• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS SOUTO PRIETO
  • Nº Recurso: 3938/2014
  • Fecha: 14/06/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Abordar el TS el RCUD interpuesto por una trabajadora del Instinto Valenciano de la Vivienda a la que se notificó la decisión de extinguir su contrato en el marco del ERE de la entidad. Alude la recurrente al incumplimiento de los requisitos de forma establecidos en el artículo 53.1 del ET con el mismo alcance para un despido individual, que para el individual que trae causa de un despido colectivo señalando tanto el incumplimiento de la concesión del preaviso, como el de entrega de la copia de la misma carta a la representación legal de los trabajadores. La Sala desestima el recurso reiterando la doctrina que, en síntesis, establece que la notificación simultánea a los representantes de los trabajadores de la carta de despido individual enviada al trabajador afectado, no es necesaria en el marco del despido colectivo, operando solamente en el caso del despido objetivo del artículo 52.c) del ET.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES
  • Nº Recurso: 524/2015
  • Fecha: 18/04/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los demandantes, forman parte del colectivo de los trabajadores indefinidos no fijos del Ayuntamiento de Los Barrios, incluidos en un ERE posteriormente desistido y a los que se les comunicó la extinción de su relación, por amortización de la plaza y variación de la RPT como consecuencia de las necesidades económicas que habían originado una disminución y eliminación de las plazas vacantes. La cuestión suscitada estriba en determinar si cabe la amortización de la plaza de un indefinido no fijo sin acudir a la justificación de las causas previstas en el art 51 ET cuando se superan los umbrales previstos en esa norma, y si el criterio interpretativo adoptado en la STS 24-06-14 (R 217/13) es aplicable a ceses colectivos producidos antes de la entrada en vigor de RDL 3/12. La Sala IV, con remisión a pronunciamientos previos, confirma la nulidad de los despidos aplicando la doctrina relativa a que no cabe la amortización de puestos de trabajo laborales en las Administraciones Públicas si no se acude al art 51 ET, incluso en casos en que los ceses se han producido antes del 12-02-12. Añade que no hay vulneración de la tutela judicial efectiva ni se infringe el principio de seguridad jurídica por haber variado la jurisprudencia y adaptarla a la norma vigente en el momento de los ceses; y que tampoco hay eficacia retroactiva alguna de las decisiones de la Sala, que se limitan a interpretar de forma distinta una norma preexistente a la fecha de entrada en vigor del RDL 3/12.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Cáceres
  • Ponente: ALICIA CANO MURILLO
  • Nº Recurso: 112/2018
  • Fecha: 11/04/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Frente a la sentencia que considera que los actores carecen de acción para reclamar frente al despido objetivo al haber llegado a un acuerdo indemnizado con la empleadora con carácter previo a la tramitación de un ERE en el que no fueron parte oponen estos la nulidad de dicho pacto por constituir una renuncia de derechos en la medida que percibieron una indemnización menor que la satisfecha por la vía del ERE aprobado; a lo que añaden la también advertida circunstancia de haberse producido su despido sin que hubiera transcurrido el plazo de 90 días respecto a la extinción de los contratos del resto de los trabajadores por la misma causa y que uno de los recurrentes era RLT y otro su suplente. No comparte la Sala tales alegaciones desde la condicionante dimensión de un inalterado relato fáctico acreditativo de que ambos conocían que SEAT había rescindido la concesión de la demandada; acudiendo a la dirección de la empresa para que les ofreció la posibilidad de una salida negociada. Y a tal efecto suscribieron un acuerdo que les permitió lucrarse de forma inmediata de la indemnización acordada sin someterse a la incertidumbre de quienes fueron incluidos en el ERE sin que conste (frente a lo alegado) la intención de la empresa de eludir el procedimiento de despido colectivo finalmente tramitado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MIQUEL ANGEL FALGUERA BARO
  • Nº Recurso: 1438/2018
  • Fecha: 18/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se declara improcedente el cese de quien prestaba sus servicios como empleada del hogar (al considerar inexistente el desistimiento producido durante su situación de embarazo) y se desecha el conocimiento (por parte de aquél) de tal situación; lo que lleva al juzgador a considerar inexistente su nulidad por vulneración de derechos fundamentales aunque mantiene dicha declaración desde su perspectiva objetiva. Descartada la posibilidad de readmisión se declara extinguido el contrato con la correspondiente indemnización pero sin derecho a unos salarios de trámite no previsto en la norma. La Sala (desde la condicionante dimensión que ofrece el inalterado relato fáctico) mantiene el criterio de instancia en lo que a la limitada nulidad objetiva se refiere (al no haberse probado el conocimiento empresarial de la situación de embarazo) pero lo revoca en lo que respecta al devengo de aquellos salarios pues si bien es cierto que en la relación especial de que se trata no se devengan los salarios de trámite atendida su singularidad reglamentaria sí ostenta la recurrente una indemnización complementaria (referenciada a los mismos) conforme a los preceptos que cita de la Ley reguladora cuando se acredita la imposibilidad de readmisión en el juicio.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: EMILIO FERNANDEZ DE MATA
  • Nº Recurso: 3204/2017
  • Fecha: 17/11/2017
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia revoca la dictada por el Juzgado, declarando la nulidad del despido que la instancia había considerado improcedente. El Tribunal sostiene con base en el relato fáctico que, pese a no existir prueba plena de la presentación por la demandante de la solicitud de reducción de jornada por cuidado de hijo menor previamente a que la empresa le entregara la carta de despido, se estima que la solicitud fue anterior a la comunicación del acto extintivo puesto que en ese momento la trabajadora no había aceptado el ofrecimiento de la empresa de pactar un despido disciplinario y, en su caso, incorporarse a un puesto de trabajo en la localidad donde residía de existir vacante en algún momento, ya que la empresa tenía elaborada la documentación para ejecutar su oferta, de manera que el despido fue reacción empresarial a la solicitud de reducción de jornada, máxime cuando la empresa admitió la improcedencia y ni siquiera intentó acreditar la disminución de rendimiento en que sustentó el despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA JOSE HERNANDEZ VITORIA
  • Nº Recurso: 948/2016
  • Fecha: 19/12/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Nulidad por la selección del actor. La empresa tenía que optar por la extinción de un contrato, no constando que la decisión lesionara los derechos fundamentales o contrariara lo negociado con los representantes de los trabajadores, ni un mejor derecho del actor. Insuficiencia de datos de la carta. Declarado ajustado a derecho el ERE, la empresa no debe reflejar en la carta individual los criterios concretos de selección del empleado afectado. Concurrencia de causa. La STS -que conoció del ERE- declaró que los contratos temporales no se incluyeran en las amortizaciones del ERE por ese carácter temporal, pero también consta al TSJ que dado el tiempo transcurrido entre que se formularon las previsiones del ERE iniciado en septiembre de 2013 y la fecha en que se materializan sus efectos en 2016 -en conciliación judicial el 27.5.14 se sometieron a la sentencia firme que se dicte en proceso colectivo-, en la fecha en que se produce el cese este no procedía, pues la empresa asignó al actor tareas para cuya realización poco después de su cese ha contratado temporalmente a técnicos. Insuficiente indemnización. La Sala entiende que la diferencia existente no puede considerarse error excusable, pues la secuencia de los contratos no permite apreciar la ruptura del vínculo laboral y no es óbice el acuerdo de 12.06.06 y añade que en STS 16-05-12 se fijó como debía ponderarse el cómputo de la antigüedad del actor y su consiguiente repercusión en la indemnización por despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Málaga
  • Ponente: MANUEL MARTIN HERNANDEZ-CARRILLO
  • Nº Recurso: 48/2016
  • Fecha: 11/02/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Tribunal estima el recurso de la empresa declarando procedente el despido, y desestima el entablado por el trabajador que pretendía la nulidad del acto extintivo. El trabajador, miembro del comité de empresa, había sido sancionado en diversas ocasiones; en concreto en el expediente disciplinario instruido con ocasión de una sanción presentó un escrito en su descargo que atribuyó a una trabajadora que no lo había firmado, razón por la que se incoó el expediente que concluye con el despido analizado. Se considera cumplido el trámite de audiencia al delegado sindical puesto que se comunicó al presidente del comité de empresa que reunía la condición de delegado sindical, desestimando el recurso del trabajador al probarse que la empresa destruyó los indicios de discriminación y de lesión de la libertad sindical al responder el despido al comportamiento claramente transgresor de la buena fe contractual del empleado, descartando la aplicación del criterio gradualista dadas las sanciones previas y su condición de representante social.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: FRANCISCO JOSE DE PRADO FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 1576/2016
  • Fecha: 26/07/2016
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Examina la Sala la nulidad del despido enjuiciado desde la dimensión que ofrece el inalterado relato fáctico de la sentencia recurrida analizando (en primer término) la naturaleza y efectos del que se produce de forma cautelar y que (necesariamente) habrá de fundarse en hechos o motivos distintos a los que justificaron el anterior y posteriores en el tiempo). En el caso de litis por ATS se inadmitió el RCUD interpuesto por la empresa frente a la sentencia de la Sala, habiendo así ganado firmeza la nulidad del despido que refiere; lo que permite concluir que los hechos que lo motivaron el anterior despido son los ya trascritos, que la trabajadora permaneció en IT sin incorporarse en momento alguno a la empresa; y siendo así que sustracción imputada fue ya invocada en el primer despido, ninguno de los hechos ahora alegados para justificar el despido son de nuevo conocimiento para la empresa ni acaecidos con posterioridad lo que se persigue con la nueva carta es intentar justificar una nueva extinción contractual disciplinaria basada en los mismos motivos que el anterior despido. Se confirma por ello la nulidad del ahora enjuiciado al existir una relación directa y causal entre ambos ceses. Se rechaza también el recurso del trabajador sobre la indemnización adicional pues la declaración de nulidad no es como consecuencia de la apreciación de una vulneración de ningún derecho fundamental, sino por la concordancia entre pronunciamientos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Pamplona/Iruña
  • Ponente: VICTORIANO CUBERO ROMEO
  • Nº Recurso: 270/2015
  • Fecha: 10/09/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso del actor y confirma la sentencia de instancia que había considerado procedente su despido por causas económicas. En primer lugar, rechaza que se produjera un despido tácito previo al objetivo cuando la empresa le concedió un permiso retribuido al no existir una voluntad clara e inequívoca de dar por finalizada la relación. Tampoco se estima que la cesación efectiva en la prestación de servicios pueda conducir a la asunción de un incumplimiento empresarial grave y culpable por falta de ocupación efectiva y del abono de los salarios, pues en el momento de presentación de la demanda el impago sólo se refería a dos meses. También se desestima la pretendida nulidad o improcedencia del despido por superación de los umbrales del despido colectivo en la medida en que en los 90 días previos al despido del actor se habían extinguido solamente otros siete contratos por causas objetivas, no superándose el límite establecido en el artículo 51 ET. Finalmente, se estima que las causas económicas invocadas estaban debidamente razonadas y justificadas al existir pérdidas en los tres últimos ejercicios, así como una notoria reducción en la cifra de negocio desde el año 2010 y que la falta de liquidez le excusaba de la puesta a disposición del trabajador de la indemnización legal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Santander
  • Ponente: RUBEN LOPEZ-TAMES IGLESIAS
  • Nº Recurso: 135/2015
  • Fecha: 21/04/2015
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurre la actora la procedencia de la extinción contractual acordada por causas objetivas reiterando que la comunicación empresarial no expresa de forma suficiente la causa que la justifica. Tras advertir que ésta es equivalente a la de los hechos que lo motivan sólo estos deben recogerse; con independencia de la finalidad asignada y la conexión de funcionalidad; sin que (en cualquier caso) se imponga una pormenorizada descripción de los mismos. A raíz de la reforma operada por el RDL 3/2012 ya no hace falta que el juez valore el hecho de que la medida contribuya a superar una situación económica negativa, ni que justifique la razonabilidad de la decisión extintiva para preservar o favorecer su posición competitiva en el mercado; bastando con la constatación de la causa (pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas durante tres trimestres consecutivos). Lo que no impide considerar la improcedencia (que no la nulidad) en aquellos supuestos en que no se refleja ningún tipo de datos económicos o cuando la causa alegada es únicamente el cierre del centro de trabajo sin especificar el motivo del mismo. Supuestos que no se corresponden con el litigioso (reflejarse las pérdidas por ejercicios así como el balance de situación y la cuenta de resultados y de pérdidas y ganancias). Se rechaza también la nulidad por una supuesta vulneración del principio de indemnidad al haberse probado la existencia de una motivación objetiva y razonable.