• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 46/2020
  • Fecha: 10/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El hecho de que el mando sancionador fuera el sujeto pasivo de la actuación antidisciplinaria no permite cuestionar su objetividad, siempre que no conste un prejuicio previo que contaminara la decisión adoptada. No se aprecia que el mando viera afectado su desinterés personal en el caso, circunstancia sobre la que el tribunal de instancia se pronunció razonadamente al resolver sobre la recusación planteada. No concurre la incongruencia omisiva que se denuncia: la sola invocación, sin justificación alguna, de una supuesta enemistad por parte del mando no constituye la causa de recusación de enemistad manifiesta. El tribunal de instancia apoyó el fundamento de su convicción sobre la certeza de los hechos que declaró probados en la declaración de numerosos testigos presenciales que escucharon la frase a través de la que se impartía la orden luego incumplida por el recurrente, prueba objetivamente incriminatoria razonablemente apreciada, por lo que no resultó infringido el derecho a la presunción de inocencia. Del intangible relato de hechos probados se desprende que el recurrente tardó aproximadamente una hora en comparecer en el despacho de su superior, desatendiendo así la clara orden impartida por este de que compareciera de inmediato, una vez terminada la reunión que estaban manteniendo con otros oficiales. La entidad de la gravedad de la conducta desobediente ya fue adecuadamente ponderada al serle impuesta una sanción por falta leve, así como al individualizar la sanción.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 74/2020
  • Fecha: 09/03/2021
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En el escrito de preparación del recurso se aduce por el recurrente que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos: infracción de los principios de legalidad y tipicidad (art. 25.1 CE); vulneración del derecho de defensa por denegación de pruebas (art. 24.2 CE); vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE); infracción del principio de proporcionalidad de la sanción (art. 19 LORDGC). La sala coincide con el recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo (art. 90.4 LJCA, reformada por LO 7/2015), en los términos en que a priori se plantea y con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictar la sala pudiera extenderse a otras cuestiones que exigiere el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 28/2020
  • Fecha: 03/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La reproducción de las alegaciones ya planteadas y resueltas en la instancia supone un desenfoque procesal que hace merecedor de desestimación al recurso. No obstante, en aras de la más amplia tutela judicial, la sala procede a su examen. El inamovible relato de hechos probados -conforme al cual, la recurrente accedió a la solicitud de un guardia destinado en su unidad de atribuir a su crédito reglamentario de días por asuntos particulares los dos días en los que este había dejado de prestar servicio, para, así, compensar su déficit de horas de servicio mensual, grabando el falso dato en el aplicativo de recursos humanos y en el sistema de gestión operativa SIGO- reúne todos los elementos del tipo aplicado: la condición de guardia civil del sujeto activo, en el caso, con empleo de sargento; la conducta negligente en el cumplimiento de los deberes profesionales, correctamente identificada en la resolución sancionadora y en la sentencia recurrida mediante la cita de la normativa reguladora de las vacaciones, permisos y licencias del personal de la Guardia Civil -al tratarse de un tipo disciplinario en blanco-; y la gravedad de la conducta, adecuadamente valorada por el tribunal sentenciador, que, más allá de una simple falta de diligencia, se tradujo en un total incumplimiento de las obligaciones contenidas en la referida normativa. La denuncia de falta de proporcionalidad carece de viabilidad, al haberse impuesto la sanción más leve de las posibles en su mínima extensión.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 17/2020
  • Fecha: 03/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el expediente constan todas las circunstancias que rodearon la toma de muestras y posterior análisis con los sucesivos resultados positivos a cocaína detectados. Consta, así, la documentación completa acreditativa de la toma de cada una de las muestras, en cuya obtención se respetaron las normas establecidas en las instrucciones técnicas de la Sanidad Militar, el personal que intervino en la toma de las muestras, así como el informe técnico relativo al procedimiento de análisis realizado en el laboratorio para la detección de drogas en orina, por lo que no puede considerarse quebrada la presunción de inocencia ni la cadena de custodia. Al no albergarse duda alguna por el tribunal sentenciador del carácter incriminatorio de las pruebas, no cabe aplicar el principio in dubio pro reo. Conforme al relato fáctico, concurren todos los elementos del tipo, en concreto el de la reiteración del consumo, al haberse detectado cuatro positivos en un periodo superior a dos años, es decir, por encima, incluso, del elemento normativo del tipo, que exige tres o más resultados positivos en un periodo de dos años. La sanción de resolución de compromiso impuesta resulta proporcionada a la naturaleza de la sustancia consumida, cocaína, que causa grave daño a la salud y merma notablemente las aptitudes psicofísicas de las personas, lo que tiene especial relevancia cuando forman parte de las FF.AA., precisamente, por el cometido que desempeñan y los medios que a tales fines pueden utilizar.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 37/2020
  • Fecha: 03/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El cómputo de plazos ha de realizarse conforme dispone la LORDGC, ya que la regulación de la Ley 30/1992, hoy 39/2015, del procedimiento administrativo común, es solo de aplicación supletoria. Siendo el plazo semestral de caducidad un plazo expresado por meses, conforme a lo dispuesto en el art. 43 LORDGC, su cómputo ha de comenzar a partir del día siguiente a aquel en que hubiera tenido lugar la notificación o publicación del acto de que se trate y si en el mes del vencimiento no hubiera día equivalente a aquél en que hubiera comenzado el cómputo habría de entenderse que el plazo expira el último día del mes, siempre que fuera hábil. En el caso, partiendo del día siguiente a la fecha de incoación del expediente, el vencimiento semestral se producía el 30-2-2020, fecha que no existe, por lo que el plazo se entendió expirado el 29-2-2020, día hábil. Habiéndose notificado la resolución del expediente el 2-3-2020, se llevó a cabo una vez transcurrido el plazo máximo de seis meses de duración del expediente que, en consecuencia, se encontraba caducado. No obstante, la declaración de caducidad no comporta la extinción de la acción disciplinaria, que puede ejercitarse siempre que no haya transcurrido con efectividad el plazo de prescripción de la acción.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 55/2020
  • Fecha: 01/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El nuevo recurso de casación contencioso-administrativo está esencialmente destinado a resolver cuestiones jurídicas, aunque en la casación contencioso-disciplinaria cabe una interpretación más laxa que permite extender el análisis a constatar la existencia de un mínimo de actividad probatoria y a si su valoración en la única instancia puede tildarse de arbitraria o irrazonable. Lo que la sala de instancia concluye como realmente acaecido -que el recurrente, sirviéndose de su condición de guardia civil que desempeñaba servicio de control de accesos a zonas restringidas de un aeropuerto, se introdujo en una zona en la estaban depositados diversos artículos retirados a los pasajeros para ser destruidos y se apropió de unos bastones de senderismo- responde a una valoración razonada y razonable de la prueba indiciaria de que dispuso -secuencias de vídeo del circuito cerrado de televisión del aeropuerto en las que se le ve entrar en la zona con una mochila vacía a la espalda y salir de ella con la mochila en la mano, de la que sobresalían los bastones de montaña-. No concurre la falta de motivación denunciada, ya que la sentencia es congruente, clara y precisa. Los hechos cumplen todos los elementos del tipo, al haber actuado el recurrente valiéndose de la autoridad que le correspondía, de forma desmesurada y contraria al ordenamiento jurídico -abusiva-, mediante un comportamiento doloso, perfeccionado con la realización de la conducta típica, sin necesidad de resultado dañoso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 20/2020
  • Fecha: 23/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se vulnera el derecho a un proceso con todas las garantías por la circunstancia de que quien denuncia los hechos no los presenciara directamente y tuviera enemistad con el denunciado. El art.40.1 LORDGC impone la obligación de formular parte al guardia civil que observe hechos que pudieran ser constitutivos de falta disciplinaria imputable a otro guardia civil, pero no impide que quien no los presenciara y tuviera noticia de ellos, los denuncie. El recurrente ni siquiera identifica cuál es la garantía supuestamente afectada por el hecho de que el dador del parte presenciara o no los hechos que puso en conocimiento de su superior jerárquico. Habiéndose practicado actividad probatoria suficiente cuyo carácter incriminatorio ha sido apreciado por el tribunal sentenciador conforme a las reglas de la lógica y la razón, queda enervado el derecho fundamental a la presunción de inocencia, sin que pueda entenderse vulnerado aun cuando haya enemistad entre denunciante y denunciado, ya que declararon testigos presenciales que corroboran los hechos denunciados. El tipo disciplinario aplicado no exige que la ostentación del arma se realice para intimidar o coaccionar -lo que haría que los hechos se configuraran no como una infracción disciplinaria, sino como un ilícito penal-, ni sanciona la mera exhibición del arma, sino llevarla a efecto sin causa justificada y con infracción de las normas que regulan su empleo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 5/2021
  • Fecha: 23/02/2021
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En el escrito de preparación se aduce por el recurrente que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos: vulneración del art. 24.2 CE, al entender infringido el derecho a la presunción de inocencia; infracción del art. 25 CE, por vulneración del principio de legalidad, en su vertiente de tipicidad. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre los derechos fundamentales, de manera que como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto -pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto-, se acepta la existencia de dicho interés casacional, lo que lleva a la admisión a trámite del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 27/2020
  • Fecha: 23/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Tras las alegaciones invocadas en el recurso, el recurrente no concreta cuál es la irracional valoración de la prueba que realiza la sentencia de instancia ni de qué manera infringe las reglas de la sana crítica. Únicamente considera que la valoración probatoria debe ser otra, pero ello no significa que la realizada en la sentencia recurrida no sea correcta y ajustada a las reglas de la lógica, razonabilidad que se desprende de la mera lectura del apartado de motivación fáctica de la misma, por lo que no puede entenderse infringido el derecho a la presunción de inocencia. No reflejada duda alguna por el tribunal sentenciador, no cabe aplicar el principio in dubio pro reo. Tampoco puede ser acogida la alegación referida a que el recurrente carecía de los permisos necesarios para llevar a cabo la grabación de los servicios en el sistema operativo SIGO, pues tal afirmación está claramente enfrentada con la declaración de hechos probados de la sentencia recurrida, en la que se afirma que el encartado tenía asignados los roles necesarios para grabar en el programa SIGO. Por lo tanto, la subsunción realizada es correcta, sin que a través de ella resultara vulnerado el principio de legalidad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO CUESTA DEL CASTILLO
  • Nº Recurso: 29/2020
  • Fecha: 22/02/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La utilización del tipo disciplinario aplicado al recurrente no infringió el principio de legalidad, pues, tratándose de una norma disciplinaria en blanco, la determinación complementaria de las obligaciones incumplidas por él fue plenamente observada, tanto en la resolución sancionadora, como en la sentencia recurrida, pues en ambas se identificó plenamente el incumplimiento del deber que, como jefe del Área de Prevención de la Delincuencia de un Puesto Principal de la Guardia Civil, tenía en relación con el mantenimiento y disposición de los vehículos asignados a su área de responsabilidad, en concreto, la obligación de pasar la ITV al vehículo oficial asignado a su área en fecha predeterminada, so pena de quedar inmovilizado, como finalmente sucedió. El relato de hechos probados integra plenamente los elementos objetivos y subjetivos del tipo apreciado, sin que pueda apreciarse como causa justificativa del incumplimiento una alegada imposibilidad por un hecho extraordinario e imprevisto -el ingreso hospitalario de su suegra-, ya que incurrió en la negligencia o falta de la debida diligencia o cuidado exigidos por el tipo como elemento subjetivo, al no haber adoptado medida alguna para que algún otro componente de su unidad pudiese presentar el vehículo en la ITV en el día señalado.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.