• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JUAN CLIMENT BARBERA
  • Nº Recurso: 6/2011
  • Fecha: 19/04/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato alevoso. Muerte de una niña por sus padres. La motivación del veredicto por el Jurado se ha de producir en los términos establecidos en la Ley Orgánica del Tribunal de Jurado. La infracción del deber de motivación del veredicto se produce cuando impide conocer las razones que fundan el propio veredicto y su carácter determinante de los hechos probados de la sentencia. La motivación del veredicto del Jurado se ha de formular de modo que permita conocer a cualquiera ajeno al mismo las razones que han llevado al Jurado a declarar probados o no probados los hechos objeto del mismo, en este último caso con menor trascendencia, señalando los elementos de convicción sobre los que se apoyan sus decisiones expresadas en el veredicto, sin que sea exigible el mismo rigor formal de motivación en los veredictos de los jurados que en las sentencias judiciales. Las exigencias de motivación del veredicto del Jurado han de interpretarse pues en los términos más amplios posibles, tanto en su sentido formal como en el sustantivo. Existencia de motivación del veredicto, criterios jurisprudeniales. Motivación de la sentencia. Existencia de prueba de cargo practicada en el juicio tenidas en cuenta por el Jurado de forma razonable, que destruyen la presunción de inocencia. Inexistencia de indefensión.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SIRO FRANCISCO GARCIA PEREZ
  • Nº Recurso: 2546/2010
  • Fecha: 18/05/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Que el cuchillo, de hoja suficientemente larga para alcanzar al pulmón, incidiera primeramente dentro de su trayectoria en el omoplato no indica en modo alguno que el acusado no quisiera, al menos con dolo eventual, que la cuchillada afectara al pulmón. Además existió riesgo vital y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para evitar un desenlace fatal. Concurre pues el ánimo de matar. La sentencia describe una agresión sorpresiva, de acercamiento y ataque por la espalda, con supresión de una posible defensa. Debiendo tenerse en cuenta que la Jurisprudencia ha venido a sentar que la desconfianza que puede despertar una amenaza previa, en este caso entre amigos, tiene un carácter necesariamente relativa. La sentencia apreció la atenuante de estado pasional (obcecación), y el recurrente sostiene que se debió apreciar la eximente incompleta, pero sucede que ni del relato de la sentencia aparece una alteración síquica no transitoria o un transtorno mental transitorio aunque fueran incompletos, sino una alteración síquica propia del campo emocional. Y ello se ajusta a los informes de los peritos que se refieren a trastornos de la esfera emocional o afectiva, conservando sus facultades síquicas superiores; de manera que, con tal ayuda pericial, aparece adecuadamente motivada la apreciación de la Audiencia. Las pruebas periciales fueron oportunamente rechazadas por reiterativas y por tanto impertinentes e innecesarias, y por ello ninguna indefensión se ha producido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ADOLFO PREGO DE OLIVER TOLIVAR
  • Nº Recurso: 11301/2010
  • Fecha: 15/07/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurso de casación se formula contra la sentencia dictada por el Tribunal de apelación, no pudiéndose introducir cuestiones nuevas que no pudieran ser examinadas por éste. La esencia de la alevosía se encuentra en la existencia de una conducta agresora que tienda objetivamente a la eliminación de la defensa; o bien en el aprovechamiento de una situación de indefensión cuyos orígenes son indiferentes. No es imprescindible que de antemano el agente busque y encuentre el modo más idóneo de ejecución, sino que es suficiente que se aproveche en cualquier momento de forma consciente de la situación de indefensión de la víctima así como de la facilidad que ello supone. La alevosía no se excluye en casos de intento de defensa, cuando es funcionalmente imposible, y se debe a la reacción instintiva de quien no tiene escapatoria frente a la eficacia de un ataque ejecutado sobre seguro. La necesidad de golpes sucesivos no elimina la alevosía porque ésta no exige prontitud en la causación de la muerte, sino aseguramiento en su producción. Es apreciable ensañamiento: por la causación del dolor mediante actos complementarios ejecutados a tal fin sin ser precisos para la consecución del resultado mortal; por la prolongación intencionada de la agonía retrasando la llegada de la muerte precisamente para aumentar el sufrimiento; o por la elección de una acción mortífera especialmente cruel y dolorosa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: FERNANDO DE LORENZO MARTINEZ
  • Nº Recurso: 10/2011
  • Fecha: 21/09/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Agravante de parentesco. Carácter del recurso de apelación contra las sentencias del Tribunal del Jurado: recurso extraordinario. La defensa no utilizó los recursos pertinente contra la denegación de los medios de prueba. Alevosía, existencia al declarar su existencia el Jurado. Indemnización: la aplicación del baremo de los accidentes de circulación en relación con los delitos dolosos es orientativa, pues el daño derivado por ese mismo motivo tiene un componente de gravedad mayor que el derivado por ese mismo motivo de la circulación rodada. Los conceptos, "familiares" y "perjudicados", son notablemente más amplios que el de "herederos. Los daños morales en su traducción a una suma de dinero sólo puede ser objeto de control en el recurso de casación cuando resulte la misma manifiestamente arbitraria y objetivamente desproporcionada. La indemnización por responsabilidad civil derivada de un ilícito penal doloso que realice el Tribunal de instancia, fijando el alcance material del quantum de las responsabilidades civiles, no puede ser sometida a la censura de la casación .Solo cabe entrar a conocer si se pusiera en cuestión las bases o diferentes conceptos en los que se apoya la fijación de la cifra respectiva, o lo que es igual, el supuesto de precisar si existe razón o causa bastante para indemnizar, pero no el alcance cuantitativo del concepto por el que se indemniza.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JUAN JOSE ROMEO LAGUNA
  • Nº Recurso: 4879/2010
  • Fecha: 27/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desde la azotea de su vivienda, el acusado pasó a la de la vivienda de la víctima en la que penetró, sorprendiéndola en la cama, situación en la que propinó al menos 5 martillazos en la cabeza que causaron su muerte. Tras ello se apoderó de diversas joyas y otros efectos. La AP le condena como autor de un delito de asesinato y de otro de robo con violencia y empleo de instrumento peligroso. Absuelve al otro acusado por falta de pruebas. La acusación se fundó en manifestaciones del coimputado mencionado, manifestaciones interesadas y exculpatorias, no refrendadas por dato objetivo alguno. Al contrario, las pruebas periciales rebaten esas tesis incriminatorias del coimputado. La muerte fue alevosa, estando la mujer dormida en su cama sin posibilidad de defensa. No es apreciable la agravante de abuso de superioridad en el asesinato ya que es circunstancia homogénea a la alevosía. Tampoco concurren atenuantes de embriaguez y drogadicción por falta de prueba. Se impone la pena de 18 años de prisión por el asesinato a causa de la brutalidad de la acción. En el robo se impone la pena máxima por concurrir las agravantes específicas de violencia extrema en la propia vivienda de la víctima.
  • Tipo Órgano: Audiencia Nacional. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARMEN PALOMA GONZALEZ PASTOR
  • Nº Recurso: 30/2001
  • Fecha: 15/11/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Atentado con bomba lapa que provocó la muerte de un concejal de Leiza, a la puerta de su domicilio y a la vista de su cónyuge. Previamente la víctima había sido objeto de amenazas, en forma del dibujo de una diana que pintaron en la fachada de su local de negocio, y había sufrido la quema de un vehículo. La explosión produjo daños en las fachadas de los edificios y motivó el desalojo de los vecinos. Fue ejecutado por un comando de ETA. Descubrimiento en el garaje de uno de los acusados de sustancias explosivas, carga rompedora, detonadores, dispositivos de iniciación y otros elementos utilizados en la elaboración de artefactos explosivos. Integración en organización terrorista. Jefatura que se aprecia respecto a quien fuera dirigente del aparato militar de ETA. Declaración policial auto y heteroincriminatoria del acusado, introducción en la prueba mediante la declaración de los agentes que practicaron el interrogatorio. No ratificación judicial y silencio en el juicio. Denuncia de torturas, que se descarta por falta de indicios de maltrato. Se afirma la voluntariedad de las declaraciones que hizo ante los investigadores policiales. Elementos de corroboración de la confesión, que el Tribunal obtiene de las actas de inspección ocular y de las periciales grafológica y de inteligencia. Voto particular que cuestiona la suficiencia de la prueba de confesión policial y la falta de verdaderos elementos de corroboración de la autoría.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MANUEL VICENTE AVELLO CASIELLES
  • Nº Recurso: 14/2010
  • Fecha: 27/09/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras esperar a su exesposa agazapado en la escalera de su vivienda, el acusado la abordó y con un cuchillo de 30 cmts de hoja le lanzó tras golpes, persiguiéndola al tiempo que le decía repetidamente que la iba a matar. Fue detenido al portal por agentes que acudieron avisados por los vecinos. La AP condena al acusado como autor de un delito de asesinato intentado del art. 139.1 CP en relación con sus arts. 16.1, 62 y 57.1 y 2. Discutida solo la intención del procesado, fue claro el ánimo de matar en su conducta: el arma empleada; las heridas se localizaron en cabeza y cuello, ambas zonas vitales; persistió en la persecución y agresión a la víctima, y mediaron amenazas de muerte según los testigos. Es también patente la alevosía sorpresiva: no hubo discusión previa con la víctima. Se aprecia la eximente incompleta de alteración psíquica: el acusado padecía un trastorno obsesivo compulsivo y un trastorno bipolar, siendo dos patologías diferentes, aunque no quedó anulada por completo la conciencia. En ella se entiende englobada la intoxicación etílica que presentaba el acusado, sin que justifique una atenuante autónoma. Concurre igualmente la agravante de parentesco y la atenuante de reparación: se consignó antes del juicio una cantidad superior a la pedida como indemnización. Se impone la medida de internamiento hasta la completa curación, pero no la privación de la patria potestad respecto de la hija común ni su suspensión a efectos de la comunicación con ella.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Murcia
  • Ponente: JULIAN PEREZ-TEMPLADO JORDAN
  • Nº Recurso: 6/2011
  • Fecha: 02/12/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato, agravante de parentesco. Inexistencia de la vulneración de la presunción de inocencia, existencia de prueba de cargo. El Jurado estimó probado que el acusado, tras una noche de alcohol y discusión, lanzó a su pareja por la ventana sin que pudiera mediar defensa por parte de la víctima, debido, como circunstancia muy relevante a la muy superior envergadura y fortaleza física del agresor, que en cualquier supuesto hubiera hecho imposible una reacción defensiva. La decisión del Jurado tiene una base razonable y la prueba practicada puede conducir a una conclusión incriminatoria. Alevosía sorpresiva, existencia, criterios jurisprudenciales. Inexistencia de defecto en la proposición del objeto del veredicto, que está motivado. Inexistencia de indefensión, una lectura desapasionada de las posiciones formuladas por la Magistrado-Presidente no conduce en absoluto a ese ánimo tendencial contra reo, sino que es una descripción de los hechos según las pruebas demostradas que llevaron al luctuoso suceso enjuiciado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Almería
  • Ponente: ANDRES VELEZ RAMAL
  • Nº Recurso: 14/2008
  • Fecha: 22/04/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La víctima fue agredida por un hombre contratado al efecto a través se su pareja por la exesposa de la víctima. La AP condena al acusado como autor de un delito de asesinato en grado de tentativa; a su pareja como cómplice del mismo y la otra acusada como inductora. Por extemporánea se rechaza la impugnación de la "totalidad de las diligencias practicadas en el sumario" planteada por la defensa de los acusados en sus conclusiones definitivas. Siendo claro el ánimo de matar, se aprecian alevosía y recompensa en el autor material. El ataque fue súbito e inesperado sin posibilidad de reacción de la víctima al ser acometida en un rellano de escalera por persona para él desconocida provista de navaja con la que le golpeó repetidamente. La exesposa ofreció al autor material 3.000 euros, permanecer en su domicilio y hacerse ella cargo de su pareja si le ocurría algo. No hubo desistimiento. Aunque los acusados se negaron a declarar, se practicó prueba de cargo suficiente. No se percibe alevosía en la cómplice. En la exesposa concurre la agravante de parentesco, descartándose la de aprovechamiento y la atenuante de estado pasional. No se aprecian dilaciones indebidas. Si el autor material de alguna forma reconoció los hechos, fue al verse imputado. No concurre la atenuante de confesión. Por la gravedad del hecho se rebaja la pena al autor e inductora en solo un grado por mor de la tentativa. A la cómplice se le rebaja por tal razón en otro grado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: MARIA DEL PUY ARAMENDIA OJER
  • Nº Recurso: 4/2011
  • Fecha: 29/12/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena al acusado como autor de un delito coacciones leves y de otro de asesinato en grado de tentativa. Quedó probado, de un lado, que el acusado realizó diversas actuaciones sobre su esposa, siguiéndola a los lugares a los que ella acudía, llamándola continuamente por teléfono, insultándola, conminándola a que se fuera a Brasil, o a que volviera con él, o a que no estuviera con otras personas, a fin de obtener que volviera con él o impedir que estuviera con otras personas, lo que es constitutivo del delito de coacciones leves sobre su esposa del artículo 172, 2º del C.P. De otro lado, el procesado, utilizando un arma idónea para producir la muerte, un cuchillo, atacó a la víctima con intensidad en zonas de riesgo vital, propinándole múltiples cuchilladas, causándole heridas que, de no haber sido por la urgencia de la asistencia médica, podrían haberle causado la muerte; además, concurrió alevosía, en tanto el ataque dirigido a producir la muerte fue súbito e inopinado, al atacar a la denunciante cuando ésta entraba al portal, encontrándose de espaldas al agresor, siendo sorprendida y estando desprevenida ante la agresión, eliminando sus posibilidades de defensa. Concurre en el acusado, respecto del delito de asesinato intentado, la agravante de parentesco, dado que había mantenido con la víctima una relación de convivencia durante siete años. Se fija por las lesiones, días de incapacidad y secuelas, incluido el daño moral, una indemnización total de 24.295 euros.