• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JULIO GARCIA-BRAGA PUMARADA
  • Nº Recurso: 2/2008
  • Fecha: 04/11/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal del Jurado estimó al acusado culpable de matar a la mujer con quien convivió de forma alevosa, golpeando con un objeto contundente en zona vital del cuerpo, sin posibilidad de defensa. Se estimó que hubo también ensañamiento con base en que el acusado reconoció haber abandonado el cuerpo de la víctima sin saber si estaba viva o muerta, "dejándola por tanto en estado de sufrimiento", así como en la aplicación de "reiterados golpes" (el relato fáctico de la sentencia habla de "varias veces"). Se apreciaron las agravantes de parentesco y aprovechamiento de lugar (poco accesible, sin luz, despoblado), rechazándose la de haberse obrado con abuso de confianza ya que no se probó que la víctima no hubiera ido de forma voluntaria a dicho lugar. Pese a padecer un trastorno límite de la personalidad, no se apreció la semieximente del art. 21.1 y 20.1 del Código Penal ya que el curso de los hechos demostró que el acusado conservaba sus facultades. Tampoco se entendió probado el consumo de drogas y/o alcohol.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Huelva
  • Ponente: FRANCISCO JOSE MARTIN MAZUELOS
  • Nº Recurso: 2/2012
  • Fecha: 07/02/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado declara probado que el acusado atacó a la víctima cuando embriagada, estaba sentada en la cama, y la hizo caer al suelo matándola a golpes de pala. Es condenado como autor de un delito de asesinato. El acusado reconoció los hechos, aunque no se aceptó su versión de un previo acometimiento de la víctima. Concurre alevosía: por su embriaguez intensa, la víctima no tuvo ninguna posibilidad de defenderse ante el ataque sorpresivo e inesperado. No hubo ensañamiento. No se aprecia en la reiteración de golpes otra intención que asegurar la muerte. El estado de estupor por el alcohol y el quedar inconsciente tras los primeros golpes contribuyó a disminuir el sufrimiento. No entienden los jurados probado que, pese al índice relativamente alto de alcohol que presentaba, tuviera el acusado alterada su conciencia y el control de sus actos. Tampoco una actitud previa que pudiera fundar un trastorno mental transitorio ni un estado de arrebato. Concurre la atenuante de confesión del hecho a la autoridad del art. 21.4 CP: el acusado no trató de huir sino que acudió inmediatamente al cuartel de la Guardia Civil antes de que nadie pudiera conocer la muerte. Se impone la pena en su mitad inferior. Para fijar las responsabilidades civiles se acude con carácter orientativo al baremo de indemnizaciones por hechos de tráfico.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MANUEL VICENTE AVELLO CASIELLES
  • Nº Recurso: 14/2010
  • Fecha: 27/09/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras esperar a su exesposa agazapado en la escalera de su vivienda, el acusado la abordó y con un cuchillo de 30 cmts de hoja le lanzó tras golpes, persiguiéndola al tiempo que le decía repetidamente que la iba a matar. Fue detenido al portal por agentes que acudieron avisados por los vecinos. La AP condena al acusado como autor de un delito de asesinato intentado del art. 139.1 CP en relación con sus arts. 16.1, 62 y 57.1 y 2. Discutida solo la intención del procesado, fue claro el ánimo de matar en su conducta: el arma empleada; las heridas se localizaron en cabeza y cuello, ambas zonas vitales; persistió en la persecución y agresión a la víctima, y mediaron amenazas de muerte según los testigos. Es también patente la alevosía sorpresiva: no hubo discusión previa con la víctima. Se aprecia la eximente incompleta de alteración psíquica: el acusado padecía un trastorno obsesivo compulsivo y un trastorno bipolar, siendo dos patologías diferentes, aunque no quedó anulada por completo la conciencia. En ella se entiende englobada la intoxicación etílica que presentaba el acusado, sin que justifique una atenuante autónoma. Concurre igualmente la agravante de parentesco y la atenuante de reparación: se consignó antes del juicio una cantidad superior a la pedida como indemnización. Se impone la medida de internamiento hasta la completa curación, pero no la privación de la patria potestad respecto de la hija común ni su suspensión a efectos de la comunicación con ella.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JUAN JOSE ROMEO LAGUNA
  • Nº Recurso: 4879/2010
  • Fecha: 27/06/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desde la azotea de su vivienda, el acusado pasó a la de la vivienda de la víctima en la que penetró, sorprendiéndola en la cama, situación en la que propinó al menos 5 martillazos en la cabeza que causaron su muerte. Tras ello se apoderó de diversas joyas y otros efectos. La AP le condena como autor de un delito de asesinato y de otro de robo con violencia y empleo de instrumento peligroso. Absuelve al otro acusado por falta de pruebas. La acusación se fundó en manifestaciones del coimputado mencionado, manifestaciones interesadas y exculpatorias, no refrendadas por dato objetivo alguno. Al contrario, las pruebas periciales rebaten esas tesis incriminatorias del coimputado. La muerte fue alevosa, estando la mujer dormida en su cama sin posibilidad de defensa. No es apreciable la agravante de abuso de superioridad en el asesinato ya que es circunstancia homogénea a la alevosía. Tampoco concurren atenuantes de embriaguez y drogadicción por falta de prueba. Se impone la pena de 18 años de prisión por el asesinato a causa de la brutalidad de la acción. En el robo se impone la pena máxima por concurrir las agravantes específicas de violencia extrema en la propia vivienda de la víctima.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JUAN MONTERO AROCA
  • Nº Recurso: 11/2010
  • Fecha: 21/10/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Presunción de inocencia, garantía procesal que sólo afecta a la culpabilidad del acusado en el sentido de participación en los hechos. La valoración de la prueba es libre, según las reglas del criterio humano. La presunción de inocencia sólo puede entenderse desvirtuada cuando en el proceso se ha practicado prueba válida de cargo. La Sala de lo Civil y Penal podrá controlar si con los medios de prueba, practicados legalmente, existió base suficiente para llegar a una conclusión de existencia de los hechos imputados, pero no podrá controlar la valoración de esos medios de prueba que haga el Jurado. Cosa muy diferente es todo lo referente a la valoración de la prueba, aspecto que queda fuera de la presunción de inocencia y también del ámbito del recurso de apelación conforme a lo regulado en la LO del Tribunal del Jurado. Existencia de prueba de cargo licita que destruye la presunción de inocencia. Existencia de alevosía pues el acusado se abalanzó sobre la víctima de forma repentina e inesperada con el cuchillo de cocina sin que la víctima tuviera posibilidades de defensa, y así se declara en los hechos probados, lo cual excluye el abuso de superioridad, que supone un desequilibrio claro entre las fuerzas del agresor y de la víctima.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Granada
  • Ponente: MARIA DE LAS MARAVILLAS BARRALES LEON
  • Nº Recurso: 98/2008
  • Fecha: 11/03/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Audiencia considera probado que el procesado abordó pro su espalda a la víctima, cuando ésta paseaba empujando el carrito de su bebé, e inopinadamente, agarrándola fuertemente del pelo, con un cuchillo jamonero (de unos 32 cms de hoja) la golpeó repetidamente causándole la lesiones que habrían acabado con su vida de no mediar una pronta actuación médica, si bien le quedaron severas secuelas funcionales. Estima la Sala que los hechos constituyen un delito de asesinato en grado de tentativa (acabada) de los arts. 138 y 139.1º, en relación con el 16.1 CP, si bien absuelve al acusado por concurrir la eximente completa de enajenación metal puesto que, siendo politoxicómano desde su juventud, padecía esquizofrenia paranoide diagnosticada en 1999 y se hallaba en el momento de los hechos con un brote de alucinosis que determinaba la anulación completa de su capacidad volitiva. Se adopta como medida de seguridad el internamiento en régimen cerrado en Centro Psiquiátrico Penitenciario por un plazo máximo de 14 años.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ANTONIO MARTIN PALLIN
  • Nº Recurso: 10629/2006
  • Fecha: 16/03/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la afirmación del recurrente relativa a lo que en suma constituye una vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, la sentencia que resuelve el recurso de Apelación, razonó de forma extensa y no exenta de coherencia, racionalidad y sentido. Analiza detenidamente todas estas circunstancias probatorias que se señalan por la parte recurrente. Su esfuerzo podrá no satisfacer a la parte afectada, pero es incuestionable que no se ha realizado una superficial valoración de la prueba sino una profunda exégesis de la misma que satisface con creces la tutela judicial efectiva.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ceuta
  • Ponente: SILVIA MARIA BAZ VAZQUEZ
  • Nº Recurso: 7/1999
  • Fecha: 15/10/1999
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El procesado, dedicado a la prostitución masculina, acudió con el cliente al domicilio de este. En un momento dado le ató en un sillón, comenzó a cortarle con su navaja alternándolo con puñetazos, para al final asfixiarle con el cordón de su chándal. Luego, tras dañar la puerta para abrirla, se marchó llevándose diversas joyas de la casa. Es condenado como autor de un delito de asesinato, un delito de hurto y una falta de daños. Concurrieron alevosía de desvalimiento y ensañamiento, que exige un aumento deliberado e inhumano del dolor del ofendido. Las pruebas practicadas fueron contundentes; en particular la novedosa retractación del acusado puesta en relación con las anteriores. Además, se hallaron sus huellas dactilares en el domicilio, siendo indiferente que no se llevara a juicio el objeto en el que fueron detectadas, lo que no fue solicitado. El acusado fue detenido llevando uno de los relojes de la víctima. Se rechaza la eximente del art. 20.2 CP, y la subsidiaria atenuante del 21.1 por falta de prueba de la ingesta de alcohol y cocaína. No vinculan al tribunal las afirmaciones contenidas en las resoluciones del Juez Instructor. A la hora de determinar la indemnización se usa el sistema para la valoración de los daños y perjuicios personales derivados de un accidente de tráfico, con un factor correctivo al alza por mayor aflicción.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JAVIER DOMINGUEZ BEGEGA
  • Nº Recurso: 1/2004
  • Fecha: 02/11/2004
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado declaró al acusado culpable de un delito de asesinato por alevosía sorpresiva con notable diferencia física con la víctima y empleo de arma blanca que debilitaba aún más la defensa, así como ensañamiento por la reiteración de los golpes letales con el arma provocadores de un intenso e innecesario sufrimiento. Se aprecian al acusado la atenuante analógica por alteración leve de las facultades volitivas con motivo de un trastorno adaptativo mixto con estado de ansiedad. Asimismo se aprecian las atenuantes de obcecación por celos, considerando los Jurados como estímulo suficiente el deseo de la mujer de poner fin a una relación sentimental, y la de confesión, puesto que el acusado reconoció espontáneamente los hechos ante los agentes de la Guardia Civil, indicándoles donde había tirado el cuchillo empleado, lo que, según la sentencia, fue bastante para el Jurado pese a dar también por demostrados otros hechos aparentemente contradictorios con ello y que "no añadía nada a lo que las Autoridades competentes ya sabían". A la hora de imponer la pena, estimando la sentencia que las tres atenuantes están al borde de la inanidad como circunstancias modificativas opta por la rebaja en un solo grado, cuantificándola en el margen mayor de la mitad inferior dada la gravedad del hecho, "al que no es ajeno el detalle de constituir la expresión de un lamentable episodio de violencia doméstica" y la peligrosidad del autor, individuo violento no arrepentido de lo que ejecutó.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Jaén
  • Nº Recurso: 4/2002
  • Fecha: 18/12/2002
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los dos acusados, provistos de puñal y palo, causaron a la víctima 15 heridas incisas y corto punzantes en cara, extremidades superiores, hemitorax derecho, región lumbar derecha, y región glútea izquierda, que afectaron vasos renales determinando su muerte por shock hemorrágico o hipovolémico. Aunque no pudiera precisarse qué heridas fueron causadas por cada acusado, su actuación conjunta determina su coautoría. El Magistrado-Presidente al redactar la sentencia se plantea que la existencia de heridas de defensa en la víctima puede hacer pensar más que en la alevosía, en el la agravante de abuso de superioridad, con la consiguiente influencia en la calificación de los hechos, Admitiendo que esta tesis "pudiera ser más acorde con la doctrina jurisprudencial y con la gravedad de los hechos", concluye que "al no proponerse (tal tesis) en los escritos de calificación no pudo tampoco incluirse en el objeto del veredicto, ni consecuentemente ser examinada y votada por el Jurado". En ambos acusados de aprecia la atenuante de drogadicción del artículo 21.2 del Código Penal. En cambio, el Jurado declaró no probada la concurrencia de las restantes circunstancias alegadas por las defensas. A la hora de valorar las pruebas el Jurado tuvo en cuenta las declaraciones sumariales -leídas en el plenario- de algunos testigos. La sentencia no considera que ello sea improcedente.