• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SEBASTIAN MORALO GALLEGO
  • Nº Recurso: 694/2020
  • Fecha: 24/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: DESPIDO Y CESIÓN ILEGAL: el Juzgado desestima la demanda por cesión, absuelve al Departamento de Justicia del Gobierno Vasco (empresa principal), y calificando el despido improcedente condena a la empresa adjudicataria del servicio de mediación intrajudicial y a la empresa sucesora de la anterior. La Sala de suplicación, declara la existencia de cesión ilegal entre la inicial empresa adjudicataria y el Departamento, y mantiene la obligación de subrogarse en la relación laboral a la nueva empresa adjudicataria. Recurren el Departamento y la nueva adjudicataria. El recurso de casación revoca la anterior y considera que no se produce una cesión ilegal de trabajadores entre el Departamento y las adjudicatarias toda vez que estamos ante un supuesto de descentralización productiva mediante contrata en el que la contratista posee suficiente infraestructura organizativa, mantiene la organización, dirección y control de la actividad laboral, asumiendo las funciones inherentes a su condición de empresario. Y rechaza el recurso de la nueva adjudicataria.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CONCEPCION ROSARIO URESTE GARCIA
  • Nº Recurso: 3248/2020
  • Fecha: 20/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La actora, que reclama por despido, prestó servicios mediante 41 contratos temporales o de interinidad, ostentando la categoría de operativo reparto, indicándose en ellos las causas justificativas. La sentencia de suplicación confirma la improcedencia del despido por fraude contractual y abuso en la contratación temporal al haberse utilizado la contratación temporal para cubrir vacaciones y descansos de personal fijo. Ante el TS se formula un único motivo en el que la entidad Correos demandada insiste en la validez de la contratación temporal. La Sala IV, respecto de la cuestión relativa a si el contrato de interinidad puede ser utilizado para cubrir la situación creada por el disfrute de vacaciones por parte de otros trabajadores, concluye que en diversos pronunciamientos ha rechazado que la cobertura de las vacaciones pudiera llevarse a cabo por la vía del contrato de interinidad por sustitución, lo que conduce a declarar en el caso que la extinción del contrato constituye un despido, que, al estar exento de causa, se ha de calificar como improcedente. Y ello porque la empresa es conocedora tanto de los permisos y descansos a que tiene derecho la plantilla fija como del incremento del tráfico en determinadas fechas del año, no respondiendo por tanto la contratación a una situación coyuntural, sino estructural de la demandada. Tal solución se ajusta a lo decidido en las últimas sentencias del TJUE sobre el abuso de la contratación temporal en la Administración
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 320/2021
  • Fecha: 19/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los trabajadores mediante sucesivas contratas (antes de 2009) prestan servicios técnicos de grabación de datos a la Agencia española del medicamento mediante contrato de arrendamiento entre Ricoh e Ilunion CEE, una trabajadora de Ricoh coordina la contrata y trabaja al servicio de la Agencia, todo el material informático y programas es de la AEMPS, ante la internalización del servicio Ilunion comunica a la Agencia los trabajadores que lo prestan para su subrogación, se impide a los trabajadores el acceso. CGT interpone demanda de conflicto colectivo por el despido colectivo, solicitó declaración de: existencia de cesión ilegal o sucesión y/o sucesión empresarial y el cese sea despido colectivo nulo del personal o subsidiariamente la nulidad del despido, el TSJ de Madrid declaró la cesión ilegal y la nulidad del despido colectivo, condenando a la readmisión como personal TINF, por auto aclaratorio determinó la concurrencia de la sucesión de empresa del art. 44 ET por reversión a la Agencia. Recurre en casación la AEMPS por no existir cesión ilegal, la Sala IV aclara que su decisión no puede anular el fallo de la sentencia. Analiza la cesión ilegal en cuanto gravamen a la parte aunque no posee consecuencia sobre el despido nulo al declararse la subrogación (no combatida en casación), aprecia cesión ilegal: la AEMPS ejerce poderes inherentes de empleadora, mezcla personal y lo integra en su organigrama, aprecia despido colectivo de hecho. No conoce si es INF, no hubo recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES
  • Nº Recurso: 2057/2020
  • Fecha: 19/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión suscitada en la sentencia anotada se centra en determinar si a la demandada [Banco de España] le es de aplicación el requisito de la conciliación administrativa previa, una vez suprimida la reclamación previa a la vía judicial, a efectos del cómputo del plazo de caducidad de la acción de despido y el alcance de tal supresión en el ejercicio de la misma. Y el TS, reiterando doctrina, declara que para demandar por despido a a la demandada tras la supresión de la exigencia de la reclamación administrativa previa por la Ley 39/2015, de 1 de octubre, tampoco ha de intentarse la conciliación previa del art. 63 LRJS. Pero, de conformidad con la doctrina de la Sala Cuarta, la notificación del acto de despido por la administración, sin indicar vía y plazo de impugnación, mantiene suspendido el plazo de caducidad hasta que el trabajador lo impugne por la vía procedente, como ha sido el caso, por lo que la acción no estaba caducada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 4088/2020
  • Fecha: 18/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La trabajadora prestó servicios como agente clasificador con sucesivos contratos temporales de interinidad y eventuales (22 en total) para CORREOS desde 2002, el último eventual iniciado en agosto de 2018 recogía como causa el absentismo en la empresa de 5.78%, en septiembre de 2018 se le comunicó la finalización por expiración del tiempo convenido, está embarazada desde mayo de 2018, en junio lo comunicó. Participó en dos pruebas sin superar el examen. Reclamó por despido. El JS desestimó, el TSJ confirmó la ruptura de la unidad del vínculo por mediar 93 días, examinó desde 2009 a 2018, los contratos eventuales indican como causa el absentismo no hay fraude. La Sala Cuarta estimó contradicción a fortiori, el absentismo de la empresa siempre superior al 5% es previsible al ausentarse por causas lícitas (IT, permisos, vacaciones) no es ajustado a derecho la cobertura temporal mediante el contrato eventual. Las ausencias se producen dentro del normal desarrollo del CT forman parte de la previsión organizativa, la situación es estructural, también lo es el incremento del tráfico en épocas del año. Los periodos de descansos, vacaciones, suspensiones que conforman un determinado nivel de absentismo es incompatible con la causalidad de la temporalidad del art. 15 ET. Aplica cláusula 5ª Directiva 199/70. Se reitera sistemáticamente no existe situación coyuntural utilizando contratos temporales sucesivos durante tan largo periodo. El despido es nulo y la trabajadora readmitida INF.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO BODAS MARTIN
  • Nº Recurso: 886/2019
  • Fecha: 18/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se cuestiona la responsabilidad del FOGASA en un supuesto en el que en la entidad concursada, en un despido colectivo pactó una indemnización de sesenta días por año con el límite de 42 mensualidades, siendo abonada parte por la Junta de Andalucía, como ayuda extraordinaria derivada de las previsiones del Decreto Ley 4/2012, de 16 de Octubre de la Junta de Andalucía. También se cuestiona la responsabilidad solidaria de la Consejería en el pago de la parte de indemnización que le resta por percibir al demandante. La cuestión ha tenido respuesta de la Sala. La literalidad de la norma no deja lugar a dudas: lo que se subvenciona es "la equivalente a la establecida en concepto de indemnización para cada trabajador en el ERE autorizado mediante Auto del Juzgado de lo Mercantil en la pieza de cuestión incidental de especial pronunciamiento, sin ninguna otra referencia a la intervención del FOGASA ni a que la ayuda será equivalente a aquella parte de la indemnización que no abone el citado organismo. La expresión La equivalente a la establecida en concepto de indemnización significa que lo subvencionado es la indemnización pactada de 60 días de salario por año de servicio con un límite de 42 mensualidades en la cantidad resultante a cada trabajador. Se trata de una cantidad íntegra que tiende a garantizar la percepción de la misma por cada trabajador y a aliviar los créditos contra la masa de la empresa concursada y no procede disminuirla por una hipotética entrada del FOGASA.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 335/2021
  • Fecha: 18/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia anotada, recaída en casación ordinaria, confirma el fallo combatido desestimatorio de la demanda deducida por UGT y en la que pretendía se declarara la nulidad del despido colectivo y, subsidiariamente la improcedencia, del despido colectivo llevado a cabo por las mercantiles que conforman el grupo Causal Hoteles. La Sala de origen estimó la excepción de falta de legitimación activa de UGT, siendo dicho parecer compartido por el TS. Se funda esta decisión en el hecho de que en los despidos colectivos el vínculo entre el sindicato y el objeto de debate en el pleito viene establecido por la ley (art. 124.1 LRJS) con la exigencia de que el sindicato en cuestión tenga implantación suficiente en el ámbito del conflicto. Así las cosas, en el caso, no existe representación de los trabajadores en la empresa; ni existen Delegados de Personal, ni Comités de Empresa, ni secciones sindicales. Tampoco el sindicato accionante acreditó que tenga afiliados en las empresas demandadas. En tales circunstancias, carece de legitimación activa para impugnar el despido colectivo. La implantación del sindicato (exigencia procesal de la legitimación activa) no se puede confundir con su representatividad (parámetro utilizado por la ley para atribuir legitimación para la negociación colectiva de eficacia general o para la representación institucional); siendo esta última innegable, la implantación es, en el caso, totalmente inexistente de conformidad con la doctrina de la Sala IV.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 246/2021
  • Fecha: 18/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurso planteado por los miembros minoritarios de una comisión "ad hoc" que no suscribieron el acuerdo de despido colectivo cuestiona únicamente la falta de legitimación activa pero no la caducidad de la acción, declaradas ambas en instancia. La Sala Cuarta tras descartar entrar de oficio en la caducidad por considerar la doctrina de la sentencia recurrida coincidente con su jurisprudencia, advierte que el motivo, aun de tener éxito, no podría abocar a la estimación de la demanda, pero entra en el mismo por existir interés casacional, por el gravamen sufrido por los actores al serles negada su legitimación activa y por poseer interés en que les sea reconocida dicha legitimación. Considera, frente a la impugnación, que sostiene que la Sala ha resuelto otros recursos en supuestos sustancialmente iguales, que no basta con que exista doctrina sobre la cuestión litigiosa sino que ésta se haya plasmado en supuestos fácticos sustancialmente iguales. Tras recordar la legitimación de la comisión "ad hoc" para impugnar un despido colectivo y la actuación colegiada y no individual de sus miembros, concluye que carecen de legitimación los miembros minoritarios de la misma, ya que para la adopción de acuerdos se exige la conformidad de la mayoría y, derivadamente, para su impugnación, solo cabe entender legitimados activamente, como mínimo, a dicha mayoría y no a una parte menor, aunque fueran disidentes respecto al acuerdo alcanzado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 204/2019
  • Fecha: 17/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el caso, la trabajadora viene prestando servicios para la demandada en virtud de sucesivos contratos temporales, articulándose los dos últimos bajo la modalidad de interinidad por sustitución, el primero de los cuales es de fecha 19/8/2015, si bien se reconoce por la demandada como fecha de ingreso la de 4/11/2008. La controversia radica en determinar si la duración inusualmente larga de la contratación supone el reconocimiento a la actora de la condición de trabajadora indefinida no fija, así como el abono de la indemnización de 20 días de salario por fin de contrato. La Sala IV, con reiteración del criterio sentado a partir de la STJUE de 3/6/21 (C-726/19), concluye que la prolongada duración de la contratación temporal debe conducir a la calificación de la relación como indefinida fija, al ser entidad privada la demandada, con derecho de la actora a la indemnización de 20 días por año de servicios prestados por fin de contrato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUISA SEGOVIANO ASTABURUAGA
  • Nº Recurso: 408/2019
  • Fecha: 17/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión que se plantea en este recurso de casación para la unificación de doctrina consiste en resolver si habiendo pactado una cláusula de blindaje -150.000 € de indemnización- en caso de extinción del contrato por voluntad de la empresa, procede el abono de dicha indemnización en el supuesto de que el contrato se extinga por despido objetivo, por causas económicas y organizativas, habiendo sido declarado procedente el citado despido. Pero la Sala no entra en el fondo y desestima el recurso por falta de contradicción porque mientras en la sentencia recurrida el pacto de blindaje incluía la extinción por causas objetivas, en la de contraste la cláusula de blindaje sólo hacía referencia a la extinción por voluntad del empresario.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.