• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 71/2019
  • Fecha: 06/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: A pesar de que la papeleta contenía un error que podía provocar falta de claridad sobre el servicio encomendado, las dudas fueron resueltas a la patrulla en el puesto de la Guardia Civil al que acudieron a informarse sobre la ubicación de los lugares a los que sus integrantes debían acudir, por lo que, despejado el posible error, y con pleno conocimiento de lo que se debía hacer, el incumplimiento del cometido asignado en la papeleta permite incardinar adecuadamente la conducta en la infracción apreciada. No se impuso la sanción en función del resultado, con infracción del principio de culpabilidad, ya que, descartado el error alegado, no cabe afirmar que el incumplimiento tuvo lugar sin dolo o imprudencia. No resultó infringido el derecho fundamental de presunción de inocencia, pues los hechos declarados probados se encuentran acreditados por diversa y coincidente prueba testifical.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 43/2019
  • Fecha: 04/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La decisión de sobreseimiento supone que el órgano judicial entiende que no se dan las circunstancias necesarias para juzgar a alguien como acusado, por lo que el proceso termina sin entrar en la fase de juicio oral. Lo que está en cuestión es, por tanto, la existencia o no de un fundamento razonable para sostener la acusación -sobre la apreciación indiciaria de elementos que justifiquen enjuiciar al acusado-, no el problema de su absolución o condena, objeto exclusivo del juicio oral y de la sentencia. En la casación frente a un auto de sobreseimiento libre no cabe evaluar la eventual corrección de un juicio de tipicidad, pues este solo puede ser proclamado por el tribunal de instancia una vez valoradas las pruebas practicadas en el juicio oral. En la etapa intermedia del proceso en que se acuerda el sobreseimiento, la subsunción solo puede dibujarse indiciariamente, de forma provisional, para garantizar que ningún ciudadano soporte una acusación infundada. El tribunal de instancia motiva cabalmente las circunstancias por las que considera que los hechos no revisten carácter delictivo, por lo que su decisión de sobreseimiento satisface el derecho a la tutela judicial efectiva de la acusación particular, que, a este respecto, se limita a la posibilidad de promover el proceso penal en averiguación de unos hechos, por si pudieran ser consitutivos de ilícito penal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 51/2019
  • Fecha: 04/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala de casación ha de ceñirse al examen de las cuestiones que el auto de admisión consideró que presentaban interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia y de la norma o normas jurídicas que habrían de ser objeto de interpretación de entre las reflejadas en el escrito de preparación del recurso. Ello exige inadmitir cualquier otra alegación explícita o implícitamente formulada en el escrito de interposición. Este motivo de inadmisión se traduce en desestimación, máxime si se tiene en cuenta que se traen indebida y extemporáneamente al debate conculcaciones no administrativas sino de orden penal y procesal penal. No puede estimarse la incongruencia omisiva pretendida, ya que el recurrente no hizo uso, en la instancia, de la facultad que, para conseguir el complemento de la sentencia, contempla el art. 267.5º LOPJ. La tutela judicial efectiva también se satisface mediante una razonada decisión judicial de inadmisión apoyada en causa legal, lo que hizo escrupulosamente la sentencia de instancia cuando acordó inadmitir el recurso contencioso-disciplinario promovido por no haberse agotado previamente la vía administrativa mediante la interposición del preceptivo recurso de alzada contra la resolución sancionadora, recurso que habría causado estado y agotado dicha vía.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 87/2019
  • Fecha: 04/02/2020
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En su escrito de preparación se aduce por el recurrente que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos: a) vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), por denegación errónea del derecho a recurrir en alzada la medida de arresto preventivo, con infracción del art. 112 Ley 39/2015, en relación con la disposición adicional primera y arts. 31, 68 y 69 LO 8/2014, así como de los arts. 465 LPM y 17 CE; vulneración del derecho al proceso con todas las garantías (art. 24.2 CE), por incongruencia omisiva sobre la falta de notificación de la resolución de inadmisión del recurso de alzada. La sala coincide con el recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo en los términos en que se plantea y con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictar la sala pueda extenderse a otras cuestiones que exija el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 37/2019
  • Fecha: 29/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El motivo de casación por error facti no puede invocarse en los recursos contra autos de sobreseimiento porque a lo largo de la instrucción de la causa no se practican pruebas sino que se incorporan elementos sobre los que las partes podrán sostener sus pretensiones en el juicio oral, en el que, propiamente se practican las pruebas. En consecuencia, de los autos de sobreseimiento no forma parte ninguna especie de relación fáctica probatoria que pueda cuestionarse por errónea, por lo que su impugnación solo cabe aduciendo la infracción de ley penal sustantiva a que se refiere el art. 849.1 LECRIM. Pero es más, el recurrente no designa los concretos particulares de los documentos acreditativos del pretendido error, documentos que, además, no tienen esta consideración a efectos casacionales -grabaciones de audio que constituyen meros elementos personales documentados que, además, carecen de contenido literosuficiente para evidenciar el error denunciado-. El derecho esencial a la tutela judicial efectiva no se ve perturbado por una resolución que cancele anticipadamente el proceso si está motivada mediante una fundamentación jurídica que interprete de forma lógica y admisible el derecho aplicable. Así ocurre con el auto recurrido, que encuentra su fundamento en la inexistencia de indicios racionales sobre la propia existencia del hecho que dio lugar a la formación de la causa, por lo que carece de sentido mantener abierto el proceso en exclusivo perjuicio del investigado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 9/2020
  • Fecha: 28/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Contra los autos de sobreseimiento definitivo cabe el recurso de casación por quebrantamiento de forma. La articulación del motivo al amparo del art. 850.1.º LECRIM no es causa suficiente de inadmisión a trámite, pues tal resolución podría infringir el derecho a la tutela judicial efectiva -que permite a los recurrentes esperar del tribunal un pronunciamiento de fondo sobre su pretensión- y podría eventualmente infringir, si alguno de los motivos formalizados en el recurso estuviese objetivamente fundado, el derecho a utilizar los medios de prueba pertinentes para la propia defensa y, en definitiva, el derecho a un proceso con todas las garantías. Solo procede acordar el sobreseimiento definitivo cuando se constata la improcedencia de un juicio de tipicidad provisional con el alcance estrictamente necesario para excluir la certeza o seguridad de que los hechos indiciarios son atípicos. En el caso, no puede negarse la pertinencia, utilidad y procedencia de la prueba pericial cuya práctica se interesa -relativa al examen de los restos del helicóptero estrellado, con el fin de determinar las posibles causas de las roturas sufridas en la aeronave y su posible influencia en el accidente, en el que fallecieron varios miembros de la tripulación del helicóptero- antes de rechazar la procedencia del referido juicio provisional de tipicidad, por lo que su denegación produjo indefensión en el recurrente, lo que exige estimar el recurso de casación interpuesto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 45/2019
  • Fecha: 27/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala de instancia dispuso de prueba de cargo lícitamente obtenida, regularmente practicada y referida a todos los elementos del delito, de la que cabe inferir razonablemente los hechos y la participación que en ellos tuvo el recurrente. La revaloración de la prueba en casación es inviable cuando el tribunal de instancia la ponderó de manera lógica y racional, sin perjuicio de que, además, la valoración de la testifical depende de la inmediación. No concurren la falta de congruencia y motivación denunciados, ya que la sentencia recurrida contiene las razones y elementos de juicio que permiten conocer los criterios jurídicos de la decisión adoptada. La baja por enfermedad no suspende la relación jurídica que vincula al militar con las FF.AA. ni le dispensa del cumplimiento de los deberes de disponibilidad, localización y sometimiento al control de sus superiores. El tipo solo exige el dolo genérico o neutro. Los presupuestos determinantes de la circunstancia eximente -completa o incompleta- de trastorno mental transitorio han de resultar tan probados como el mismo hecho típico. Para que pueda prosperar el alegato de error de prohibición -sea invencible o vencible-, quien lo invoca debe probarlo. Además, su eventual estimación depende de las personales circunstancias y nivel de formación de quien dice haberlo sufrido, para así poder valorar su capacidad de comprensión de las consecuencias antijurídicas de su actuación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 44/2019
  • Fecha: 23/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los motivos invocados en el recurso, con clara desviación del objeto de la casación, constituyen mera repetición de las pretensiones articuladas en la instancia. El acuerdo de la autoridad sancionadora de devolver el expediente al instructor para que formule otra propuesta de resolución con diferente calificación no vulnera el derecho de defensa -si no se alteran los hechos imputados y se da traslado al expedientado para alegaciones- ni constituye juicio anticipado de culpabilidad que comprometa la imparcialidad y objetividad de aquella. No concurre la incongruencia omisiva denunciada, pues cuando la autoridad disciplinaria aprecia que las expresiones emitidas fueron constitutivas de grave desconsideración con el superior es porque estima que sobrepasaron los límites de la libertad de expresión, amén de que la sentencia recurrida dio concreta respuesta a la pretensión al afirmar que no vulnera el derecho a la libertad de expresión que se exija a un militar que para dirigirse a sus superiores exponga en forma respetuosa las objeciones que legítimamente pueda hacer a sus órdenes o requerimientos. La conducta del recurrente -que puso en cuestión por escrito la oportunidad y utilidad de los servicios ordenados por su superior, anunciándole abiertamente que no se acomodaría a lo ordenado- está adecuadamente subsumida en el tipo apreciado, que no solo acoge los malos modos, sino la inobservancia de la consideración debida al superior, con manifiesto desconocimiento de la disciplina
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 80/2019
  • Fecha: 21/01/2020
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En el escrito de preparación, la parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: 1) el art. 24.2 CE, en materia de motivación, congruencia, claridad y precisión; 2) el art. 24.2 CE, por vulneración del derecho a la presunción de inocencia; 3) el art. 24.2 CE, por denegación inmotivada de medios de prueba en la instrucción del expediente disciplinario, decisiva en términos de su derecho a la defensa; y 4) el art. 25.1 CE y el principio de legalidad, en su vertiente de tipicidad, por indebida aplicación del art. 8.6 LORDGC. La sala coincide con el recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo en los términos en que se plantea y con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictar la sala pueda extenderse a otras cuestiones que exija el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JAVIER JULIANI HERNAN
  • Nº Recurso: 3/2019
  • Fecha: 18/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se vulnera el derecho a los medios de prueba, ya que la testigo propuesta por el demandante no compareció a prestar declaración ante el instructor por propia voluntad, habiendo prestado testimonio luego en sede jurisdiccional. La actividad incompatible como gerente de dos establecimientos de copas que la resolución sancionadora afirma que desempeña el demandante se desprende del soporte documental que obra en el expediente, conformado, esencialmente, por las fotografías y comentarios incorporados en el perfil de Facebook de tales establecimientos, sin que goce de credibilidad la denuncia relativa al uso ilegítimo por terceros de aquellas imágenes. Una vez introducidas en la red, las fotografías son de acceso libre, por lo que fueron lícitamente obtenidas para servir de base a la imputación disciplinaria. Del expediente resulta que el sancionado estaba implicado en la gestión de las empresas mediante el ejercicio de una actividad para la que no estaba autorizado. Es irrelevante que el desempeño fuera o no profesional, habitual o esporádico, retribuido o no, pues el bien jurídico que la norma protege es la total dedicación profesional de sus destinatarios. No concurre la excepción relativa a la mera administración del patrimonio personal, pues no se está ante actos de inversión económica para la mera conservación o mantenimiento de recursos ya integrados en el propio patrimonio, sino ante otros que tienden a su incremento, mediante actividad laboral, mercantil o industrial.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.