• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: MARIA ROSARIO SANCHEZ CHACON
  • Nº Recurso: 688/2020
  • Fecha: 19/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Confirma la condena por un delito de amenazas. El acusado prendió fuego a papeles, cartones y plásticos, generando una humareda que se expandió por el edificio, saliendo el acusado al exterior de su vivienda gritando continuamente que iba a prender fuego al edificio con sus vecinos dentro. El apelante sostiene que no se ha cometido el delito de amenazas pues ninguno de los vecinos dijo sentirse amenazado, el acusado nunca los amenazó individualmente y nunca tuvo la intención de provocar incendio alguno. El delito de amenazas requiere: 1) expresiones o actos idóneos para intimidar al sujeto pasivo con la comunicación de un mal injusto, determinado y posible, de realización más o menos inmediata, que depende exclusivamente de la voluntad del sujeto activo ("voy a quemar el edificio con todos los vecinos dentro"); 2) es un delito de simple actividad, de expresión o de peligro, y no de lesión, si ésta se produce actúa como complemento del tipo; 3) el propósito intimidatorio por parte del agente sea serio, firme y creíble, atendiendo a las circunstancias concurrentes (el acusado inicia el fuego en su vivienda); 4) las mismas circunstancias, subjetivas y objetivas concurrentes doten a la conducta de la entidad suficiente para su calificación como delito. Se aplica la atenuante de dilaciones indebidas y la analógica de alteración psíquica (trastorno esquizoafectivo depresivo), teniendo las capacidades intelectivas conservadas y algo mermadas las volitivas (informes periciales).
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: ALBERTO BLASCO COSTA
  • Nº Recurso: 1354/2020
  • Fecha: 19/11/2020
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La ley 2/2020 de 27 de julio modifica el art 324 LECrim y extiende el plazo ordinario de investigación judicial a los doce meses, e indica que el día de entrada en vigor de este ley, que tuvo lugar el 29 de Julio de 2020, será considerado como día inicial para el cómputo de los plazos máximos de instrucción, lo que permite deducir que en la fecha de la resolución recurrida no había transcurrido el nuevo plazo máximo de tiempo fijado para finalizar la instrucción. La actitud frente a la solicitud la de máxima amplitud y generosidad a la hora de medir el criterio constitucional de la pertinencia, que existe siempre que la prueba propuesta tenga relación con el objeto del proceso, determinado por las alegaciones de las partes y las cuestiones que tengan que resolverse en el mismo, cuando, además tiene capacidad para influir en la convicción del órgano decisor, de manera que la resolución contraria a la utilización de medio probatorio debe existir solo cuando se trata de un abuso del proponente, o exista un manifiesto propósito de dilatar el trámite u otro claramente contrario a los fines del proceso, o dificultades insalvables en orden a su práctica, bajo el principio de prioridad de este derecho fundamental sobre las razones de una mayor rapidez en el trámite, también atendibles, pero de inferior categoría, según la doctrina del Tribunal Constitucional.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: ANTONIO GARCIA MARTINEZ
  • Nº Recurso: 90/2020
  • Fecha: 18/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cocaína se considera una de las sustancias que causan grave daño a la salud y la que fue objeto de transacción (0,2235 g netos) supera la cantidad que, conforme a la jurisprudencia, se considera dosis mínima psicoactiva (0,05 g). Por lo tanto, la aplicación por la sentencia de la penalidad establecida en el párrafo primero del art. 368 para aquel tipo de sustancias y no de la establecida "en los demás casos", está justificada. Además, las circunstancias que refiere la alegación como base de la argumentación -la escasa entidad de los hechos y la situación personal de la acusada- ya han sido consideradas por la Audiencia en la sentencia apelada. No, ciertamente, para aplicar el último inciso del párrafo primero del art. 368. Pero sí para dar entrada al subtipo atenuado del párrafo segundo de dicho precepto legal. Aplicación de la circunstancia de drogadicción bien como eximente, completa o incompleta, bien como atenuante muy cualificada. Sin embargo, no demuestra la equivocación de la Audiencia al desestimar tal posibilidad; y tampoco justifica su procedencia, que exige algo más que la mera reiteración, sin más argumentación, del contenido de unos informes que ya han sido considerados y apreciados por la Audiencia como sostén probatorio suficiente para acoger la atenuante analógica simple de toxicomanía, pero nada más. Consta que la recurrente sufría un trastorno por dependencia ala cocaína y a la heroína que, racionalmente, disminuía de forma leve sus facultades volitivas
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JOSE CARLOS IGLESIAS MARTIN
  • Nº Recurso: 1/2019
  • Fecha: 18/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Condena a un acusado como autor material de un delito de abusos sexuales con penetración vaginal y absuelve a otro por otro delito de las mismas características al no poder afirmar que la relación sexual con este acusado no hubiere sido consentida por la mujer. Acusados que coinciden en una discoteca con una mujer a la que uno de ellos acompaña hasta un lavabo donde mantienen una relacion sexual con penetración, y que, una vez finalizada y mantiendose todavía la mujer dentro del lavabo, acude el segundo de los acusados y la penetra también vaginalmente a pesar de su negativa. No se acredita la mediación de violencia o intimidación para el acceso vaginal. Testimonio de la víctima como prueba incriminatoria y elementos externos de corroboración de sus manifestaciones. El tribunal expresa dudas sobre las circunstancias en que se produjo el primero de los actos sexuales y absuelve al primer acusado en virtud del principio "in dubio pro reo". Circunstancia agravante de haber ejecutado el hecho delictivo por motivaciones de genero. La agravante no está limitada al ámbito conyugal o de pareja. Su apreciación no requiere de un elemento subjetivo específico entendido como ánimo dirigido a subordinar, humillar o dominar a la mujer, pero sí que objetivamente los hechos sean expresión de ese desigual reparto de papeles al que es consustancial la superioridad del varón, que adquiere así un efecto motivador. Palabras atribuidas al autor que evidencian una motivación de subyugación machista
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Alicante/Alacant
  • Ponente: MARIA DOLORES OJEDA DOMINGUEZ
  • Nº Recurso: 90/2018
  • Fecha: 13/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Conforme a la Jurisprudencia, no basta con el conocimiento de la actividad ilícita por el conviviente, o con la abstención de denunciar, o bien con la mera tolerancia o beneplácito, para configurar la coautoría, la cooperación necesaria o la complicidad delictiva. Fuera del caso del garante, hace falta más, colaborar, cooperar en la actividad del autor. Sin desconocer la doctrina jurisprudencial expuesta, la misma no resulta aplicable al caso aquí enjuiciado puesto que la afirmación de la autoría de la acusada no se hace de modo exclusivo sobre la base de la convivencia en el domicilio con el coacusado que se reconoce autor del delito, ·sino sobre la base de hechos plenamente acreditados, a saber : que habitaba en la vivienda, que era la titular del contrato de arrendamiento de la misma; que entraba y salía de modo frecuente de dicha vivienda según sus propias manifestaciones, y el necesario conocimiento de la actividad que se desarrollaba en el interior, dada la entidad de la misma y de los utensilios usados al efecto, de los que se infiere su participación en el delito. Tiene singular importancia el hecho de que la acusada arrendó la vivienda en que se llevaron a cabo, desde un primer momento, los hechos enjuiciados, facilitando así el medio en el que desarrollar la actividad ilícita, lo que resulta un hecho fundamental para asegurar la perpetración del delito, que de otro modo no habría podido cometerse e la magnitud e que fue cometido.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Toledo
  • Ponente: EMILIO BUCETA MILLER
  • Nº Recurso: 2/2019
  • Fecha: 12/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Condena por delito de abuso sexual con acceso carnal. El acusado, previo suministro de alcohol y droga, aprovecha la somnolencia y aturdimiento con ello generado a la víctima (incapacitada judicialmente y con un grado de discapacidad del 60 %) para lograr penetrarlo analmente. En el delito de abuso sexual el sujeto activo atenta contra la libertad sexual de la víctima, sin el uso de violencia e intimidación (determinante del delito de agresión sexual), pero sin que en ningún caso medie consentimiento de ésta o el consentimiento emitido esté viciado por alguna de las causas del art. 181.2, como en el caso. Los hechos se acreditan por la declaración de la víctima que cumple los parámetros valorativos: a) credibilidad subjetiva, ya que, pese a su incapacidad, tiene plena conciencia de la realidad y nada hace pensar que pueda confundir la misma con sucesos no acaecidos (prueba pericial); b) verosimilitud, ya que aparece corroborada con prueba pericial de ADN.; y c) persistencia en la incriminación, en sus elementos esenciales. No aprecia la AP. especial vulnerabilidad de la víctima, como pretende el Mº. Fiscal, en el sentido de carencia o disminución de resortes físicos o psíquicos de resistencia al delito (la prueba pericial establece que tiene un trastorno antisocial, pero con plena conciencia de la realidad, no tiene ninguna enfermedad mental sino una forma de ser), ni la agravación específica de prevalimiento. Se fija indemnización por daño moral (10.000,-€.).
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MIGUEL ANGEL OGANDO DELGADO
  • Nº Recurso: 16/2019
  • Fecha: 12/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Condena al acusado como autor material de un delito consumado de agresión sexual con penetración y como autor de un delito leve de lesiones. Acusado que después de estar consumiendo alcohol y marihuana con una mujer, ejercer sobre ella violencia grave orientada al yacimiento carnal que consuma con una penetración vaginal. Atentado a la libertad sexual de la víctima, utilizando de una violencia grave sobre ella, para introducir un miembro corporal por vía vaginal con intención libidinosa, sin que la resistencia ofrecida por la víctima pudiera impedir la consumación del acceso carnal. Elementos constitutivos del delito de violación. Distinción entre la agresión sexual y la violación. Consumación del delito de violación. Delito leve de lesiones que se califica de forma autónoma producto de la violencia desplegada para el yacimiento carnal que persiste una vez consumado del delito sexual. Atenuante simple de reparación del daño que descarta un efecto cualificado. Atenuante analógica con la alteración psíquica procedente del consumo abundante de alcohol y drogas. Suspensión de la pena de prisión por la expulsión del territorio nacional una vez haya cumplido 2/3 partes de ella en España.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: ANTONIO GARCIA MARTINEZ
  • Nº Recurso: 84/2020
  • Fecha: 10/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Las únicas pruebas de cargo que pueden ser valoradas son las practicadas en el juicio oral bajo los principios de oralidad, inmediación y contradicción, mientras que las diligencias practicadas en la fase de instrucción son solamente medios de investigación que permiten preparar la decisión sobre la apertura del juicio oral e identificar y asegurar los medios de prueba. Es cierto, como la misma sentencia señala, que dicha regla general admite, sin embargo, excepciones que permiten incorporar al plenario el resultado de las diligencias sumariales (solo de las diligencias sumariales) siempre que se hayan practicado de forma inobjetable en función de las garantías exigibles y se cumplan determinados requisitos. El acometimiento fue único, pero inopinado y con arma peligrosa, y tras él el acusado persiguió al lesionado diciendo que le iba a matar al tiempo que seguía esgrimiendo el arma. El recurrente, al momento de los hechos, tenía alterado el elemento volitivo por tener poco autocontrol y pasar del pensamiento al acto sin suficiente reflexión, lo que conlleva una modificación parcial de su imputabilidad. Sin embargo, al no disponer de más pruebas complementarias e indicativas del grado o intensidad de la afectación, no ha podido fijar la base fáctica de aplicación de la eximente, completa o incompleta, o de la atenuante cualificada. Motivación de la pena en atención a la gravedad del ataque y el grado de ejecución, así como al dolo directo empleado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: TANIA GARCIA SEDANO
  • Nº Recurso: 883/2020
  • Fecha: 10/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se confirma la sentencia condenatoria por delito de quebrantamiento de condena. La parte apelante alega en su recurso la aplicación de la eximente de anomalía o alteración psíquica, sosteniendo que en la época en la que sucedieron los hechos, la acusada no era capaz de recordar sus actos, no era consciente de lo que suponía el incumplimiento de la condena y no era capaz de controlar el impulso de salir de su domicilio. La AP. sostiene que con respecto a las circunstancias eximentes o atenuantes de la responsabilidad criminal basadas en una alteración o anomalía psíquica no basta con la existencia de un diagnóstico que aprecie una anomalía o alteración psíquica como elemento biológico o biopatológico, sino que a él debe añadirse la comprobación de que tal déficit impide al sujeto, o le dificulta en mayor o menor medida, la comprensión de la ilicitud de la conducta o bien la actuación conforme a esa comprensión. La acusada presenta un trastorno de la personalidad con rasgos predominantemente antisociales y consumo perjudicial de tóxicos, pero sin merma alguna de imputabilidad, como se desprende del informe médico forense obrante en autos, no existiendo, pues, imposibilidad de comprensión ni la incapacidad de actuar conforme a esa comprensión por lo que no se aprecia la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal alegada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 10126/2020
  • Fecha: 06/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La prueba de cargo ha de venir referida al sustrato fáctico de todos los elementos tanto objetivos como subjetivos del tipo delictivo, pues la presunción de inocencia no consiente en ningún caso que alguno de los elementos constitutivos del delito se presuma en contra del acusado. La presunción de inocencia comporta en el orden penal estos requisitos: 1) la carga de la prueba corresponde a la acusación; 2) sólo es prueba practicada la que se practica en el juicio oral bajo el principio de inmediación; 3) la única excepción serán la prueba preconstituida y anticipada; 4) la valoración conjunta de la prueba corresponde exclusivamente al juez de instancia. El delito de allanamiento de morada protege la intimidad de la persona humana, no se defiende ni la posesión, ni la propiedad, ni ningún otro derecho real o personal en sentido patrimonial. Por tanto, es imprescindible que exista una morada ajena invadida, por irrupción o por permanencia. El delito de detención ilegal es una infracción instantánea que se consuma desde que tiene lugar la detención; y subjetivamente, se exige que la detención sea arbitraria e injustificada efectuada con conciencia y voluntad del autor. Se puede definir el "arrebato como emoción súbita y de corta duración" y la "obcecación es más duradera y permanente".

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.