• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MENCHEN HERREROS
  • Nº Recurso: 100/2018
  • Fecha: 19/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Aunque es cierto que la sentencia recurrida no alude en ningún momento a la pretendida vulneración del derecho de petición a que se refiere el recurrente -lo que ahora se convierte en única argumentación del recurso-, la sanción impuesta, de la que trae causa la sentencia recurrida, no deriva del escrito de queja elevado por el recurrente, sino de otros comportamientos anteriores al mismo que ponen de manifiesto la desconsideración con sus superiores en el ejercicio de sus funciones por la que fue sancionado. No resultó infringido el derecho a la tutela judicial efectiva por incongruencia omisiva, pues ante el tribunal de instancia no se planteó el ejercicio de ninguna petición basada en la LO 4/2001. Del escrito presentado por el recurrente no cabe deducir, en modo alguno, el ejercicio del derecho de petición, sino la presentación de una mera queja. La sentencia recurrida señala como probados una sucesión de hechos que tuvieron lugar respecto de varios oficiales en diversas fechas anteriores a la de la presentación del escrito de queja, hechos que constituyen la falta leve apreciada, por lo que la sanción impuesta al recurrente no derivó del contenido de su escrito. En consecuencia, no puede entenderse infringido el derecho fundamental de petición que, además de no haberse ejercido, no correspondería ser planteado ante esta jurisdicción.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 18/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal de instancia dispuso de prueba de cargo suficiente para enervar la presunción constitucional de inocencia, prueba que fue apreciada con arreglo a las normas de la razón. Aunque la mayor parte de los testigos no estuvieron presentes cuando sucedieron los hechos, no son, como se pretende, exclusivos testigos de referencia, pues fueron testigos directos de lo que vieron y les manifestaron los lesionados, de los datos ofrecidos para identificar a los autores de las agresiones, de las lesiones sufridas por las víctimas de las recíprocas agresiones, de la existencia de restos de sangre y de la cara inflamada del soldado, como se recoge en los fundamentos de convicción de la sentencia recurrida, que otorga plena credibilidad a las referidas declaraciones, plenamente coincidentes. Lo que los testigos vieron y la objetivación de las lesiones a través de los informes médicos, valorados conjuntamente, permiten inferir, como conclusión suficientemente unívoca, una conducta violenta por parte de ambos procesados que permite un pronunciamiento condenatorio, al cumplirse los requisitos de la prueba directa e indiciaria, ya que la sentencia exterioriza tanto la prueba directa como los hechos base o indicios que considera acreditados y explica el razonamiento o engarce lógico entre los hechos base y los hechos consecuencia. No albergando dudas el tribunal sentenciador sobre el carácter incriminatorio de las pruebas practicadas, no cabe aplicar el principio in dubio pro reo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 74/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Las información facilitada por el recurrente no le fue requerida por la superioridad con la finalidad de verificar la realidad de una disfunción ya detectada por otros medios, sino que lo fue en el marco de una inspección que respondía a un control rutinario y obligado del uso que se estaba dando a una embarcación cofinanciada por la Unión Europea. No se vislumbra colisión entre la actuación de los mandos y los derechos del recurrente, que no fue compelido a declarar en su contra, pues los datos por él facilitados en el curso de la inspección respecto de su ignorancia sobre la obligación de grabar los servicios realizados con la embarcación en el aplicativo SIGO se comunicaron al margen de cualquier actuación disciplinaria o información reservada. El inamovible relato de hechos probados pone de manifiesto la correcta subsunción de la conducta en la falta grave apreciada, ya que el recurrente, como jefe del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, estaba obligado a cumplir las normas contenidas en el procedimiento SIGO núm. 138174, cuya vigencia le había sido expresamente recordada y, sin impedimento alguno, no se limitó a darles defectuoso cumplimiento, sino que las ignoró por inexcusable falta de diligencia durante cinco meses. La denuncia de falta de proporcionalidad de la sanción es inviable, al haberse impuesto la más leve de las posibles en su mínima extensión.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 44/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La denuncia de error facti debe ser desestimada, ya que se sustenta en declaraciones testificales, es decir, en pruebas de carácter personal, que, aun documentadas, carecen del carácter de documento a efectos casacionales que pueda evidenciar el error de valoración de la sala de instancia. Las declaraciones testificales prestadas por videoconferencia resultan claramente perceptibles en la grabación en audio de la vista. A pesar de las interrupciones sufridas en dos de las tres videoconferencias realizadas en la vista oral, esta no se suspendió en ningún momento, por lo que tales fallos técnicos no afectaron al principio de inmediación en la práctica de la prueba. En cualquier caso, aun sin tomar en consideración tales testimonios, el tribunal de instancia dispuso de prueba directa suficiente para enervar la presunción de inocencia. Del invariable relato de hechos probados -conforme al cual, el recurrente dirigió a su superior en su presencia y en la de otros subordinados expresiones como "basura", "hijo de puta", "sinvergüenza", "vejestorio" y "me cago en tu puta madre"- se desprende su adecuada subsunción en el tipo apreciado. Tales expresiones son objetivamente graves, ofensivas y agraviantes por su propia naturaleza, de forma que, a través de ellas, no solo se lesionó la dignidad del destinatario, sino el valor disciplina, concurriendo, además, una intención inequívocamente ofensiva del autor, constitutiva del dolo genérico exigible por el tipo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 37/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: (1) los arts. 24.2 y 25 CE, este último en relación con los arts. 9 y 24.1 del mismo texto legal, por infracción de normas del ordenamiento jurídico; y (2) el art. 25 CE por falta de tipicidad. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique infringiendo normas constitucionales sobre los derechos fundamentales; de manera que, como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto, pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia de dicho interés casacional objetivo, lo que lleva a que el recurso deba ser admitido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 32/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En su escrito de preparación, la parte recurrente aduce que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos: (1) vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia (art. 24.2 CE); (2) infracción del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE); y (3), infracción del principio in dubio pro reo. La sala coincide con el recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo, en los términos planteados, con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictar la sala pueda extenderse a otras cuestiones que exigiera el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 44/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido los arts. 24 y 25 CE, alegando la violación del derecho a la tutela judicial efectiva, del principio de legalidad y del derecho a la presunción de inocencia. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique infringiendo normas constitucionales sobre los derechos fundamentales; de manera que, como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto, pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia de dicho interés casacional objetivo, lo que lleva a que el recurso deba ser admitido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 2/2019
  • Fecha: 16/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La valoración de la prueba realizada por el tribunal de instancia vulneró los derechos a la tutela judicial efectiva y a la presunción de inocencia, ya que no apreció el total acervo probatorio: no ponderó adecuadamente la credibilidad de la versión de los hechos ofrecida por el recurrente mediante un análisis racional de la documental y testifical de descargo, sino que solo tuvo en cuenta la que resultaba perjudicial al recurrente, no toda la existente en su globalidad. En consecuencia, la valoración probatoria pecó de notoria parcialidad y no se atuvo a las reglas de la lógica, la racionalidad y la sana crítica. El elemento objetivo del subtipo disciplinario apreciado radica en la falsedad de las aseveraciones o manifestaciones, sin cuyo requisito -que no se aprecia, una vez integrado el relato de hechos probados- no es posible sostener la comisión de la infracción. Tampoco concurre en los hechos el elemento subjetivo, que solo admite forma dolosa.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 15/2019
  • Fecha: 15/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los órganos de la jurisdicción militar son competentes para conocer de los delitos contra la Administración de Justicia contemplados en los capítulos I a VIII del título XX del libro II del CP, entre los que está comprendido el de acusación y denuncia falsa. La interposición de denuncia por hechos inciertos por parte de un miembro de la Guardia Civil no puede encuadrarse en los "actos propios del servicio desempeñado en el ejercicio de funciones de naturaleza policial" excluidos de la aplicación del CPM. El tribunal de instancia dispuso de suficiente prueba de cargo, lícitamente obtenida, practicada con todas las garantías y referida a todos los elementos esenciales del delito, de la que cabe inferir razonablemente los hechos y la participación en ellos del recurrente. La conducta del recurrente se subsume adecuadamente en el tipo apreciado: los hechos imputados por el recurrente, de ser ciertos, serían constitutivos de infracción penal, en concreto, de los tipos de maltrato de obra o abuso de autoridad; tales hechos son falsos; la denuncia se interpuso a sabiendas de que los hechos denunciados no se correspondían con la realidad. El error de hecho en la apreciación de la prueba invocado no puede prosperar, ya que no se cita particular de documento alguno del que se pueda inferir el error, sin que la denuncia o las declaraciones, aun documentadas, ni el auto en que se propone el sobreseimiento de la causa puedan ser consideradas como documentos a efectos casacionales.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JAVIER JULIANI HERNAN
  • Nº Recurso: 49/2018
  • Fecha: 10/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Parte de la conclusión fáctica -conforme a la cual, en síntesis, dos de los militares acusados idearon un sistema para cobrar comisiones en la contratación con un empresario también imputado y repartírselas entre sí- no puede tacharse de arbitraria o irracional, pues se desprende de la declaración del empresario, que es corroborada por otros medios de prueba. Sin embargo, una de las dos actuaciones en que el tercer militar condenado se benefició del sistema de percepción de comisiones solo se desprende de la declaración del empresario, sin corroboración periférica alguna, por lo que se infringió su derecho a la presunción de inocencia. La conducta de los militares condenados está adecuadamente subsumida en el tipo, pues, prevaliéndose de su condición, se procuraron beneficios en los contratos concernidos, aunque el último solo lo hiciera en uno de ellos, lo que lleva a corregir levemente, respecto de él, la pena impuesta. En cuanto a la individualización de las penas impuestas a los dos primeros, la sentencia de instancia razona adecuadamente su extensión conforme a los criterios previstos en el art. 19.2 CPM de 2015. No procede aplicar la excusa absolutoria al empresario condenado por delito de cohecho, pues ni la entrega de comisiones fue ocasional ni su denuncia se produjo antes de que transcurrieran 2 meses desde el comienzo de su abono. La sentencia, razonadamente, impone al empresario condenado la pena inferior en grado, al apreciar una atenuante muy cualificada.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.