• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO BUENAVENTURA FERRER PUJOL
  • Nº Recurso: 22/2010
  • Fecha: 06/05/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El procesado asesta varios golpes a la víctima con una navaja de 10 cm. de hoja en cuello, tórax y axila. Causó lesiones que requirieron para su sanidad de tratamiento médico y quirúrgico urgente que, de no haber recibido hubieran determinado su muerte. Se califican los hechos como homicidio intentado. Se aprecia dolo homicida al haberse dirigido los golpes a zonas corporales que alojan órganos vitales. Descarta la calificación de los hechos como asesinato al no apreciar que existiera alevosia. La víctima fue avisada de la inminente agresión tanto por un testigo como por el propio acusado. Se rechaza la atenuante de arrebato, y que aunque existió una confrontación verbal previa, la reacción del acusado no fue inmediata. No se aprecia la atenuante de confesión porque si bien la actitud del acusado fue colaboradora con la policía, nada les aportó al conocimiento de la autoría, ya acreditado por las declaraciones de los testigos presenciales.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA ELENA PERALES GUILLO
  • Nº Recurso: 34/2010
  • Fecha: 11/04/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado se ocultó en la zona de las escaleras del portal donde residía su víctima, esperando, con dos cuchillos en sus manos, a ésta. Cuando la víctima accedió al portal, el acusado se abalanzó sorpresivamente sobre ella y le asestó, con ánimo de acabar con su vida y asegurar su muerte, entre ocho y diez puñaladas con los cuchillos que portaba, en diferentes partes del tronco de su cuerpo. En un momento dado el agredido consiguió empujar al agresor y salir del inmueble al exterior lo que puso fin a la agresión. Sufrió múltiples heridas por arma blanca, unas veinte, que afectaron al hígado, pulmones y otro órganos, precisando para su curación tratamiento médico y restándole distintas secuelas. La Audiencia considera los hechos declarados probados constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa previsto y penado en el artículo 139.1º del Código Penal. La voluntad de matar se acredita por las armas utilizada en el ataque, porque la zona del cuerpo a la que se dirigieron las puñaladas contiene órganos vitales y por la aptitud de las cuchilladas para matar. Concurre la circunstancia de alevosía pues el ataque fue realizado por sorpresa, de modo súbito e inopinado, imprevisto, fulgurante y repentino, ejecutado contra quien estaba confiado en que tal clase de ataque no se iba a producir.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Jaén
  • Ponente: JESUS MARIA PASSOLAS MORALES
  • Nº Recurso: 2/2010
  • Fecha: 13/12/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado abordó a la mujer con la que convivía y a causa de haberle manifestado ésta la noche antes que deseaba cesar la relación, con un cuchillo le propinó cortes en el cuello. Al romperse la hoja, cogió otro cuchillo con el que golpeó de nuevo a la víctima, caída en el suelo, hasta que también se partió la hoja, por lo que comenzó a patearla con las botas de trabajo, reforzadas en su puntera, en la cabeza, y a pisarle la cara. Tras ello abandonó la casa, echando la llave, si bien la víctima pudo abrir y dar aviso, de forma que pudo ser asistida. La AP condena al procesado como autor de un delito de asesinato en grado de tentativa acabada, puesto que de no haber recibido asistencia sanitaria urgente, podrían haber fallecido. Concurre el dolo de matar por la localización del ataque en zona de vital importancia (cuello); el empleo de dos cuchillos y la fuerza de los golpes, de modo que se rompieron. Es clara la alevosía. La víctima está confiada, preparándose para ir al trabajo, cuando el procesado la atacó empuñando un cuchillo. No concurre ensañamiento. No se infiere el dolo especial de aumento deliberadamente el dolor de la ofendida, ya que los golpes son la continuación del actuar ante la inutilidad funcional también del segundo cuchillo. Se aplica la agravante de parentesco. Es descartada la atenuante de arrebato y obcecación. Ni consta un estado patológico que disminuyera sus capacidades, ni un estímulo que produjese esa disminución.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MARIA LUISA BARRIO BERNARDO-RUA
  • Nº Recurso: 228/2009
  • Fecha: 05/01/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Apelan la sentencia del Juzgado de Menores tanto el condenado por asesinato y homicidio intentado, cuyo recurso es desestimado, como la acusadora particular, víctima de un delito intentado de homicidio, cuya impugnación es parcialmente estimada. Rechaza la AP la nulidad de actuaciones pedida por la defensa del acusado reclamando la práctica de prueba pericial sobre determinados productos no recogidos en el registro de su habitación al no estar presentes ni el menor imputado, ni su letrada. Sí lo estaba el padre del menor, titular de la vivienda. Además, existían otras pruebas aptas para valorar los posibles efectos adversos de aquellas sustancias. Igualmente se rechaza el cuestionamiento que se hace de las calificaciones de los hechos por una y otra parte. Fue alevosa y con ensañamiento la muerte causada. También la acción contra la víctima que sobrevivió, por lo que se revoca en este punto la sentencia apreciándose asesinato, sin que pueda hablarse de mero delito de lesiones como pretendía la defensa, ni de desistimiento activo. Se descarta el error en la apreciación de la prueba: no la hay de que el menor actuase en situación de trastorno mental transitorio. Frente a las alegaciones de ambos apelantes, se estiman proporcionadas las sanciones impuestas de internamiento en régimen cerrado y medida posterior de libertad vigilada. Se estima también el recurso de la acusación para imponer la prohibición de aproximación.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: INMACULADA ADELAIDA JURADO HORTELANO
  • Nº Recurso: 526/2009
  • Fecha: 09/03/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Condenado por el Juzgado de Menores como autor de un delito de asesinato y de dos delitos de lesiones agravadas por empleo de instrumento peligroso; la Audiencia Provincial desestima el recurso de la defensa considerando correcta la valoración probatoria expresada en la Sentencia con una prolija fundamentación. En particular, se estima concurrente la alevosía cualificadora del asesinato, ya que el menor, de forma sorpresiva, atacó a la víctima, de espaldas que había acudido a poner fín en una disputa entre los jóvenes, sin darle opción a defenderse y haber evitado los primeros pinchazos con el arma blanca que portaba.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MARIA LUISA BARRIO BERNARDO-RUA
  • Nº Recurso: 4/2008
  • Fecha: 17/02/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado estimó probado que la acusada , tras mediar una discusión con su madre en el domicilio familiar, la arrojó al suelo dándole patadas y golpeándola con una silla, para a continuación con un cuchillo que cogió de cocina, sentada a horcajadas sobre du madre, se lo clavó repetidamente causándole lesiones que motivaron su muerte. La acusada padecía una esquizofrenia paranoide de comienzo temprano y varios años de evolución, por la que en el momento de los hechos quedaron anuladas sus facultades volitivas, sin capacidad para comprender la ilícitud del hecho y actuar conforme a esa comprensión. Por ello, apreciándosele la eximente de alteración psíquica, es absuelta del asesinato alevoso, con decreto de medida de intermaniento.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Santander
  • Ponente: ERNESTO SAGÜILLO TEJERINA
  • Nº Recurso: 5/2008
  • Fecha: 05/03/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado que ya había sido condenado por delito de homicidio contra la persona de su madre en la que se le apreció una eximente incompleta por trastorno paranoide transitorio, estaba sujeto a prohibición de acercamiento a la persona de su padre. A pesar de ello se encontraba viviendo en el piso de su hermana, donde estaba temporalmente residiendo el padre de ambos. A consecuencia de una discusión entre los hermanos intervino el padre, atacándole el acusado y asestándole diversas cuchilladas que le produjeron la muerte. El acusado en el momento de los hechos había abandonado el tratamiento psiquiátrico prescrito en su día, presentando descompensación de su sintomatología psicótica y delirante, con profunda afectación de sus capacidades volitivas y cognoscitivas que determinaban una completa anulación de su conciencia de lo realizado. La Audiencia considera los hechos constitutivos de un delito de asesinato pues no ofrece dudas la voluntad del acusado de causar la muerte de su padre, y por la concurrencia de ensañamiento conforme a lo previsto en el artículo 139.3ª del Código Penal, pues se utilizaron distintas armas blancas y el cadáver mostraba un total de 22 incisiones, muchas de ellas provocadas para ocasionar dolor. La Sala recuerda que el ensañamiento es compatible con la exención total de responsabilidad criminal por alteración mental conforme a lo previsto en el artículo 20.1 del Código Penal exención que se aprecia.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO
  • Nº Recurso: 7246/2004
  • Fecha: 22/11/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado agredió a la víctima cuando estaba situada de espaldas golpeando reiteradamente su cabeza con un trozo de viga hasta darle muerte. Tras ello se apoderó de 2 euros que en sus ropas llevaba la misma y de las llaves de su coche, con el que abandonó el lugar. Al día siguiente abandonó el auto tras chocar contra una farola, llevándose efectos guardados en su interior. Es condenado como auto de asesinato alevoso, de hurto de uso de vehículo y de falta de hurto.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO
  • Nº Recurso: 6820/2004
  • Fecha: 19/09/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena como autor de asesinato alevoso en tentativa acabada a quien en el interior de la vivienda en que habitaban golpeó repetidamente a su pareja con una barra de hierro en la cabeza hasta dejarla tendida en el suelo, exánime y ensangrentada. No se aprecia el parentesco como agravante al no haber sido pedido así por las acusaciones. Al padecer retraso mental leve se aplica al acusado una atenuante por analogía a la de anomalía psíquica. Por el contrario, no se estima probada la eximente de de intoxicación plena alegada por su defensa con base en un supuesto consumo de alcohol y benzodiacepinas en grandes cantidades. Contiene la sentencia interesantes análisis acerca de los criterios con los que detemrinas las prohibiciones de acercamiento y comunicación con la víctima, así como la aplicación analógica a los delitos dolosos del sistema indemnizatorio legalmente rpevisto para los accidentes de circulación.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JAVIER DOMINGUEZ BEGEGA
  • Nº Recurso: 1/2004
  • Fecha: 02/11/2004
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado declaró al acusado culpable de un delito de asesinato por alevosía sorpresiva con notable diferencia física con la víctima y empleo de arma blanca que debilitaba aún más la defensa, así como ensañamiento por la reiteración de los golpes letales con el arma provocadores de un intenso e innecesario sufrimiento. Se aprecian al acusado la atenuante analógica por alteración leve de las facultades volitivas con motivo de un trastorno adaptativo mixto con estado de ansiedad. Asimismo se aprecian las atenuantes de obcecación por celos, considerando los Jurados como estímulo suficiente el deseo de la mujer de poner fin a una relación sentimental, y la de confesión, puesto que el acusado reconoció espontáneamente los hechos ante los agentes de la Guardia Civil, indicándoles donde había tirado el cuchillo empleado, lo que, según la sentencia, fue bastante para el Jurado pese a dar también por demostrados otros hechos aparentemente contradictorios con ello y que "no añadía nada a lo que las Autoridades competentes ya sabían". A la hora de imponer la pena, estimando la sentencia que las tres atenuantes están al borde de la inanidad como circunstancias modificativas opta por la rebaja en un solo grado, cuantificándola en el margen mayor de la mitad inferior dada la gravedad del hecho, "al que no es ajeno el detalle de constituir la expresión de un lamentable episodio de violencia doméstica" y la peligrosidad del autor, individuo violento no arrepentido de lo que ejecutó.