• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO MARTI GARCIA
  • Nº Recurso: 358/2010
  • Fecha: 24/04/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia impugnada desestima el recurso contra la sanción por la infracción muy grave, por constar que el contenido de los preparados a base de plantas estaban destinados para su administración en las personas, con la finalidad terapéutica a que responde la titularidad del consultorio de asistencia sanitaria y la prestación profesional de actos materialmente sanitarios,mas carece de ninguna consideración relativa a la cuestión que las Sentencias aportadas de contraste consideran la razón de decisión de su sentido estimatorio del recurso, que es que las sanciones se sustentan en la previa catalogación de un determinado producto como medicamento por la Agencia Española del Medicamento, de manera que deviniendo anulada esta primera catalogación, igualmente lo ha de ser el acto sancionatorio que únicamente de aquélla trae causa. Por otra parte, la Sala recuerda que el juicio de contradicción no admite adiciones en los hechos y fundamentos jurídicos de la sentencia, que debe compararse tal como viene dada. En el presente caso, no concurre la unidad de situaciones, hechos, fundamentos y pretensiones indispensable para la estimación de esta modalidad casacional.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ENRIQUE LECUMBERRI MARTI
  • Nº Recurso: 1740/2010
  • Fecha: 12/04/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El primero y cuarto motivos, relacionados entre sí, centran el debate en la consideración de la población de derecho y, caso de no existir suficiente población, si puede considerarse la de hecho a efectos de otorgar la apertura de una nueva oficina de farmacia. La solicitud formulada en el expediente administrativo lo es base a la población de derecho y, tal y como aprecia la sentencia de instancia, ninguno de los documentos aportados en vía administrativa, ni en el posterior proceso judicial, acredita que se cumpla dicho requisito. Así mismo, la población de hecho no pudo tenerse en consideración, fundamentalmente por dos circunstancias: primero, por cuanto la consideración de dicha población de hecho no fue invocada en la vía administrativa y el carácter revisor de esta jurisdicción impide dicha consideración aún cuando no se pretenda ser extremadamente formalista; y, segundo, la documentación que hace referencia a dicha población de hecho, no es suficientemente acreditativa de la misma, pues, según ha afirmado la Sala en sentencias anteriores, el Tribunal Supremo, a los efectos de acreditar el número de habitantes beneficiarios del servicio farmacéutico, viene atendiendo, tanto a las certificaciones que dejan constancia de los habitantes censados, como a los demás medios de prueba que justifiquen objetivamente la población de hecho existente y a los criterios supletorios constatables tales como contadores de suministro de agua y electricidad y número de viviendas ocupadas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CELSA PICO LORENZO
  • Nº Recurso: 217/2011
  • Fecha: 22/05/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Real Decreto 1718/2010 de 17 de diciembre de 2010, sobre receta médica y órdenes de dispensación. Desestimación, pues cualquier alegato de nulidad fuere de una disposición general fuere de una resolución administrativa exige que el que esgrime la pretendida nulidad ha de justificar cuál es la norma legal o reglamentaria infringida, sin que baste con lanzar al Tribunal que una norma reglamentaria quebranta un conjunto de preceptos legales de todo tipo sino que es preciso argumentar esa contravención a fin de mostrar la infracción que se aduce. Por otra parte, la forma en que se recete un medicamento no altera la libertad de prescripción de los facultativos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ENRIQUE LECUMBERRI MARTI
  • Nº Recurso: 3882/2011
  • Fecha: 02/10/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso de casación contra sentencia que anula en parte la Orden del Ministerio de Sanidad y Consumo SCO/3803/2008, de 23 de diciembre, por la que se aprueban los nuevos conjuntos de medicamentos, sus precios de referencia, y se revisan los precios de referencia. La Sala de instancia interpretó los artículos 86, 93 y 96 de la Ley del Medicamento y considera que de los mismos se deriva que los medicamentos incluidos en un conjunto deben ser medicamentos comercializados y no sólo con decisión de financiación del Sistema Nacional de Salud. Esta es la tesis mantenida por la Audiencia Nacional desde su sentencia de 9 de diciembre de 2010. Tras rechazar el Alto Tribunal la causa de inadmisibilidad opuesta de contrario, relativa a la supuesta novación del motivo casacional, el recurso de casación resulta desestimado, conforme se resolvió anteriormente en la STS de 11 mayo de 2011, y en virtud del principio de seguridad jurídica y unidad de doctrina, se adopta, la conclusión mantenida en aquélla, referida a la necesidad y exigencia de que para formar conjuntos de medicamentos se tengan en cuenta no sólo aquellos medicamentos genéricos con decisión de financiación por el Sistema Nacional de Salud, sino que además estén comercializados, para con posterioridad poder fijar los precios de referencia tal y como establece la LM.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: ENRIQUE ALAVEDRA FARRANDO
  • Nº Recurso: 169/2012
  • Fecha: 18/04/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recurre la Sentencia, que estimó parcialmente la demanda, en reclamación de indemnización, por daños causados por la ingesta de un medicamento, alegando defectos en el prospecto por omisiones relevantes. La Juez a quo concluye, que los efectos adversos del medicamento no se hallan descritos suficientemente en el prospecto, siendo la información en él contenida insuficiente e inadecuada en orden a posibilitar un consentimiento informado completo y suficiente para la ingesta del fármaco; pero que no ha quedado acreditado la relación de causalidad de la ingesta del medicamento, con las dolencias descritas por las actoras. La mercantil demandada recurrió, alegando error en la valoración de la prueba en relación a la declaración del fallo de la sentencia de instancia relativo al carácter defectuoso del producto por los defectos del prospecto. La Audiencia desestimó el recurso considerando que, en el prospecto del medicamento, no se hallaban descritos suficientemente los efectos adversos del medicamento para un uso adecuado y seguro del fármaco y el conocimiento por parte del paciente del fármaco que se le ha pautado. Que infringía sistemáticamente todas las normas respecto a la información suministrada a médicos y pacientes, por deficiencias o falta de la información científica esencial sobre la especialidad farmacéutica a que se refiere el fármaco, en su comercialización.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SANTIAGO DE ANDRES FUENTES
  • Nº Recurso: 2240/2011
  • Fecha: 05/07/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se cuestiona una resolución que, estimando un recurso de alzada, asume que la Entidad Concertada debe asumir los gastos facturados a la mutualista en concepto de inyección de AVASTIN y autoriza el resto del tratamiento prescrito por facultativo concertado. Prestaciones a que tienen derecho los mutualistas de MUFACE. Contingencias protegidas. Ámbito subjetivo. Obligaciones y derechos de las Entidades concertadas. Prestaciones farmacéuticas: exclusiones. Coincidencia extensión prestación con beneficiarios Régimen General Seguridad Social. Derecho no absoluto ni incondicionado a la asistencia farmacéutica. Principios de igualdad y uso adecuado y responsable. Concierto aplicable. Medicamento de uso hospitalario, dispensado en Centro concertado y prescrito por facultativo concertado: derecho al reintegro. Irrelevancia no aportación historia clínica a la vista del resto de documentación obrante en autos. Inexistencia de prueba de alternativas terapéuticas. Principio de igualdad: no quiebra por el hecho de que otras Sentencias de otros Tribunales puedan haber resuelto de modo diferente. Desestimación del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON TRILLO TORRES
  • Nº Recurso: 4018/2004
  • Fecha: 28/11/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acuerdo-Marco de Condiciones de Concertación de las Oficinas de Farmacia, aprobado por el Gobierno de Navarra mediante resolución de 13 de mayo de 2002. La sentencia de casación razona que la inconstitucionalidad de los artículos 29 y 30.4, inciso final, de la Ley Foral 12/2000, no supone la inconstitucionalidad del régimen de concierto con las oficinas de farmacia, y que aunque resulta necesaria la uniformidad derivada de la financiación pública del medicamento según el sistema de precios de referencia o equivalente y que la dispensación de medicamentos no puede ser objeto de un sistema de concierto que permita una adhesión voluntaria al mismo por parte de los farmacéutico, sin embargo añade que las Comunidades Autónomas pueden establecer la regulación complementaria respecto de este último punto, siempre que respeten el núcleo esencial del deber de dispensación establecido por la norma básica, y mejorar la regulación uniforme mínima, siempre que se respeten los mínimos establecidos por la norma básica estatal. Por todo ello, estima el recurso de casación y declara la nulidad del Acuerdo Marco en todas aquellas previsiones que establezcan o estén vinculadas al régimen dual regulado en la Ley 12/2000 respecto de la dispensación de medicamentos y de las condiciones económicas en la atención farmacéutica en los términos expuestos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA DE LOS DESAMPARADOS GUILLO SANCHEZ-GALIANO
  • Nº Recurso: 437/2011
  • Fecha: 30/12/2013
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recurre en el proceso la resolución que modificó el anejo al Real Decreto 2402/2004, de 30 de Diciembre, incluyendo la especialidad farmacéutica VESICARE en el mismo, relativo a la reducción de los precios de las especialidades farmacéuticas. Se opone inadmisibilidad: falta de acuerdo Societario que fundamente la acción entablada: improcedencia, defecto formal subsanado a lo largo del proceso. Normativa aplicable al caso: Real Decreto 2402/2004, de 30 de diciembre, se aprobó en cumplimiento de la previsión contenida en el artículo 104.1 de la Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento, que se refería a la posibilidad de realizar revisiones coyunturales de los precios de las especialidades farmacéuticas siguiendo el procedimiento que al efecto se estableciera por el Gobierno. El artículo 101 de la Ley 25/1990, de 20 de Diciembre, del Medicamento, contempla que la decisión que fije el precio podrá establecer un plazo determinado para su validez no inferior a un año. El plazo de un año se cumple en el supuesto analizado pues en la resolución impugnada se contempla que el medicamento en cuestión se liquidará con los nuevos precios en la "facturación cerrada" en una fecha en la que ya había transcurrido un año desde la inclusión del medicamento de referencia en el Sistema. Resolución cuestionada ajustada a derecho. Desestimación del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL ANGEL VEGAS VALIENTE
  • Nº Recurso: 722/2012
  • Fecha: 22/01/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se cuestiona en el proceso el Concierto suscrito por MUFACE para la prestación de la asistencia sanitaria en territorio nacional durante los años 2012 y 2013. Del examen de las cláusulas impugnadas del Concierto no se deduce que las mismas vulneren el artº 2.6 de la Ley 29/2006 y que establezcan una modalidad de dispensación universal en el caso de los medicamentos cuyos envases carezcan de cupón precinto. Tampoco resulta que se constituya una reserva hospitalaria ilegal de carácter genérico o no singular, ya que la dispensación se limita al tiempo hasta que se produzca el desarrollo normativo de la modificación introducida por el RDL 9/2011, y además se condiciona al supuesto de que existan dificultades para la dispensación a través de Oficinas de Farmacia, previsión razonable tratándose de medicamentos de Diagnóstico Hospitalario y de un Concierto de duración temporal limitada a dos años, y que tampoco es incompatible con la previsión contenida en el artº 84.3 de la Ley 29/2006 acerca del deber legal de dispensación de las Oficinas de Farmacia. El que no se mencione, en relación con la especialidad "Análisis Clínicos", a "facultativos", en lugar de a "médicos", no supone que quede excluida la posibilidad de que, en los Centros Hospitalarios de las Entidades que han suscrito el Concierto, puedan prestar su actividad en los Servicios de Análisis Clínicos farmacéuticos especialistas con el título de dicha especialidad. Desestimación del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Contencioso
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL ANGEL VEGAS VALIENTE
  • Nº Recurso: 561/2012
  • Fecha: 22/01/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se cuestiona en el proceso la liquidación por volumen de ventas de productos sanitarios al Sistema Nacional de Salud. Los descuentos sobre ventas al Sistema Nacional de Salud se incardinan en la política económica gubernamental de contención del gasto público sanitario, y esta exigencia no constituye un tributo sino una medida interventora dictada en el ámbito de las competencias de la Administración Sanitaria, con fundamento legal en la DA 9ª Ley 25/1990 y en la DA 6ª Ley 29/2006. Se trata de una medida de ordenación de un mercado intervenido, análoga a la que se adoptó sobre farmacias y almacenes farmacéuticos, cuyos márgenes comerciales se vieron mermados mediante los descuentos sobre las ventas de dichos establecimientos. Indefensión tan sólo se revela y produce efectos anulatorios cuando pesa de modo relevante en el acto administrativo dictado e impide a la parte siquiera poder aducir los mínimos argumentos en defensa de sus pretensiones: Inexistencia en el caso de autos. Prueba solicitada imposible de practicar, inexistencia de prueba eficaz que justifique la pretensión ejercitada. El silencio legal sobre la aplicación la magnitud PVL a las ventas de productos sanitarios no puede convertirse en una suerte de exención para las empresas que se encarguen del comercio de los mismos, por lo que bien pueden aplicarse las tablas de la D.A. 6ª como referencia, al existir analogía evidente. Violación del principio de igualdad inexistente. Desestimación del recurso.