrificio patrimonial injustificado, que no se puede equiparar con la alteración de la par conditio creditorum, porque implica una aminoración del valor del activo carente de justificación. En el caso, cuando se realizaron las daciones en pago controvertidas, pese a la proximidad de la declaración de concurso, el sacrificio patrimonial que suponían no era injustificado porque se extinguieron pasivos por el doble del valor de los derechos cedidos, de modo que no existió detrimento de la masa activa; y porque la novación sufrida por los créditos concursales afectados por el concurso permitió a los acreedores cobrar sus créditos, más tarde, pero en similar proporción (quita del 50%) y en dinero. No se aprecian circunstancias excepcionales en la naturaleza de los créditos o en la condición del acreedor que permita afirmar el carácter injustificado de la diferencia de trato entre los acreedores que vieron satisfecho parcialmente su crédito. Además, la cesión de unos derechos de difícil explotación en esos momentos ahorró a la concursada los gastos de mantenimiento.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 653/2017
  • Fecha: 10/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recursos frente a una sentencia que estimó una acción rescisoria concursal de una dación en pago (plazas de garaje) por considerarla injustificada y perjudicial para la masa activa. Se desestiman los recursos por infracción procesal porque, tras recordar el ámbito del recurso de apelación, no aprecia infracción del principio de justicia rogada, ni falta de claridad o incongruencia, ni vulneración de la carga o valoración probatoria del perjuicio para la masa y de la insolvencia, al ser conceptos que encierran valoraciones jurídicas y no fácticas. Se estiman los recursos de casación. El perjuicio para la masa activa, que no se puede equiparar con la alteración de la par condictio creditorum, se entiende como un sacrificio patrimonial injustificado, en cuanto que tiene que suponer una aminoración del valor del activo carente de justificación. En el caso, no hubo sacrificio patrimonial porque el importe por el que se transmitían los bienes era el doble de su valor. Y desde el punto de vista de la satisfacción de los créditos que se extinguían, tampoco existió perjuicio, ya que, a pesar de que la dación se realizó en fechas próximas a la declaración del concurso, los acreedores recibieron en pago unos derechos de difícil comercialización, mientras que los acreedores que se sometieron al concurso vieron reducidos sus créditos en un 50% y cobraron más tarde pero en dinero. La cesión de unos derechos de difícil explotación ahorró a la concursada los gastos de mantenimiento.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ourense
  • Ponente: MARIA JOSE GONZALEZ MOVILLA
  • Nº Recurso: 126/2016
  • Fecha: 15/12/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se revoca la sentencia desestimatoria de la demanda en la que la AEAT solicitaba la rescisión de un contrato de cesión en pago de deuda otorgado por la entidad concursada a favor de otra mercantil mediante la que la primera transmitía a la segunda el derecho de uso exclusivo en concesión de dos plazas de garaje en pago de la cantidad que le adeudaba. Acreditado que la cesión efectuada en el plazo de los dos años anteriores a la declaración del concurso, que el valor de lo cedido era muy inferior a la deuda cancelada, e incluso que la dación en pago se realizó tras haber procedido la concursada a comunicar al juzgado competente para la declaración de su concurso el inicio de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, y no siendo de apreciar el beneficio derivado de la extinción de las obligaciones derivadas del mantenimiento y explotación de los bienes cedidos, el principio pars conditio creditorum ha de entenderse vulnerado al anteponerse a un acreedor sobre otros ante el inminente concurso, viendo satisfecho ese acreedor, al menos parcialmente, su crédito, al margen del mismo, frente a los demás que habrán de esperar a su resolución, sin saber si en algún momento llegarán a cobrar sus deudas o en qué cuantía. La entidad cesionaria ha sufrido una pérdida parcial de su crédito, pero los otros acreedores, si se aprueba el, además la quita, soportaran un aplazamiento en el pago de su crédito.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 745/2008
  • Fecha: 18/05/2009
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: Se plantean en la aprobación del plan de liquidación presentado en el concurso dos cuestiones, relacionadas con un bien del concursado. Este bien consiste en un inmueble hipotecado, que corresponde en su mitad indivisa al concursado y respecto del crédito hipotecario se han venido satisfaciendo todas las cuotas. Sobre si ha de contemplarse en el plan de liquidación todo el bien o sólo la mitad indivisa del concursado, la Sala razona que hay que estar a los bienes que configuraron la masa activa en la fase común del concurso. Y allí únicamente estaba la mitad indivisa del piso. Es cierto que la LC prevé el vencimiento anticipado de los créditos cuando se entra en fase de liquidación. Pero con excepciones. Los créditos garantizados con garantía real, ya que la LC permite mantener el crédito con los vencimientos en el tiempo siempre que el adquirente del mismo se subrogue en las obligaciones del deudor. Lo que procede en este caso especialmente, porque el codeudor solidario ( no concursado) venía pagando todos los vencimientos periódicos. por lo que la solución que da la Audiencia no perjudica a éste ni contraría al acreedor hipotecario.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palma de Mallorca
  • Ponente: MARIA ARANTZAZU ORTIZ GONZALEZ
  • Nº Recurso: 236/2017
  • Fecha: 22/09/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Actora y demandada formalizaron un contrato de préstamo el 9 de junio de 2008 que se garantizó con hipoteca sobre dos fincas de la demandante, a devolver en un año con un principal de 149.000 euros. El 2 de diciembre de 2010 se declaró el concurso de la demandante en el que se reconoció un crédito a favor de la hoy demandada por importe de 129.400 euros. La parte demandada no se opuso al reconocimiento ni a la cuantía del crédito. En fase de liquidación la demandada recibió un pago por importe de su crédito reconocido de 129.40 euros. Entonces la demandada desistió del proceso de ejecución hipotecaria, y alegando error aritmético en la cuantificación de la deuda e interpuso nueva ejecución hipotecaria, en ejecución del mismo título por cuantía de 111.372 euros en enero de 2012. La demandante reclama que el crédito ha de tenerse por extinguido por los efectos del proceso concursal y, por último, que en todo caso la deuda quedó saldada con el pago realizado en la fase de liquidación concursal. El Juzgado desestima la demanda. La Audiencia estima el recurso y la demanda. Considera que la parte demandada vio satisfecho su crédito en la liquidación concursal, y que si pensaba que su crédito no estaba completamente satisfecho, debía haberse opuesto bien al reconocimiento de su crédito por esa cuantía, bien a la concusión del concurso.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pontevedra
  • Ponente: MANUEL ALMENAR BELENGUER
  • Nº Recurso: 793/2016
  • Fecha: 12/12/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se revoca la sentencia que declara culpable el concurso en la pieza abierta cuando tras el incumplimiento del convenio "gravoso", se inicia la liquidación. El presupuesto de la calificación del concurso en los supuestos de incumplimiento de convenio "gravoso", y reapertura de la sección de calificación, como es la imputabilidad al deudor, a título de dolo o de culpa, del incumplimiento del convenio. En el caso examinado el propio informe de la administración concursal reconoce que el deudor cumplió el convenio durante meses, y que las previsiones de actividad que tenía la empresa a la hora de elaborar el convenio presentado no se cumplieron, lo que apunta a una causa o concausa ajena a la voluntad del deudor, sin que la deficiente gestión que se le atribuye y que pudo contribuir a agravar la situación económica de la concursada, guarde relación alguna con el incumplimiento del convenio que, por otra parte, comenzó a producirse antes de que, el administrador declarado persona afectada, asumiera las funciones de administrador de la sociedad en concurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL GIMENO-BAYON COBOS
  • Nº Recurso: 597/2010
  • Fecha: 14/11/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso extraordinario por infracción procesal. Considera que en un solo motivo se denuncia infracciones de preceptos diversos que nada tienen que ver con las normas reguladoras de la sentencia y además la imprecisión terminológica de la que adolecía la demanda, fue subsanada en el acto de la vista. Asimismo se desestiman los recursos de casación interpuestos, así en relación a la presunción de culpabilidad del concurso relativa al incumplimiento del deber de solicitarlo y por falta de colaboración con el juez del concurso y la administración concursal, la Sala considera que el recurrente parte de hechos diferentes a los fijados en la instancia sin haber desvirtuado previamente su base fáctica. En lo relativo a la realización de actos jurídicos dirigidos a simular una situación patrimonial ficticia, la Sala considera que lo único que se argumenta es que de la simulación absoluta no deriva perjuicio alguno para los acreedores y ello no es exigido por la norma. Finalmente en relación a la responsabilidad concursal de los administradores, considera que la condena a responder del déficit concursal no vulnera lo dispuesto en el art. 172.3 LC, en la redacción aplicable a la decisión del caso, pues al fijar la condena en el 45% del déficit concursal se ha actuado con arreglo a los límites discrecionales que la norma atribuye al Juez. Se ha formulado voto particular en lo relativo a la interpretación del art. 172.3 LC, anterior a la reforma Ley 38/2011.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS EUGENIO CORBAL FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 10/2007
  • Fecha: 27/10/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso extraordinario por infracción procesal: No se produce infracción de las normas relativas a la carga de la prueba. Planteamiento de cuestión nueva. No se aprecia incongruencia. Falta de agotamiento de las posiblidades de subsanación del pretendido defecto procesal (469.2 LEC). Prueba pericial: no se impugna adecuadamente. Recurso de casación: la venta de las fincas fue perjudicial para vendedora y acreedores puesto que se hizo por un precio notablemente inferior al del mercado. Existencia de mala fe de los compradores, que eran conscientes de la grave crisis económica de la empresa y del perjuicio que podían sufrir el resto de los acreedores. Interpretación del art. 71.1 LC; no tiene ningún sentido que si se prueba el perjuicio (sin necesidad de presunción) no quepa apreciar mala fe, y, en cambio, si no se prueba, pero se presume, sí. La referencia del art. 71.1, inciso final, a "aunque no hubiere existido intención fraudulenta" tiene carácter general y significa que la acción de reintegración, si bien requiere como presupuesto el perjuicio para la masa activa, no precisa que haya el ánimo o propósito de defraudar.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 126/2014
  • Fecha: 08/06/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Insuficiencia de masa activa en concurso. Prelación de créditos contra la masa. Honorarios de la administración concursal. Honorarios imprescindibles para concluir la liquidación. Resto de honorarios. Los créditos contra la masa se caracterizan por hacer posible el propio procedimiento de concurso, es decir, son créditos para llevarlo a buen fin dentro de las posibilidades patrimoniales del deudor. La delimitación legal de estos créditos parte de la distinción entre gastos de la masa y obligaciones de la masa. Dentro de los primeros, se incluyen los gastos de justicia y los gastos de administración. Los primeros son los indispensables para el desarrollo del procedimiento (gastos de la solicitud, de la declaración, de la publicidad...) y los derivados de incidentes concursales. Los de administración son básicamente las retribuciones de la administración concursal. Hay actuaciones de la administración concursal que pueden ser consideradas costas y gastos de justicia, pero los honorarios corresponden al concepto de gastos de administración. El legislador, al enumerar los créditos contra la masa, distingue entre costas y gastos judiciales, por un lado, y retribución de la administración concursal, por otro, por lo que no cabe asimilarlos en aplicación del art. 176 bis 2, cuando en el número 4.º únicamente hace mención a los primeros. Por lo que habrá que entender que tales retribuciones quedan encuadradas en el grupo residual del art. 176 bis 2-5º. Se estima el recurso.