• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 26/2020
  • Fecha: 03/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No resultó vulnerado el derecho fundamental a la presunción de inocencia, ya que la inferencia realizada por el tribunal de instancia de la prueba indiciaria practicada se apoya en las reglas de la lógica y las máximas de la experiencia. Por la testifical practicada consta: que el recurrente se hizo con unos botes similares a los empleados para portar la orina antes de que sea analizada; que llenó los botes con un líquido de color similar a la orina; que llevó los botes guardados en su bolsillo a la enfermería en la que debía facilitar sus muestras de orina para ser analizadas; que cuando tenía las muestras en la mano intentó meterse las manos en los bolsillos del pantalón donde llevaba los otros botes; que, cuando fue sorprendido y se le pidió que vaciara sus bolsillos, aparecieron los botes que traía preparados; que, al ser sorprendido, dijo «me han pillado» y que «para qué les iba a engañar»; que unos 45 minutos después se realizó una nueva toma de muestras y, tras su análisis, el resultado fue positivo a cocaína. La conclusión a la que llega la sala de instancia no infringe las reglas de la lógica, ya que de la experiencia se infiere que los hechos acreditados constituyen un indicio claro de que el encausado utilizó un artificio, empleó un ardid, para cambiar las muestras de orina que habían de ser analizadas, con la clara intención de engañar y para evitar el resultado positivo a cocaína que finalmente fue constatado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 45/2020
  • Fecha: 22/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El nuevo recurso de casación contencioso-administrativo está esencialmente destinado a resolver cuestiones jurídicas, aunque en la casación contencioso-disciplinaria cabe una interpretación más laxa y abierta que permite extender el análisis a constatar la existencia de un mínimo de actividad probatoria y a si la valoración de la prueba efectuada en la única instancia puede tildarse de arbitraria o irrazonable. Lo que la sala de instancia concluye como realmente acaecido responde a una valoración razonada y razonable de la prueba, de cargo y de descargo, de que dispuso, extrayendo de ella conclusiones que se compadecen con las reglas de la lógica. No se aprecia contradicción alguna entre el relato probatorio, la fundamentación jurídica y la parte dispositiva de la resolución recurrida. El relato de hechos probados -conforme al cual, el recurrente presentó un parte disciplinario en el que imputaba al capitán jefe de su compañía haber ordenado un tipo de servicio con claro incumplimiento de la Ley de Seguridad Aérea, al conocer que el personal al que le venía impuesto estaba accediendo a las zonas restringidas del aeropuerto de Lanzarote incumpliendo la normativa de seguridad aeroportuaria- cumple con todos los requisitos conformadores de la falta apreciada, el objetivo, al ser claramente inveraces los hechos relatados en el parte, y el subjetivo, ya que, aunque el tipo solo admite forma dolosa, concurre el dolo directo o de primer grado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 18/2020
  • Fecha: 22/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Concurren los elementos del tipo: la condición de guardia civil del infractor, su condena en sentencia firme por un delito doloso -contra la salud pública- que, en el caso, además, estaba relacionado con el servicio y causaba grave daño tanto a la Administración como a los ciudadanos. La gravedad de la conducta fue adecuadamente valorada por la autoridad sancionadora, habida cuenta de la naturaleza de los hechos que la sentencia penal declaró probados -conforme a los cuales, el recurrente colaboraba con una organización criminal de tráfico de drogas gravemente perjudiciales para la salud y en cantidad de notoria importancia-. La resolución recurrida razona con acierto sobre la trascendencia de los hechos y su gravedad para elegir la sanción de separación del servicio, la más gravosa de las posibles, habida cuenta del legítimo interés de la Administración en la irreprochabilidad penal de los miembros de la Guardia Civil, ya que la eficacia del servicio que cumple tal institución se vería perjudicada si a los encargados de llevarlo a cabo se les pudiera imputar la perpetración de los mismos actos que tienen por misión impedir. En la tramitación del expediente no se causó indefensión alguna al recurrente, ni como consecuencia de la declaración prestada -ya que fue citado a declarar con todas las garantías sustantivas y procesales, advirtiéndole de su derecho a ser asistido de letrado- ni por la prueba que le fue denegada, por innecesaria y no enervar la gravedad de los hechos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 51/2020
  • Fecha: 17/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El derecho a la utilización de los medios de prueba no es ilimitado. En el caso, resulta adecuadamente motivado el rechazo por el instructor de la documental propuesta, por su falta de pertinencia y necesidad, sin que la parte concrete en qué medida se le originó una indefensión material real y efectiva. Estando ante un procedimiento directo o de instancia única, la sala puede entrar con plena cognición en el examen del expediente disciplinario. La autoridad sancionadora hizo una apreciación razonable del conjunto de la prueba obrante en autos, extrayendo de la misma conclusiones que se compadecen con las reglas de la lógica. El inamovible relato de hechos probados -conforme al cual, el demandante inició el 10-6-2019 el servicio propio de su unidad que tenía asignado entre las 14:00 y las 22:00 h, bajo los efectos de la cocaína que había consumido el día anterior, habiendo arrojado resultado positivo a dicha sustancia en la prueba practicada a las 14:20 h de dicho día- cumple todos los elementos del tipo apreciado, a saber, prestación de un servicio y hallarse durante tal prestación bajo los efectos o la influencia de estupefacientes, lo que no comporta que haya de exteriorizarse sintomatología propia de tales efectos, pues se trata de una infracción de simple actividad y de mero riesgo o peligro abstracto. Resulta proporcionada la sanción de un año de suspensión de empleo, que es la intermedia de entre las posibles y que se impuso en la extensión media de su mitad inferior.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 25/2020
  • Fecha: 16/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La falta de incorporación del derecho a la doble instancia penal en el orden castrense no puede producir indefensión a quien resulta condenado en la instancia, por lo que la casación, en tal caso, ha de permitir la íntegra revisión de la sentencia incluso en lo relativo a la culpabilidad y participación en los hechos del condenado cuando se invocan la vulneración del derecho a la presunción de inocencia y a la tutela judicial efectiva. La sentencia combatida realizó una correcta y atinada ponderación de la prueba de cargo -consistente en las manifestaciones del acusado, las declaraciones testificales y el informe sobre el estado de la silla de la que se dejó caer el condenado-, por lo que no incurrió en infracción alguna del derecho fundamental a la presunción de inocencia. La falta de duda por el tribunal sentenciador del carácter incriminatorio de las pruebas practicadas hace inaplicable el principio in dubio pro reo. El relato de hechos probados -conforme al cual, el recurrente se dejó caer voluntariamente de una silla de trabajo, golpeándose en la muñeca de su mano derecha, afectada por una condromalacia degenerativa, con la intención de dejar de prestar el servicio asignado- cumple todas las exigencias objetivas y subjetivas del delito de mera actividad aplicado, al resultar palmario el engaño desplegado por el sujeto activo, vinculado al incumplimiento del deber militar que le atañía, conculcando los bienes jurídicos tutelados por la norma -la disciplina y lealtad-.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 14/2020
  • Fecha: 16/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El desenfoque procesal en el que incurre el recurrente, que se limita a reiterar las cuestiones ya alegadas y resueltas en la instancia -ignorando que el objeto del recurso de casación no es la resolución sancionadora sino la sentencia recurrida- hace merecedor de desestimación al recurso. No obstante, en aras de la más amplia tutela judicial, la sala procede a analizar sus alegaciones. No se infringe en el caso el art. 64.2 LORDGC, ya que consta unido al expediente el parecer del Consejo Superior de la Guardia Civil en relación con la propuesta de sanción formulada contra el recurrente, parecer emitido oportunamente en una concreta sesión de dicho órgano y que se recoge en el acta de la misma, resultando indiferente que el acta fuera aprobada en la siguiente sesión en la que se reunió el referido órgano. No resultó vulnerado el derecho fundamental a la presunción de inocencia. La resolución sancionadora consideró acreditada la intoxicación etílica del recurrente mientras prestaba servicio tras un análisis valorativo de la prueba testifical practicada. Como viene señalando reiteradamente la jurisprudencia de esta sala, para entender probada la infracción disciplinaria apreciada no es imprescindible la práctica de pruebas alcoholimétricas, sino que el estado de etilismo y sus consiguientes efectos psicosomáticos pueden acreditarse mediante los signos de ebriedad que refieran los testigos, siempre que su relación con el afectado haya sido inmediata a la situación detectada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 22/2020
  • Fecha: 08/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurrente no cita una sola expresión o concepto de los hechos probados que implique predeterminación del fallo. El tribunal de instancia contó con suficiente prueba de cargo -declaración del testigo víctima con aptitud suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia y declaración de dos testigos presenciales que corroboran la versión de aquel-, válidamente obtenida, legalmente practicada y racionalmente valorada, y expresó de forma lógica el nexo entre aquella y los hechos que de ella extrae. El recurrente no expresa cuál es el supuesto error facti, basado en auténtica prueba documental, en el que incurre el relato de hechos probados ni propone redacción alternativa alguna, sino que se limita a exponer su propia valoración de la prueba. El inamovible relato de hechos probados -conforme al cual, el cabo recurrente increpó a la víctima, de su mismo empleo militar, lanzándole diversos insultos, acercándose a él en actitud amenazante hasta que llegaron a tocarse las caras y señalándole con el dedo, de forma que consiguió hacerle retroceder, amenazándole con que le iba a "escachar" la cabeza y retándole para que se vieran fuera del cuartel- se subsume adecuadamente en el tipo penal del delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas de los militares, en su modalidad de amenazas e injurias graves de un militar hacia otro de su mismo empleo en dependencias de las FF.AA. o en acto de servicio.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 22/2020
  • Fecha: 08/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal de instancia no otorgó al recurrente la debida tutela judicial efectiva frente a su alegación de haber padecido indefensión en el expediente disciplinario, por las siguientes razones: a) consta en el expediente que lo notificado al recurrente no fue la propuesta de resolución, sino el pliego de cargos, constituyendo la falta de notificación de aquella el núcleo de su queja, ya que afirma que no prestó conformidad al pliego de cargos; b) ante las dudas suscitadas por las expresiones escritas plasmadas en el duplicado de la notificación del pliego de cargos, se extendieron por el secretario del expediente una «diligencia de interpretación» y una «diligencia de resultados» de las que se desprende la conformidad del encausado con el pliego de cargos y su deseo de no formular alegaciones frente al mismo; c) negada por el recurrente en vía judicial la autenticidad de su firma en la diligencia de notificación y propuesta y admitida por el tribunal prueba pericial caligráfica en los términos propuestos por el actor, la prueba se llevó a efecto de forma defectuosa, ya que el perito, pese a las advertencias que efectuó al respecto, no contó con el documento original sobre el que debía hacer la pericia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 66/2020
  • Fecha: 26/01/2021
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En el escrito de preparación del recurso se aduce por el recurrente que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos relativos a la sentencia impugnada: a) infracción del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), por ausencia de motivación, con vulneración del derecho de defensa; b) infracción del derecho a la tutela judicial efectiva, con pareja violación del derecho a la presunción de inocencia (art. 24.2 CE), por inexistencia de prueba de cargo suficiente e inequívocamente incriminatoria; y c) lesión del derecho a la tutela judicial efectiva, con pareja violación del principio de legalidad sancionadora, en su vertiente de tipicidad(arts. 24.1 y 25.1 CE). La sala coincide con el recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo en los términos en que se plantea y con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictarse pudiera extenderse a otras cuestiones que exigiera el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 69/2020
  • Fecha: 12/01/2021
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido los arts. 24.2 y 25.1 CE en lo que se refiere a la tutela judicial efectiva, con infracción del derecho a la presunción de inocencia y la falta de proporcionalidad. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre los derechos fundamentales. Como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia de dicho interés casacional objetivo, por lo que, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 88.1 LJCA, el recurso debe ser admitido a trámite.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.