• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JOSE LUIS PEREZ HERNANDEZ
  • Nº Recurso: 18/2002
  • Fecha: 22/10/2002
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato, atenuante analógica de embriaguez y eximente incompleta de trastorno de la personalidad. La denegación de una prueba pericial en la instrucción no es causa de indefensión cuando no se solicitó su práctica ni en la audiencia preliminar, ni en la fase de cuestiones previas, ni al comienzo del juicio, por lo que no puede afirmarse que se le haya denegado una prueba que propuesta en tiempo y forma se considerara pertinente. El estado psiquiátrico del condenado fue debatido en la vista oral mediante los informes aportados sin protesta alguna por el condenado. La denegación de inclusión de una proposición en el objeto del veredicto no causó indefensión al acusado. Existencia de motivación del veredicto,aunque escueta y concisa.Validez de las declaaraaciones ante el Instructor. Diligencias sumariales son prueba de cargo, requisitos. Los jurados optaron por formar su convicción sobre la base de las declaraciones prestadas por los acusados ante el Juez de Instrucción en la fase de investigación, dada su divergencia con lo declarado por los mismos en el acto del juicio oral. Existencia de prueba de cargo. Declarados probados los hechos constitutivos de una eximente o atenuante, el Juzgador está obligado a aplicarla de oficio. Requisitos eximente completa, incompleta y analógica. Apreciación correta de eximente incompleta. Pena impuesta adecuada y razonada en la sentencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Cáceres
  • Ponente: JULIO MARQUEZ DE PRADO PEREZ
  • Nº Recurso: 2/2011
  • Fecha: 06/07/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Muerte de dos personas en su domicilio. La gran parte de las alegaciones contenidas en el escrito del recurso de apelación hacen referencia a cuestiones planteadas con anterioridad, en otros recursos de apelación tramitados en este procedimiento, resueltos por la misma Sala de apelación en distintos autos y a ellos se remite. Las leyes procesales no regulan el orden de intrevención para el caso de que existan diferentes defensas respecto de distintos acusados, y es lógico, la primera, tras las acusaciones, lo sea quien sostenía, por entonces, una imputación a otro de los acusados, que tenían derecho a contestar esas acusaciones. La defensa instruyó al jurado. El jurado hizo constar el número de votos que obtuvo cada proposición. Las alteraciones de las acusaciones en sus conclusiones carecían de la relevancia necesaria por justificar la suspensión superior a cuatro horas. Prueba documental por reproducida, no causa indefensión en este caso, criterios jurisprudenciles. La localización de un testigo fue imposible,y lo que se pretendía probar con su declaración lo fue con otros medios. Declaración acusado como testigo. Motivación del veredicto, criterios jurisrudenciales. Presunción de inocencia desvirtuada. Al Tribunal del Jurado compete valorar las pruebas.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: MIGUEL ANGEL GOMEZ PEREZ
  • Nº Recurso: 6528/2002
  • Fecha: 30/12/2002
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena como autor de asesinato alevoso (aparte ensañamiento), en tentativa acabada, a quien de forma inopinada y sorpresiva, primero atropella a la víctima con el coche, acelerando e invadiendo el carril contrario por el que aquélla cruzaba, y luego, tras quedar la misma en el suelo lesionada, la intenta degollar por la espalda, sin lograrlo a causa de la intervención de terceras personas, llegando, no obstante, a propinar múltiples puñaladas a la víctima en un afán dañino que detemrina al tribunal a apreciar ensañamiento. Por falta de prueba rechaza el tribunal la enajenación mental subsidiariamente alegada por la defensa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MANUEL MARCHENA GOMEZ
  • Nº Recurso: 10399/2009
  • Fecha: 10/12/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Hay dolo directo cuando, de manera consciente y querida, la voluntad del sujeto se dirige al resultado propuesto, incluidas las consecuencias necesarias al acto que se asumen. Desde esta perspectiva, el tapado de las vías respiratorias durante un tiempo relevante no admite otra consecuencia que el fallecimiento. Quien conoce suficientemente el peligro concreto generado por su acción, que pone en riesgo específico a otro, y sin embargo actúa conscientemente, obra con dolo pues sabe lo que hace, y de dicho conocimiento y actuación puede inferirse racionalmente su aceptación del resultado. Para la estimación del arrebato sería preciso que estuviese contrastada la relevancia del estímulo provocador del disturbio emocional en que el arrebato consiste, así como la influencia menguante sobre la inteligencia y voluntad del agente, a partir de una razonable conexión temporal. El art. 23 resulta aplicable cuando, en atención al tipo delictivo, la acción merece un reproche mayor o menor del que generalmente procede, a causa de la relación parental de que se trate, su contenido poco tiene que ver con los aspectos relacionados con el medio de ejecución empleado. El fundamento de la atenuante de confesión hay que buscarlo en lo que el acusado hizo, no en lo que podría haber hecho. La falta de prevención sobre la posibilidad de una agresión mortal era absoluta.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: MARIA DEL PUY ARAMENDIA OJER
  • Nº Recurso: 4/2011
  • Fecha: 29/12/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena al acusado como autor de un delito coacciones leves y de otro de asesinato en grado de tentativa. Quedó probado, de un lado, que el acusado realizó diversas actuaciones sobre su esposa, siguiéndola a los lugares a los que ella acudía, llamándola continuamente por teléfono, insultándola, conminándola a que se fuera a Brasil, o a que volviera con él, o a que no estuviera con otras personas, a fin de obtener que volviera con él o impedir que estuviera con otras personas, lo que es constitutivo del delito de coacciones leves sobre su esposa del artículo 172, 2º del C.P. De otro lado, el procesado, utilizando un arma idónea para producir la muerte, un cuchillo, atacó a la víctima con intensidad en zonas de riesgo vital, propinándole múltiples cuchilladas, causándole heridas que, de no haber sido por la urgencia de la asistencia médica, podrían haberle causado la muerte; además, concurrió alevosía, en tanto el ataque dirigido a producir la muerte fue súbito e inopinado, al atacar a la denunciante cuando ésta entraba al portal, encontrándose de espaldas al agresor, siendo sorprendida y estando desprevenida ante la agresión, eliminando sus posibilidades de defensa. Concurre en el acusado, respecto del delito de asesinato intentado, la agravante de parentesco, dado que había mantenido con la víctima una relación de convivencia durante siete años. Se fija por las lesiones, días de incapacidad y secuelas, incluido el daño moral, una indemnización total de 24.295 euros.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SIRO FRANCISCO GARCIA PEREZ
  • Nº Recurso: 2546/2010
  • Fecha: 18/05/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Que el cuchillo, de hoja suficientemente larga para alcanzar al pulmón, incidiera primeramente dentro de su trayectoria en el omoplato no indica en modo alguno que el acusado no quisiera, al menos con dolo eventual, que la cuchillada afectara al pulmón. Además existió riesgo vital y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para evitar un desenlace fatal. Concurre pues el ánimo de matar. La sentencia describe una agresión sorpresiva, de acercamiento y ataque por la espalda, con supresión de una posible defensa. Debiendo tenerse en cuenta que la Jurisprudencia ha venido a sentar que la desconfianza que puede despertar una amenaza previa, en este caso entre amigos, tiene un carácter necesariamente relativa. La sentencia apreció la atenuante de estado pasional (obcecación), y el recurrente sostiene que se debió apreciar la eximente incompleta, pero sucede que ni del relato de la sentencia aparece una alteración síquica no transitoria o un transtorno mental transitorio aunque fueran incompletos, sino una alteración síquica propia del campo emocional. Y ello se ajusta a los informes de los peritos que se refieren a trastornos de la esfera emocional o afectiva, conservando sus facultades síquicas superiores; de manera que, con tal ayuda pericial, aparece adecuadamente motivada la apreciación de la Audiencia. Las pruebas periciales fueron oportunamente rechazadas por reiterativas y por tanto impertinentes e innecesarias, y por ello ninguna indefensión se ha producido.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Gijón
  • Ponente: JOSE PALLICER MERCADAL
  • Nº Recurso: 1/2015
  • Fecha: 20/06/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal de Jurado condena al acusado como autor de un delito de asesinato, siendo absuelto del delito de robo. El coacusado es absuelto del delito de encubrimiento con un razonamiento claro y concreto de los Jurados. La alevosía resulta de las propias circunstancias de la muerte, por agresión sorpresiva y traicionera que impidió a la víctima cualquier posibilidad de defensa. Concurre ensañamiento, la sucesión de una treintena de puñaladas, con dos armas distintas, distribuidas por gran parte del cuerpo denotan una agresión prolongada y brutal dejando que la víctima se desangrara hasta morir. Se dispuso de pruebas de cargo, entre ellas la autoinculpación del acusado. La legítima defensa queda excluida por completo, incluso como atenuante, debido a lo inopinado y brusco de la agresión. En cuanto a las eximentes de drogadicción o anomalía psíquica relativa a la alteración de la personalidad, los jurados fueron también contundentes al rechazarlas. Tampoco pueden ser apreciadas las atenuantes de confesión y arrebato.
  • Tipo Órgano: Audiencia Nacional. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARMEN PALOMA GONZALEZ PASTOR
  • Nº Recurso: 30/2001
  • Fecha: 15/11/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Atentado con bomba lapa que provocó la muerte de un concejal de Leiza, a la puerta de su domicilio y a la vista de su cónyuge. Previamente la víctima había sido objeto de amenazas, en forma del dibujo de una diana que pintaron en la fachada de su local de negocio, y había sufrido la quema de un vehículo. La explosión produjo daños en las fachadas de los edificios y motivó el desalojo de los vecinos. Fue ejecutado por un comando de ETA. Descubrimiento en el garaje de uno de los acusados de sustancias explosivas, carga rompedora, detonadores, dispositivos de iniciación y otros elementos utilizados en la elaboración de artefactos explosivos. Integración en organización terrorista. Jefatura que se aprecia respecto a quien fuera dirigente del aparato militar de ETA. Declaración policial auto y heteroincriminatoria del acusado, introducción en la prueba mediante la declaración de los agentes que practicaron el interrogatorio. No ratificación judicial y silencio en el juicio. Denuncia de torturas, que se descarta por falta de indicios de maltrato. Se afirma la voluntariedad de las declaraciones que hizo ante los investigadores policiales. Elementos de corroboración de la confesión, que el Tribunal obtiene de las actas de inspección ocular y de las periciales grafológica y de inteligencia. Voto particular que cuestiona la suficiencia de la prueba de confesión policial y la falta de verdaderos elementos de corroboración de la autoría.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO BUENAVENTURA FERRER PUJOL
  • Nº Recurso: 22/2010
  • Fecha: 06/05/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El procesado asesta varios golpes a la víctima con una navaja de 10 cm. de hoja en cuello, tórax y axila. Causó lesiones que requirieron para su sanidad de tratamiento médico y quirúrgico urgente que, de no haber recibido hubieran determinado su muerte. Se califican los hechos como homicidio intentado. Se aprecia dolo homicida al haberse dirigido los golpes a zonas corporales que alojan órganos vitales. Descarta la calificación de los hechos como asesinato al no apreciar que existiera alevosia. La víctima fue avisada de la inminente agresión tanto por un testigo como por el propio acusado. Se rechaza la atenuante de arrebato, y que aunque existió una confrontación verbal previa, la reacción del acusado no fue inmediata. No se aprecia la atenuante de confesión porque si bien la actitud del acusado fue colaboradora con la policía, nada les aportó al conocimiento de la autoría, ya acreditado por las declaraciones de los testigos presenciales.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARLOS GRANADOS PEREZ
  • Nº Recurso: 10477/2011
  • Fecha: 12/07/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal de instancia ha motivado y valorado las pruebas practicadas en el acto del plenario y explica, por los datos acreditados, que la agresión se produjo en la cabeza, con un martillo y de manera sorpresiva, lo que sustenta la agravante de alevosía correctamente apreciada en la sentencia recurrida. El Tribunal de instancia ha individualizado la pena correspondiente al delito de asesinato en grado de tentativa, explicando motivadamente las razones de esa individualización, que aparece correcta y proporcionada al grado de ejecución alcanzado, a la brutalidad del ataque, a las circunstancias concurrentes y al concurso medial apreciado.