• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO BODAS MARTIN
  • Nº Recurso: 228/2018
  • Fecha: 24/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia anotada, recaída en casación ordinaria, confirma el fallo combatido que estimó la excepción de inadecuación de procedidmiento, al considerar que la demandada utiliza artificiosamente una reclamación colectiva, según la cual la empresa está incumpliendo generalizadamente los acuerdos y convenios, pero está impugnando en realidad las comunicaciones, remitidas a cuatro jefes de equipo de Valencia. El TS hace suyas las argumentaciones de la Sala de origen y tras recordar la doctrina sobre las controversias jurídicas colectivas, declara que el conflicto no es propiamente colectivo, aunque pudiera deducirse así de las dos primeras pretensiones de la demanda, puesto que no se ha probado que la empresa [FGV] haya incumplido de modo generalizado lo convenido colectivamente sobre la retribución BAP/BLP en los centros de Valencia y Alicante, ni que se haya producido ningún tipo de incumplimiento sobre esta materia a los jefes de equipo de Alicante. A lo que se anuda que el sindicato recurrente ha demostrado por sus propios actos, que el conflicto afecta únicamente a los cuatro jefes de equipo del centro de Valencia, identificados nominativamente en la demanda, y cuyas reclamaciones individuales se trasladan al suplico de la demanda, donde se cuantifica individualmente las pretensiones de cada uno, acreditando que eran los únicos trabajadores afectados por el conflicto, lo cual demuestra que el conflicto no es colectivo sino plural y sin amparo en el art. 157.1 LRJS.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 45/2019
  • Fecha: 24/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se plantea conflicto colectivo sobre retribución de vacaciones; en concreto sobre la inclusión en la retribución del complemento fijo a los trabajadores de servicios a bordo en la empresa Ferrovial Servicios SA. La Sala IV reitera doctrina y confirma el derecho de dichos trabajadores, que perciben las horas de presencia del complemento fijo aplicado durante todo el año, a que sean retribuidos durante el disfrute de vacaciones en la cuantía que resulte del promedio de lo percibido en los 11 meses previos al inicio del descanso vacacional, siempre y cuando se hayan percibido dichos conceptos al menos durante 6 meses en dicho periodo de referencia. Se declara el carácter salarial del complemento ya que no compensa ningún gasto que tenga que hacer el trabajador como consecuencia de su actividad laboral. Además, debe abonarse en el período vacacional dado que constituye retribución habitual u ordinaria en cuanto que se abona complementando las horas de presencia; esto es, se tiene garantizada una cantidad por este concepto y la diferencia entre lo que se retribuye por horas de presencia y dicha cantidad se ingresa en la nómina de cada trabajador, de suerte que si lo que deba percibirse por horas de presencia fuese mayor que la cantidad garantizada, no se abonaría percepción alguna. Consecuentemente, el complemento es una percepción habitual u ordinaria para aquellos trabajadores que lo perciban en la mayoría de mensualidades del año de cuyo disfrute vacacional se trate.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 70/2019
  • Fecha: 23/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia desestima el recurso de casación interpuesto por la entidad por considerar que el sistema retribución variable por objetivos que excluye el permiso por paternidad, provoca discriminación por razón de sexo, al desincentivar el reparto equilibrado de cargas familiares. La sentencia razona que, a salvo las 6 semanas inmediatamente posteriores al parto (en cuya finalidad prevalece, claramente, la salud de la madre biológica) el resto del tiempo de descanso por maternidad tiene, en parte la misma finalidad que el permiso de paternidad, que es el cuidado y atención del hijo; pero además tiene la finalidad específica de fomentar un reparto más equitativo de las responsabilidades familiares entre hombres y mujeres. La medida impugnada implica un claro desincentivo para el disfrute del permiso de paternidad, y eso perpetúa la posición de la mujer como única responsable de las tareas domésticas y del cuidado y atención de los hijos, lo cual es una clara discriminación por razón de sexo ya que el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres comprende, claramente, la consecución de un reparto equilibrado de las responsabilidades familiares en el cuidado de los hijos. Además, se declara adecuado el procedimiento de conflictos colectivos, y se descarta la incongruencia extra petita y omisiva alegadas por la entidad recurrente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CONCEPCION ROSARIO URESTE GARCIA
  • Nº Recurso: 185/2018
  • Fecha: 22/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se casa y anula la sentencia de instancia que declaró la ilegalidad de la convocatoria de huelga realizada por falta de concreción en sus objetivos, para declarar que dicha convocatoria es legal. Argumenta la Sala 4ª, que el art. 3.3 RD-L 17/1977, exige que en la convocatoria de la huelga se especifiquen los objetivos de ésta, sin que sea ilegal una huelga por el hecho de que su objetivo no se limite exclusivamente a la defensa de los derechos de los intereses de los huelguistas, y conforme a lo especificado en el escrito de convocatoria de la huelga, es posible el conocimiento de su contenido: falta de condiciones laborales dignas, precariedad e incumplimiento de medidas de seguridad y salud, y resultado infructuoso negociaciones para llegar a un acuerdo, todos ellos intereses profesionales que tienen cabida en el RD-L 17/1977. En conclusión, considera la Sala 4ª que el escrito contiene los objetivos, gestiones para resolver diferencias, fecha de inicio y composición del comité, sin que las partes hubieran manifestado nada para que se subsanara el mismo, la huelga no es abusiva ni ilegal, correspondiendo al empresario probar dicha circunstancia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES
  • Nº Recurso: 19/2019
  • Fecha: 17/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En la demanda de conflicto colectivo rectora de las actuaciones se insta se condene a AENA y ENAIRE a computar como un exceso de la jornada máxima anual en los trabajadores a turnos el exceso que se produce al superar la jornada programada por la empresa la jornada máxima programable establecida en el Convenio Colectivo, con las consecuencias económicas inherentes a tal declaración. La sentencia de instancia aprecia la inadecuación de procedimiento. Sin embargo, la Sala IV descarta la inadecuación de procedimiento porque el adecuado es el de conflicto colectivo, pues existe un grupo genérico de trabajadores afectados por el conflicto, que son los trabajadores a turnos que realizan una jornada programada superior a 1615 horas. También se desestima la excepción de falta de acción planteada en la impugnación del recurso, pues la misma está relacionada con la cuestión litigiosa planteada y existe un interés tutelable. En cuando al fondo del asunto, la sentencia indica que la jornada programable para el personal afectado por el conflicto colectivo es de 1615 horas/año de trabajo efectivo y la jornada anual programada por la empresa, conforme a la que consta acreditado, no alcanza las 1615 horas/año por lo que no es posible estimar la demanda, al no concurrir el presupuesto fáctico que ampara la reclamación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO GARCIA-PERROTE ESCARTIN
  • Nº Recurso: 154/2018
  • Fecha: 17/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se confirma la sentencia de instancia que desestimó la demanda de conflicto colectivo en que se solicitaba que se declarara que los trabajadores integrados en el SAE provenientes de los Consorcios UTEDLT eran fijos, considerando que son trabajadores indefinidos no fijos puesto que esa era la condición que ostentaban cuando se declaró la nulidad de los despidos por el TS, debiendo realizarse su reincorporación en dicha condición. Rechaza la Sala 4ª la falta de legitimación activa esgrimida, ya que aunque la demanda inicial la interpusieron los comités de empresas provinciales, también lo hizo un sindicato con legitimación. Añade la Sala 4ª que no se ha superado el proceso de selección que permitiría determinar que los trabajadores son fijos, sin que el hecho de que no se les aplicase la reducción de un 10% de su jornada y retribuciones previstas en el Decreto-Ley 1/2012, les convierta en trabajadores fijos, y sin que en las sentencias que declararon nulos los despidos se debatiera la naturaleza de la relación, por lo que no se puede aplicar el efecto positivo de cosa juzgada. Concluye la Sala que puesto que los trabajadores eran indefinidos no fijos y siguen siéndolo, no se ha producido infracción del art. 44 ET, sin que la sucesión de empresa permita convertir a los trabajadores en fijos, y sin que la naturaleza de su relación dependa de los informes de vida laboral, la excedencia de alguno de ellos, o capítulo o concepto presupuestario con los que reciban sus retribuciones
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO GARCIA-PERROTE ESCARTIN
  • Nº Recurso: 1307/2018
  • Fecha: 11/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión suscitada se limita a decidir si el calendario laboral impugnado, al regular el horario de los trabajadores que ejercen el derecho al disfrute gratuito del servicio de comidas en los centros y no computar de facto ese tiempo como compensación de descanso y por tanto, como tiempo efectivo de trabajo, supone una modificación de las condiciones de trabajo que se venían disfrutando. La sentencia de suplicación parte de la base de que la empresa había establecido una mejora de la regulación contenida en el convenio colectivo desde hacía muchos años, consistente en considerar el tiempo empleado para manutención como compensación de descanso (tiempo efectivo de trabajo), por lo que no era causa de prolongación de jornada, de modo que si posteriormente se pretende suprimir dicha mejora, es claro que debe hacerse conforme al procedimiento establecido en el art. 41 ET. La sentencia comentada desestima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto contra dicha resolución por falta de contradicción, porque en la sentencia de contraste no consta que existiera esta mejora del convenio disfrutada desde hace muchos años.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES
  • Nº Recurso: 577/2018
  • Fecha: 11/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el recurso de casación para la unificación de doctrina se plantean dos motivos de contradicción: lo que se entiende por modificación sustancial de condiciones de trabajo y, si procede imponer las costas en el recurso de suplicación, al ser un proceso en el que rigen las normas del conflicto colectivo. Respecto de la primera cuestión, aunque en ambas sentencias parece estar en discusión el mismo concepto o condición laboral a efectos de determinar la jornada -en atención al tiempo de bocadillo- lo cierto es que los planteamientos que sobre ello se realiza en uno y otro caso difieren sustancialmente ya que en la sentencia de contraste se parte de que la calificación de ese tiempo como de trabajo efectivo era una mera tolerancia empresarial, habiéndose negado expresamente que tuviera el carácter de condición más beneficiosa, incorporada a los derechos laborales. Nada de eso se ha cuestionado en la sentencia recurrida en la que se parte de una concretas jornadas realizadas en las que se incluía el tiempo de bocadillo por ser calificado como de trabajo efectivo, y lo que se cuestiona es solo si esa alteración es una modificación de las condiciones laborales que tenían los trabajadores. La Sala estima el segundo motivo y concluye que en los procesos de conflicto colectivo no rige la regla general del vencimiento en materia de costas, sino que, como refiere el art. 235.2 de la LRJS, en esta modalidad procedimental, cada parte se hace cargo de las causadas a su instancia. El hecho
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 13/2018
  • Fecha: 09/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurren el sindicato SITCA y la empresa MGO BY WESTFIELD la Sentencia de la Audiencia Nacional 127/2017 de 18 de septiembre de 2017 que estima la demanda de conflicto colectivo promovida por CCOO, anulando las medidas colectivas de suspensión de contrato y reducción de jornada, promovidas por la empresa a la que ordena reponer a los trabajadores afectados en las mismas condiciones anteriores a su aplicación, además de "reintegrar" al Servicio Público de Empleo Estatal las prestaciones percibidas por los trabajadores al entender que el ERTE se produjo en fraude de ley y abuso de derecho, aunque la situación económica y productiva de la empresa sea especialmente grave. La Sala IV declara al sindicato SITCA legitimado para articular la impugnación de la sentencia dictada en instancia, con independencia de que compareciera o no el juicio oral al que fue debidamente citado. Considera, aplicando doctrina sobre la necesidad de consignación en los recursos de casación contra sentencias colectivas de condena que no es exigible. Rechaza, también, aplicando doctrina, la revisión de los hechos probados. Se cuestiona el carácter estructural de los problemas económicos y organizativos (pero no la argumentación de la sentencia de la Audiencia Nacional). Se cuestiona el control judicial de la conexión de funcionalidad. Se confirma la SAN desestimando los dos recursos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 243/2018
  • Fecha: 09/09/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La demanda de Conflicto Colectivo interesa que se declare el incumplimiento del Convenio Colectivo vigente para el personal de una Mutua y el derecho de los trabajadores a que se actualice el complemento de experiencia con abono de las cuantías correspondientes. La AN desestimó la demanda y en unificación de doctrina se formulan dos motivos: por no pronunciarse sobre la masa salarial autorizada en los años 2015 y 2016 ni sobre el supuesto reparto proporcional entre trabajadores, y porque la carga de la prueba de estos extremos competía a la demandada. El motivo no contiene la fundamentación ni cita de cuál sea la infracción legal cometida y la sentencia recurrida resuelve las cuestiones planteadas, lo que obliga a la desestimación del motivo de recurso. En el motivo segundo se denuncia que la sentencia adolece de infracción del art. 10 del Convenio Colectivo de la entidad demandada en relación con el art. 30 del Convenio Colectivo de Entidades Aseguradoras y Mutuas. La sentencia considera que es indiscutible la superioridad jerárquica de la Ley sobre el convenio colectivo (artículo 9.3 CE), razón por la que éste debe respetar y someterse a lo dispuesto con carácter necesario por aquélla y la primacía de la Ley sobre los convenios colectivos ha sido reiteradamente afirmada por el Tribunal Constitucional, por lo que la regularización del complemento de experiencia requiere la autorización del Ministerio de Hacienda y al no existir ésta, procede la desestimación del recurso.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.