• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 35/2020
  • Fecha: 16/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No todo vicio procesal es causante de vulneración del derecho fundamental a un proceso con todas las garantías, pues solo alcanza relevancia constitucional el que, por anular las posibilidades de alegación, defensa y prueba, causa una verdadera y real situación de indefensión. No puede sostenerse una alegación constitucional de indefensión por quien, con su comportamiento, limite sus propios medios de defensa. Aunque el nuevo recurso de casación contencioso-administrativo se encuentra esencialmente destinado a resolver cuestiones jurídicas, la casación contencioso-disciplinaria permite una interpretación más laxa y abierta que permite extender el análisis a constatar la existencia de un mínimo de actividad probatoria y si su valoración en la única instancia puede ser tildada de arbitraria o irrazonable. Lo que la sala de instancia concluyó como realmente acaecido responde a una valoración razonada y razonable de la prueba de la que dispuso, tanto de cargo como de descargo, de la que extrajo conclusiones que se compadecen con las reglas de la lógica, la racionalidad y la sana crítica. El relato de hechos probados -conforme al cual, el recurrente imputó falsamente a través de dos partes disciplinarios a un superior y un compañero la realización de diversos actos constitutivos de hasta 10 infracciones penales o disciplinarias- cumple todos los requisitos, tanto objetivos, como subjetivos, que conforman la falta apreciada, que solo admite forma dolosa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 23/2020
  • Fecha: 16/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La falta de previsión en el ámbito castrense del derecho a la doble instancia penal no debe ser causa de indefensión del condenado si el recurso de casación penal es ampliamente entendido, como hace esta sala, permitiendo que en él no solo se aborden cuestiones de derecho sino que, cuando se invoque la vulneración de los derechos a la presunción de inocencia y a obtener la tutela judicial efectiva, se permita la íntegra revisión de la sentencia condenatoria en cuanto a la culpabilidad y participación en los hechos del recurrente. Con independencia de lo reprochable de las expresiones vertidas por el recurrente en relación con un superior jerárquico -a quien se refirió como "el niño de la pringue", haciendo alusión a su orientación sexual y a que "perdía aceite"-, lo hizo en su ausencia, en una reunión informal entre compañeros de cuerpo, sin que el de mayor empleo que estaba presente en el incidente formulara parte de los hechos sino hasta pasados ocho días de los mismos y sin que exista versión unánime sobre lo ocurrido en las declaraciones de los intervinientes, como se desprende del expediente disciplinario y de los testimonios prestados en sede jurisdiccional penal. En consecuencia, no se considera que la conducta alcance el nivel de gravedad que exige el art. 43 CPM para que los hechos se incardinen adecuadamente en el tipo penal apreciado, correspondiendo más cabalmente al ámbito disciplinario por el que, precisamente, optó en un primer momento la Benemérita.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 84/2019
  • Fecha: 16/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia impugnada no infringe el derecho a la tutela judicial efectiva, desde el punto de vista de la motivación, ya que da respuesta congruente, motivada y fundada en derecho sobre el fondo de las pretensiones de la recurrente, sin que pueda apreciarse en ella atisbo alguno de arbitrariedad. En concreto, da respuesta fundada a las alegaciones de la recurrente, rechazando que esta sufriera ningún tipo de discriminación por razón de sexo ni que la acción disciplinaria seguida contra ella constituyera una represalia que vulnerara su derecho a la indemnidad. La aplicación de la garantía de indemnidad en el ámbito disciplinario jurídico público que vincula a los miembros de la Guardia Civil con el cuerpo al que pertenecen requiere una actividad probatoria que incumbe al demandante, que debe aportar un indicio razonable de que el acto recurrido lesiona su derecho fundamental, aportación de prueba que no tuvo lugar en el caso, en el que, sin embargo, sí existe prueba cumplida de la realidad de una conducta desobediente imputable a la demandante -que se negó palmariamente a cumplir con la orden legítima recibida de utilizar el chaleco antibalas reglamentario, orden legítima que no se basó en actuación discriminatoria alguna, ya que en el momento en que se emitió no se disponía en la unidad de material de protección antibalas que se adaptara a la fisonomía de la recurrente-.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 15/2020
  • Fecha: 15/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los hechos probados -que tuvieron lugar en fechas indeterminadas, pero en todo caso entre 2014 y 2016, y que se contraen a reiterados episodios en los que el acusado, contra la voluntad de la víctima, le dirigía frases y realizaba actos de marcado contenido sexual, masturbándose en su presencia, proponiéndole mantener relaciones sexuales, con veladas amenazas en caso de negativa, llegando a tocarle exteriormente en los genitales en alguna ocasión- constituyen un delito continuado, que se consuma cuando se ejecuta la última acción que configura el complejo delictivo, momento que determina la ley penal aplicable. Los hechos no son constitutivos de dos delitos -uno del art. 47, inciso primero, CPM y otro del art. 48 CPM-, sino de un solo delito continuado de abuso de autoridad en su modalidad de trato degradante del art. 47, inciso primero, CPM, ya que el delito de acoso sexual del art. 48 CPM, por aplicación de la regla 3.ª del art. 8 CP, es absorbido por aquel, que tiene señalada pena mayor. El tocamiento no debió ser calificado como un delito del art. 47, inciso segundo, CPM, sino como un delito continuado de ese tipo delictivo en concurso ideal con un delito de abuso sexual sin acceso carnal del art. 181.1 CP -ya que el abuso no exige contacto físico, pudiendo haberse añadido a aquel los actos masturbatorios- y debió aplicarse la regla punitiva específica del art. 74.1 CP, decisión que no puede alterarse por el principio acusatorio y la prohibición de la reformatio in peius.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO CUESTA DEL CASTILLO
  • Nº Recurso: 19/2020
  • Fecha: 15/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia recurrida llevó a cabo una valoración racional de la prueba para fijar los hechos probados y determinar que no tenían entidad suficiente para integrar ninguno de los tipos objeto de acusación. Siendo absolutoria la sentencia recurrida, no cabe dictar segunda sentencia condenatoria como consecuencia de la estimación de un motivo apoyado en el art. 849.2.º LECRIM -error de hecho en la apreciación de la prueba-, porque esta vía exige que los documentos invocados no resulten contradichos por otros elementos probatorios, valoración conjunta que vulnera la prohibición de valoración en casación de pruebas personales en perjuicio del reo. En cualquier caso, ninguno de los documentos en que el recurrente apoya el motivo tienen la consideración de documentos a efectos casacionales ni pueden ser apreciados como evidencia del supuesto error padecido por el tribunal de instancia. El inamovible relato de hechos probados -que se limitó a declarar que el acusado llamó en alguna ocasión "gordo" a un subordinado-, sin perjuicio de su posible reproche en vía disciplinaria, carece de la necesaria gravedad objetiva para incardinarlo en el tipo penal de abuso de autoridad, en su modalidad de trato degradante. La infracción de ley que se invoca respecto de los otros dos tipos delictivos imputados no puede ser apreciada, pues se apoya en circunstancias no reflejadas en el relato de hechos probados. No apreciada temeridad ni mala fe en el recurrente, no pueden serle impuestas las costas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 40/2019
  • Fecha: 15/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La falta de previsión legislativa en el ámbito castrense del derecho a la doble instancia penal permite entender el recurso de casación penal en sentido amplio, de forma que la invocación de la vulneración de los derechos a la presunción de inocencia y a la tutela judicial efectiva permita una revisión íntegra de la sentencia condenatoria. Las pruebas personales en que se apoyan los invocados errores en la valoración de la prueba, aunque estén documentadas en la causa, no son documentos en los que pueda apoyarse la casación por error facti. El tribunal sentenciador no expresó duda alguna respecto de los hechos que declaró probados, por lo que no cabe aplicar el principio in dubio pro reo. Las conductas de ambos recurrentes integran el elemento subjetivo del tipo apreciado -dolo genérico o neutro-, pues ambos actuaron con conocimiento del empleo militar de su superior y con voluntad, uno de agredirle y otro de empujarle, incluso en el caso del segundo, que se encontraba en estado de embriaguez -lo que se tuvo en cuenta para que le fuera apreciada una atenuante analógica y para aplicarle la pena en su grado mínimo-. El inalterable relato de hechos probados impide considerar probadas las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal invocadas. El testimonio de la víctima goza de plena virtualidad para desvirtuar la presunción de inocencia, habida cuenta de su credibilidad subjetiva y objetiva -por su coherencia interna- y de la persistencia en la incriminación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 5/2020
  • Fecha: 02/12/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El nuevo recurso de casación contencioso-administrativo deja fuera de él las cuestiones de hecho, pero, cuando se está en el ámbito del derecho sancionador, cabe constatar la existencia de un mínimo de actividad probatoria y si la practicada en única instancia pudo ser valorada de forma arbitraria o irrazonable. Excluida la vulneración del derecho a la presunción de inocencia -por no darse la situación de absoluto vacío probatorio, con la consecuencia anulatoria de fondo interesada por el recurrente-, se considera, no obstante, afectado el derecho a la tutela judicial efectiva por falta de motivación fáctica y jurídica, pues la valoración debe alcanzar a todo el caudal probatorio, tanto de cargo como de descargo, que el órgano de instancia haya tenido a su disposición. La falta de valoración de la totalidad del acervo probatorio comporta una vulneración de los derechos del recurrente, tanto a la tutela judicial efectiva sin indefensión -desde la perspectiva del derecho/deber de motivación de las sentencias-, como a la presunción de inocencia, al no haberse valorado la posible concurrencia de alternativas potencialmente exculpatorias a partir de otras pruebas distintas de las de cargo que eran, asimismo, válidas. Estas vulneraciones llevan aparejada la anulación de la sentencia impugnada y la devolución de las actuaciones al tribunal de instancia para que, con la misma composición y libertad de criterio, dicte la sentencia que corresponda, ajustada a derecho.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 18/2020
  • Fecha: 26/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Al no estar regulada en la jurisdicción militar la doble instancia penal, cuando el recurso de casación invoque vulneración de la presunción de inocencia y la tutela judicial efectiva cabe la íntegra revisión de la sentencia de condena. No se vio afectado el derecho a la presunción de inocencia, ya que el tribunal de instancia dispuso de prueba plenamente conforme, regularmente practicada y valorada de forma racional. El inamovible relato de hechos probados -y que, en síntesis, consiste en que el cabo acusado, siguiendo un rito de novatada de iniciación, golpeó fuertemente en la zona del esternón a una soldado de nueva incorporación, a la que causó una fractura costal-, cumple todos los elementos del tipo de abuso de autoridad: objetivos -cualquier agresión física de un superior a un inferior capaz de causar perturbación en el bienestar corporal de una persona, realizada en un contexto no ajeno al servicio- y subjetivos -dolo genérico-. Falta cualquier prueba , incluso el menor indicio, sobre la que sustentar el error de prohibición afirmado. La fractura costal provocada, lesión cuya gravedad no es irrelevante, precisó de tratamiento médico, pues para su curación era objetivamente precisa intervención médica para reducir y fijar la fractura y controlar su evolución. Ninguno de los documentos que se designan en el motivo de error facti contradice el relato de hechos probados ni tiene virtualidad para modificar ninguno de los pronunciamientos del fallo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 33/2020
  • Fecha: 26/11/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No puede entenderse vulnerada la tutela judicial efectiva, pues el interesado tuvo acceso a la jurisdicción y obtuvo una respuesta lógica, adecuada y razonada a sus pretensiones, mediante una sentencia que satisfizo el canon de motivación constitucionalmente exigido. De ella no se infiere el mínimo atisbo de indefensión, arbitrariedad o inmotivación, ya que abordó de forma racional todos los aspectos nucleares a dilucidar. Tampoco resultó infringido el derecho fundamental a la presunción de inocencia. Los fundamentos de convicción de la sentencia recurrida ofrecen elocuentes y razonadas consideraciones sobre el resultado de la prueba practicada, en especial, en lo atinente a la información verbal ofrecida sobre los hechos, la fiabilidad de lo declarado por el conductor del vehículo con el que colisionó el encartado en horario anterior al de finalización del servicio que tenía encomendado y las contradicciones entre las declaraciones del recurrente y su esposa sobre el devenir de los hechos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 53/2020
  • Fecha: 24/11/2020
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: el principio de legalidad, consagrado en el art. 25.1 CE, en su vertiente de tipicidad, del principio de taxatividad penal y prohibición de aplicación extensiva de la norma de naturaleza sancionadora; y el derecho a la tutela judicial efectiva previsto en el art. 24.2 CE, aludiendo a la inexistencia de jurisprudencia del TS en la aplicación del art. 7.30 LORDFAS. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse existencia de interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre derechos fundamentales; como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto -pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto-, procede aceptar la existencia del referido interés casacional objetivo, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictar la sala pudiera extenderse a otras cuestiones que exigiera el debate finalmente trabado en el recurso.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.