• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 258/2010
  • Fecha: 16/07/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Competencia desleal: acción de cesación, remoción de efectos e indemnización de daños y perjuicios. Imputación de inducción, mediante engaño, a la ruptura del contrato de colaboración mercantil. Cómputo del plazo de prescripción de las acciones de competencia desleal. Las acciones de competencia desleal prescriben por el transcurso de un año desde el momento en que pudieron ejercitarse y el legitimado tuvo conocimiento de la persona que realizó el acto de competencia desleal; y en cualquier caso, por el transcurso de tres años desde el momento de la realización del acto. Cuando se trata de actos de competencia desleal de duración continuada la prescripción extintiva de las acciones prevista en el art. 21 LCD 3/1991 no comienza a correr hasta la finalización de la conducta ilícita. Existencia de conducta continuada o no. La conducta inductora en último caso se puede entender consumada con la resolución del contrato, a la que iba dirigida la inducción. Confusión con hechos posteriores, que no son propiamente dichos, actos de competencia desleal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 818/2009
  • Fecha: 28/06/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala desestima el recurso de casación tras realizar unas consideraciones generales sobre la protección de marcas notorias, llega a la conclusión de que el Tribunal de Apelación partió en su razonamiento de la distinción existente en nuestro ordenamiento entre las prohibiciones de registro según que la marca prioritaria sea notoria o renombrada o no lo sea, se apoya en la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 23 de octubre de 2003 (C-408/2001) y considera que en la sentencia impugnada se ha aplicado los criterios correctos para estimar no concurrente la prohibición relativa de registro que tipifica el arte. 8 de la Ley 17/2001.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 2163/2009
  • Fecha: 08/06/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Defensa de la competencia. Daños y perjuicios derivados de conducta colusoria declarada por el Tribunal de Defensa de la Competencia. Recurso de casación. Plazo de prescripción extintiva: la acción tuvo por objeto que las demandantes obtuvieran de la demandada el resarcimiento de los daños y perjuicios derivados de los acuerdos prohibidos en cuanto instrumentos de concertación horizontal restrictivos del libre juego de la autonomía empresarial en la determinación de uno de los elementos esenciales de las posteriores compraventas que acercaron el producto al consumidor final: Responsabilidad extracontractual. Es ajeno a este recurso la valoración de la prueba de los hechos. Recurso extraordinario por infracción procesal. Omisión de pronunciamiento: obliga a la recurrente a haber intentado la subsanación del defecto en la segunda instancia, lo que no ha ocurrido. Derecho a obtener una resolución fundada en derecho, sea favorable o adversa. Se trata de una garantía frente a la arbitrariedad por parte de los poderes públicos el derecho de los litigantes a una motivación jurídica pero no les faculta a exigir que la argumentación sea exhaustiva, y menos que sea extensa. Reglas de la carga de la prueba: tienen como única finalidad identificar a la parte a la que han de ser atribuidas las consecuencias de no haber quedado demostrado en el proceso un hecho relevante. La valoración de la prueba constituye una función soberana y exclusiva de los Tribunales de instancia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL GIMENO-BAYON COBOS
  • Nº Recurso: 1153/2009
  • Fecha: 18/05/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso extraordinario por infracción procesal. No se produce incongruencia ni falta de motivación de la sentencia recurrida. La expresa declaración de hechos probados no constituye un requisito formal ineludible de las sentencias civiles. La sentencia recurrida identifica de forma suficientemente clara el núcleo del litigio en apelación, transcribe la cláusula litigiosa y precisa los datos de hecho y de derecho clave que explican la decisión adoptada. Recurso de casación. Vicios del consentimiento: una cosa es pretender la nulidad de una cláusula por su ilicitud, y otra muy diferente pretender, de forma selectiva, la declaración de inexistencia de causa tan solo en relación con concretas cláusulas, afirmando consentidas unas y no otras, siendo que todas se hallan en el marco común de un contrato complejo con recíprocas prestaciones. Planteamiento en casación de cuestión no suscitada en la apelación. Inaplicabilidad de la legislación laboral. Pactos de no competir. Derecho comunitario. En el caso de autos, el pacto de no competir se enmarca dentro de un contrato cuya finalidad no es restringir la competencia. En este contexto, la cláusula de inhibición está justificada. No es función de la Sala construir de oficio el recurso con el consiguiente perjuicio del derecho de defensa de la contraparte al no haberse producido la contradicción correspondiente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 1068/2009
  • Fecha: 13/04/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Marcas. Derecho de exclusión o ius prohibendi frente a quien utiliza una denominación social confundible, sin que se haya ejercitado una acción de nulidad del registro de un signo practicado. El artículo 90 de la Ley 17/2001 de marcas condiciona expresamente el derecho de exclusión al registro del nombre comercial. El legislador español, cuando ha querido atribuir consecuencias jurídicas al nombre comercial no registrado lo ha dispuesto expresamente- artículo 9, apartado 1, letra d, de la Ley 17/2001. El artículo 8 del Convenio de la Unión de París no especifica el contenido de la protección que los Estados que lo firmaron deben dar al nombre comercial del empresario de otro país de la Unión, en la coyuntura que contempla. Lo expuesto implica admitir que la protección que impone el artículo 8 del Convenio de la Unión de París, se obtiene en nuestro vigente sistema, tratándose de nombres comerciales no registrados, en el ámbito tabular, por la vía que abre el artículo 52, apartado 1, en relación con el 9, apartado 1, letra d), de la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de marcas y fuera de auqel por medio de las acciones que reconoce la Ley 3/1991, de 10 de enero, de competencia desleal, para la protección del correcto funcionamiento del mercado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 835/2009
  • Fecha: 04/04/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La jurisprudencia española ha exigido a quien pretenda en la demanda la declaración de que el uso de una marca registrada constituye una ilícita invasión del ámbito de exclusiva reconocido a otra de protección prioritaria, el ejercicio de la acción de nulidad del registro de cobertura, dado que éste no debía haberse practicado, por generar riesgo de confusión con la preferente. Esa doctrina responde a haberse entendido que la seguridad jurídica no ha de sufrir para subsanar lo que, propiamente, constituye un olvido del demandante perjudicado. No obstante, la mencionada exigencia ha de entenderse completada por la posibilidad de un ejercicio acumulado de las acciones declarativa de la nulidad del registro de una marca de cobertura y de violación de la otra, y porque la declaración de nulidad implica que el registro anulado nunca fue válido, considerándose que el mismo, así como la solicitud de que se practique, no ha tenido nunca los efectos previstos en la propia Ley. Nueva sentencia asumiendo la instancia. Fijación de los daños y perjuicios.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 481/2009
  • Fecha: 07/03/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Competencia desleal. Competencia en la venta de aparatos y equipos destinados a la impresión, sin cumplir la obligación de pago del canon compensatorio por copia privada a la que estaba vinculada como distribuidora de determinados aparatos y equipos, adquiridos fuera de España, por ser idóneos para la reproducción de las obras. Existencia de transacción por el que se acuerda que los mencionados aparatos estan sujetos a compensación legal. La transacción tiene por objeto una relación o situación jurídica material discutida, que al dotar de otro contenido a la relación jurídica litigiosa, los transigentes quedan obligados a ejecutar las prestaciones en que se concretaron las recíprocas concesiones por ellos convenidas. La interpretación de los contratos admite un limitado control en casación y es competencia de los Tribunales de instancia, no de la Sala de casación, salvo que se haya producido la infracción normativa que habilita su control. No resulta invocable la doctrina de los actos propios para desvirtuar los efectos vinculantes del contrato. Actos contrarios a la competencia. Alteración de la par condictio cret¡ditorum. La valoración de la prueba puede ser revisada cuando no supere el nivel de racionalidad preciso. La motivación consiste en la exteriorización del "iter" decisorio o conjunto de consideraciones racionales que justifican el fallo, tanto en cuanto a la formación del supuesto fáctico a enjuiciar, como en cuanto a la interpretación y aplicación de la norma.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO SALAS CARCELLER
  • Nº Recurso: 502/2009
  • Fecha: 07/03/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Revisión casacional de la interpretación de los contratos, ha de respetarse la realizada en la instancia con la única excepción de que se demuestre que ha vulnerado las reglas legales de interpretación contenidas en el CC o que las conclusiones alcanzadas con su aplicación resultan de todo punto ilógicas, irracionales o arbitrarias. El pacto de prohibición de competencia no es nulo al concurrir razones que lo justifican. La prohibición de competencia se estableció únicamente mientras una de las partes estuviera desarrollando algún trabajo encargado por la otra para el mismo cliente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE RAMON FERRANDIZ GABRIEL
  • Nº Recurso: 575/2009
  • Fecha: 29/02/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Competencia desleal por explotación por parte de una empresa de la situación de dependencia económica en que puedan encontrarse sus empresas clientes o proveedores que no dispongan de alternativa equivalente para el ejercicio de su actividad. Se considera que deteriora el funcionamiento concurrencial del mercado la obtención por un operador de ventajas que no lograría si no fuera por la falta de posibilidades de elección que ha de soportar quien se encuentra en una correlativa posición de dependencia. Su comisión no requiere que los efectos del acto desleal alcancen una especial gravedad o trascendencia sobre el funcionamiento del mercado, bastando con que se demuestre el comportamiento abusivo de un participante en su relación con otro que se halle en situación de dependencia económica y carezca de alternativas semejantes. La función de la casación consiste en contrastar la correcta aplicación del ordenamiento sustantivo a los hechos. Es improcedente acudir a la fórmula general del artículo 5 de la Ley de competencia desleal para combatir conductas que están tipificadas en particular en otras disposiciones. Recurso extraordinario por infracción procesal: la infracción de normas legales que rigen los actos y garantías del proceso sólo justifica el recurso extraordinario por infracción procesal cuando determine la nulidad conforme a la ley o hubiere podido producir indefensión. Litisconsorcio pasivo necesario:no concurre. Reglas de la carga de la prueba. Motivación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 2121/2008
  • Fecha: 21/02/2012
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso contra sentencia de apelación que, estimando en parte la demanda como había hecho la de primera instancia, y manteniendo por tanto que los demandados habían incurrido en competencia desleal, rebajó sin embargo el importe de la indemnización. Abandono de la empresa demandante para pasar a trabajar para la demandada y competir en el mismo mercado y actividad (estudios y proyectos para mejorar el tráfico de vehículos en las ciudades). La parte recurrente pretende aplicar un precepto distinto (art. 12LCD) interpretado conforme a la pauta de la buena fe que rige para el art. 5, que fue el que sirvió de soporte a la condena. Dicho planteamiento se rechaza, dado que el art. 5 tipifica un comportamiento dotado de sustantividad propia. No hubo aprovechamiento de reputación ajena en el sentido del art. 12 sino mera inclusión en el currículum de la experiencia profesional que suponía haber trabajado para la demandante. Ambigua mezcla de preceptos, como si la conducta tipificada en cada uno de ellos fuera la misma. No se llega a identificar los actos de imitación ilícitos merecedores de una calificación autónoma según el art. 11LCD. El aprovechamiento del esfuerzo ajeno no constituye por sí solo un ilícito concurrencial. La experiencia del empleado, adquirida en anterior empresa, no es equiparable a un secreto empresarial. No es posible sostener que cualquier incumplimiento contractual de los empleados constituya un acto de competencia desleal.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.