• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: JESUS RENTERO JOVER
  • Nº Recurso: 1320/2009
  • Fecha: 02/03/2010
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima parcialmente el recurso de la actora y revoca la sentencia de instancia en el sentido de calificar el despido disciplinario como nulo pero sin derecho a la indemnización adicional solicitada por vulneración de derechos fundamentales. En primer término se rechaza la incongruencia denunciada por el hecho de que se entrase a resolver sobre la demanda de despido pese a que el empresario había reconocido su improcedencia. En relación con la calificación del cese se estima que la carta de despido era claramente insuficiente limitándose a denunciar una disminución voluntaria y continuada de rendimiento y ello comporta la nulidad del despido por tratarse de una trabajadora embarazada (art.55.5 b) ET). En último lugar se desestima la petición de una indemnización complementaria por vulneración de derechos fundamentales en cuanto no existen indicios de los que deducir que la decisión disciplinaria de la empleadora encubriese en realidad una reacción ante el conocimiento de la situación de embarazo pues, no existían indicios de ello, ni desde luego, ha quedado acreditado que la empresa tuviera conocimiento de tal situación antes de decidir el despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: ADOLFO MATIAS COLINO REY
  • Nº Recurso: 5657/2018
  • Fecha: 29/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la empresa el censurado pronunciamiento de instancia que declara nula la extinción por causas económicas adoptada por quien no puso a disposición de trabajadora embarazada la indemnización pertinente; reiterando la caducidad de la acción y que dicha extinción en ningún caso obedeció a la situación de la demandante. Rechaza la Sala la excepción de extemporaneidad al haberse ejercitado la acción dentro de plazo pues si bien es cierto que la situación de embarazo se comunica con posterioridad, no lo es menos que la acción de despido es única y no puede considerarse que esté caducada para unos efectos, y no para otros. Se trata (avanza el Tribunal en su razonamiento) de un caso de nulidad ex lege, que configura una protección reforzada, objetiva y automática de las personas que se encuentren en cualquiera de los supuestos vinculados a la maternidad; por lo que bastaría la prueba del embarazo por parte de la trabajadora para que el empresario haya de probar el concurso de una causa objetiva y razonable de la extinción del contrato 8que no es el caso al haber incumplido aquella puesta a disposición). En respuesta a cual sea la categoría de Convenio asignable a la actora y en la medida que no se acredita que la trabajadora realizara funciones de la categoría que se le atribuye se fija el haber regulador del despido conforme al salario efectivamente percibido en el último mes.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santander
  • Ponente: ELENA PEREZ PEREZ
  • Nº Recurso: 707/2018
  • Fecha: 19/12/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre el trabajador sancionado la procedencia de un despido motivado por su interceptación con sustancias estupefacientes introducidas en una furgoneta de la empresa. Frente a una supuesta falta de justificación de su conducta (a relacionar con su derecho a la presunción de inocencia y a su intimidad) advierte la Sala que no rigiendo en el orden social respecto a la valoración de conductas que puedan ser constitutivas de despido disciplinario. En su comunicación se reflejan unos hechos (de los que la empresa tuvo conocimiento a través de la Guardia Civil) expresivos de su presunta participación en un delito que proyecta sus efectos sobre la transgresión de la buena fe contractual que disciplinariamente se le imputa; desarrollándose la sanción laboral al del proceso penal. Dicha imputación no se produce (en contra de lo alegado) con vulneración del derecho a la intimidad del infractor al no tratarse de hechos que afecten al reducto íntimo de su vida. Rechazada la nulidad del despido por tan causa su conducta integra todos los elementos indiciarios que conducen a considerar acreditado que fue el actor quien introdujo en la furgoneta de la empresa la droga interceptada; sin que minorarse (por excesiva) la sanción de despido al haberse infringido de manera evidente el pincipio de buena fe contractual.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 323/2014
  • Fecha: 20/07/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala IV: 1) Casa la sentencia de instancia considerando que CGT tiene legitimación para impugnar el despido colectivo, puesto que obtuvo representantes unitarios, rechazando el argumento de instancia de que se tiene que acreditar un porcentaje de representantes unitarios que permita ocupar uno de los puestos de la comisión negociadora. 2) No declara la nulidad por vulneración del derecho de huelga, cuando se acreditan las causas por la empresa. 3) Considera que la sentencia que declaró la legalidad de la huelga incorporada vía art. 233 LRJS, no afecta a la decisión. 4) Entiende que la comisión negociadora se constituyó correctamente puesto que no existió injerencia empresarial en la elección. 5) Justifica la negociación de buena fe y la aportación de documentación suficiente aunque fuera verbalmente. 6) Entiende que existieron nuevas causas para la extinción de contratos suspendidos temporalmente. 7) Considera el despido ajustado a derecho cuando se adoptan medidas consensuadas de garantía de empleo. 8) Argumenta que el control judicial de los despidos no alcanza a fijar el número de los mismos pero sí a declarar qué medidas complementarias al acuerdo no son ajustadas a derecho. 9) Estima el recurso de la empresa en relación a que procede fraccionar la indemnización cuando se acuerda colectivamente, no se rebajan los mínimos legales y el aplazamiento de pago no es desproporcionado. Voto Particular, considera nulo el despido por vulneración del derecho de huelga.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: AURELIO DESDENTADO BONETE
  • Nº Recurso: 88/2008
  • Fecha: 16/01/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se discute en el presente proceso si es válido un despido disciplinario efectuado ad cautelam, esto es, después de haber efectuado un primer despido. Lo sucedido en el presente caso fue que el primer despido fue declarado nulo y, en trámite de ejecución de este, se declaró firme por caducidad de la acción el segundo despido efectuado, por lo que sólo cabía reconocer el derecho a los salarios de tramitación generados entre la primera decisión de despido y la segunda. La Sala aprecia, en primer lugar, falta de fundamentación de la infracción legal, porque el recurrente se limita a señalar los preceptos que considera infringidos -citándolos en ocasiones incluso en bloques normativos-, sin añadir razonamiento alguno al respecto, y de existir estos, sin establecer una relación entre el argumento que se expone y el contenido de los preceptos cuya infracción se ha denunciado. Además, considera que existe falta de contenido casacional, ya que la Sala se ha pronunciado en ocasiones anteriores sobre la validez de un segundo despido realizado ad cautelam mientras se está tramitando el primero, siendo la decisión de la sentencia recurrida conforme a esta doctrina.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN FRANCISCO GARCIA SANCHEZ
  • Nº Recurso: 3883/2007
  • Fecha: 03/11/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Despido. Trabajador cedido por una ETT a la usuaria, habiéndose celebrado varios contratos para obra determinada, si bien los trabajos fueron siempre los mismos y consistían en los habituales y permanentes en la empresa usuaria. El Juzgado declaró la nulidad del despido por presunta vulneración de derechos fundamentales y la solidaridad de ambas empresas en la responsabilidad. En suplicación, se exoneró de responsabilidad a la usuaria, se declaró el despido como improcedente y se fijó la antigüedad del trabajador en la fecha del último contrato. El TS confirma la resolución de la instancia, si bien el despido se califica como improcedente por no haber existido vulneración de derechos fundamentales; fijándose la antigüedad de la relación laboral en la fecha del primer contrato, atendiendo a la unidad esencial del vínculo; y además confirma la responsabilidad solidaria de la ETT y la usuaria, dado que, reiterando doctrina, concurre un supuesto de cesión ilegal cuando se realice con carácter permanente o para cubrir necesidades permanentes de mano de obra.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MILAGROS CALVO IBARLUCEA
  • Nº Recurso: 78/2013
  • Fecha: 19/11/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se analiza en casación ordinaria un despido colectivo que fue declarado nulo en la instancia por falta de aportación suficiente de documentación a los representantes de los trabajadores al inicio del período de consultas. Se analiza la trascendencia de la falta de documentación, atendiendo a las exigencias del Real Decreto 3/2012 de 10 de febrero, dado que el expediente comienza en fecha anterior a la entrada en vigor de la Ley 3/2012 de 6 de julio. La Sala IV recuerda la doctrina de la STS de 27/5/2013 (R. 81/2012). Además, en la fecha en la que se produjo el despido colectivo, permanecía en vigor aunque de manera parcial el Reglamento de Procedimientos de Regulación de Empleo aprobado por el RD 801/2011, en todo aquello que no se opusiera a la nueva redacción, tramitación o forma de decisión de las extinciones colectivas del contrato de trabajo profundamente modificada por el artículo 51 ET y 124 LRJS. Se analiza el alcance de la genérica expresión de "la memoria explicativa de las causas del despido colectivo". La sentencia concluye que no se han cumplido los requisitos de información exigidos puesto que se constata una conducta omisiva en la aportación de esa documentación mínima y la desinformación que produjo de manera inevitable en los representantes de los trabajadores, lo que habría privado en realidad de contenido al legalmente exigible periodo de consultas, lo que a su vez determinó la declaración de nulidad de la extinción colectiva.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 81/2012
  • Fecha: 20/03/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se analiza en casación ordinaria un despido colectivo que fue declarado nulo en la instancia por falta de aportación suficiente de documentación a los representantes de los trabajadores al inicio del período de consultas, habiendo declarado asimismo la responsabilidad solidaria de las empresas demandadas por constituir grupo de empresas a efectos laborales. La Sentencia del TS valora, en primer lugar, el recurso planteado por una de las empresas, respecto de la existencia de grupo de empresas, y tras recordar los requisitos exigibles para apreciarla en el ámbito laboral, llega a la conclusión de que se trata de una empresa creada de forma ficticia e instrumental, al no contar con trabajadores formalmente contratados, siendo lo facturado consecuencia del trabajo desarrollado en otra de las empresas del grupo y ser controlada y dirigida por la persona titular del grupo empresarial. En cuanto al segundo recurso de casación planteado, se declara que no se han cumplido los requisitos de información exigidos, ya que si bien se entregó a los representantes de los trabajadores una pequeña memoria de tres páginas, citando una serie de anexos con datos económicos, estos anexos nunca fueron entregados, por lo que los representantes carecían de información suficiente para poder negociar en un despido en el que se alegaban causas económicas. La Sala también desestima un motivo de error de hecho al no aportarse redacción alternativa y señalarse documentos que la sustenten.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 3788/2014
  • Fecha: 08/03/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia comentada resuelve sobre la impugnación despido individual derivado de despido colectivo de Bankia, S.A. En concreto, se discuten los requisitos que ha de observar la notificación del despido a los trabajadores individuales una vez concluido el periodo de consultas correspondiente. La Sala considera que no es preciso que en la carta se incorporen los criterios de selección, ni la baremación que al trabajador corresponde en función de ellos, porque no lo exige la ley y porque la negociación previa con acuerdo del Despido Colectivo y el mandato representativo de los representantes de los trabajadores firmantes del acuerdo hacen presumir su conocimiento. En la comunicación individual de la decisión extintiva debe aludirse, exclusivamente, a la concreta causa motivadora concreta del despido en términos compatibles con el derecho de defensa del interesado, proporcionándole un conocimiento claro, suficiente e inequívoco de las causas que se invocan como constitutivos del despido objetivo para que, comprendiendo sin dudas racionales el alcance de aquéllos, pueda impugnar la decisión empresarial y preparar los medios de prueba que juzgue convenientes para su defensa. Este derecho queda garantizado con la posibilidad que el mismo tiene de reclamar a la empresa los datos que considere necesarios para presentar la correspondiente demanda y de la oportuna aportación documental. Con ello se reitera criterio formulado en Pleno de 24-02-16 Rec 2507/14.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: FRANCISCO MANUEL DE LA CHICA CARREÑO
  • Nº Recurso: 2217/2016
  • Fecha: 07/06/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia al examinar el recurso de suplicación se pronuncia, al hilo de la solicitud de revisión de hechos probados, sobre una cuestión no pacífica referida al valor de los correos electrónicos, esto es, si constituyen prueba documental o son mero instrumento de reproducción, considerando la Sala que el reporte impreso del correo electrónico no constituye prueba documental, descartando que sea hábil a efectos revisorios. Se confirma el carácter procedente del despido rechazando que sea nulo por falta de prueba de la petición de reducción de jornada por cuidado de menor, acreditándose que el demandante se echó atrás inopinadamente tras aceptar un traslado internacional temporal con imposición de concretas condiciones que fueron aceptadas por la empresa que, por esa aceptación y en una situación de premura por las exigencias del cliente hubo de adoptar decisiones organizativas en la obra concreta y de trascendencia económica respecto del desplazamiento, conducta que se considera vulneradora de la buena fe contractual.