• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SUSANA POLO GARCIA
  • Nº Recurso: 2878/2018
  • Fecha: 20/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El concepto de "vulnerabilidad" equivale a la facilidad con que alguien puede ser atacado y lesionado, por ausencia de recursos y medios para decidir libremente y oponerse, supone una manifiesta imposibilidad de hacer frente al agresor. El conocimiento y aprovechamiento consciente por el acusado de la situación de inferioridad de la víctima que conocía que era el marido de P., que era como una hermana para su madre -lo que a su vez provocó que no le contara a ninguna de las dos lo ocurrido-, el hecho de que se encontraban invitada en la casa del acusado pasando las vacaciones de semana santa, y que ello influyó en que la menor fuera a la terraza del edifico con él, fuera de la observación y cuidado de sus padres, lo que no hubiera hecho con otra personas, sin olvidar la importante diferencia de edad entre ambos, todo ello son circunstancias que configuran una situación de superioridad apreciada en la sentencia.La Sala entiende que procede apreciar la atenuante de dilaciones indebidas como cualificada, ahora bien con "degradación simple" que implica la bajada en un grado, pues así se determina expresamente por el Tribunal, sin que exista razonamiento alguno en la sentencia del que se pueda desprender que la voluntad del Tribunal es la rebaja de la pena en dos grados.La pena impuesta de dos años de prisión, tal y como indica el recurrente y el Ministerio Fiscal, se encuentra por debajo del mínimo previsto legalmente.La individualización penológica es revisable en casación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 10779/2019
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delitos cometidos sobre una menor de cuatro años. Condena al compañero de la madre como autor material directo y a la madre en comisión por omisión. Imparcialidad del Magistrado-Presiente por su actuación en la vista: preguntas formuladas a las partes y denegación de aportación de testimonios de declaraciones en la fase de instrucción, a los efectos del art. 46.5 LOPJ: no concurre. Ensañamiento. Muerte subsiguiente a agresión sexual. Non bis in idem: alevosía del art. 139.1ª y edad inferior a dieciséis años o especialmente vulnerable por razón de la edad del 140.1ª. No concurre, pues al existir otras circunstancias cualificativas del art. 139 (ensañamiento) y del art. 140 (subsiguiente a delito contra la libertad sexual), en todo caso corresponde imponer la pena de prisión permanente revisable. Agravante de actuar por motivos racistas o discriminatorios en relación a la nación. Privación de la patria potestad en relación a una hija de 12 años que no ha sido víctima de malos tratos ni ningún otro delito. Deben prevalecer criterios de protección a la menor.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 3194/2018
  • Fecha: 19/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La presunción de inocencia impide tener por culpable a quien no ha sido así declarado tras un previo juicio. Para la aplicación de la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, se exige que la paralización sea manifiestamente desmesurada, durante varios años. La indemnización fijada por daños morales sólo puede ser objeto de control en el recurso de casación cuando resulta manifiestamente arbitraria y objetivamente desproporcionada. El artículo 24 CE consagra el principio acusatorio en todos los procesos penales, de tal manera que nadie puede ser condenado si no se ha formulado contra él una acusación de la que haya tenido oportunidad de defenderse de manera contradictoria.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 10572/2019
  • Fecha: 14/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El TS examina los requisitos y elementos para la apreciación de los tipos penales de trata de seres humanos y delitos relativos a la prostitución con pertenencia a organización y destaca la forma en que deben valorarse las dificultades en la declaración de la víctima para expresar su victimización en estos casos. En este sentido afirma que el apartado 11 del artículo 177 bis del Código penal traslada al Derecho español la recomendación establecida por el artículo 26° de la Convención de Varsovia ("las Partes deberán prever, con arreglo a los principios fundamentales de su sistema jurídico, la posibilidad de no imponer sanciones a las víctimas por haber tomado parte en actividades ilícitas cuando hayan sido obligadas a ello"). Esta recomendación se encuentra también recogida por el artículo 8° de la Directiva 36/ 2011/ CE. El objetivo de esta protección es salvaguardar los derechos humanos de las víctimas, evitar una mayor victimización y animarlas a actuar como testigos en los procesos penales contra los autores. Resultaría manifiestamente contradictorio con este objetivo que la propia posibilidad de obtener los beneficios legales que tutelan a las víctimas se transmutase en una causa de invalidez probatoria de sus declaraciones inculpatorias.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 10613/2019
  • Fecha: 14/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En los delitos contra bienes estrictamente personales, y más en casos de agresiones sexuales no puede admitirse un sistema operativo tan objetivable, que pagada una parte de la suma reclamada por el Fiscal pueda llegar a entenderse que existe el derecho de crédito de la atenuante del art. 21.5 CP El delito de abuso sexual es aquel en el que el sujeto pasivo atenta igualmente contra la libertad sexual de la víctima, pero sin violencia e intimidación y sin que medie consentimiento. En el delito de abuso sexual el consentimiento se encuentra viciado como consecuencia de las causas legales diseñadas por el legislador, y en el delito de agresión sexual, la libertad sexual de la víctima queda neutralizada a causa de la utilización o el empleo de violencia o intimidación. Debe haber condena de todos los que en grupo participan en casos de agresiones sexuales múltiples. La presencia de otra u otras personas que actúan en connivencia con quien realiza el forzado acto sexual forma parte del cuadro intimidatorio que debilita o incluso anula la voluntad de la víctima para poder resistir, siendo tal presencia, coordinada en acción conjunta con el autor principal, integrante de la figura de cooperación necesaria. La pena, en la medida en que se aleje del mínimo legal, se hará más patente la necesidad de explicar fundadamente la razón de la pena que se impone, motivación que en su corrección es controlable en casación por la vía de la infracción de Ley.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 2985/2018
  • Fecha: 14/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de abuso sexual con penetración. El control casacional a la presunción de inocencia: el control de la estructura racional del discurso valorativo expresado en la sentencia. Suficiencia de la prueba de cargo. Requisitos de validez de la declaración de la víctima como prueba de cargo suficiente. El delito de agresión sexual no precisa una negativa física al acto sexual, sino que puede ser gestual, e incluso el silencio provocado por el temor de la agresión física puede ser tenido en cuenta como expresión de una negativa, al tener que ubicarnos en el escenario del delito y considerar las dificultades que puede sentir una víctima de un abuso o agresión sexual al exteriorizar una negativa. El consentimiento previo en una relación no determina el consentimiento tácito o presunto respecto a actuaciones posteriores, ya que la víctima tiene derecho a prestar consentimiento a unos actos y no a otros. Recurso de casación por infracción de Ley, al amparo del artículo 849.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, por error en la valoración de la prueba.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 1085/2019
  • Fecha: 12/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El artículo 468.2 CP tipifica un delito contra la Administración de Justicia, cuyo bien jurídico protegido de forma primordial es la efectividad de determinadas resoluciones de la autoridad judicial en materia de ejecución de penas, medidas de seguridad y medidas cautelares acordadas durante el proceso, cuyo cumplimiento y subsistencia no puede quedar a merced de la víctima. El artículo 468.2, además de proteger como bien jurídico la efectividad de determinadas resoluciones judiciales en materia de ejecución de penas, medidas de seguridad y medidas cautelares, tiene como finalidad última la de prevenir situaciones de peligro para las víctimas. Los requisitos del delito continuado son: a) pluralidad de hechos delictivos ontológicamente diferenciables; b) identidad de sujeto activo; c) elemento subjetivo de ejecución de un plan preconcebido, con dolo conjunto y unitario, o de aprovechamiento de idénticas ocasiones en las que el dolo surge en cada situación concreta pero idéntica a las otras; d) homogeneidad en el modus operandi; e) elemento normativo de infracción de la misma o semejante norma penal; y f) una cierta conexidad espacio-temporal. El consentimiento de la persona en cuyo favor se fija una prohibición de acercamiento como pena, no es -ni siquiera- idóneo para sustentar una atenuante analógica
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MANUEL MARCHENA GOMEZ
  • Nº Recurso: 10461/2019
  • Fecha: 05/05/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La existencia de signos de defensa dejados por la víctima durante el episodio de la agresión no conduce, siempre y en todo caso, a neutralizar la aplicación de la agravante de alevosía. Se recuerda la compatibilidad del ataque alevoso (art. 139.1.1 CP) y el asesinato hiperagravado que tiene como víctima a personas singularmente vulnerables.El art. 140.1 del CP castiga con la pena de prisión permanente revisable el delito de asesinato cuando «la víctima sea menor de dieciséis años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad, o discapacidad física o mental». Las dificultades surgen cuando la menor edad de la víctima ha sido ya determinante para la calificación del ataque como alevoso.La Sala considera que de lo que se trata es de responder a la cuestión de si la muerte alevosa de un menor cuya edad le inhabilita para cualquier defensa -hay menores que sí pueden defenderse-, impide un tratamiento agravado acorde con su mayor antijuridicidad. Y la respuesta que da es negativa. Concluye que la muerte alevosa de un niño siempre será más grave que la muerte alevosa de un mayor de edad que es asesinado mientras duerme o se encuentra bajo los efectos de sustancias que le obnubilan. La condición de la víctima menor de 16 años de edad supone un fundamento jurídico distinto que justifica la decisión del legislador, y que no implica un mecanismo duplicativo (bis in idem) que impida la calificación en el art. 140.1.1º del Código Penal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 1158/2018
  • Fecha: 29/04/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delitos contra la hacienda pública, falsedad documental y contable, delito blanqueo y tráfico de influencias. El TS desestima en lo principal los recursos interpuestos y examina los diferentes tipos delictivos señalados. En concreto, en relación con el delito de tráfico de influencias afirma que existe prueba suficiente para tener por acreditada de modo inequívoco, la comisión de un delito continuado de tráfico de influencias; donde las comisiones a cambio de obra pública adjudicada, se pactaban con el tesorero de un partido político, quien se comprometía a obtener el resultado de la adjudicación por el importe pactado a través de las diversas administraciones que ese partido gobernaba, incidiendo (prevaliéndose) de su posición en el partido, ya sobre responsables políticos (autoridades) ya sobre concretos funcionarios. Resultados que efectivamente se conseguían y que servían a su vez de sustento confirmatorio al dar contenido al concierto del ejercicio siguiente, como documentalmente obra.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PABLO LLARENA CONDE
  • Nº Recurso: 306/2018
  • Fecha: 11/03/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La necesidad de protección no se proyecta sobre la normativa urbanística como elemento formal o meramente instrumental, sino que lo hace sobre el valor constitucional que orienta la ordenación del territorio, esto es, la protección de una regulación que se modula para suministrar a la sociedad una " utilización racional del suelo orientada a los intereses generales". Entre los elementos constitutivos del tipo penal del artículo 319.2 del Código Penal no se exige que la agresión al bien jurídico se materialice en un resultado lesivo de una gravedad marcada o específico. Una cosa es que el principio de intervención mínima presuponga que solo se castiguen las conductas más graves de quebranto de la disciplina urbanística contenidas en la normativa de ordenación del territorio, y otra completamente distinta es que la interpretación del artículo 319 haya de hacerse excluyendo de ámbito de aplicación comportamientos que cumplen con claridad los elementos constitutivos del tipo. La reparación del daño, ahora en la forma de demolición de la construcción no autorizada, será, en principio, la regla, porque es a lo que literalmente obliga el art. 109 Código Penal. La demolición se acordará cuando conste que la obra está completamente fuera de la ordenación y no sean legalizables; o en los supuestos en que haya existido una voluntad rebelde del sujeto activo del delito a las órdenes o requerimientos de la Administración; y, en todo caso, cuando al delito se añada el de desobediencia.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.