• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ceuta
  • Ponente: EMILIO JOSE MARTIN SALINAS
  • Nº Recurso: 15/2000
  • Fecha: 25/07/2006
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En un contexto de venganza por actuaciones anteriores o de eliminarles como competidores en actividades delictivas en Ceuta, dos de los acusados ordenaron que se diera muerte a una persona. A raíz de ello se organizó una emboscada en cuyo curso murió una persona y fue herida otra, que pudo escapar. Hubo también intento de influir en testigos a cambio de dinero y con amenazas de atentar contra familiares. Acusadas 14 personas, se dictó una estudiada sentencia con condenas por delitos, entre otros, de asesinatos consumado e intentado, amenazas y obstrucción a la justicia, tras un juicio de especial complejidad en que se solventaron numerosas peticiones de nulidad, infracciones de legalidad ordinaria en cuanto a las pruebas y cuestiones formales, entre las que destaca la relativa al hecho de que respecto de otra persona se hubiese por los mismos hechos celebrado juicio en Marruecos al considerar Ceuta como parte de su territorio nacional. Es meritorio el análisis del material probatorio que la sentencia realiza, que se vio obligado a descender, incluso, al detalle de la determinación de la fecha de ocurrencia. Los problemas se plantearon en orden a la acreditación de la participación e intervención de los acusados en los hechos. La sentencia dedica un significativo Fundamento a la llamativa mendacidad de numerosos testigos. Uno de los magistrados formuló voto particular, también prolijamente motivado, por considerar las pruebas insuficientes para condenar.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE MANUEL SUAREZ ROBLEDANO
  • Nº Recurso: 12/2007
  • Fecha: 31/10/2007
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Prueba de cargo. No es necesario que el jurado haga una ponderación argumentada de los medios de prueba, sino que ponga en conocimiento del público, del acusado y, eventualmente, del Tribunal que tenga facultades para revisar el fallo, los elementos que permitan juzgar sobre la racionalidad del juicio realizado, reconstruyendo el proceso mental que conduce a la condena. A tales efectos basta con la enumeración de los medios de prueba de los que el jurado ha partido, pues con ello ya es posible comprobar la corrección o incorrección del juicio sobre los hechos ocurridos. Prueba indiciaria, requisitos. Ha de distinguirse un elemento objetivo, caracterizado por efectiva causación de unos males innecesarios, esto es, aquellos que no sean necesarios a la finalidad perseguida por el autor. Y otro subjetivo, por el que el autor del hecho asume la innecesariedad de su acción, el carácter deliberado del exceso. El autor, deliberadamente, asume que la acción que desarrolla ya no persigue la realización del delito sino persigue un aumento del dolor causado con actos innecesarios a la ejecución del delito. Inexistencia de eximente de alteración grave por consumo de sustancias estupefacientes. Absolución asesinato, la nueva valoración de las pruebas testificales y de las declaraciones de los imputados lleva a una revisión de las practicadas ante el Juez de lo Penal, sin la inmediación. Miedo insuperable, requisitos, existencia. Exclusión responsabilidad civil subsidiaria, extensión.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: EMILIO FERNANDEZ CASTRO
  • Nº Recurso: 19/2005
  • Fecha: 30/09/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Homicidio, agravante de parentesco, atenuante muy cualificada de arrebato y atenuante simple de confesión. Inexistencia de alevosía, el relato de hechos probados del Jurado carece de elementos fácticos que permitan sostener la alevosía. El acervo probatorio carece de elementos que permitan su génesis. Inexistencia de la atenuante muy cualificada de arrebato al no constar que la provocación que el gresor sufrio por la victima fuera esepecialmente intensa, ni que su espiritu sufriera como consecuencia de ella una perturbación extraordinaria que redujera sus condiciones de imputabilidad hasta casi anularlas. Arrebato simple. Se trata de una respuesta colérica de venganza. Existencia de confesión, la acusada despue de acuchillar a su acompañante comunico el hecho a sus vecinos, pidiendoles auxilio,lo cual era un medio indirecto y eficaz para hacer saber a las autoridades lo que había ocurrido, actitud que mantuvo cuando se presentaron los agentes policiales. Indemnización en favor del padre del fallecido en atención del vínculo paterno-filial. La ausencia de toda relación de convivencia o de dependencia entre ambos puede servir para graduar la cuantía del resarcimiento, pero nada más. La plena exclusión requiere de otras motivaciones que omite la sentencia. Condena en costas se incluyen las de la acusación particular pues su intervención fue relevante.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JUAN MONTERO AROCA
  • Nº Recurso: 7/2005
  • Fecha: 12/09/2005
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Doctrina jurisprudencial sobre la incomparecencia de testigos al juicio oral y sobre su incidencia sobre la suspensión del mismo para intentar una nueva citación. La parte pretende que se suspenda el juicio hasta que la testigo propuesta pueda ser localizada, con lo que se niega el derecho procesal fundamental a que el proceso se realice en un tiempo razonable. Cuestiones previas son específicas del Tribunal del Jurado. La cuestión relativa a la valoración del ADN se debió alegar en la fase de cuestiones previas, no ex novo en la apelación con la sentencia. Motivación del veredicto. La defensa no incluyó en el objeto del veredicto ningún hecho, que se limitó a negar los de las acusaciones, incluyéndose en el mismo los alegados por las partes, por lo que no se puede ahora incluir hechos no alegados. Cuando existen declaraciones contradictorias el Jurado puede otorgar credibilidad a unas, y a otras no. Existencia de prueba de cargo que desvirtua la presunción de inocencia,caracteres. Tribunal de apelación efectúa el control de la existencia de prueba de cargo legal, su práctica y su inferencia. Existencia de alevosía.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JUAN CLIMENT BARBERA
  • Nº Recurso: 22/2003
  • Fecha: 30/03/2004
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato, atenuante de miedo insuperable. Inexistencia de falta de motivación y de congruencia pues el Jurado fundamenta y motiva su decisión señalando los elementos de convicción utilizados y razona su conexión con la prueba practicada. Existencia de motivación. Doctrina jurisprudencial sobre motivación del veredicto. Discrepancia con la valoración del Jurado. Existencia de prueba de cargo. Inexistencia de incongruencia ni extralimitación pues el Magistrado-Presidente cuando fundamenta la concurrencia de la alevosía y la calificación de asesinato, no hace sino tomar como base de la misma los hechos probados tal y como resultan del veredicto. Inexistencia de legítima defensa incompleta, al plantear una nueva valoración de la prueba, que queda fuera del recurso de apelación. Existencia de alevosía al declarar probado el Jurado sus elementos. Inexistencia de la atenuante muy cualificada de miedo insuperable dado que de los hechos probados no se puede apreciar como muy cualificada. Inexistencia de la atenuante de grave adicción a las drogas, al tratarse de una cuestión de valoración de la prueba, pues el Jurado declaró probado que la adicción a las drogas no limitaba al acusado sus facultades intelectivas y volitivas. Inexistencia de la atenuante de confesión al colaborar el acusado, pero a partir de la llamada de la policia, se pretende una nueva valoración de la prueba.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: FERNANDO DE LORENZO MARTINEZ
  • Nº Recurso: 10/2011
  • Fecha: 21/09/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato. Agravante de parentesco. Carácter del recurso de apelación contra las sentencias del Tribunal del Jurado: recurso extraordinario. La defensa no utilizó los recursos pertinente contra la denegación de los medios de prueba. Alevosía, existencia al declarar su existencia el Jurado. Indemnización: la aplicación del baremo de los accidentes de circulación en relación con los delitos dolosos es orientativa, pues el daño derivado por ese mismo motivo tiene un componente de gravedad mayor que el derivado por ese mismo motivo de la circulación rodada. Los conceptos, "familiares" y "perjudicados", son notablemente más amplios que el de "herederos. Los daños morales en su traducción a una suma de dinero sólo puede ser objeto de control en el recurso de casación cuando resulte la misma manifiestamente arbitraria y objetivamente desproporcionada. La indemnización por responsabilidad civil derivada de un ilícito penal doloso que realice el Tribunal de instancia, fijando el alcance material del quantum de las responsabilidades civiles, no puede ser sometida a la censura de la casación .Solo cabe entrar a conocer si se pusiera en cuestión las bases o diferentes conceptos en los que se apoya la fijación de la cifra respectiva, o lo que es igual, el supuesto de precisar si existe razón o causa bastante para indemnizar, pero no el alcance cuantitativo del concepto por el que se indemniza.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: JAIME GESTOSO BERTRAN
  • Nº Recurso: 1/1998
  • Fecha: 25/09/1998
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Asesinato alevoso, atenuante de drogadicción; absolución robo con violencia en grado de tentativa. Inexistencia de observación alguna por la defensa del acusado en la audiencia dada a las partes sobre el escrito del veredicto en relación a los defectos ahora denunciados, sin que efectuara ningún reparo ni propuesta del veredicto en relación con los hechos referentes, sin formular objección alguna en cuanto a la intención de actuar alevosamente, pues la protesta que hizo la defensa al objeto del veredicto nada tiene que ver con la atenuante de drogadicción ni con la agravante de alevosía en los términos que se plantean en el motivo. Inexistencia de defectuosas intrucciones al jurado por falta de protesta. Inexistencia de falta de claridad hechos probados en relación con la atenuante de drogadicción muy cualificada. La presunción de inocencia abarca los hechos agravatorios, no la calificación jurídica de los hechos. Alevosía, requisitos. Compatibilidad con circunstancias atenuantes que afectan a la capacidad volitiva del agresor, siempre que no esté anulada. No es necesario que se declare en los hechos probados que el acusado tenía la intención de actuar alevosamente al ser un sentimiento íntimo, que sólo puede interpretarse mediante un juicio de valor de los actos externos, el cual se desprende del relato fáctico de la sentencia.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: JULIO GARCIA-BRAGA PUMARADA
  • Nº Recurso: 2/2008
  • Fecha: 04/11/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal del Jurado estimó al acusado culpable de matar a la mujer con quien convivió de forma alevosa, golpeando con un objeto contundente en zona vital del cuerpo, sin posibilidad de defensa. Se estimó que hubo también ensañamiento con base en que el acusado reconoció haber abandonado el cuerpo de la víctima sin saber si estaba viva o muerta, "dejándola por tanto en estado de sufrimiento", así como en la aplicación de "reiterados golpes" (el relato fáctico de la sentencia habla de "varias veces"). Se apreciaron las agravantes de parentesco y aprovechamiento de lugar (poco accesible, sin luz, despoblado), rechazándose la de haberse obrado con abuso de confianza ya que no se probó que la víctima no hubiera ido de forma voluntaria a dicho lugar. Pese a padecer un trastorno límite de la personalidad, no se apreció la semieximente del art. 21.1 y 20.1 del Código Penal ya que el curso de los hechos demostró que el acusado conservaba sus facultades. Tampoco se entendió probado el consumo de drogas y/o alcohol.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial. Tribunal Jurado
  • Municipio: Huelva
  • Ponente: FRANCISCO JOSE MARTIN MAZUELOS
  • Nº Recurso: 2/2012
  • Fecha: 07/02/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Jurado declara probado que el acusado atacó a la víctima cuando embriagada, estaba sentada en la cama, y la hizo caer al suelo matándola a golpes de pala. Es condenado como autor de un delito de asesinato. El acusado reconoció los hechos, aunque no se aceptó su versión de un previo acometimiento de la víctima. Concurre alevosía: por su embriaguez intensa, la víctima no tuvo ninguna posibilidad de defenderse ante el ataque sorpresivo e inesperado. No hubo ensañamiento. No se aprecia en la reiteración de golpes otra intención que asegurar la muerte. El estado de estupor por el alcohol y el quedar inconsciente tras los primeros golpes contribuyó a disminuir el sufrimiento. No entienden los jurados probado que, pese al índice relativamente alto de alcohol que presentaba, tuviera el acusado alterada su conciencia y el control de sus actos. Tampoco una actitud previa que pudiera fundar un trastorno mental transitorio ni un estado de arrebato. Concurre la atenuante de confesión del hecho a la autoridad del art. 21.4 CP: el acusado no trató de huir sino que acudió inmediatamente al cuartel de la Guardia Civil antes de que nadie pudiera conocer la muerte. Se impone la pena en su mitad inferior. Para fijar las responsabilidades civiles se acude con carácter orientativo al baremo de indemnizaciones por hechos de tráfico.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MANUEL VICENTE AVELLO CASIELLES
  • Nº Recurso: 14/2010
  • Fecha: 27/09/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras esperar a su exesposa agazapado en la escalera de su vivienda, el acusado la abordó y con un cuchillo de 30 cmts de hoja le lanzó tras golpes, persiguiéndola al tiempo que le decía repetidamente que la iba a matar. Fue detenido al portal por agentes que acudieron avisados por los vecinos. La AP condena al acusado como autor de un delito de asesinato intentado del art. 139.1 CP en relación con sus arts. 16.1, 62 y 57.1 y 2. Discutida solo la intención del procesado, fue claro el ánimo de matar en su conducta: el arma empleada; las heridas se localizaron en cabeza y cuello, ambas zonas vitales; persistió en la persecución y agresión a la víctima, y mediaron amenazas de muerte según los testigos. Es también patente la alevosía sorpresiva: no hubo discusión previa con la víctima. Se aprecia la eximente incompleta de alteración psíquica: el acusado padecía un trastorno obsesivo compulsivo y un trastorno bipolar, siendo dos patologías diferentes, aunque no quedó anulada por completo la conciencia. En ella se entiende englobada la intoxicación etílica que presentaba el acusado, sin que justifique una atenuante autónoma. Concurre igualmente la agravante de parentesco y la atenuante de reparación: se consignó antes del juicio una cantidad superior a la pedida como indemnización. Se impone la medida de internamiento hasta la completa curación, pero no la privación de la patria potestad respecto de la hija común ni su suspensión a efectos de la comunicación con ella.