• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 88/2018
  • Fecha: 28/05/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La naturaleza de la responsabilidad que se depura en los expedientes disciplinarios militares, con importantes singularidades concretadas en los principios de jerarquización y disciplina, excluye la intervención del expedientado mediante representante e impone su presencia física ante el mando, sin perjuicio del ejercicio del derecho de defensa mediante asistencia de abogado en ejercicio o de un militar o guardia civil, según los casos. En el nuevo recurso de casación contencioso administrativo, que pivota sobre el concepto del interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia, se excluyen de su ámbito las cuestiones meramente fácticas, por lo que la pretensión del recurrente, relativa a la valoración de la prueba, resulta ajena al recurso, pues el tribunal de casación solo puede revisar tal valoración cuando el tribunal de instancia hubiera incurrido en arbitraria o ilógica apreciación de aquella, lo que no sucede en el caso enjuiciado, en el que los hechos declarados probados son acordes con la valoración lógica de la prueba practicada.La conducta descrita en los hechos probados tiene pleno encaje en el tipo disciplinario aplicado: la orden emitida por el superior era legítima y, por lo tanto, de obligado cumplimiento; de ella se dio adecuado conocimiento al destinatario; el recurrente mantuvo abierta oposición a su cumplimiento, imponiendo su criterio al del superior, con lesión del bien jurídico disciplina; concurre el dolo genérico que el tipo exige.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 107/2018
  • Fecha: 27/05/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El derecho de defensa del recurrente no se vio afectado por el hecho de no haberse practicado la prueba testifical por él propuesta, ya que en la resolución por la que fue admitida se atribuyó al proponente la carga procesal de hacer comparecer al testigo, comparecencia que no tuvo lugar, como tampoco la del propio recurrente, sin que, ni siquiera, se solicitara aplazamiento del señalamiento. Los hechos imputados al recurrente -conforme a los cuales, siendo responsable de la inspección tecno ocular en una diligencia de levantamiento de cadáver desarrollada por miembros de la policía judicial, omitió trasladar al responsable de la investigación el relevante dato de que, al llegar al lugar de los hechos, el grifo de la bañera en la que fue hallado el cadáver estaba abierto y fue cerrado por una patrulla de seguridad ciudadana, lo que contribuyó a poner en duda si se trataba de un suicidio o de una muerte violenta- constituyen una negligencia grave, pues supusieron el incumplimiento de una obligación profesional expresamente recogida en la guía de procedimiento técnico de la policía judicial, obligación que debía ser conocida por un guardia civil con experiencia en su especialidad y en posesión de los cursos de policía judicial y criminalística. Al haber sido descartada la calificación de la infracción como leve, decae la queja relativa a la vulneración del principio de proporcionalidad, que, por lo demás, no concurre, al haberse impuesto la sanción más leve de las posibles.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 103/2018
  • Fecha: 30/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El nuevo recurso de casación contencioso-administrativo pivota sobre el concepto de interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia. En él solo cabe el planteamiento de cuestiones de derecho, con exclusión de las de hecho, por lo que resulta inviable cualquier pretensión de modificar los hechos ya establecidos como probados. El comportamiento del recurrente, que resolvió por su propia autoridad un asunto relativo al régimen de prestación de servicios y jornada y horarios respecto de un inferior, de clara competencia del jefe de la Comandancia, debe conceptuarse como gravemente negligente, por varias razones: por la naturaleza del asunto que entró a decidir; porque mantuvo su decisión durante cinco meses; y porque lo hizo obviando lo dispuesto al respecto en la normativa aplicable. Este incumplimiento resulta menos disculpable al tratarse de un suboficial con 15 años de servicio y que ostentaba la comandancia de puesto. La legalidad sancionadora no quiebra cuando la formulación en blanco del tipo comprende deberes y obligaciones que, por su esencialidad, son de consustancial conocimiento por cualquiera de los miembros del cuerpo. La queja de falta de proporcionalidad de la sanción se formula como cuestión nueva, lo que ya determina su necesaria desestimación. En cualquier caso, la corrección elegida es proporcionada a la entidad del hecho y a las circunstancias del autor, y se impuso con observancia de las reglas de graduación e individualización aplicables.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 40/2018
  • Fecha: 24/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Las alegaciones contenidas en el recurso vienen a reiterar las ya esgrimidas en la instancia, cuando la sala de casación debe limitarse a verificar el ajuste a derecho de la sentencia impugnada, único objeto del recurso extraordinario. Ni en la anterior LJCA ni en la vigente se contempla un motivo de error facti análogo al de la casación penal, a excepción de la posibilidad de integración de hechos omitidos, que puede complementar con matizaciones o concreciones los hechos declarados probados, pero sin afectar a la valoración de la prueba realizada por el tribunal de instancia, que permanece esencialmente incólume. Está plenamente acreditado que el recurrente incurrió en una doble incomparecencia a la prestación del servicio: en el primer caso, no acudiendo hasta que fue requerido e inventando una argucia para justificar su ausencia; en el segundo, no advirtiendo a sus mandos de las circunstancias que determinaban su retraso. Por ello, no procede la integración en los hechos probados del tiempo exacto que tardó en comparecer en su primera ausencia, ya que para la apreciación de la falta es irrelevante la duración del retraso, pues el comportamiento del recurrente reviste mayor gravedad que la de una mera falta de puntualidad. Tampoco cabe apreciar que el tribunal de instancia valorara de forma ilógica la prueba practicada para alcanzar la conclusión de que el recurrente no advirtió a sus mandos de su segundo retraso. Esta doble incomparecencia integra la falta grave apreciada
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JAVIER JULIANI HERNAN
  • Nº Recurso: 59/2018
  • Fecha: 23/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurso se articula conforme a la derogada normativa, sin tener en cuenta la profunda reforma producida en la regulación del recurso de casación contencioso-administrativo. No obstante, se examinan las alegaciones esgrimidas ante la alegada vulneración de derechos fundamentales. No se vio afectado el derecho de defensa, pues en la declaración testifical del oficial dador del parte estuvo presente la letrada del recurrente y se formularon a su instancia preguntas al testigo, sin que conste protesta alguna ni solicitud de práctica de ninguna otra prueba. Al quedar las cuestiones de hecho al margen del objeto del nuevo recurso de casación contencioso-administrativo, excede del examen del tribunal de casación la valoración de nuevo de la prueba que, en cualquier caso, solo admitiría la comprobación de la razonabilidad del discurso que enlaza la prueba y el relato fáctico. No se vulneró la presunción de inocencia, pues el relato de hechos probados se apoya en el contenido del parte, debidamente ratificado y corroborado por una serie de indicios que permiten obtener al tribunal de instancia una inferencia no arbitraria ni infundada, sino apoyada en las reglas de la lógica. Acreditado que el recurrente puso en circulación en un grupo de mensajería por internet unas fotografías relacionadas con hechos delictivos investigados en la unidad de su destino, desconoció su deber de sigilo profesional, siendo irrelevante que lo hiciera con intención maliciosa o negligentemente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 41/2018
  • Fecha: 22/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurrente reproduce las alegaciones ya esgrimidas en la instancia, cuando el único objeto del recurso de casación es la verificación del ajuste a derecho de la sentencia impugnada. Además, en su nueva configuración, el recurso de casación se limita al análisis de cuestiones de derecho, con exclusión de las de hecho, por lo que excede de su examen la valoración de la prueba, salvo en lo relativo a la comprobación de la razonabilidad del discurso que enlaza la actividad probatoria y el relato fáctico tenido por probado. En el caso hubo suficiente prueba testifical incriminatoria respecto de los dos hechos sancionados, elementos probatorios razonablemente valorados por el tribunal sentenciador, que alcanzó conclusiones fácticas que se compadecen con las reglas de la lógica. La incomparecencia al servicio ha de calificarse como falta muy grave cuando, por su naturaleza o circunstancias, este sea de especial relevancia, como ocurría con el encomendado al recurrente el día de autos, al enmarcarse en la lucha contra el terrorismo internacional de corte yihadista. El inamovible relato de hechos probados en cuanto a la segunda falta apreciada también fue correctamente subsumido por el tribunal de instancia, pues las expresiones proferidas por el recurrente a su superior en presencia de otro subordinado, más allá de una mera falta de deferencia, conculcaron gravemente el deber de consideración y respeto debido a los superiores en el empleo, con afectación grave de la disciplina.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MENCHEN HERREROS
  • Nº Recurso: 53/2018
  • Fecha: 10/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El plazo de caducidad debe ampliarse durante los días en que el expediente hubiese estado suspendido por acuerdo del director general de la Guardia Civl, debiendo computarse la suspensión desde la misma fecha en que fuera acordada hasta el día anterior a aquel en que el instructor reciba de nuevo el expediente. El cómputo del plazo de dos años para la prescripción de la falta grave apreciada se vio interrumpido desde la fecha en que se notificó al encartado su imputación en unas diligencias penales seguidas por los mismos hechos, interrupción mantenida hasta la firmeza de la resolución judicial absolutoria, momento a partir del que tampoco volvió a correr el indicado plazo porque, notificada la sentencia absolutoria firme, se reanudó la instrucción del expediente disciplinario. La Administración sancionadora contó con prueba de cargo incriminatoria legalmente obtenida y regularmente practicada y el tribunal de instancia, órgano competente para valorar la prueba, lo hizo de forma lógica y razonable, señalando las pruebas de cargo que resultaron decisivas, por lo que no se vio vulnerado el derecho a la presunción de inocencia. El recurrente incurrió en la falta grave apreciada, ya que, con su comportamiento -alterando una denuncia inicialmente formulada en un impreso de la Policía Local, modificando dos dígitos de la matrícula del vehículo denunciado-, afectó a valores que constituyen seña de identidad de la Guardia Civil, conducta que trascendió a personas ajenas al Instituto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 56/2018
  • Fecha: 10/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La ocultación por la recurrente de la estimación parcial por la ministra de Defensa de su recurso de alzada frente a la resolución sancionadora del director general de la Guardia Civil, con la consiguiente anulación de una de las infracciones inicialmente apreciadas, así como el silencio guardado sobre la previa tramitación de un recurso directo ante esta sala por vía de infracción de legalidad ordinaria, confunde los términos del debate y constituye un manifiesto fraude procesal. En la anterior sentencia dictada por la sala en el recurso directo deducido frente a la resolución de la ministra de Defensa se desestimó la pretensión anulatoria articulada, rechazando cada una de las alegaciones entonces esgrimidas que, en lo esencial, coinciden con las ahora utilizadas. Únicamente se introduce como nueva alegación la supuesta infracción del principio de legalidad sancionadora, en su vertiente de tipicidad, respecto de la falta grave contemplada en el art. 8.33 LOGC, alegación carente de objeto, ya que tal infracción fue anulada por la ministra de Defensa al resolver el recurso de alzada de la recurrente. En la medida en que el recurso ya decidido por sentencia firme, aunque ordinario, se basó en eventuales vulneraciones de derechos fundamentales, las decisiones allí tomadas deben causar estado en el nuevo recurso preferente y sumario por los efectos preclusivos de la cosa juzgada, para no dar lugar a pronunciamientos contradictorios lesivos del principio de seguridad jurídica.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 105/2018
  • Fecha: 09/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La infracción de garantías constitucionales producida en la tramitación del expediente disciplinario por denegación de prueba cuando haya producido indefensión material al sancionado solo puede ser posteriormente subsanada en vía jurisdiccional cuando de la prueba practicada en esta vía se derivan efectos favorables para el administrado pero nunca, como es el caso, cuando con su resultado se confirma la decisión desfavorable a los intereses de este. En los razonamientos de la sentencia impugnada no concurren los requisitos de aplicación de los principios lógico deductivos en el análisis de la prueba testifical practicada en sede judicial y previamente denegada en vía administrativa ni la debida y reforzada motivación que permita apreciar que en aquella denegación de prueba no se incurrió en la arbitrariedad constitucionalmente proscrita. La esposa del recurrente, pudiendo haberse abstenido de declarar, al prestar declaración lo hace con la misma obligación de decir verdad que cualquier otro testigo. La sentencia de instancia, desconociendo la doctrina de esta sala sobre el valor probatorio del parte militar, solo tuvo en cuenta la prueba perjudicial para el recurrente y no toda la existente en su globalidad, por lo que su valoración ha de ser tenida como ilógica, irracional y contraria a las reglas de la común experiencia, de forma que la presunción constitucional de inocencia no ha quedado desvirtuada, desplegando toda su eficacia a favor del recurrente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MENCHEN HERREROS
  • Nº Recurso: 32/2018
  • Fecha: 04/04/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El derecho de defensa del encartado no se vio afectado, pues conoció los hechos por los que era expedientado desde el inicio del expediente, presentó alegaciones frente a los mismos y, además, reconoce que los hechos declarados probados en la resolución sancionadora son idénticos a los del pliego de cargos y la propuesta de resolución, permaneciendo inalterados en la resolución ministerial que, estimando su recurso de alzada, anuló la tipificación por falta muy grave por la que se le había sancionado inicialmente y consideró que los hechos eran constitutivos de una negligencia grave en el cumplimiento de las obligaciones profesionales. Aunque en el libro de providencias de las revistas efectuadas al destacamento no conste observación negativa alguna sobre la forma de nombramiento de los servicios, sí consta por otra documental practicada que el encartado actuó de forma reiterada con notorio desequilibrio y falta de imparcialidad en la asignación de los servicios a sus subordinados, tras ser advertido por sus superiores en diversas ocasiones. Esta prueba, valorada por la autoridad sancionadora conforme a las reglas de la lógica, permitió alcanzar un relato de hechos probados que se incardina en la falta apreciada, al haber asignado el recurrente los servicios con notorio desequilibrio entre sus subordinados y falta de imparcialidad, infringiendo las exigencias de imparcialidad y no discriminación contempladas en los arts. 14 CE y 18 LO 11/2007, de derechos y deberes.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.