Presentación

La Unión Europea hace ya tiempo que viene indicando a sus estados miembros que el acceso a la justicia es un derecho fundamental y una condición de eficacia de los ordenamientos y, recordándoles, que de nada sirve el reconocimiento de un derecho si no se crean instrumentos adecuados para hacerlo valer. Por ello en sus Directivas, Decisiones y Recomendaciones les pide, les exhorta, les ordena por último, facilitar el acceso a la justicia y, para ello, potenciar métodos alternativos de solución de conflictos y crear servicios para hacerlas realidad porque son, junto a la jurisdicción, una forma de justicia.

El Consejo es el órgano de Gobierno de los Jueces, sobre los que recae el mandato constitucional de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. Formamos parte por tanto, de ese servicio público que es la administración de justicia. Desde ese ámbito de servicio público, no podemos quedarnos impasibles ante lo que demanda la ciudadanía: la solución de sus problemas, más allá de la respuesta encorsetada de leyes que a menudo no comprenden y que ni les consuelan, ni alivian su dolor, ni su preocupación.

La mediación es, sin duda, el sistema alternativo de solución de conflictos más conocido. La mediación puede definirse como un modelo de solución de conflictos que, mediante la intervención de un “tercero” neutral e imparcial, ayuda a dos o más personas a comprender el origen de sus diferencias, a conocer las causas y consecuencias de lo ocurrido, a confrontar sus visiones y a encontrar soluciones para resolver aquéllas. Desde esta reflexión el Consejo General del Poder Judicial se ha sentido concernido y apostó desde 2005 por apoyar y auspiciar varias líneas de trabajo, de apoyo activo a la mediación en diferentes ámbitos. La línea de trabajo se ha consolidado en el ámbito familiar y en el orden penal. Y se ha ido ampliando a la mediación civil, social y contencioso-administrativa.

El Consejo anterior hizo de la mediación intrajudicial uno de los pilares de su Plan de Modernización de la Justicia. Este Consejo revalida cada día su compromiso con la calidad y la modernización de la justicia y por ello apoya de forma decisiva la mediación. Y, si bien nuestro trabajo se dirige sobre todo a la mediación intrajudicial - pues es nuestro ámbito propio de actuación-, somos conscientes de que en todos los países de nuestro entorno, la mediación intrajudicial ha servido siempre como motor de arrastre de esa otra forma de justicia, es decir, de la mediación tanto intrajudicial como extrajudicial. De tal modo que al apoyar e impulsar la mediación intrajudicial, estamos contribuyendo al conocimiento, implantación y desarrollo de la mediación en general.

Analizado el panorama existente cuando comenzó su mandato, el CGPJ ha considerado que las líneas de actuación principal debían ser tres:

I. Consolidación de la mediación intrajudicial como sistema de resolución de conflictos complementario a la jurisdicción.

II. Visualización de la labor que el Consejo viene realizando en materia de mediación, tanto ante los miembros de la carrera como para el resto de profesionales vinculados a la mediación y a la ciudadanía en general.

III. Velar por la calidad de la mediación intrajudicial que se lleva a cabo en los órganos jurisdiccionales.

Para ello se ha trazado una hoja de ruta tendente sobre todo a la homogenización de la mediación en todo el territorio nacional y a asegurar la calidad de los servicios.

El CGPJ impulsará la implantación de servicios de mediación de calidad en todos los órganos judiciales del territorio nacional, intensificando su actuación en aquellos donde la mediación aparezca menos desarrollada. El primer paso para lograrlo es la imprescindible coordinación institucional. Por ello este Consejo se propone crear un marco de colaboración con aquellos que competencialmente tienen encomendada esta forma alternativa de justicia. Para ello el pasado 27 de abril se han suscrito 13 convenios marco de colaboración con el Ministerio de Justicia y con las 12 comunidades autónomas, con transferencia competencial en esta materia de justicia. El pasado 3 de diciembre se celebró la reunión constitutiva de las comisiones de seguimiento de esos convenios. Durante la misma se llegó a una serie de compromisos de actuación por todos los miembros que se pueden resumir en un compromiso global de colaboración y trabajo en común para el impulso conjunto de la mediación. Seguimos trabajando para completar ese arco institucional de trabajo, en la confianza de que tanto los poderes públicos, como las instituciones y la ciudadanía son capaces de solventar de forma autónoma y pacífica sus conflictos si se crea el espacio y los recursos adecuados para ello, pues eso es en definitiva un elemental ejercicio de la libertad y responsabilidad democráticas.

Como órgano de gobierno de los jueces, continúa siendo para nosotros una labor imprescindible la formación de los miembros de la carrera. Hace ya muchos años que se viene ofreciendo cursos en todos los ámbitos jurisdiccionales, en todos los territorios y tanto en los ciclos de formación inicial –Escuela Judicial-como continúa.

En esta área de Mediación de la web, se encuentra toda la información referida a estas líneas de trabajo: relación de órganos implicados en el proyecto, de los servicios de medicación, datos desagregados por comunidades autónomas y por órdenes jurisdiccionales, informes periódicos de gestión, protocolos de derivación a mediación, convenios suscritos con Administraciones e Instituciones para la puesta en marcha de los proyectos, legislación, jurisprudencia, estudios doctrinales, bibliografía., noticias y avisos relacionados con la mediación.

En el área restringida se ofrece a la carrera judicial un foro de reflexión y consulta para intercambio de problemas, dificultades técnicas, sustantivas o procesales, y sugerencia de posibles soluciones.