• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 10178/2021
  • Fecha: 14/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Alevosía por desvalimiento: Como se establece en la sentencia, existe una situación de desvalimiento para la víctima, pues el recurrente consuma su acción cuando esta se encontraba en el suelo afectada por el golpe recibido al abrir la puerta, debiendo tenerse en cuenta además que estamos ante una persona de avanzada edad. Lo que hace la víctima para, como consecuencia del natural instinto de conservación, tratar de autoprotegerse, que en el presente caso estaría constituido por levantar los brazos para intentar evitar los golpes, no impide la aplicación de la alevosía porque tal acción defensiva no supone ningún obstáculo para que la acción del agresor se lleve a cabo sin riesgo para él. Eximente incompleta: es compatible con la alevosía, pero no cabe apreciar una atenuante de drogadicción. Lo que se ha reconocido es la alteración psíquica por consumo crónico de drogas, pero no la alteración psíquica por un lado, y, por otro, la drogadicción aislada de la primera. Esta última es la que provoca la primera. La eximente incompleta del artículo 21.1 CP, en relación con el artículo 20.1 CP, absorbe, en concurso de normas, la atenuante de drogadicción que ha contribuido a lograr la alteración psíquica producto del consumo antiguo y crónico. Imposición de la medida de libertad vigilada. Análisis acerca de la imposición de esta medida por la vía del art. 140 bis en casos de asesinato concurriendo eximente incompleta. Fijación de libertad vigilada en cinco años art. 105.2.a CP.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LEOPOLDO PUENTE SEGURA
  • Nº Recurso: 10216/2021
  • Fecha: 14/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Este Tribunal ha venido reputando alevosos aquellos ataques frente a los que, en atención al medio empleado no cabe oponer defensa eficaz alguna (por ejemplo, ataque con arma de fuego frente a víctima desarmada); o también en aquellos otros en que son las particulares circunstancias de la víctima, su consustancial debilidad, las que, aprovechadas por el autor, excluyen toda defensa eficaz. No siempre el momento inicial es determinante. Esta Sala también ha admitido la llamada "alevosía sobrevenida" situación que se produce cuando, iniciado el ataque de forma no alevosa, se produce una alteración en la dinámica del hecho de forma que la víctima no pueda esperar un resultado letal. El acusado plenamente consciente de que su contrincante se hallaba malherido y cuando ya los anteriores ataques habían cesado, resolvió emprender una nueva acometida, plenamente consciente de las condiciones de su víctima y de su incapacidad en ese momento, --desarmado, aturdido y malherido--, para oponer cualquier defensa mínimamente eficaz, ya con el propósito aquél de causarle la muerte. El artículo 140 bis, del Código Penal, determina que a los condenados por un delito de los comprendidos en este Título se les podrá imponer una medida de libertad vigilada por un máximo de cinco años. Procede rectificar el error material padecido en las sentencias, en el sentido de limitar la extensión temporal de la libertad vigilada impuesta de diez años al condenado a cinco años.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 4122/2019
  • Fecha: 14/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La estafa como elemento esencial requiere la concurrencia del engaño que debe ser suficiente, además de precedente o concurrente con el acto de disposición de la víctima que constituye la consecuencia o efecto de la actuación engañosa, sin la cual no se habría producido el traspaso patrimonial, acto de disposición que realiza el propio perjudicado bajo la influencia del engaño que mueve su voluntad. El desplazamiento patrimonial puede consistir en cualquier acción del engañado que causa un perjuicio patrimonial propio o de tercero, entendiéndose por tal, tanto la entrega de una cosa como la prestación de un servicio por el que no se obtiene la contraprestación El engaño puede concebirse a través de las más diversas actuaciones, dado lo ilimitado del engaño humano y la ilimitada variedad de los supuestos que la vida real ofrece y puede consistir en toda una operación de "puesta en escena" fingida que no responda a la verdad, y por consiguiente, constituye un dolo antecedente. Engaño bastante que debe valorarse por tanto "intuitu personae", teniendo en cuenta que el sujeto engañado, puede ser más sugestionable por su incultura, situación, edad, o déficit intelectual, idoneidad valorada tanto atendiendo a módulos objetivos como en función de las condiciones personales del sujeto afectado y de la totalidad de circunstancias del caso concreto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10119/2021
  • Fecha: 14/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala tiene establecido que el trastorno mental transitorio, que afecta de modo notorio a la imputabilidad, supone una perturbación de intensidad psíquica idéntica a la enajenación, si bien diferenciada por su temporal incidencia. Viene estimándose que dicho trastorno, con fuerza para fundamentar la eximente, supone, generalmente sobre una base constitucional morbosa o patológica, sin perjuicio de que en persona sin tara alguna sea posible la aparición de indicada perturbación fugaz, una reacción vivencial anormal, tan enérgica y avasalladora para la mente del sujeto, que le priva de toda capacidad de raciocinio, eliminando y anulando su potencia decisoria y sus libres determinaciones volitivas, siempre ante el choque psíquico originado por un agente exterior, cualquiera que sea su naturaleza. Una reiterada jurisprudencia ha declarado que, desaparecido el criterio ya superado de la base patológica como requisito del trastorno mental transitorio, ante la realidad de alteraciones de la mente de origen meramente psíquico, que por su intensidad merecían la exención de responsabilidad, se viene entendiendo que tal trastorno puede tener también origen exógeno, atribuyendo su aparición a un choque psíquico producido por un agente exterior cualquiera que sea su naturaleza. La medida de libertad vigilada deberá cumplirse con posterioridad a la pena privativa de libertad, sin perjuicio de las medidas de control que puedan adoptarse en caso de permisos penitenciarios, tercer grado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 26/2021
  • Fecha: 13/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En la causa existió prueba suficiente que conduce al relato de hechos probados contenido en la sentencia recurrida -declaración del acusado, testificales y documental-. El recurso infringe el contenido del art. 849.2.º LECRIM, dado que no indica documento alguno que pueda avalar la queja de error de hecho en la valoración de la prueba. Se cuestiona en el recurso la concurrencia del elemento subjetivo del tipo, referido a la intención de sustraerse de la unidad con carácter de permanencia. Conforme al relato de hechos probados, el soldado recurrente, tras disfrutar de una licencia y un permiso, se ausentó de su unidad durante casi 5 años, permaneciendo primero en el continente americano y viajando luego a Oceanía, lugares en los que desarrolló diversos trabajos retribuidos, sin que, durante dicho tiempo, se pusiera en contacto con ningún miembro de su unidad, hasta que fue detenido en el aeropuerto de Madrid. Deducir de estos hechos que el encausado tenía ánimo de sustraerse permanentemente al cumplimiento de sus obligaciones y que, con tal ánimo, se ausentó de su unidad, no es una conclusión que infrinja ninguna de las reglas de la lógica, sino que es lo que impone la lógica más elemental. No se está ante el tipo penal del art. 56 CPM, sino ante el del 57, que tipifica el delito de deserción, norma especial aplicable cuando la sustracción al cumplimiento de las obligaciones tiene carácter permanente -lo que se desprende de los casi 5 años de ausencia del acusado-.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 10/2021
  • Fecha: 12/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La invocación de la vulneración de la presunción de inocencia por ausencia de prueba de cargo y, simultáneamente, de error de hecho en la apreciación de la prueba se excluyen, por ser incongruentes. El tribunal de instancia dispuso de prueba de cargo de la que extrajo, conforme a la inmediación de la que solo él dispone, una inferencia razonable y no arbitraria sobre cómo se produjeron los hechos y la participación que en ellos tuvo el recurrente, sobre lo que no albergó ninguna clase de duda, por lo que resulta inaplicable el principio in dubio pro reo. El recurrente no cumple con ninguno de los requisitos del motivo basado en error facti, pues no cita particulares de documento extrínseco alguno con capacidad para modificar el factum de la sentencia, sino únicamente pruebas personales que, aún documentadas, carecen de valor casacional. Conforme al relato de hechos probados, concurren todos los elementos necesarios para integrar el delito: el recurrente no se presentó a realizar la guardia de seguridad consistente en servicio de armas de 24 horas que le había sido asignada, a pesar de haber tenido conocimiento del nombramiento tanto por vía Whatssap como telefónicamente; la acción típica afectó al bien jurídico protegido -el propio servicio desatendido-; concurre, por último, el elemento subjetivo, que se colma con el dolo directo, genérico o neutro, consistente en saber lo que se hace y querer hacer lo que se sabe que es contrario a derecho.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 21/2021
  • Fecha: 12/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La ausencia de recurso de apelación en la jurisdicción militar no implica, por sí sola, vulneración de derechos fundamentales, siempre que, cuando se invoque en el recurso de casación la infracción de la presunción de inocencia y la tutela judicial efectiva se revise íntegramente la sentencia condenatoria, también en cuanto a la culpabilidad y participación en los hechos del recurrente. La negativa del presidente del tribunal a que se preguntara a los dos mandos ofendidos si perdonaban al acusado no supuso vulneración del derecho de defensa, pues la pregunta carecía de las notas de relevancia, necesidad y causalidad en relación con el sentido del fallo, ya que en el delito de insulto a superior la acción es pública, resultando indiferente a los efectos de su persecución el perdón del ofendido. El tribunal de instancia valoró racionalmente las pruebas médicas practicadas al concluir que el trastorno adaptativo sufrido por el recurrente mermó sus capacidades volitivas e intelectuales, sin que llegara a anularlas. Las injurias dirigidas por el recurrente a sus superiores -payaso, cabrón, inútil, puto chivato- y las amenazas de lesionar a uno de ellos o, incluso, de causarle la muerte, tienen la gravedad suficiente para integrar los dos delitos apreciados y rebasar el ámbito disciplinario. La total ausencia de mención a las circunstancias que contempla el art. 19.1 CPM, en relación con el 68 CP, en la imposición de la pena, determina la estimación parcial del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 10193/2021
  • Fecha: 08/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La agresión con un arma blanca frente a dos personas, atacados individualmente, asestando dos golpes a cada uno, en zonas que albergan órganos vitales, tórax izquierdo y abdomen, donde penetra hasta el hígado, heridas que hubieran sido mortales sino se produce una atención médica rápida, revela en un juicio lógico y racional la existencia de ese ánimo de matar, que reprocha el recurrente. En los hechos probados de la sentencia recurrida, no figura ninguna alusión a esa supuesta embriaguez o drogadicción, que aunque pudiéramos tomarla incluso como posible, dada la fiesta a la que acudía el recurrente y sus amigos, es lo cierto que no basta con tal impregnación sino con la determinación en el control de sus impulsos, impidiéndole la comprensión de la ilicitud de su acción, o de actuar conforme a dicha comprensión. La reparación tiene que ser total, o al menos, si es parcial, suficientemente relevante, ya que en caso contrario no generaría un resarcimiento mínimamente acorde a los fines que se persiguen. Los hechos tuvieron lugar en mayo de 2018 y el acusado no desembolsó suma dineraria alguna hasta más de dos años después. La suma de 4.800 euros equivale sólo a la sexta parte de la cantidad que ya entonces se reclamaba y que se correspondía con la entidad de los perjuicios causados, proporción ésta que lleva a negar la necesaria relevancia a la aportación para que se considere procedente la aplicación de la circunstancia atenuante.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARMEN LAMELA DIAZ
  • Nº Recurso: 3586/2019
  • Fecha: 07/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La aportación de documentos únicamente tuvo por objeto excluir su participación en los hechos enjuiciados. No se trata por tanto de una cooperación verdaderamente eficaz y, menos aún, reparadora de los perjuicios causados. Los hechos ya habían sido descubiertos por otros medios y han sido acreditados por múltiples pruebas. Las costas procesales han de distribuirse conforme al número de delitos enjuiciados, dividiendo luego la parte correspondiente entre los distintos condenados. Cuando los condenados sean absueltos de uno o varios delitos y condenados por otro u otros, las cuotas correspondientes a las infracciones de las que han sido absueltos deberán declararse de oficio. La jurisprudencia se ha decantado por la fórmula basada en una fragmentación de las costas según el número de delitos enjuiciados -hechos punibles y no calificaciones diferentes: lo que tiene aquí relevancia pues obliga a dividir por hechos y no por tipificaciones esgrimidas. Dentro de cada delito -hecho penalmente relevante- se divide entre los que han sido acusados como partícipes de cada uno para declarar de oficio la parte correspondiente a los absueltos y condenar a su respectiva fracción a los condenados. El marco de aplicación del deber de autoprotección debe ceñirse a aquellos casos en que consta una omisión patentemente negligente de las más mínimas normas de cuidado o porque supongan actuaciones claramente aventuradas y contrarias a la más mínima norma de diligencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SUSANA POLO GARCIA
  • Nº Recurso: 3626/2019
  • Fecha: 07/07/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Presunción de inocencia: el control casacional en relación a la presunción de inocencia se concreta en verificar si la motivación fáctica alcanza el estándar exigible y si, por ello, la decisión alcanzada por el tribunal sentenciador es, en si misma considerada, lógica, coherente y razonable, de acuerdo con las máximas de experiencia, reglas de la lógica y principios científicos. Secuestro: El tipo objetivo de este supuesto agravado se presentaría completo cuando a la efectiva privación de libertad se sume la puesta de una condición, aún en el supuesto de que no se obtenga el cumplimiento de la condición exigida. Dilaciones indebidas: se exige para su aplicación con efectos de atenuante simple que se trate de una dilación extraordinaria e indebida en la tramitación del procedimiento, lo que excluye los retrasos que no merezcan estas calificaciones; y, además, que no sea atribuible al propio inculpado y que no guarde proporción con la complejidad de la causa. En cuanto al carácter razonable de la dilación de un proceso, ha de atenderse a las circunstancias del caso concreto con arreglo a los criterios objetivos consistentes esencialmente en la complejidad del litigio, los márgenes de duración normal de procesos similares, el interés que en el proceso arriesgue el demandante y las consecuencias que de la demora se siguen a los litigantes. Se aprecia como muy cualificada en supuestos en los que se habían producido paralizaciones de notable consideración, por espacio de años.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.