• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO DEL MORAL GARCIA
  • Nº Recurso: 10588/2019
  • Fecha: 24/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Contenido de análisis en casación, cuando se alega vulneración del derecho a la presunción de inocencia. La prueba de un único testigo puede ser bastante para desvirtuar la presunción de inocencia. El axioma antiguo de unus testis, nullus testis, ha sido superado y abandonado por obsoleto desde hace tiempo, aunque esto no significa que deba relajarse la cautela del análisis de sus manifestaciones. Validez de la declaración de la víctima para desvirtuar la presunción de inocencia. Debe fundarse en un análisis racional, y no en una especie de creencia ciega en la palabra del testigo. Existencia de un triple test, con tres parámetros de gran utilidad para valorar la prueba consistente en la declaración de la víctima. Se trata de parámetros y no de requisitos. Persistencia de la declaración de la víctima, en el presente caso, unida a la existencia de corroboraciones y de incredibilidad subjetiva. La calificación por el delito de lesiones no es correcta, pero se debe mantener por respeto al principio acusatorio. Correcta calificación jurídica del resto de los actos declarados probados. Inexigencia de una pluralidad de acciones para la apreciación del delito de lesiones. La alegación de infracción de ley se fundamenta, más bien, en una reinterpretación de la prueba. La prueba no admitida en instrucción debería haberse solicitado para el acto de la vista oral, para que su denegación hubiese podido constituir quebrantamiento de forma.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCA
  • Nº Recurso: 10499/2019
  • Fecha: 24/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Cuando ya existe un previo recurso de apelación, las alegaciones omitidas en la instancia sobre la concurrencia de una atenuante o de un subtipo atenuado o de una circunstancia similar, que resultara directamente de los hechos que el Tribunal había declarado probados, son posibles en ese recurso, pero si se prescinde de ellas, como ocurre con cualquier otra en la apelación, nada justifica su planteamiento per saltum en casación.Tampoco se justifica cuando se alega en casación una infracción de derechos fundamentales que no ha sido planteada en apelación. La Sala II ha excluido del recurso las alegaciones amparadas en el artículo 852 de la LECrim cuando se trata de recursos contra sentencias dictadas en apelación por las Audiencias provinciales. Por lo tanto, el hecho de que se alegue la vulneración de un derecho fundamental no justifica por sí mismo que se examine la cuestión nueva en casación. La Sala II ha admitido esa posibilidad cuando se trata de la prescripción o de otras cuestiones que deban apreciarse de oficio por los Tribunales. La prescripción es una institución de orden público que puede y debe ser apreciada incluso de oficio por los órganos jurisdiccionales. Aunque las excepciones a la regla general han sido interpretadas con amplia generosidad, una vez generalizado el recurso de apelación, debe rechazarse en casación, como cuestión nueva, el examen de aquellas cuestiones que no fueron planteadas en apelación, cuando el recurrente pudo hacerlo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Granada
  • Ponente: RAFAEL GARCIA LARAÑA
  • Nº Recurso: 230/2019
  • Fecha: 18/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El ánimo que guía la acción, dada su naturaleza subjetiva, hace precisa su indagación a través de datos objetivos externos que llevan a darlo por probado mediante una inferencia inductiva, datos tales como el arma o instrumento empleado, la forma de su uso y la dirección o intensidad en su caso con que se aplica, la repetición o reiteración de los ataque y, en general, cualquier otro dato de interés en función de las características del caso concreto, incluyendo en su caso los posibles actos anteriores y posteriores relacionados con la conducta que se enjuicia. En el caso, realizó varios disparos con armas automáticas, por lo que el acusado era forzosamente consciente de que arriesgaba seriamente la vida de sus familiares y aun así se aplicó a reiterar los disparos hacia el interior de la habitación que éstos ocupaban, asumiendo así el notable riesgo que su sola conducta estaba generando. Por lo demás, su desprecio por la vida ajena quedó corroborado a través de su conducta inmediatamente posterior al atentar contra la de los agentes de la autoridad antes indicados.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: VICENTE MAGRO SERVET
  • Nº Recurso: 10301/2019
  • Fecha: 17/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los atestados policiales y los informes periciales no son, en principio, documentos a los efectos del artículo 849.2 LECrim. La doctrina sobre la embriaguez permite ser encajada en distintas situaciones: a) plena y fortuita que conlleva la eximente completa; b) si es fortuita, pero no plena puede determinar la aplicación de la eximente incompleta si hay afectación profunda las facultades psíquicas, intelectivas o volitivas; c) si no es habitual, ni provocada para delinquir podría supone la aplicación del artículo 21.2 CP; d) la atenuante del art. 21.7 CP se aplicará para los supuestos de embriaguez relevante que provoque una leve afectación. La adicción al juego puede considerarse una dependencia psíquica que, cuando es grave y determinada de modo directo e inmediato la comisión de hechos delictivos funcionalmente dirigidos a la obtención de fondos para satisfacer la compulsión al juego, permite -ordinariamente- la apreciación de una atenuante analógica del art. 21-6 en relación con el 2-12 CP. La primera característica de la confesión es que ha de suponer una colaboración activa y útil para el esclarecimiento de los hechos. No es válido entregarse a las autoridades, pero no confesar ni efectuar declaraciones; y tampoco una colaboración inocua por tratarse de la simple aceptación de unos hechos que van a ser descubiertos inevitablemente. El art. 120.4 CP ha sido interpretado por esta Sala casacional con gran amplitud, al punto de llegar a una cuasi-objetivación
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 1391/2018
  • Fecha: 11/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recurso de casación formulado contra una sentencia dictada en apelación por una Audiencia Provincial. Acuerdo del Pleno del Tribunal Supremo de 9 de junio de 2016: interpretación del interés casacional. Habitualidad en el delito de maltrato del artículo 173 del Código Penal. Se alega inconcreción de la habitualidad y vulneración del principio acusatorio por coincidencia entre los escritos de la acusación particular y del Ministerio Fiscal. El motivo no respeta la declaración de hechos probados, donde se refiere un sometimiento continuo a la víctima a insultos, agresiones, etc. La vulneración del principio acusatorio no entra dentro de la vías de impugnación contempladas en la Ley. Derecho a la corrección: interpretación de su alcance en el ámbito penal. Los comportamientos violentos que ocasionen lesiones -entendidas en el sentido jurídico-penal como aquellas que requieren una primera asistencia facultativa y que constituyan delito- no pueden encontrar amparo en el derecho de corrección. No se exige la convivencia en el delito de maltrato habitual a un menor. Indefinición de la víctima del artículo 173.2º del Código Penal. En el caso objeto de enjuiciamiento, se aprecia una cierta situación convivencial. Se trataba de una separación de hecho sin medidas provisionales. Suficiente motivación de la pena. Imposición obligatoria de la pena de prohibición de comunicación y acercamiento en los delitos de maltrato del artículo 153 del Código Penal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Civil y Penal
  • Municipio: Granada
  • Ponente: MIGUEL PASQUAU LIAÑO
  • Nº Recurso: 31/2019
  • Fecha: 05/02/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La repercusión mediática no puede determinar la nulidad del juicio ni la inidoneidad del jurado. Se comprende la dificultad para la defensa, pero se trata de una contingencia inevitable. El juicio se celebró conforme a las normas procesales. Orden en la práctica de la prueba testifical. Lo habitual es que interrogue en primer lugar quien propone al testigo; si la defensa quería hacer alguna pregunta tras el interrogatorio de la acusación, pudo haberlo solicitado. No se aprecia parcialidad por no incluir la hipótesis del homicidio doloso no alevoso. El recurrente debería haber protestado las instrucciones. Falta de motivación del jurado sobre la no apreciación del ensañamiento: el Jurado manifiesta que ha dado " más veracidad a los informes y declaraciones de los médicos forenses (...) por haber participado en el primer plano en la autopsia del menor probando con más exactitud las causas finales del fallecimiento"; esta motivación es más que suficiente. No se aprecia parcialidad de las instrucciones que además no fueron objetadas. Non bis in idem: la muerte alevosa de un menor es tenida en cuenta dos veces -para la alevosía y para la agravación del 140.1 CP. Doctrina del Tribunal Supremo. En el caso, el dolo del agresor abarca un plus idóneo para convertir el abuso de superioridad en una total indefensión, y por tanto en alevosía. Lesiones psíquicas: no hay enlace causal entre acción y resultado; además, autoencubrimiento impune. La tesis del dolo de lesionar no es razonable.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER MOLINA GIMENO
  • Nº Recurso: 55/2019
  • Fecha: 29/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Revoca y anula la condena impuesta por Juez de Instrucción por delito leve de amenazas. Juicio que se celebra sin la asistencia del denunciado. Citación a juicio que se realiza por correo electrónico y en formalildad que no asegura el conocimiento efectivo de la fecha del juicio. Derecho a un proceso con todas las garantías y sin indefensión. No existe constancia fehaciente de que el denunciado tuviese cabal, oportuno y efectivo conocimiento de la celebración del juicio. Retroacción de la causa al momento en que se cometió la infracción para que se cite formalmente a los denunciados y se celebre nuevo juicio por Juez distinto al que celebró la primera vista.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
  • Nº Recurso: 10298/2019
  • Fecha: 28/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Alcance de estudio cuando se alega vulneración del derecho a la presunción de inocencia. Triple comprobación. Validez de las declaraciones del coimputado como prueba de cargo bastante. Necesidad de la existencia de corroboraciones y especial cautela que se han de guardar. Elementos de credibilidad objetiva de la declaración del coimputado. La declaración de un coimputado no puede entenderse corroborada, a estos efectos, por la declaración de otro coimputado. En el caso, la única prueba de cargo proviene de la declaración de otro de los computados. Existencia de una serie de corroboraciones y de una valoración adecuada y exenta de arbitrariedad. Contenido del derecho a la tutela judicial efectiva: derecho a obtener de los órganos jurisdiccionales una resolución fundada. Se vulnera si la decisión es arbitraria. Correcta aplicación del artículo 138 del Código Penal a partir de la nítida descripción de los hechos probados. Coautoría: no es necesario que haya una ejecución conjunta. Simplmente se requiere un elemento subjetivo consistente en el acuerdo en la acción a desarrollar. Dilaciones indebidas: no se apreció ningún retardo o interrupción en la tramitación ni se indicó por la parte recurrente. Error en la valoración de la prueba: no se acredita error. La ingesta de alcohol y droga no basta para apreciar la atenuante. Tentativa: distinción entre acabada e inacabada. Punición. Individualización de la pena: motivación bastante de la disminución de la pena en un solo grado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES MARTINEZ ARRIETA
  • Nº Recurso: 10475/2019
  • Fecha: 23/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En la sentencia se considera que basta el examen de los fundamentos iniciales de la sentencia, para constatar la existencia de la precisa actividad probatoria derivada de la declaración de la madre de la menor, que sorprendió a su compañero y a su hija en la cama desnudos y la declaración de la menor que narró de forma profusa los hechos y su reiteración; declaraciones personales que aparecen corroboradas por los dos periciales psicológicas, sobre credibilidad y secuelas psicológicas padecidas y la pericial médica que evidencia las secuelas físicas derivadas de los accesos carnales que ha sido objeto de acusación. Además, otras pruebas referenciales permiten afirmar la convicción obtenida y que se exponen a la motivación de las dos sentencias recaídas. En el mismo sentido, la obtención de fotogramas en el móvil del acusado con fotos de la menor desnuda y que han sido reconocidos por la madre como pertenecientes a su hija, así como elementos corpóreos de quien era su compañero. Descarta que los artículos 183,186 y 189, todos del Código Penal, no puedan aplicarse conjuntamente ni que se vulnere por ello el principio del "bis in idem".
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PABLO LLARENA CONDE
  • Nº Recurso: 2234/2018
  • Fecha: 15/01/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desestima que se haya vulnerado el derecho a la presunción de inocencia: doctrina sobre el valor de la declaración de la víctima. Estima la despenalización de la falta de lesiones del artículo 617.1 del Código Penal, en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015. Estima la exclusión de la responsabilidad civil al concurrir la legítima defensa.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.