• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO
  • Nº Recurso: 7246/2004
  • Fecha: 22/11/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado agredió a la víctima cuando estaba situada de espaldas golpeando reiteradamente su cabeza con un trozo de viga hasta darle muerte. Tras ello se apoderó de 2 euros que en sus ropas llevaba la misma y de las llaves de su coche, con el que abandonó el lugar. Al día siguiente abandonó el auto tras chocar contra una farola, llevándose efectos guardados en su interior. Es condenado como auto de asesinato alevoso, de hurto de uso de vehículo y de falta de hurto.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO
  • Nº Recurso: 6820/2004
  • Fecha: 19/09/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena como autor de asesinato alevoso en tentativa acabada a quien en el interior de la vivienda en que habitaban golpeó repetidamente a su pareja con una barra de hierro en la cabeza hasta dejarla tendida en el suelo, exánime y ensangrentada. No se aprecia el parentesco como agravante al no haber sido pedido así por las acusaciones. Al padecer retraso mental leve se aplica al acusado una atenuante por analogía a la de anomalía psíquica. Por el contrario, no se estima probada la eximente de de intoxicación plena alegada por su defensa con base en un supuesto consumo de alcohol y benzodiacepinas en grandes cantidades. Contiene la sentencia interesantes análisis acerca de los criterios con los que detemrinas las prohibiciones de acercamiento y comunicación con la víctima, así como la aplicación analógica a los delitos dolosos del sistema indemnizatorio legalmente rpevisto para los accidentes de circulación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: EMILIO FERNANDEZ CASTRO
  • Nº Recurso: 23/2005
  • Fecha: 21/10/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato con alevosía, ensañamiento, aprovechamiento de las circunstancias de lugar y tiempo para favorecer la impunidad, la de cometer el delito por la condición de indigente, y la agravante de disfraz y las atenuantes analógicas de reparación del daño y confesión. Recurso supeditado de apelación, es dudoso que el apelante pueda utilizar esta vía añadiendo motivos que no expuso en su apelación. Sentencia motivada, recoge los motivos por los que el jurado popular consideró probados los hechos y añade una referencia cumplida a los medios probatorios en que los jueces legos se basaron para llegar a la conclusión a la que en definitiva llegaron, y razona sobre los motivos del jurado. Indemnización baremo automóvil es una interpretación judicial uniforme. Animo de matar, existencia al declararlo así el Jurado al valorar la prueba, inferencia correcta. Existencia de alevosía, aprovechamiento de la situación de desvalimiento y de indefensión de la víctima, que impide la defensa. Ensañamiento, el elemento objetivo y subjetivo se desprenden de la pluralidad de golpes, y el subjetivo de hacer sufrir se desprende de la narración fáctica, del estado del cadáver e informes periciales. Aprovechamiento de las circunstancias de tiempo y lugar, pues se buscó una hora nocturna, sitio apartado y solitario, imposibilidad de ayuda. No motivos racistas por la condición de indigente. Disfraz, uso de casco. Inexistencia trastorno de la personalidad. Inexistencia de reparación muy cualificada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: DIEGO ANTONIO RAMOS GANCEDO
  • Nº Recurso: 11179/2007
  • Fecha: 26/06/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala entiende que queda vedado plantear cuestiones en casación que no hayan sido suscitadas en la instancia anterior. Así, no cabe determinar el grado de imputabilidad de la recurrente, dado que ello no se ha combatido en la segunda instancia: no se puede acudir "per saltum" con dicha denuncia ante el Tribunal de casación. Por otra parte, la subsunción de los hechos como asesinato es correcta, dado que concurre alevosía: la descripción del modus operandi de la recurrente para dar muerte a la víctima y las condiciones de desvalimiento de ésta permiten asegurar la acertada calificación de asesinato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER VIEIRA MORANTE
  • Nº Recurso: 65/2016
  • Fecha: 10/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tribunal del Jurado: Delito de Asesinato. Alevosía: La esencia de la alevosía se encuentra en el desarrollo de una conducta agresora que, objetivamente, puede ser valorada como orientada al aseguramiento de la ejecución en cuanto tiende a la eliminación de la defensa, y correlativamente a la supresión de eventuales riesgos para el actor procedentes del agredido, lo que debe ser apreciado en los medios, modos o formas empleados; y que, subjetivamente, venga caracterizada por el conocimiento por parte del autor del significado de los medios, modos o formas empleados en la ejecución, en cuanto tendentes a asegurar el resultado, impidiendo la defensa del atacado y suprimiendo los riesgos que de ella pudieran derivarse para el agresor. La forma tradicional del ataque alevoso viene constituida por la agresión a traición, pues es claro que en esos casos la acción agresiva pretende principalmente la supresión de una posible defensa. Así, es ataque alevoso el realizado por sorpresa, de modo súbito e inopinado, imprevisto, fulgurante y repentino, ejecutado contra quien está confiado en que tal clase de ataque no se produzca. En estos casos es precisamente el carácter sorpresivo de la agresión, es decir, la acción a traición, lo que tiende a suprimir la posibilidad de defensa, pues quien, confiado, no espera el ataque difícilmente puede prepararse contra él, al menos en la medida de lo posible. Esta modalidad de alevosía es apreciable en los casos en los que se ataca sin previo aviso.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Málaga
  • Ponente: LOURDES GARCIA ORTIZ
  • Nº Recurso: 6/2013
  • Fecha: 06/11/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado declara probado que el acusado discutió con la víctima a la que golpeó, causándole la pérdida de dos dientes, y luego apuñaló por tres veces con el machete que portaba en una bolsa provocando su muerte. Es condenado como autor de un delito de homicidio. Se dispuso de prueba de cargo bastante, que analiza la sentencia. Fue patente el ánimo de matar, visto el uso del machete propinando tres puñaladas, una de las cuales afectó al corazón. Se descartan la alevosía y el ensañamiento. No se probó que, caída en el suelo, la víctima continuara siendo golpeada. No hubo trastorno mental transitorio. El importante estrés emocional derivado de anterior agresión a manos de un tercero, no afectaba a sus facultades mentales. Tampoco legítima defensa, completa o incompleta. La víctima no inició el incidente. Ni miedo insuperable. O estado de necesidad: el acusado era el único que portaba arma. Debe excluirse la confesión: fue solo parcial y una vez descubierto minutos después de la agresión. Se fija la pena en el límite entre las mitades inferior y superior de la prevista legalmente dadas las circunstancias que rodearon al caso y al culpable reflejan la gravedad de los hechos.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Huelva
  • Ponente: ANTONIO GERMAN PONTON PRAXEDES
  • Nº Recurso: 8/2010
  • Fecha: 18/03/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado realizó tocamientos a una niña de 5 años, que se resistió. Al sujetarla para evitar su huida, provocó su inconsciencia, decidiendo deshacerse de ella. Junto con su hermana, en el coche de ésta, la trasladaron a un estero y arrojaron el cuerpo aun con vida, murió la menor por asfixia. Se aprecia un delito de abuso sexual de los arts. 181.1 y 2 CP, pero no el subtipo agravado de especial vulnerabilidad por la edad, ni el violento del art. 178 ya que la violencia surgió en momento posterior. Y un delito de asesinato alevoso por desvalimiento, con dolo directo de matar. Es autor de ambos el acusado. La acusada, mero cómplice del asesinato ya que eran posibles otros medios de deshacerse del cuerpo. Es exhaustiva la valoración de las pruebas, incluyendo declaraciones sumariales de los procesados. Destaca la relevancia de pericias e indicios. Se deduce testimonio contra la esposa del autor por posible delito de falso testimonio. Se descartan las agravantes de abuso de superioridad y de confianza. La pedofilia del acusado no altera sus facultades. La pena se fija en la mitad superior en atención a la edad de la víctima, la crueldad en su ejecución y el sufrimiento causado a la víctima y su familia. La clasificación en tercer grado penitenciario no podrá producirse antes del cumplimiento de la mitad de la condena. La indemnización se fija por aplicación analógica del llamado Baremo (valores del año de los hechos), con una cuota del 80% para el autor.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Zamora
  • Ponente: LUIS BRUALLA SANTOS-FUNCIA
  • Nº Recurso: 7/2009
  • Fecha: 19/07/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En las dramáticas circunstancias en que la procesada toma contacto con la realidad de un alumbramiento no previsto, por más que albergara sospechas de la situación de embarazo de su hija, la desesperación de ésta y sus peticiones de "mátalo, que no lo quiero" produjeron en la misma situaciones de tensión, ofuscación e incluso de cierto descontrol anímico que afectaron en aquellos momentos a las bases psico-biológicas de su imputabilidad, pues como expresa el informe-médico, las características personales de la procesada ya referidas de escaso nivel socio- cultural, limitada capacidad intelectual y convivencia en solitario con la mencionada hija y con su marido, que padecía una esquizofrenia declarada, al que atendía, y el modo en que se desarrollaron los hechos, posibilitan que se presentase una reacción afectiva anormal, de entidad suficiente como para originar una severa perturbación de su conducta, debida a una importante perdida de su capacidad de crítica y de su autodominio, de breve duración. El estado pasional sufrido por la procesada tiene una intensidad suficiente para romper los mecanismos inhibitorios, de modo que la misma se encontraba inmersa en una situación emotiva que la ley denomina de "arrebato", caracterizada por nuestra jurisprudencia como una "especie de conmoción psíquica de furor", que cursa con fuerte carga emocional, como emoción súbita y de corta duración, marcada por lo repentino o súbito de la transmutación psíquica del agente.
  • Tipo Órgano: Audiencia Nacional. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA TERESA PALACIOS CRIADO
  • Nº Recurso: 27/2001
  • Fecha: 13/09/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato de un agente de policía, lesiones y estragos terroristas. Atentado ejecutado en Madrid ante una sede del Ministerio de Justicia en julio de 2001. Acusado al que se atribuye la sustracción del automóvil, la preparación del artefacto explosivo, la recogida de la información y la reivindicación del atentado terrorista, en nombre de ETA. Confesión de dos miembros del comando ya condenados por los mismos hechos. Comparecen en el juicio en calidad de testigos y afirman que sus declaraciones ante la policía fueron arrancadas mediante tortura. Se estima que no existe evidencia de violencia o constreñimiento y que aquellas declaraciones fueron prestadas de manera voluntaria. Uno de los condenados ratificó ante el Juez su declaración, el otro se acogió a su derecho a guardar silencio pero no se retractó. Declaraciones ambas que resultan coincidentes a pesar de que se encontraban incomunicados, por lo que resultarían verosímiles.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Almería
  • Ponente: JUAN RUIZ-RICO RUIZ-MORON
  • Nº Recurso: 37/2008
  • Fecha: 30/09/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el curso de una discusión con la persona con quien compartía piso, sin desechar la idea de acabar con su vida (los Fundamentos hablan de ¿clara intención de causar la muerte) el procesado le lanzó un golpe en el costado de su región abdominal con un objeto punzante que llevaba escondido, aprovechando también la escasa luz que había en el pasillo y que entre ambos se encontraba una tercera persona. La víctima pudo ser asistida y curó a los 30 días. Es por ello condenado el acusado como autor de un delito intentado de asesinato al apreciarse alevosía en su actuar.