La Orden de Protección

La Orden de Protección es una resolución judicial que consagra el “estatuto de protección integral” de las víctimas de violencia doméstica, mediante la adopción, por un mismo órgano jurisdiccional, de medidas cautelares penales y civiles, activando otras medidas de asistencia social.

Qué es la orden de protección

La Ley 27/2003, de 31 de julio, que regula la Orden de protección de las víctimas de la violencia doméstica pretende que a través de un rápido y sencillo procedimiento judicial ,ante el Juzgado de Instrucción, las victimas de violencia domestica pueda obtener un estatuto integral de protección que comprende medidas civiles, penales y asistenciales y de protección social.

La Orden de Protección es una resolución judicial que, en los casos en que existan indicios fundados de la comisión de delitos ó faltas de violencia domestica y exista una situación objetiva de riesgo para la víctima, ordena su protección mediante la adopción de medidas cautelares civiles y/o penales, además de activar las medidas de asistencia y protección social necesarias, por remisión de la Orden de Protección a los Puntos de Coordinación de las Comunidades Autónomas.

1. MEDIDAS PENALES:

    a. Privativas de libertad

    b. Orden de alejamiento

    c. Prohibición de comunicación

    d. Prohibición de volver al lugar del delito ó residencia de la victima

    e. Retirada de armas u otros objetos peligrosos

2. MEDIDAS CIVILES:

    a. Atribución del uso y disfrute de la vivienda

    b. Régimen de custodia, visitas, comunicación con los hijos

    c. Prestación de alimentos

    d. Medida de protección al menor para evitar un peligro ó perjuicio

3. MEDIDAS DE ASISTENCIA Y PROTECCIÓN SOCIAL: establecidas en el ordenamiento jurídico, tanto estatal como autonómico.