• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: BENITO GALVEZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 3/2018
  • Fecha: 19/09/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Anota el tribunal de instancia en sus elementos de convicción que la realidad de la conducta sancionada vino acreditada por el parte disciplinario formulado por el recurrente contra su superior y por la grabación audiovisual efectuada por el mismo, grabación que constituye el incuestionable soporte fáctico de la infracción imputada. Al apoyarse sobre tal actividad probatoria el razonable juicio de culpabilidad realizado por el tribunal sentenciador, no concurre la pretendida vulneración del derecho a la presunción de inocencia. Grabar la conversación mantenida por el recurrente con su superior, de forma clandestina y sin conocimiento del mando, entraña una falta de confianza ante este demostrativa de una conducta desleal, que es lo que realmente se sanciona. La infracción y subsiguiente sanción en que incurrió el recurrente viene determinada no por el simple hecho de la grabación sin conocimiento de su superior, sino por el significado y trascendencia negativa que tal conducta refleja respecto a los principios de disciplina y lealtad imperantes en la relación jerárquica militar, incurriendo así en una conducta radicalmente contraria a la dignidad exigible al recurrente como miembro de la Guardia Civil, e impropia de su condición, al entrañar una clara manifestación de deslealtad hacia su superior.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 8/2018
  • Fecha: 18/09/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El único objeto del recurso de casación contencioso-disciplinario militar preferente y sumario consiste en analizar los derechos fundamentales que, a juicio del recurrente, fueron vulnerados por la resolución impugnada en la instancia y no restaurados en la sentencia recurrida. En el juicio ex post que debe realizarse en casación respecto de la denegación de ciertos medios de prueba propuestos por el recurrente, cabe afirmar que no se vulneró el derecho a la tutela judicial efectiva sin indefensión, al no ocasionarse un quebranto real y efectivo del derecho de defensa, ya que el tribunal sentenciador llegó a una firme convicción respecto del punto controvertido a través de otros medios probatorios racionalmente valorados, sin posibilidad de que la diligencia de prueba denegada fuera susceptible de modificar su convicción, lo que convierte aquella prueba en innecesaria. En sede casacional no puede realizarse la pretendida valoración alternativa de la actividad probatoria, por lo que, partiendo del inamovible relato fáctico, la conducta del recurrente fue razonablemente subsumida en el tipo aplicado, ya que, contraviniendo los más elementales deberes de cuidado y diligencia, así como las normas específicas del cuerpo respecto de la custodia y conservación de su arma reglamentaria, permitió que esta le fuera sustraída, al haberla dejado en el maletero de su vehículo, estacionado en la vía pública.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 27/2018
  • Fecha: 18/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No resulta vulnerado el derecho a la presunción de inocencia, pues los fundamentos fácticos de la resolución sancionadora se apoyan en una apreciación lógica de la prueba de cargo y de descargo practicada. No concurre arbitrariedad en la tramitación del expediente, en el que se cumplieron todos las normas especiales previstas en la L.O. 12/2007, de aplicación preferente sobre la Ley 39/2015. No se vulneran ni el principio acusatorio ni el de motivación: el pliego de cargos contiene el relato de hechos imputados, su calificación jurídica y la sanción procedente, por su parte, la resolución sancionadora está suficientemente motivada. Tampoco resultan afectados el principio de contradicción, el de legalidad ni concurre la agravación de sanción invocada, pues la recurrente fue informada de la pérdida de destino propuesta, sanción que lleva aparejada la imposibilidad de solicitar destino durante dos años en la misma Unidad, concepto que la resolución sancionadora concretó, conforme a una de las previsiones reglamentarias, en la Comandancia. La sanción de pérdida de destino impuesta es proporcionada a la gravedad de la conducta, habida cuenta de su reiteración en el tiempo, una vez elegida la sanción, la concreción de la imposibilidad de solicitar en dos años otro destino en todo el ámbito geográfico de la misma Comandancia es adecuada a la perturbación del normal funcionamiento de los servicios y a la afectación de los principios de jerarquía y subordinación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MENCHEN HERREROS
  • Nº Recurso: 46/2018
  • Fecha: 17/07/2018
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: El recurso presenta interés casacional objetivo como consecuencia de la invocación por el recurrente de la posible vulneración: (1) Del derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE). (2) Del derecho a la defensa y a utilizar los medios de prueba adecuados para la misma (arts. 24.2 CE). (3) Del principio de proporcionalidad de la sanción. La sala coincide con el recurrente en cuanto a la presencia del interés casacional objetivo en los términos planteados, con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictarse pudiera extenderse a otras cuestiones que exigiere el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 94/2017
  • Fecha: 12/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La falta de condena en virtud de sentencia firme por un delito doloso se perfecciona en el momento de la firmeza de la sentencia penal. Cuando el recurrente fue condenado por una sentencia de conformidad, que causó firmeza en su misma fecha, se encontraba en situación administrativa de excelencia voluntaria por interés particular, por lo que, de conformidad con lo dispuesto en el art. 26.3 del RD 1429/1997, no le era aplicable el régimen disciplinario de la Guardia Civil. La subsunción de los hechos en la infracción apreciada vulnera el principio de legalidad, al no concurrir la base subjetiva del tipo, consistente en que el sujeto activo estuviera dentro del ámbito de aplicación de la normativa disciplinaria al tiempo de alcanzar firmeza la condena. La sentencia de instancia entiende que aunque no pudiera abrirse expediente disciplinario al recurrente mientras estuvo en situación de excelencia voluntaria, una vez retornado al servicio activo podía serle incoado por hechos cometidos cuando no estaba vinculado al régimen disciplinario de la Guardia Civil siempre que no hubiera transcurrido el plazo de prescripción de la falta. La sala considera que esta conclusión es contraria al principio de legalidad, que exige que el recurrente hubiera podido saber que de su conducta contra la salud pública por la que fue condenado podrían derivarse responsabilidades disciplinarias, lo que, de acuerdo con la lógica, no puede sostenerse si al ser condenado estaba desvinculado del cuerpo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 1/2018
  • Fecha: 11/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Existe suficiente prueba de cargo, representada esencialmente por el parte del jefe del servicio de sanidad, conocedor directo de los hechos por haber dado de alta para el servicio al recurrente por dos veces por la misma patología -habiéndose dado de baja de nuevo el guardia civil el mismo día en ambos casos por recaída en la misma enfermedad- y por haber confirmado más tarde la situación de alta -a pesar de lo que el recurrente se volvió a dar de baja sin refrendo de dicho oficial médico, permaneciendo en tal situación hasta el día anterior al inicio de su periodo de vacaciones-. El parte fue ratificado ante el instructor, el tribunal sentenciador no apreció animadversión ni motivo espurio alguno en su emisión y la realidad de su contenido fue contrastada ante el tribunal, sin que existieran otras pruebas en sentido contrario que lo desvirtuaran. El tribunal de los hechos, en consecuencia, formó su convicción no solo a la vista de lo actuado en el expediente sancionador, sino a través de su insustituible inmediación en la percepción del resultado de la prueba. Además, el recurrente ni siquiera dio su versión directa y personal de los hechos declarando ante el instructor, lo que refuerza la convicción de que ocurrieron según resulta de los datos objetivos que arroja la prueba de cargo. Por lo tanto, el tribunal sentenciador aplicó la lógica en la fijación de los hechos probados, sin resultar afectadas la presunción de inocencia y la tutela judicial efectiva.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 41/2018
  • Fecha: 04/07/2018
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: El recurso presenta interés casacional objetivo como consecuencia de la invocación por el recurrente de la posible: (1) vulneración del derecho a la presunción de inocencia (art. 24.2 CE), en relación con lo dispuesto en el art. 38 LO 12/2007; (2) infracción de los arts. 7.12 y 8.6 LO 12/2007; (3) vulneración del derecho a la legalidad sancionadora (arts. 25.1 y 9.3 CE); y (4) vulneración de los principios de proporcionalidad e individualización de la sanción. La sala coincide con el recurrente en cuanto a la presencia del interés casacional objetivo en los términos planteados, con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictarse pudiera extenderse a otras cuestiones que exigiere el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: BENITO GALVEZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 123/2017
  • Fecha: 02/07/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No concurre la caducidad aducida, al haber quedado en suspenso el expediente durante el tiempo en que se recabó el informe del Consejo Superior de la Guardia Civil. La grabación de las cámaras de seguridad del aeropuerto no comprometen el derecho a la intimidad de los miembros de las Fuerzas de Seguridad porque su función consiste, precisamente, en garantizar la seguridad, de modo que, al realizar su trabajo en lugares vídeo vigilados no es necesario el consentimiento del interesado. No incurre la autoridad sancionadora en error alguno en la valoración de la prueba ni infringe el derecho a la presunción de inocencia, pues asienta su convicción en un acervo probatorio de contenido objetivamente de cargo que valora de forma razonada y razonable. Desatender y no visualizar el monitor cuyo control le estaba encomendado, manteniendo conversaciones con otras personas o prestando atención al uso del teléfono móvil, constituyen la falta de desatención del servicio imputada al demandante. En cuanto a la gravedad de la conducta, consta que la información sobre el nivel de alerta de seguridad establecido por una amenaza terrorista estaba colgada en el tablón de órdenes de la unidad, por lo que su conocimiento era generalizado. La denegación de prueba testifical está adecuadamente razonada en el acuerdo del instructor, por lo que no se vio afectado el derecho de defensa. La sanción impuesta es proporcionada, atendida la existencia de una sanción previa por falta grave no cancelada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: BENITO GALVEZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 130/2017
  • Fecha: 28/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal de instancia contó con prueba de cargo suficiente, sustancialmente de carácter personal, explícitamente referenciada y cuya valoración, en modo alguno, puede ser calificada de arbitraria, ilógica o absurda, ni contraria a las reglas o máximas de la experiencia, no apreciándose error alguno en su apreciación, por lo que el derecho fundamental a la presunción de inocencia no se vio afectado. Los hechos declarados probados constituyen la falta de grave desconsideración apreciada, pues reúnen todos los elementos del tipo. El comportamiento del sujeto activo es objetivamente grave al cerrar violentamente la puerta del despacho ante el inferior, dirigiéndole expresiones soeces. Es grave en el sentido de que tiene entidad o importancia, pues ataca directamente el respeto y consideración que los superiores han de tener respecto de sus subordinados, atacando la base esencial de los principios de jerarquía y disciplina en su sentido descendente, manifestados en la preocupación, cuidado y aprecio que quien manda ha de tener hacia quienes están a sus órdenes. Los hechos, además, se produjeron durante el servicio, tanto en su sentido específico como genérico. Por último, la conducta cumple el elemento subjetivo, pues el tipo no exige dolo específico, bastando con que se cometa por falta del deber objetivo de cuidado, es decir, por culpa o negligencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL CALDERON CEREZO
  • Nº Recurso: 16/2018
  • Fecha: 27/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La norma no autoriza a dar parte disciplinario sobre hechos que pudieran ser constitutivos de infracción disciplinaria cuando no se ejerce con la finalidad de colaborar con el mantenimiento de la disciplina, sino para perjudicar a quien se presenta como presunto infractor sabiendo desde el principio que no lo es, pues ello es un ejercicio abusivo del derecho que, además, puede tener repercusión disciplinaria. La emisión por el recurrente en solo tres semanas de cuatro partes correspondientes a ocho faltas disciplinarias de grave entidad presuntamente cometidas por dos superiores sin que en ningún caso se apreciara materia sancionable permite inferir de forma razonable una conducta constitutiva de falta de respeto y menosprecio hacia los superiores realizada con el propósito de menoscabar su consideración y prestigio profesional. No se produjo indefensión, pues la prueba inicialmente rechazada por el instructor fue luego admitida y practicada en la instancia jurisdiccional, aunque sin resultado favorable para el proponente. No resultan vulnerados ni el derecho a la presunción de inocencia ni el derecho a la tutela judicial efectiva en su vertiente de motivación, ya que el tribunal sentenciador aplicó a la prueba de cargo razonamientos que le permitieron inferir de forma lógica el propósito desviado que movió la actuación del recurrente. No concurre la incongruencia omisiva denunciada, pues la sentencia de instancia dio respuesta a todas las pretensiones.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.