• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Almería
  • Ponente: JUAN RUIZ-RICO RUIZ-MORON
  • Nº Recurso: 227/2013
  • Fecha: 12/11/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La parte demandada comercializa geomembranas de polietileno de alta densidad, para la construcción de recipientes de contención de líquidos, recipientes artificiales de grandes dimensiones, que no cumple con las exigencias del mercado CE exigidos por la Directiva 89/106/CE, del Consejo de 21 de diciembre de 1988, relativo a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados Miembros sobre los productos de construcción, al no cumplir el valor de resistencia a la fisuración bajo tensión en un medio tensioactivo (ESCR) superior a 200 horas, publicitando, en cambio, unos valores entre 300 y 400, consiguiendo de este modo durante el año 2009 un conjunto de suministros para contratas de obra civil, en perjuicio de la demandante que se ha visto perjudicada por ello. La Audiencia no considera los hechos constitutivos de actos de engaño del artículo 5 ni de omisiones engañosas del artículo 7 porque el destinatario del producto no es un consumidor. Tampoco se da el supuesto de violación de normas del artículo 15 porque la normativa sobre productos de construcción no pretende organizar la competencia en el mercado.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Donostia-San Sebastián
  • Ponente: FELIPE PEÑALBA OTADUY
  • Nº Recurso: 2151/2014
  • Fecha: 03/09/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La primera cuestión que se plantea es la competencia territorial. La divergencia entre la ley de patentes y la LOPJ, pues aquélla remitía la competencia al juzgado de primera instancia del lugar donde radicase el TSJ. Mayoritariamente se entiende que esto fue derogado por la LOPJ atribuyendo competencias a los juzgados especialistas en mercantil. En cuanto a las relaciones entre las legislaciones de competencia desleal y marcarías, se sigue el principio de complementariedad relativa. Es decir, que hay que estar a la causa de pedir, sin adoptar una solución simplista como la de pensar que la infracción de marcas es de por sí competencia desleal. Mala fe en la inscripción de la marca, a cuyo fin hay que tener en cuenta la finalidad del concepto marca (identificación del origen empresarial de los productos). La infracción de marca puede hacerse a través de la denominación social. La competencia desleal busca la existencia de mercados transparentes y competitivos. El aprovechamiento de la reputación ajena requiere la existencia de ésta, cuya prueba recae en quien la alega. Sí se aprecia publicidad ilícita por aprovechar la reputación ajena a utilizando unas fotos pertenecientes a la actora.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JUAN FRANCISCO GARNICA MARTIN
  • Nº Recurso: 185/2013
  • Fecha: 26/06/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Las demandadas actúan a través de la RED (INTERNET) explotando la página "Pokerstars.com". Las demandantes, empresas españolas dedicadas al mismo sector de explotación de sociedades dedicadas al juego (bingos, etc), consideran que se han violado las leyes concurrenciales, concretamente las leyes españolas sobre el juego, que prohibirían el juego on-line (las demandadas operan desde el extranjero). De esta manera, se prevaldrían de una ventaja competitiva (art 15 LCD). Después de analizar la compleja legislación del juego en España, concluye que no constan prohibiciones ni sanciones administrativas por el juego on-line, por lo que se desestima ese motivo de deslealtad. Tampoco se deduciría esa prohibición desde la óptica de la legislación de la sociedad de la información. Ni de los límites del Derecho de la Unión Europea sobre la legislación relativa al juego. Tampoco, pues se les puede imputar que hayan realizado afirmaciones falsas (arts. 21 y 23). No aprecia publicidad ilícita ni violación de la legislación de protección de datos.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MARTA RALLO AYEZCUREN
  • Nº Recurso: 1001/2012
  • Fecha: 26/06/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El actor recibió una comunicación en su domicilio de haber sido agraciado con un premio de 18.000 euros intimándole a que respondiera aceptando ya mismo o renunciaba a recibir el precio. La carta indicaba al destinatario que debía despegar una etiqueta, pegarla en el lugar previsto en la solicitud de emisión del cheque, y aprovechar para pedir los excelentes artículos que se ofrecían, todo lo cual debía remitirlo antes de 10 días al director financiero. En su contestación el actor pidió un surtido de cremas celulínea, un bolso y un neceser, unos mantecados de azúcar y un agarrador de seguridad, todo ello por un importe de 100,15 euros. El dinero del precio era un engaño para que el actor hiciera los pedidos de los artículos. El Juzgado desestima la demanda por considerar que el error era inexcusable. La Audiencia considera por el contrario que se trata de un supuesto de publicidad engañosa del artículo 22 de la Ley de Competencia Desleal en su redacción dada por la Ley 29/209 que incorpora al derecho español varias directivas sobre publicidad engañosa y publicidad comparativa. En materia de indemnización de daños y perjuicios solo se condena a la parte demandada a que devuelva al actor los 100,15 euros.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Donostia-San Sebastián
  • Ponente: MARIA TERESA FONTCUBERTA DE LATORRE
  • Nº Recurso: 2156/2014
  • Fecha: 26/06/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La demandada se publicita como la primera empresa que posee un suelo radiante-refrescante con certificado Aenor. Lo que considera el demandante como competencia desleal y publicidad engañosa. La lectura de dicha publicidad da a entender esa prioridad, siendo que no se corresponde a la realidad. Hay otras empresas que comercializan ese tipo de producto. Es una información que, pese a no ser inveraz, induce a error, pues no fue la primera en obtener aquella calificación. Lo que supone una actuación contraria a la buena fe. Además, la rectificación que pretende haber hecho no cumple con los requisitos suficientes para considerarla como tal.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO MARIA GOMEZ SANCHEZ
  • Nº Recurso: 770/2012
  • Fecha: 16/06/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El demandante, arquitecto que proyectó la edificación de una vivienda de su propiedad en Tenerife, demanda a la empresa editorial de una revista y a la empresa comercial que promociona y controla los contenidos de tal publicación, por haber incluido en la portada una instantánea de dicha vivienda sin su autorización. La obra arquitectónica en sí misma es susceptible de protección de la propiedad intelectual pese a no aparecer expresamente mencionada en la enumeración meramente ejemplificativa de tal Ley; si bien la singularidad para gozar de tal protección debe ser superior a la exigible a otro tipo de obras artísticas, por la restricción en diseño y elección de formas con que se topa la libertad creativa del arquitecto. No puede negarse originalidad a la obra simplemente por estar inmersa en un determinado estilo arquitectónico. Al caso dadas las varias publicaciones entre ellas algunas de prestigio del sector de arquitectura, diseño y decoración que han fijado su atención en dicha edificación, determina una grado de singularidad por las soluciones estéticas que propone que dan altura creativa a la obra. Al estar la edificación dentro de una finca y recaer parte de la vivienda sobre un acantilado excluye la limitación legal para los casos de hallarse la obra en la vía pública. Constituye también publicidad ilícita pues si bien la revista no es un catálogo si que constituye una actividad promocional incardinable en el concepto de publicidad.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MARIA DOLORS MONTOLIO SERRA
  • Nº Recurso: 627/2012
  • Fecha: 12/06/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Actor y demandados celebraron primero un contrato de arras y luego firmaron la escritura de compraventa de un local comercial, que era un loft en la zona olímpica de Tarrassa, pero que se anunciaba como vivienda en la publicidad de la agencia inmobiliaria. Poco tiempo después se conoció la decisión del Ayuntamiento de no legalizar los lofts para que los mismos puedan resultar habitables. Ante la imposiblidad de habitar el local el comprador insta la resolución del contrato y la devolución del precio. También solicita el reembolso de los gastos que había tenido para habilitar el loft como vivienda y los intereses del préstamo hipotecario. El vendedor se opone porque la condición de loft ya era conocida por el comprador, así como la problemática legalización de estos. El Juzgado y la Audiencia estiman la demanda. Se tiene en cuenta la publicidad de la oferta de la agencia inmobiliaria en la que se anunciaba el loft como vivienda. El loft contaba además con una cocina, de la que se discute si ya estaba instalada cundo se realizó al compra o si la instaló el comprador, llegando a la conclusión de que ya estaba instalada. De ahí además que el precio de venta no se correspondiese con el de un local comerical, sino que fuera superior. Tampoco se acredita que el actor comprara como inversión, sino como residencia.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: LUIS GARRIDO ESPA
  • Nº Recurso: 66/2013
  • Fecha: 23/04/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La parte actora es una empresa que comercializa dispositivos intrauterinos bajo la marca Eurogine. El demandado fue un trabajador de la actora que antes de la salida de la misma constituye una sociedad con la denominación Dispositivos contraceptivos y que comienza a producir sus propios DIUs bajo el nombre de Gyneplus. Se imputan al demandado diversos actos de competencia desleal. No se aprecia infracción de las marcas de la parte actora por la falta de identidad de los signos. Tampoco se aprecia riesgo de confusión del artículo 6 en la posible imitación de los signos y de los productos. La Audiencia distingue lo que es imitación del producto del artículo 11, que conlleva un aprovechamiento indebido del esfuerzo ajeno, de la imitación del producto o del signo que conlleva un riesgo de confusión y que tiene su residencia en el artículo 6. Tampoco se aprecia infracción de la cláusula general del artículo 4 por el hecho de haber intentado captar clientes mientras aun estaba en la empresa o por haberse aprovechado de los conocimientos adquiridos durante su permanencia en la empresa. Tan solo se aprecia infracción del artículo 5 en relación con el artículo 10 por el hecho de haber comparado los productos de la actora con los suyos afirmando sin fundamento que los suyos eran mejores, lo que conlleva imputar a la actora una falta de calidad.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: LUIS GARRIDO ESPA
  • Nº Recurso: 46/2013
  • Fecha: 10/04/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Uno de los principios de la competencia desleal es que la parte que insta la acción ha de integrar los hechos que la constituyen en los tipos específicos que la LCD contempla. Sin que la inactividad al respecto pueda ser suplida por el principio "iura novit curia". No hay competencia desleal cuando desaparece una empresa de un determinado sector y la clientela queda a expensas de lo que le puedan ofrecer el resto de competidoras. Entre las que pueden estar las formadas por antiguos trabajadores de la empresa desaparecida. La competencia está basada en el principio de la imitabilidad de los productos o servicios. Es precisamente su acercamiento y la posible intercambiabilidad lo que constituye la competencia. Con tres límites, la protección de la propiedad industrial, los riesgos de asociación y confusión y el aprovechamiento del esfuerzo o reputación ajena. El concepto de secreto empresarial es objeto de interpretación restrictiva. Remitiéndose en su conceptuación al art 39 del Tratado ADPIC.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JUAN FRANCISCO GARNICA MARTIN
  • Nº Recurso: 116/2013
  • Fecha: 12/02/2014
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La litigiosidad no se centra exclusivamente en las marcas de la demandante (declaradas caducadas por sentencia firme) sino en el nombre comercial. Este es un instrumento de identificación del empresario, mientras que la marca identifica un producto o servicio. Pero el nombre comercial identifica a la empresa en el ejercicio de una actividad, para diferenciarla así de otras empresas que desarrollan la misma actividad o similar. Por eso en la ley de marcas el tratamiento es muy similar al de la marca. Para que el nombre no caduque por no uso, éste ha de ser real y efectivo. Y en este caso no lo ha habido. La reivindicación de una marca es el derecho a hacer propia una marca inscrita a nombre de otro, cuando esa inscripción hubiera sido hecha en fraude o con violación de obligaciones legales o contractuales. Tampoco prospera esta acción. Ni la de nulidad por mala fe en la inscripción, pues la actora ya había abandonado el uso de la que fue su marca. Se compara la marca con el nombre comercial y su posible notoriedad, que exige un del mismo en parte sustancial del territorio nacional. Sin embargo, el nombre comercial si no es protegido por la ley de marcas, puede serlo por la de competencia desleal. En este casi sí habría riesgo de confusión y aprovechamiento de la reputación ajena y publicidad ilícita.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.