• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: MANUEL DIAZ DE RABAGO VILLAR
  • Nº Recurso: 1820/2008
  • Fecha: 07/10/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Despido en el que se imputa la conducción de vehículo particular y carga de bolsas en periodo de baja laboral por problema articular en hombro. El Juzgado declara improcedente el despido. La Sala confirma la calificación, si bien incrementa la indemnización. El Tribunal desestima la alegación de acoso laboral, al plantearse la misma por primera vez en el recurso. Seguidamente explica porqué considera que el motivo de la baja laboral del trabajador da lugar a calificar como improcedente el despido, a salvo el caso de que la causa del despido sea la enfermedad estigmatizante del trabajador y similares, en cuyo caso seria nulo. Parte de que la carta de despido no acusa de fraude al trabajador, sino de realizar cometidos que retrasan o pueden retrasar su curación, lo que no es del caso, pues si hay ineptitud para desarrollar la actividad laboral que realiza el actor, que requiere el reiterado uso de las extremidades superiores por encima del plano cefálico, lo que no puede hacer, pero si que puede conducir o llevar aquellas bolsas, sin que incida en la curación. Dice que el hecho de no dar traslado al sindicato al que el actor esté afiliado da lugar a improcedencia y no nulidad, no siendo nulo el despido por actividad sindical reprimida, dados los años en que el actor cesó en tal actividad. Por último, señala que en despido no cabe acumular la reclamación con la de mejora voluntaria de la prestación de incapacidad temporal en periodo de salarios de tramitación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Palmas de Gran Canaria (Las)
  • Ponente: IGNACIO JOSE DUCE SANCHEZ DE MOYA
  • Nº Recurso: 537/2012
  • Fecha: 22/08/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima el recurso del trabajador demandante, revoca la sentencia de instancia que había desestimado la demanda de despido y, en su lugar, lo califica de improcedente exponiendo que la empresa no dio adecuado cumplimiento al requisito exigido en el art. 53.1 a) del Estatuto de los Trabajadores para la viabilidad de la extinción del contrato de trabajo del actor por causas objetivas, según la consolidada Jurisprudencia, pues dicha comunicación no contenía la información suficiente para que aquel entendiese la causa de su cese y pudiera defenderse adecuadamente, habiendo pretendido la empresa justificar posteriormente, sus genéricas manifestaciones a través de la prueba aportada basada en una documentación contable y unos informes técnicos, de cuyas cifras o al menos variables esenciales debió dar cuenta detallada en la misma. Y tal incumplimiento viene a constituir el despido improcedente solicitado (art. 53.4 del Estatuto de los Trabajadores , con los efectos señalados en el art. 53.5 del mismo Texto Legal).
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: ADOLFO MATIAS COLINO REY
  • Nº Recurso: 6694/2018
  • Fecha: 18/03/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En impugnación individual de despido colectivo reitera el trabajador su nulidad o improcedencia bien por defectos en su comunicación (al no relacionar los concretos criterios de afectación) o por no haberse aplicado los fijados en el período de consultas; cuestionando (por arbitraria) la valoración realizada por el jefe de departamento. Con remisión a los antecedentes que cita de la misma Sala (al conocer de una acción similar y en relación con la misma empresa) reitera el Tribunal que resulta innecesaria reproducción -en la comunicación- de los criterios de selección (tanto por razones de estricta legalidad, como atendiendo a consideraciones finalísticas o desde una perspectiva eminentemente práctica; destacando (en respuesta al déficit de valoración de la recurrente) que aunque la misma fue llevada a término por una persona en concreto....no se evidencia que la misma se efectuara de una forma arbitraria, sino conforme a los criterios fijados en el periodo de consultas del despido colectivo, según los establecidos en el manual de competencias, mapa de conocimientos y estudio de cargas de trabajos elaborados.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: CRISTOBAL IRIBAS GENUA
  • Nº Recurso: 266/2017
  • Fecha: 30/11/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la empresa la sentencia que declara la improcedencia del despido por ella acordado por defectos en su comunicación y la falta de prueba sobre el carácter grave y culpable del incumplimiento que se sanciona. La Sala, tras aludir a la doctrina jurisprudencial expresiva de sus requisitos formales (en relación a la suficiencia descriptiva de las imputaciones recogidas en la misma) y su exigible vinculación probatoria, refiere la relativa a la entidad del incumplimiento por transgresión de la buena fe contractual para, seguidamente, fijar los hechos que sustentan la decisión empresarial (consistentes en la realización de unas ventas falsas con la finalidad de alcanzar el presupuesto que habilita el cobro de comisiones pactado). Aun considerando probada la imputación de esta sola circunstancia no habría de seguirse una calificación distinta a la decidida en instancia en función de los condicionantes límites de una carta que solo imputa una de las tres operaciones efectuadas (que no por si sola el sugerido designio defraudatorio). Se confirma, así, la sentencia de instancia desestimándose el recurso interpuesto contra la misma (aunque, por error, se diga que es estimatorio).
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
  • Nº Recurso: 1326/2015
  • Fecha: 29/11/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recurre la sentencia que declaró el despido nulo por discriminatorio, por vulneración del derecho de libertad sindical, y por estar efectuado en fraude de ley. Consta que inmediatamente después de despedir al trabajador por transgresión de la buena fe contractual, la empresa reconoció la improcedencia del despido y le abonó la indemnización de 45 días por año trabajado, que percibió el trabajador. La Sala IV, sin embargo, sostiene que la conducta de la demandada, al despedir al actor, no ha supuesto vulneración del derecho de libertad sindical ni discriminación. Seguidamente declara que los supuestos en los que el despido ha de ser declarado nulo aparecen consignados en el artículo 108 de la LRJS y, entre los mismos, no se encuentra el fraude de ley. En el supuesto de que se apreciase fraude de ley, por haber alegado el empresario para el despido causa distinta de la causa real, ello no conduciría a declarar la nulidad del despido sino su improcedencia. Se rechaza la pretensión de la empresa recurrente de que se confirme la declaración de improcedencia del despido que ya reconoció en el momento de extinción del contrato por causas disciplinarias. Y ello porque no ha cumplido con los requisitos exigidos en el art 56.2 ET, en la redacción anterior a la introducida por el RD Ley 3/2012, - reconocimiento de improcedencia del despido, ofrecimiento de la indemnización, deposito judicial a disposición del trabajador y poniéndolo en conocimiento de este-.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MARIA VIDAU ARGÜELLES
  • Nº Recurso: 578/2018
  • Fecha: 10/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reitera la trabajadora la improcedencia del despido económico acordado por la empresa al advertir (desde el incombatido relato judicial de los hechos) que sus ingresos aumentaron progresivamente durante tres ejercicios consecutivos. Desde la hermenéutica jurisprudencial de la norma aplicable se constata como la comparativa de las ventas o ingresos por trimestres (así como la relativa al rendimiento de la actividad) ofrece como resultado (según el Tribunal) la compartida conclusión de que los datos económicos aportados al proceso no permiten considerar una situación económica negativa y menos aún persistente. Lo que comporta la consecuente improcedencia de la decisión extintiva impugnada. Lo que se manifiesta sin perjuicio de advertir (aun tratándose de una cuestión que no condiciona dicha calificación al supeditarse su relevancia a la justificación de la causa alegada) que, como bien razona el Juzgador a quo, la empresa justificó suficientemente la iliquidez que invoca como causa de no haber puesto a disposición del trabajador la indemnización debida.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: FRANCISCO MANUEL DE LA CHICA CARREÑO
  • Nº Recurso: 3294/2016
  • Fecha: 11/10/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia desestima el recurso de suplicación de la empresarial interpuesto frente a la sentencia que declaró improcedente el despido por falta de toda concreción en la comunicación de los incumplimientos imputados al trabajador, omitiendo por tanto el requisito de forma. Descarta la nulidad de actuaciones sustentada en la inadmisión de prueba testifical, dado que la falta de señalamiento en la comunicación de concretos incumplimientos al enumerar genéricamente diversas causas de despido no puede ser subsanada en el acto de juicio practicando prueba que los concrete, situándolos en el tiempo y fijando sus circunstancias, dada la clara indefensión que se causaría al trabajador. En suma, al contener la comunicación una mera enunciación genérica de supuestas conductas y faltas, sin el menor detalle en cuanto a fechas, personas implicadas e incidentes concretos y cantidades supuestamente objeto de apropiación por el empleado, el despido es improcedente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Sevilla
  • Ponente: JOSE JOAQUIN PEREZ-BENEYTO ABAD
  • Nº Recurso: 3037/2016
  • Fecha: 14/09/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia estima el recurso de la empresa declarando procedente el despido del gerente al que se atribuía la comisión de irregularidades en el ejercicio de su cargo constitutivas de transgresión de la buena fe contractual, tratándose de faltas continuadas y ocultas tal y como advierte el Tribunal, que considera suficiente la comunicación de despido y no causante de indefensión. La Sala alcanza tal conclusión (de la que deriva la revocación de la sentencia que había declarado improcedente el despido por falta de concreción de la comunicación), tras aceptar la revisión de hechos probados para hacer constar el borrado de archivos del ordenador de la empresa, de manera que la comunicación de despido fue todo lo concreta que podía ser dadas las circunstancias, irregularidades las cometidas por el gerente que constituyen faltas graves y ocultas, conociendo perfectamente el demandante los incumplimientos atribuidos según se colige de la demanda, que resultan acreditados y que entrañan pérdida de la confianza depositada, declarando procedente el despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GULLON RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 2938/2015
  • Fecha: 16/05/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se plantea la calificación del despido de un trabajador que prestaba servicios para BANKIA y que fue despedido por causas objetivas, con efectos del 09/07/2013, en ejecución del acuerdo de despido colectivo alcanzado en periodo de consultas con los representantes de los trabajadores. La cuestión a dilucidar es si la falta de entrega de una copia de la carta de despido a dichos representantes determina la improcedencia del despido. La Sala IV reitera doctrina que señala que, en las extinciones contractuales derivadas de un despido colectivo, terminado con acuerdo, no opera la necesidad de entregar copia de la carta a la representación de los trabajadores, puesto que se trata de una obligación propia del despido objetivo del art 52.c ET. No son trasladables de manera absoluta las garantías formales establecidas en el ET para el despido objetivo y, en particular, respecto del requisito de entrega de la copia de la carta de despido a los representantes de los trabajadores, que por expreso mandato legal solo resulta exigible en los supuestos del artículo 52.c) ET, pero no en los de despido colectivo porque se precede de una previa negociación con los representantes de los trabajadores, de manera que las necesidades formales de la comunicación extintiva quedan incluso «atemperadas» por la existencia de la propia negociación y el conocimiento de toda clase de datos sobre el proceso que ello comporta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Logroño
  • Ponente: MARIA JOSE MUÑOZ HURTADO
  • Nº Recurso: 164/2018
  • Fecha: 15/10/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras advertir que tras la reforma operada en la materia se mantiene un ineludible control judicial de la causa económico-organizativa se pone de relieve (desde la condicionante dimensión del inalterado relato fáctico) la existencia de unos probados beneficios durante los ejercicios a considerar aun admitiendo que no nos encontramos ante un grupo empresarial patológico. Y en relación a las causas organizativas y productivas en la carta no se precisa el alegado cambio de estructura organizativa; resultando exigible para su apreciación que las innovaciones implementadas tengan una justificación finalista. La sentencia declara la improcedencia del primer despido y aprecia de oficio la excepción de falta de acción respecto al segundo. Atendiendo a la hermenéutica jurisprudencial de las normas concernidas en su decisión se concluye que habiéndose producido éste por las mismas causas que el precedente pero poniendo a disposición del trabajador la (anteriormente omitida) indemnización legal y cumpliendo los restantes requisitos, la inicial medida extintiva quedó subsanada y dejada sin efecto por la segunda, que es, la que, al carecer de causa justificativa, debe ser calificada como improcedente.