• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ceuta
  • Ponente: FERNANDO TESON MARTIN
  • Nº Recurso: 1/1998
  • Fecha: 20/02/1999
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El procesado roció de gasolina y prendió fuego a un anciano que dormía en la calle dentro de una especie de baúl que cubría con una tapadera para protegerse de las inclemencias del tiempo. La víctima, mendigo como el acusado, logró sobrevivir gracias a la intervención de terceras personas. Se condenada por delito de homicidio alevoso en grado de tentativa del art. 139.1 CP, en relación con sus arts. 16 y 62. La calidad de la víctima y el contexto de la acción reflejan la intención de matar a traición o por sorpresa, asegurando la ejecución sin riesgo de defensa por parte de la víctima. Hubo tentativa acabada, por cuanto el acusado realizó todos los actos necesarios para causar la muerte, siendo la intervención de terceros (él no hizo nada por auxiliar) la que salvó a la víctima. No se aprecian circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, rechazándose la posibilidad de estimación de algún tipo de atenuación por afección de sus facultades intelectivas o volitivas vista la pericia practicada, que tampoco justificó la suspensión del juicio pedida por la defensa para practicar una información sobre una posible perturbación de sus facultades mentales. En atención a la perfección del delito y al medio empleado (que pudo haber jugado como agravación genérica, dice la sentencia) se impone la pena de 9 años de prisión.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JOSE MANUEL DEL AMO SANCHEZ
  • Nº Recurso: 20/2018
  • Fecha: 23/10/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los hechos se refieren a una relación de pareja, y al enterarse él de que ella quería romper la relación por haber iniciado otra con otro hombre, él decide matarla. Delito de asesinato con alevosía, dado que se produjo un ataque sin posibilidad de defensa, y con ensañamiento, dado que todas las 47 cuchilladas se produjeron estando viva la víctima. Tenencia de armas prohibidas. Tenencia de una defensa rígida extensible, arma prohibida para quien no es funcionario habilitado. Agravante de parentesco, que sí se aprecia pues agresor y víctima eran pareja desde hacía más de 20 años. Atenuante de confesión del hecho, que se aprecia como atenuante simple, y no cualificada. Agravante de género, cuya aplicación es compatible con la agravante de parentesco.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JAVIER DOMINGUEZ BEGEGA
  • Nº Recurso: 4/2008
  • Fecha: 29/06/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Blandiendo una tranca, el acusado abordó por la espalda a la víctima, que nada podía sospechar, y le golpeó en la cabeza tirándola al suelo, para a continuación, caída, reiterar con profusión los golpes hasta causar la muerte. La Audiencia estimó la muerte alevosa y con ensañamiento no sólo por la lluvia de golpes, sino también por la progresión en intensidad de la agresión con empleo de una guadaña con la que materialmente ensartó a su víctima, aún viva. Se le condena igualmente por un delito de amenazas por las vertidas (que no se acercara, que luego iba ella) contra la esposa del agredido al comienzo de los hechos, lo que la hizo huir atemorizada, y por un delito de daños en bienes de la víctima (antes e inmediatamente después de la agresión) y al final en mobiliario urbano municipal (durante su detención) en continuidad que permite la consideración del perjuicio total causado de lo que aisladamente son simples faltas. El acusado, que padecía trastorno paranoide de la personalidad y trastorno por consumo y abuso de la cocaína, había consumido tal sustancia antes de ejecutar los hechos pese a saber que ello le producía brotes psicopáticos, que así sucedió en el caso enjuiciado, disminuyendo, aunque no gravemente, sus facultades volitivas, si bien conservó sus facultades intelectivas. Con base en lo anterior se le apreció una atenuante analógica de alteración psíquica por consumo de drogas tóxicas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: LUIS ANTONIO LOMA-OSORIO FAURIE
  • Nº Recurso: 3/2000
  • Fecha: 21/02/2001
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Robo con intimidación. Atenuante de arrepentimiento espóntaneo, requisitos, inexistencia dada la ausencia de casi todos los requisitos que conforman esta atenuante. La inclusión en el objeto del veredicto referente sólo a su entrega en el cuartel de la Guardia Civil resultaba injustificada por su irrelevancia jurídico penal. Motivación del acta del Jurado. Lo que se denuncia no es la falta de motivación, sino todo lo contrario, pues se achaca que el acta era tan precisa en su motivación que induce a pensar que tuvo que ser redactada por alguien ajeno al Jurado, siendo redactada por el portavoz del Jurado. Inexistencia de la atenuante de drogadicción, características. Las pruebas practicadas no permiten aplicar dicha atenuante, ni evidencian el error del Jurado en la no aplicación de esta atenuante. Existencia de ánimo de matar. Criterios de inferencia del ánimo de matar: a) la dirección, el número y la violencia de los golpes; b) las condiciones de espacio, lugar y tiempo; c) las circunstancias conexas con la acción; d) las manifestaciones del culpable, junto a lo acontecido antes y después de la agresión; e) las relaciones personales habidas entre agresor y agredido; f) las características del arma utilizada. Criterios todos ellos no cerrados, ni ecluyentes entre si sino complementarios. Existencia de alevosía, requisitos, clases. La esencia de la alevosía, cualquiera que sea, estriba en la inexistencia de la posibilidad de defensa.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MANUEL VICENTE AVELLO CASIELLES
  • Nº Recurso: 3/2002
  • Fecha: 26/11/2003
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La acusada discutió con su víctima en el domicilio de ésta, y cuando la misma se retiró a su dormitorio, entró y, sin encender la luz, con un cuchillo de cocina le asestó 7 puñaladas en el tórax que le produjeron la muerte. Luego abandonó la casa llevándose consigo el arma. El Jurado declaró a la acusada culpable de un delito de asesinato alevoso del artículo 139.1 CP: existió una agresión desproporcionada y sorpresiva a una víctima, acostada en la cama, totalmente indefensa y desprevenida. Se le aprecia como muy cualificada la atenuante del artículo 21.6 en relación con el 21.1 y 20.1 CP, ya que la acusada padecía un trastorno limite de personalidad de tipo impulsivo con dificultad de auto control, con coeficiente intelectual que no excede de 80 (retraso mental leve), así como encefalopatía alcohólica que, en casos de ingesta, podía limitar sus facultades, de modo que al cometer los hechos tenía alteradas notablemente su inteligencia y voluntad. No se da por probado que la acusada estuviese influenciada por la ingesta de alcohol o ansiolíticos ni siquiera que los hubiese tomado. Por ello, el Magistrado-Presidente opta por la rebaja de la pena típica en sólo 1 grado, explicándolo con base en la cierta reflexión mostrada por aquélla al cometer los hechos y con posterioridad. En cuanto a las responsabilidades civiles, planteado a efectos dialécticos la supuesta enemistad del fallecido con su hijo, ello no es razón para desestimar la pretensión indemnizatoria.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Santander
  • Ponente: JOSE LUIS GARAYO SANCHEZ
  • Nº Recurso: 2/2001
  • Fecha: 24/12/2001
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato alevoso, agravante de motivos racistas, atenuante analógica. Existencia de ánimo de matar. Existencia de alevosía al atacar el acusado con furia y de forma sorpresiva, sin previo enfrentamiento con la víctima, a la que golpeó estando inconsciente en el suelo, con un tablón en la cabeza. Existencia de la agravante de motivos racistas pues el jurado declaro probado que el acusado atacó a la víctima porque pensó que era mariquita y gay. Rechazo de la vulneración de la presunción de inocencia pues al tribunal de apelación le está vedado llevar a efecto cualquier otra valoración del material probatorio que se encuentre en las actuaciones, habiendo existido prueba de cargo, consignando el jurado una sucinta explicación de las razones por la que aceptaron y rechazaron determinados hechos como probados, en base a las declaraciones del acusado y testigos, documentos e informes periciales, pruebas todas que se llevaron a efecto con todas las garantías procesales, de forma directa e inmediata por los jurados, con la oralidad y publicidad exigidas. La Sentencia relata y analiza con adecuada coherencia tanto los hechos debatidos como las circunstancias concurrentes, señalando en cada uno de ellos las pruebas de cargo en que los apoya con las razones de su justificación, apareciendo que en todo y siempre se respetó el principio de presunción de inocencia y las garantías procesales exigidas. Inexistencia de eximente de alteración psíquica.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Murcia
  • Ponente: ENRIQUE QUIÑONERO CERVANTES
  • Nº Recurso: 8/2002
  • Fecha: 14/11/2002
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato, alevosía. Existencia de alevosía, al estimar el Jurado que el acusado ejecutó la acción delictiva asegurando el resultado mediante el aprovechamiento de una clara situación de indefensión de la víctima. Inexistencia de toxicomanía, esta carece de toda base probatoria. La ausencia de toxicomanía se consideró probada por el Jurado. Inexistencia de vulneración de la presunción de inocencia pues fue desvirtuada mediante la prueba de cargo practicada durante el juicio, sin que existiera legítima defensa.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: ANGEL MARQUEZ ROMERO
  • Nº Recurso: 7230/2002
  • Fecha: 17/02/2003
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Ante la negativa de la esposa de yacer con él, el acusado cogió una botella con gasolina con la que entró en la cocina acercándose por la espalda a aquélla, rociando con gasolina su cabeza y espalda y prendiéndole fuego a continuación. El tribunal infiere el ánimo de matar por el medio utilizado y la ulterior actitud del procesado, permaneciendo impasible ante la angustiosa situación de su esposa, que pudo ser ayudada por vecinos. Se le condena como autor de un asesinato alevoso en grado de tentativa acabada. No se aprecia la agravante de ensañamiento por cuanto el empleo del fuego como medio comisivo del homicidio fue objeto de subsunción en la alevosía. Al mismo tiempo es condenado como autor de un delito de lesiones agravadas por emplo de fuego, ya que al actuar como actuó el acusado se desentendió de la presencia de un hijo menor impedido que resultó alcanzado por las llamas, sufriendo quemaduras de primer y segundo grado. En ambos delitos es apreciada la agravante de parentesco, y se rechaza la atenuante de embriaguez alegada.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JUAN ANTONIO CALLE PEÑA
  • Nº Recurso: 4727/2010
  • Fecha: 27/01/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Con motivo de una previa discusión, el acusado, residente irregular en España, abordó a la víctima por detrás y con un cuchillo le asestó dos puñaladas, una en el cuello y otra en el hombro. El tribunal condena al acusado como autor de un delito asesinato alevoso en grado de tentativa. Los hechos quedaron plenamente probados, y no la versión del acusado de que se defendió de un ataque de tres personas. Tuvo plena intención de matar dada la zona del cuerpo al que iban dirigidas las puñaladas (cuello); que dió más de una puñalada; las características del objeto homicida, y las heridas causadas, evitando la muerte la intervención médica. La agresión se ejecutó de forma sorpresiva, por la espalda, eliminando cualquier posibilidad de defensa y minimizando los riesgos propios. Se rechazan las atenuantes invocadas. No justifica la atenuante de confesión el reconocimiento de los hechos que inmediata e inevitablemente van a ser descubiertos por la autoridad. La embriaguez no quedó demostrada. Siendo la tentativa acabada, se rebaja la pena solo en un grado. Se acuerda la expulsión del acusado al cumplir la condena o acceder al tercer grado penitenciario.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Murcia
  • Ponente: JUAN DEL OLMO GALVEZ
  • Nº Recurso: 57/2009
  • Fecha: 26/04/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado desplegó una acción dirigida a asegurar la muerte de su padre, tanto por el tipo de actividad desarrollada, la energía utilizada, la zona corporal a la que se ha dirigido todo ello, y el modo de comisión (no sólo garantizando el fatal resultado mortal, sino de modo sorpresivo y evitando así cualquier tipo de reacción defensiva por parte del agredido). En lo relativo a la lesión producida a la madre del acusado, éste ha realizado una actividad agresiva respecto de ésta, desarrollándose los hechos en la vivienda familiar. Se encuadran los hechos en el delito de asesinato del art. 139.1ª y en el delito de lesiones en el ámbito familiar del art. 153.2 y 3 del CP. Concurre la eximente completa de enajenación mental del artículo 20.1 del CP en los dos delitos (asesinato y maltrato familiar), al padecer el acusado una esquizofrenia paranoide, que anulaba su capacidad de decidir libremente, teniendo anuladas sus capacidades volitivas e intelectivas. Se absuelve al acusado y se decreta su internamiento en un establecimiento psiquiátrico.