• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO SALAS CARCELLER
  • Nº Recurso: 1503/2007
  • Fecha: 17/02/2011
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Solicitud de nulidad de pleno derecho del procedimiento judicial sumario del artículo 131 de la Ley Hipotecaria. Falta de fijación y claridad en las cantidades reclamadas por excesivas al haber sido liquidada erróneamente la deuda por no contemplar de ningún modo el depósito de dinero efectivo pignorado a favor de la entidad bancaria lo que determina una incorrecta fijación de la deuda y de los intereses a reclamar: cuestión nueva suscitada en la apelación a la que no aludía la demanda. Los hechos y la causa de pedir quedan fijados inexorablemente en la primera instancia y no pueden ser objeto de variación posterior. Exceso en la reclamación por una presunta liquidación defectuosa: no da lugar a la nulidad del procedimiento de ejecución, sino la procedencia de una reclamación de cantidad e incluso indemnización de daños y perjuicios. Cláusulas de vencimiento anticipado en los préstamos hipotecarios: validez de estas cláusulas al amparo del principio de autonomía de la voluntad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS EUGENIO CORBAL FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 2114/2005
  • Fecha: 16/12/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Declaración de abusividad de cláusulas bancarias. La extensión de la garantía hipotecaria a las costas que puedan derivarse de la eventual ejecución no es una cláusula abusiva, sino que garantiza el cobro de la deuda íntegra al Banco ejecutante, normalmente beneficiado de la condena en costas. El pacto que considera suficiente la certificación de deuda de la entidad financiera para el inicio de la ejecución no es abusiva, puesto que permite a la entidad presentar demanda ejecutiva, sin perjuicio de la prueba en contrario que pueda aportar el ejecutado. La cláusula que permite compensar la deuda con el saldo de otras cuentas del ejecutado, aún en cotitularidad con terceros, no es abusiva, sino acorde con la autonomía de la voluntad. Claúsula no abusiva: incidencias entre establecimiento de venta y titular de la tarjeta no competen al banco. Cláusula abusiva: no puede exonerarse el banco de toda disposición de dinero efectuada por el uso fraudulento de una tarjeta antes de la comunicación del titular ni tampoco puede exonerarse de todo uso fraudulento del PIN de la tarjeta. No es abusivo el pacto de vencimiento anticipado por impago de una cuota, pero sí por incumplimiento de cualquier otra obligación. No es abusivo pactar el consentimiento del banco para arrendar el bien hipotecado como vivienda habitual. Libertad de enajenación del bien hipotecado, sin intervención del Banco. La cesión del crédito debe ser comunicada al deudor hipotecario.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 5298/2017
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acción de nulidad de cláusula en préstamo hipotecario que atribuía el pago de todos los gastos del mismo al consumidor. Vulneración de los principios de primacía, efectividad y no vinculación al no reparar que la cláusula que atribuye indiscriminadamente el pago de los impuestos al consumidor es abusiva en su totalidad (no solo una parte como dijo la AP), pues, si no existiera, legalmente no le correspondería al consumidor su pago, por lo que causa un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que determina su abusividad, con las matizaciones que proceden. Restitución de las cantidades indebidamente pagadas por los consumidores: la declaración de abusividad no puede conllevar que los terceros dejen de percibir lo que por ley les corresponde, ya que no son pagos hechos por el consumidor al banco sino a terceros (notario, registrador, gestoría, etc). Esta decisión no implica moderación de los efectos de la nulidad. Gastos notariales: la intervención notarial interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz deben distribuirse por mitad. Igual en cuanto a escritura de modificación del préstamo, pero los de la de cancelación los debe soportar el prestatario, y los gastos de copias, quien las solicite. Registrales: el banco los gastos de inscripción de la hipoteca, y el prestatario los de cancelación. Gestoría: la distribución de gastos se considera correcta. Asunción de la instancia
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 2211/2014
  • Fecha: 18/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Pleito sobre nulidad por abusivas de determinadas estipulaciones de contrato de préstamo hipotecario, estimándose en apelación en concreto, la de vencimiento anticipado. Intereses moratorios: doctrina fijada por STS Pleno 23 diciembre 2015. El límite cuantitativo del artículo 114 LH no tiene como función servir de pauta al control judicial de las cláusulas abusivas pues la jurisprudencia del TJUE permite controlar los intereses, aunque respeten ese máximo legal, si comprenden una indemnización desproporcionadamente alta para el consumidor. La consecuencia de la apreciación de la abusividad de una cláusula abusiva es la supresión de tal cláusula, sin que pueda integrarse el contrato mediante los criterios establecidos en el derecho español, salvo que se trate de una cláusula necesaria para la subsistencia del contrato, en beneficio del consumidor, lo que no es el caso de las cláusulas que establecen el interés de demora. El TJUE declara que, en la medida que la cláusula predispuesta en el contrato con el consumidor sea abusiva, debe declararse su nulidad absoluta con independencia de que se haya aplicado o no. Vencimiento anticipado: remisión a STS Pleno 705/2015, 23 de diciembre.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 4912/2017
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala desestima el recurso de casación interpuesto frente a una sentencia que, habiendo declarado la abusividad de la cláusula de atribución de gastos al prestatario, concedió al cliente consumidor, con cargo al banco, el reintegro de la mitad de los aranceles notariales de la escritura de préstamo y constitución de hipoteca; la totalidad de los devengados por la expedición de la primera copia y copia simple de dicho instrumento; todos los derivados de la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad; y la mitad de los honorarios de la gestoría que llevó a cabo la liquidación del impuesto y presentación de la escritura ante el Registro de la Propiedad. La sentencia recurrida no vulnera los arts. 6 y 7 de la Directiva, ya que declara no aplicable la cláusula de gastos, sin perjuicio de que, una vez reestablecida la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor si no hubiera existido esa cláusula, determine como deben distribuirse esos gastos que se abonan a terceros ajenos a los contratantes, en función de las disposición legales aplicables con carácter supletorio. No se trata de un efecto restitutorio, art. 1303 CC, porque no son abonos hechos por el consumidor al banco que éste deba devolver, sino pagos hechos a terceros. Su fundamento es análogo al cobro de los indebido o al enriquecimiento injusto. En relación al IAJD se aplica la normativa vigente de dicho impuesto, con las aclaraciones realizadas por las SSTS 147/2018 y 148/2018.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 5025/2017
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acción de nulidad de cláusula en préstamo hipotecario que atribuía el pago de todos los gastos del mismo al consumidor. Una cosa es que la cláusula, por abusiva, sea inaplicable (como dijo la AP) y otra determinar cómo deben distribuirse tales gastos en función de las disposiciones legales aplicables. Abusividad de la cláusula que atribuye indiscriminadamente el pago de los impuestos al consumidor: si no existiera, legalmente no le correspondería al consumidor su pago, por lo que causa un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que determina su abusividad, con las matizaciones que proceden.Restitución de las cantidades indebidamente pagadas por los consumidores: la declaración de abusividad no puede conllevar que los terceros dejen de percibir lo que por ley les corresponde, ya que no son pagos hechos por el consumidor al banco sino a terceros (notario, registrador, gestoría, etc). Esta decisión no implica moderación de los efectos de la nulidad. Gastos notariales: la intervención notarial interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz deben distribuirse por mitad. Igual en cuanto a escritura de modificación del préstamo, pero los de la de cancelación los debe soportar el prestatario, y los gastos de copias, quien las solicite. Registrales:el banco los gastos de inscripción de la hipoteca, y el prestatario los de cancelación. Gestoría: la distribución de gastos se considera correcta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 2982/2018
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se analiza la posible abusividad de la cláusula que, en un préstamo hipotecario, establece una comisión de apertura. Tras examinar la normativa sectorial aplicable al caso (nacional y de la Unión Europea) la Sala considera que la comisión de apertura no es ajena al precio del préstamo, por el contrario, el interés remuneratorio y la comisión de apertura constituyen sendas partidas del precio del préstamo, en cuanto que son las principales retribuciones que recibe la entidad financiera por conceder el préstamo al prestatario y no corresponden a actuaciones o servicios eventuales. Tanto el interés remuneratorio como la comisión de apertura deben incluirse en el cálculo de la TAE, que permite al consumidor conocer cuál será el coste efectivo del préstamo. Por esa razón, la Sala concluye que la comisión de apertura no es susceptible de control de contenido, sino exclusivamente de control de transparencia, que considera superado o cumplido. También se pronuncia sobre los efectos de la declaración de nulidad de la cláusula que atribuye al prestatario la totalidad de los gastos e impuestos, ya declarada nula por la sentencia 705/2015, de 23 de diciembre. Sostiene que son pagos que han de hacerse a terceros -no al prestamista- como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario y que el pago de esas cantidades debe correr a cargo de la parte a la que correspondiera según la normativa vigente en el momento de la firma del contrato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 2499/2014
  • Fecha: 03/06/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acción de nulidad de la cláusula de un contrato de préstamo hipotecario del año 2004, que fija un interés de demora del 19%. El crédito hipotecario inicial fue destinado a la adquisición de vivienda habitual y, posteriormente, ampliado a otra finalidad distinta de la actividad empresarial, por lo que no impide que se pueda aplicar la normativa sobre protección de consumidores. La sentencia declara que estamos ante una cláusula predispuesta que no ha sido negociada individualmente, prueba que corresponde al profesional, y por tanto sujeta al control de contenido de abusividad. Para realizar ese control tiene en cuenta la doctrina del TJUE, según la cual, el límite legal previsto en el art. 114.3 LH no puede servir de parámetro para determinar la ausencia del carácter abusivo de una cláusula.Procede extender el criterio establecido en la sentencia 265/2015, de 22 de abril, para los intereses de demora en préstamos personales, a los intereses de demora de préstamos hipotecarios y, por tanto, fija el límite de abusividad en dos puntos por encima del interés remuneratorio pactado. Por esta razón, declara el carácter abusivo de la cláusula que fija los intereses de demora del préstamo hipotecario en el 19% por el carácter desproporcionado de la indemnización por retraso en la amortización y su eliminación total, sin que ello suponga la supresión del interés remuneratorio, que retribuye que el prestatario disponga del dinero.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 2658/2013
  • Fecha: 23/12/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acción colectiva promovida por organización de consumidores. Incongruencia: no concurre en la aplicación del control de transparencia, que no es una novedad introducida en la sentencia, sino exigencia de las peculiaridades que impone el Derecho de la Unión Europea. Cuestión nueva, no se aprecia si deriva del control de oficio del juez nacional sobre el carácter abusivo de las cláusulas, que es imperativo. Reiteración de la doctrina de la Sala sobre el control de incorporación y de transparencia en materia de cláusulas suelo. Intereses de demora, el límite legal impuesto en los préstamos hipotecarios no excluye el control de abusividad ni sirve como derecho supletorio si se declaran abusivos. La nulidad afectará al exceso sobre el interés remuneratorio pactado. Vencimiento anticipado, su validez general no excluye la abusividad atendiendo a las circunstancias del caso. La cláusula analizada no supera los estándares exigibles, pues no modula la gravedad del incumplimiento en función de la duración y cuantía del préstamo y posibilita la resolución del préstamo con el incumplimiento de un solo plazo. Nulidad de las cláusulas que imponen al consumidor todos los costes de la intervención notarial y registral, el pago de tributos en los que es sujeto pasivo el banco, los gastos preprocesales y procesales del banco. Nulidad de las cláusulas que equiparan la aceptación por el cliente de una oferta telefónica a su firma manuscrita. Voto particular.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 2128/2017
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Normativa aplicable por razones de vigencia atendiendo a la fecha del préstamo. Abusividad de las cláusulas que, en contratos de préstamo con consumidores, sin negociación y predispuestas, atribuyen indiscriminadamente al consumidor el pago de todos los gastos que genera la operación. Criterio en la jurisprudencia del TJUE para determinar si una cláusula causa en detrimento del consumidor un "desequilibrio importante"?. Carácter unitario del préstamo hipotecario: incluye dos figuras jurídicas, el préstamo (contrato) y la hipoteca (derecho real), pero ambas son inescindibles; el crédito garantizado con hipoteca no es un crédito ordinario y requiere ser tratado jurídicamente de forma distinta. Cláusula de gastos: su introducción -si de no existir la cláusula el consumidor no tuviera que pagar todos los gastos e impuestos de la operación, porque por aplicación del de Derecho español no le correspondería en todo caso su abono- implica un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes en el contrato. En el caso, análisis de la atribución de los gastos conforme al Derecho español (gastos notariales y de modificación del préstamo hipotecario, gastos de escritura de cancelación de la hipoteca; obtención de copias, gastos de Registro de la Propiedad, gastos de gestoría). Restablecimiento de la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor de no haber existido la cláusula abusiva.