• Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: LUIS JOSE ESCUDERO ALONSO
  • Nº Recurso: 267/2008
  • Fecha: 15/01/2009
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Empresa en concurso de acreedores que cesa en su actividad, sin autorización de la Autoridad Laboral -ante la que, según anuncia, va a promover un ERE- o del Juzgado de lo Mercantil. Los trabajadores actores interponen demanda por despido ante el Juzgado de lo Social, que desestima la excepción de incompetencia de jurisdicción opuesta por la empresa así como la demanda. Interpuesto recurso de suplicación, la Sala considera que existe despido tácito por la comentada actuación de la empresa, ocho días antes de que el Juzgado de lo Mercantil abriera la fase de liquidación del concurso, y siendo así, el despido es nulo por tratarse de un acuerdo empresarial de extinción colectiva de los contratos de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, teniendo los trabajadores derecho a percibir sus salarios hasta la extinción en forma de sus relaciones laborales. No se atiende, sin embargo, a lo solicitado por los trabajadores recurrentes en el sentido de hallarse ante despidos improcedentes individuales con derecho a la correspondiente indemnización.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: ADOLFO MATIAS COLINO REY
  • Nº Recurso: 7121/2018
  • Fecha: 15/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En impugnación individual del despido colectivo reiteran los actores la nulidad de aquél cuya improcedencia se declara (al no concurrir la causa técnica alegada). Centrada la quaestio decidendi en determinar si puede revisarse (en el proceso individual) el concurso de la misma, se remite la Sala al pronunciamiento que cita del Alto Tribunal según el cual la norma no permite revisar (por la vía de la impugnación individual) la justificación de las causas que fundamentan el despido colectivo (aceptadas en el acuerdo suscrito con la RLT); como así lo corrobora la advertida circunstancia que pese a la reforma operada en el precepto no introdujo el legislador tal posibilidad. De tal manera que cualquiera que sea el alcance que deba atribuirse a la posibilidad de impugnar el acuerdo por la concurrencia de vicios de consentimiento no cabría discutir el concurso de las causas del despido colectivo aceptadas en el acuerdo; conclusión que no puede verse enervada por el necesario control judicial de la causa que corresponde a los sujetos legitimados para la negociación del acuerdo. A lo que se añade el necesario respeto del principio de seguridad jurídica.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Bilbao
  • Ponente: JOSE LUIS ASENJO PINILLA
  • Nº Recurso: 1728/2017
  • Fecha: 26/09/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia analizada resuelve los recursos de suplicación entablados por la empresa y la trabajadora frente a la sentencia que declaró la improcedencia de su despido. Se trata de una empleada que fue despedida por el trato ofensivo y degradante dispensado a los trabajadores respecto de los que ejercía funciones de encargada, quejas que hizo llegar la ETT a la que pertenecerían esos trabajadores a la demandada, considerando el Juzgado que la comunicación entregada no expresa con la suficiente concreción los incumplimientos atribuidos por lo que declaró la improcedencia del cese, que la Sala confirma a la luz de la referida comunicación que estima causa indefensión si bien acoge en parte el recurso de la empresarial al fijar un salario regulador del despido inferior al señalado por el Juzgado. La trabajadora defendía la nulidad del despido por lesión de la garantía de indemnidad y de la libertad sindical, calificación que se rechaza ante la falta de conexión de su actividad vindicativa en la empresa con el despido operado, fundado en su comportamiento inadmisible.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santander
  • Ponente: MARIA JESUS FERNANDEZ GARCIA
  • Nº Recurso: 971/2016
  • Fecha: 23/12/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la empresa la sentencia que declara la nulidad del despido acordado (por causas económicas) en trabajadora acogida a reducción de jornada por guarda legal. Desde la condicionante dimensión que ofrece un inalterado relato opone la recurrente que su extinción responde a los criterios apuntados en la Memoria Explicativa, atendida la necesidad de amortizar un puesto de trabajo del grupo de administrativos con contrato indefinido; correspondiendo por puntuación a la actora, la extinción de su contrato. Con expresa remisión a otros pronunciamientos similares se reitera la posibilidad que tenía ésta de adoptar la extinción del contrato de trabajo al amparo del ERE común a todos ellos bajo un plazo de vigencia que se vio afectado por la decisión de la AN que declaró la nulidad de los despidos; lo que motivó que la empresa paralizase las decisiones extintivas hasta su firmeza por la posterior sentencia del TS. Atendidas las excepcionales circunstancias del caso, la decisión de paralizar las extinciones es ajustada a derecho al no apreciarse mala fe ni fraude de ley. Se considera, ello no obstante, injustificada (en armonía con lo resuelto en la instancia) la necesidad de amortizar el puesto de la actora al no objetivarse un exceso de plantilla, hallándose ésta incursa en situación protegida por guarda legal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS FERNANDO DE CASTRO FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 2639/2007
  • Fecha: 30/06/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Despido. Trabajador de La Caixa que fue despedido por la empresa e impugna su despido. El TSJ declara la improcedencia del despido. La empresa interpone RCUD alegando dos motivos. Respecto al primero, relativo al acreditamiento de los hechos que se imputan en la carta de despido, entendiendo que procede aplicar la prueba de las presunciones, el TS desestima el mismo porque en el RCUD no se pueden revisar hechos probados, tanto por vía directa, como por la vía indirecta a través de las reglas de valoración de la prueba. Y en cuanto al segundo motivo, relativo a la forma de cálculo del salario/día a los efectos indemnizatorios, el TS estima el mismo, dado que el salario/día se debe calcular dividiendo el salario anual entre 365 días (o 366 en año bisiesto) y en el cómputo de la antiguedad se deben completar los periodos inferiores al mes como si se tratase de un mes completo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Cáceres
  • Ponente: LAURA GARCIA-MONGE PIZARRO
  • Nº Recurso: 726/2018
  • Fecha: 11/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre el trabajador la procedencia del despido impugnado por entender que no responde a una decisión individual sino en el marco de una reestructuración de plantilla (por lo que debió abrirse un período de consultas con la RLT. En aplicación de la norma estatutaria aplicable al caso advierte la Sala sobre la obligación de entregar a la misma copia de la carta de despido (no del preaviso) pero no que haya de producirse con carácter previo a la efectividad de la decisión empresarial; poniendo de relieve (respecto a aquella alegada reestructuración) que la misma ha sido alegada ex novo en vía de recurso extraordinario. Circunstancia que, de igual modo, proyecta sobre la cosa juzgada que considera concurrente en relación a una sentencia anterior que había declarado la nulidad del despido por no haber informado la empresa del mismo con carácter previo a los delegados de personal; rechazando su aplicación al caso ante la falta de identidad subjetiva (e incluso fáctica al tratase de una sentencia dictada 25 años antes).
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE LUIS GILOLMO LOPEZ
  • Nº Recurso: 2637/2007
  • Fecha: 03/11/2008
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Procedimiento de despido por vulneración de derechos fundamentales. En concreto se suscita el tema de afiliados al sindicato CGT que son incluidos en el Expediente de regulación de Empleo de SEAT SA en proporción muy superior a otros sindicatos. La Sala no llega a entrar en el enjuiciamiento del fondo del asunto al apreciar la falta de contradicción entre la sentencia recurrida y la ofrecida como de contraste. Se reitera doctrina en la materia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SEBASTIAN MORALO GALLEGO
  • Nº Recurso: 36/2016
  • Fecha: 17/10/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: RCO. El TS en Pleno desestima el recurso de ZARDOYA OTIS frente a la sentencia del TSJ que estimó en parte la demanda del comité de empresa y declaró la nulidad de la decisión empresarial de extinguir individualmente 27 contratos del centro de Munguía (siendo 3100 el total de trabajadores de la empresa en sus diferentes centros), por constituir un despido colectivo y no haberse seguido el procedimiento reglado. Se trata de determinar si la actuación empresarial constituye o no un despido colectivo en función de la unidad de referencia, la empresa en su conjunto o el centro de trabajo afectado. Y tras un pormenorizado análisis de la norma de derecho interno aplicable, la normativa comunitaria y las sentencias del TSJUE recaídas sobre la cuestión, concluye el TS con la interpretación del art. 51.1 ET conforme al Derecho Comunitario, que obliga a entender que el concepto de centro de trabajo, a efectos del despido colectivo, es el previsto en el art. 1.1 Directiva 98/59 [SSTJUE de 30-4-2015 (C-80/14, asunto Wilson), 13-5-2015 (C-392/13, asunto Rabal Cañas)], ello supone que la unidad de cómputo debe ser el centro de trabajo que emplea a más de 20 trabajadores en aquellos casos en los que los despidos que se producen en el centro de trabajo aisladamente considerado excedan tales umbrales y debe ser la empresa cuando se superen los umbrales tomando como unidad de referencia la totalidad de la misma. Con ello se ratifica y se completa doctrina de la STS 18-3-2009 (R. 1878/08).
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS FERNANDO DE CASTRO FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 172/2014
  • Fecha: 20/10/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala IV revoca la sentencia de instancia para declarar ajustado a derecho el despido colectivo operado en TRAGSA, por entender, tras admitir la modificación de hechos probados: 1) Que no existe grupo de empresas laboral entre TRAGSA y TRAGSATEC (especie), existiendo empresas-grupo (género) por lo que no procede extender la responsabilidad cuando no existe funcionamiento unitario aunque algunas funciones se externalicen a una de las empresas del grupo, no existe confusión patrimonial aunque compartan almacenes y oficinas bajo precio fijado contractualmente, no concurre unidad de caja al no existir promiscuidad de gestión o permeabilidad contable, no existe empresa aparente aunque TRAGSA sea SA con capital de titularidad pública (SEPI) y ésta sea titular del 100% del capital de TRAGSA, y no existe dirección unitaria aunque exista coordinación entre empresas; 2) Que no existe defecto en entrega de documentación cuando permite conocer motivos despido, se entrega documentación adicional y existe acuerdo de extinción con los representantes; 3) Que constan en autos datos de los criterios de selección de trabajadores afectados, sin que conforme a DA 20ª ET, sea necesario seleccionar conforme a igualdad, mérito y capacidad; 4) Que el que se extienda en el tiempo el proceso de extinción no vicia de nulidad el despido atendiendo al número de trabajadores afectados; y 5) Se acreditan causas económicas y organizativas y existe proporción entre dichas causas y el número de extinciones.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 158/2013
  • Fecha: 26/03/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala confirma la sentencia de instancia que declaró el despido de trabajadores de Telemadrid no conforme a derecho por falta de justificación. Los sindicatos pretenden la nulidad alegando que las sociedades demandadas forman parte de la Administración, que no constituyen un grupo empresarial, que se han incumplido las obligaciones de información, documentación y negociación de buena fe y se ha infringido la prioridad de permanencia. La sentencia, tras rechazar la incongruencia de la recurrida, recuerda la doctrina sobre el carácter mercantil de los grupos de empresa no patológicos, pero concluye que sí hay grupo para negar la nulidad basada en que se negoció como si existiese grupo -se discute la legitimación del ente público para instar el despido colectivo en nombre de las dos sociedades codemandadas-; insiste en el carácter ad probationem de la documentación a aportar (que considera suficiente); aclara que la conducta desleal de la empresa no confesar que se estaban externalizando servicios- no alcanza la mala fe que determina la nulidad; y que la prioridad de permanencia del personal fijo sólo alcanza a la Administración no a las empresas públicas. Descarta la justificación alegada por la empresa, manteniendo la doctrina sobre el control judicial de la causa para concluir que en este caso hay desproporción entre la medida y la situación económica negativa. Tiene dos votos particulares, a favor de la nulidad y de la procedencia respectivamente.