• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pamplona/Iruña
  • Ponente: AURELIO HERMINIO VILA DUPLA
  • Nº Recurso: 74/2017
  • Fecha: 28/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sociedad médica Cenmorea presentó demanda contra Albupoga Servicios de Salud Formación y su administrador Sr. Felicísimo, solicitando se declarase la utilización del dominio de internet centromedicolamorea.com como una intromisión ilegítima del derecho al honor al redireccionarlo a la página web www.porngub.com. Alegan que la conducta descrita comporta una lesión de la imagen y dignidad de la persona jurídica menoscabando su fama sin justificación racional. La sentencia de instancia estima la demanda alegando que los hechos fueron reconocidos, produciéndose un hecho de contenido pornográfico con difusión pública, según el perito, nadie puede llegar a esa página por equivocación. Se ha afectado el prestigio profesional de la actora, que se siente agraviada. El demandado en su recurso alega que su actuación no puede considerarse como un ataque al honor al no existir daño patrimonial, la acción de competencia sería irrelevante. El motivo se estima y con ello el recurso. El derecho a la propia imagen pretende salvaguardar un ámbito propio y reservado, no íntimo, frente a la acción y conocimiento de los demás, reconociendo la facultad de evitar la difusión incondicionada de su aspecto físico, ya que constituye un primer elemento configurador. Es erróneo que se alegue la vulneración del derecho fundamental a la propia imagen ya que no puede ser invocado por personas jurídicas. La actuación de la demandada no supone un juicio de valor, ni encaja en la conducta de la Ley Orgánica.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: ANTONIO MIGUEL FERNANDEZ-MONTELLS FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 583/2017
  • Fecha: 15/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Desestima los dos recursos de apelación interpuesto por ambas partes. Considera procedente la declaración de caducidad de la marca por no uso, recayendo sobre el titular la carga de la demostración de que ha sido objeto de un uso efectivo y no meramente simbólico en cada uno de los productos y servicios para los que el signo se encuentra registrado, de forma que para que exista un uso efectivo y real, relevante, de la marca, ésta ha de manifestarse públicamente en el sector del mercado para el que ha sido concedida, y cumplir así la función para la cual se reconoció al titular del derecho exclusivo, no siendo suficiente para cumplir la exigencia legal una utilización aparente de la marca. No considera que ha existido prescripción por tolerancia, dado que no se cumple con la exigencia legal de ser titular de una marca anteriormente registrada, dado que la aplicación del instituto de la prescripción por tolerancia permite al titular de una marca posterior registrada conservar los derechos sobre dicha marca cuando el titular de una marca anterior solicite la declaración de nulidad de dicha marca posterior o se oponga a su uso. Niega que exista riesgo de confusión entre las marcas, en relación a la acción de cesación de actos de violación y diferencia entre las finalidades de la protección de la marca y de la competencia desleal.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MARIA ELENA BOET SERRA
  • Nº Recurso: 774/2017
  • Fecha: 07/06/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Para que pueda apreciarse competencia desleal por infracción del derecho de exclusiva en la distribución de productos, el demandante ha de probar la existencia de dicha exclusiva y no la de ventas ocasionales. Tampoco se pude acudir a la regla genérica de la mala fe del art. 4 LCD, puesto que este precepto no es una regla residual, sino un tipo concreto, lo que exige identificar los tipos concretos que recoge la citada ley.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL GALGO PECO
  • Nº Recurso: 692/2016
  • Fecha: 18/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Por INDITEX, S.A. se presento demanda contra BUONGIORNO MYALERT, S.A. por considerar que sus derechos sobre la marca ZARA habían sido infringidos y correspondiente condena a no usarla y a ser indemnizada; subsidiariamente acciones de competencia desleal. Dicha demanda fue desestimada en primera instancia por el Juzgado de lo Mercantil y recurrida dicha resolución en apelación es desestimado el recurso y confirmada la sentencia recurrida fundada en que la conducta, en que se sustenta la demanda, consiste, en esencia, en que para promocionar la suscripción del servicio de remisión de contenidos multimedia vía SMS que comercializaba bajo la denominación "Club Blinko", BUONGIORNO ofrecía, en determinadas páginas web a las que se accedía a través de banner con el signo ZARA insertados en otras páginas web, en Facebook y Hotmail, la participación en un sorteo en el que el premio estaba constituido por una tarjeta regalo de ZARA por importe de 1000 euros., al considerar que dicha conducta no afectó a ninguna de las funciones de la marca (de indicación de origen, publicitaria y de inversión), no lesionó la notoriedad de la marca de la demandante, ni implicó un aprovechamiento indebido de la reputación de la misma. Rechazando no obstante el argumento de la apelada del retraso desleal y confirma la sentencia en cuanto inexistencia de perjuicios y prescripción de las acciones de competencia desleal.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: FRANCISCO JOSE PAÑEDA USUNARIZ
  • Nº Recurso: 629/2017
  • Fecha: 17/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El descrédito en el ámbito de la competencia desleal supone la realización de comportamientos que sean aptos para menoscabar su crédito en el mercado, a no ser que sean exactas, verdaderas y pertinentes. Se trata de impedir que manifestaciones falsas impertinentes o inexactas perjudiquen el correcto funcionamiento del mercado. Han de tener entidad suficiente para considerarse desproporcionadas. En este caso las manifestaciones no ostentan la suficiente entidad como para afectar al crédito del otro empresario, ni afectar la toma de decisiones en el mercado. La imitación de actitudes o formas de otro empresario ha de valorarse teniendo en cuenta el principio de libre imitabilidad; siendo ilícito cuando haya un aprovechamiento indebido del esfuerzo ajeno, con un ahorro de costes más allá de lo razonable; es decir, cuando sea idónea la imitación para generar asociación entre los consumidores, tanto sobre las prestaciones como confusión sobre la procedencia empresarial. Cuestión que ha de resolverse desde la óptica del consumidor medio. Lo que no sucede en el caso analizado, mediante la similitud de carteles anunciadores de las prestaciones (viajes o excursiones).
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MARTA CERVERA MARTINEZ
  • Nº Recurso: 129/2017
  • Fecha: 14/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: A fin de determinar la posible nulidad de la patente la sentencia acude al art 69 del Protocolo interpretativo del Convenio de la patente europea, recogido en el art 60 de la ley de patentes. De tal manera que el alcance de protección de las reivindicaciones ha de moverse entre dos extremos: evitando tanto una interpretación estrictamente literal como una excesivamente voluntarista y subjetiva. De tal manera que otorgue una protección equitativa al solicitante y un grado de certidumbre razonable a terceros. No puede fundar una nulidad de patente la falta de soporte de las reivindicaciones en la descripción, ni la falta de claridad de dichas reivindicaciones. Existe infracción de la patente pues ha de compararse el invento de la demandada con las reivindicaciones de la patente. Además, tratándose de una patente de producto y no de uso, no pueden tenerse en cuenta las diferencias que deriven de un determinado uso del producto. Debiendo desconocerse como elementos diferenciales los que son meramente accidentales o secundarios.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: LUIS RODRIGUEZ VEGA
  • Nº Recurso: 18/2017
  • Fecha: 10/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El pleito se sustancia entre la sociedad titular de una marca de cosméticos y su agente comercial. En el seno de la competencia desleal. Concretamente en lo relativo al abuso de la dependencia económica que pueda tener uno respecto del otro, sin disponer de otra alternativa comercial; al romper sin previo aviso la relación comercial. El tipo del art. 16 LCD supone en el lado activo, la explotación de una posición de dominio y en el pasivo una situación de dependencia económica en la que se encuentre quien carece de alternativas equivalentes para ejercer su actividad. Es lo que se denomina "usurpación de clientela", cuando se incumple flagrantemente el pacto de exclusiva sin previo aviso. Sin embargo, en este caso la sociedad titular de los productos cosméticos concedió a su agente exclusivo un plazo de 7 años para la distribución de aquéllos; lo que ha hecho respecto a prácticamente todo su stock, por lo que no se puede afirmar que la empresa haya actuado con prepotencia cuando comienza ella misma a competir en ese territorio con el que fuera su agente.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: ANTONIO MIGUEL FERNANDEZ-MONTELLS FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 268/2017
  • Fecha: 03/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Por el Juzgado de lo Mercantil se desestima la demanda por "GRUPO, GESTIONA STOCKS S.L." por considerar ilícita la comercialización de la partida de productos, bajo la marca CAMBALACHE; solicitando cesar de forma inmediata la comercialización; eliminar toda referencia a la marca en la web www.slideshare.net/XIRNEXIA/ partida-de-vaqueros-cambalache y condenar a la demandada al pago de daños y perjuicios. Frente a dicho pronunciamiento desestimatorio se alza en apelación la actora y por el Tribunal se desestima el recurso se confirma la sentencia recurrida porque, en primer termino la Mercantil actora no es la propietaria de la marca y en cuanto a las acciones de competencia desleal la actuación o práctica enjuiciada llevada a cabo por el demandado no la podemos configurar como apta para inducir a error, ni para distorsionar de manera significativa el comportamiento económico de sus destinatarios, igualmente respecto de omisiones engañosas ( art. 7 LCD) en que se fundamenta la demanda, por cuanto consta la relación entre las partes de colaboración para la comercialización de la partida litigiosa, y la omisión que se achaca no la observamos un reproche relevante al demandado para que pueda ser considerada engañosa en las circunstancias del caso, a los efectos de generar error en sus destinatarios en el mercado, y no existe ningún acto de imitación, ni aprovechamiento de la reputación ajena.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: JUAN FRANCISCO GARNICA MARTIN
  • Nº Recurso: 534/2017
  • Fecha: 03/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión central de la sentencia está constituida por los llamados actos de denigración entre competidores en el mercado. Los componentes de ellos son: la emisión de manifestaciones; inexactas e impertinentes, de forma absoluta o relativa, y aptas para lesionar objetivamente, sin tener en cuenta la finalidad, el crédito del competidor, su fama empresarial. Por eso se exige al analizar los comunicados presuntamente denigratorios que sean exactos, veraces y pertinentes. Sin embargo, sí considera la sentencia que existieron actos de engaño al realizar determinadas manifestaciones sobre el alcance de unas pruebas técnicas sobre un determinado producto.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MANUEL DIAZ MUYOR
  • Nº Recurso: 475/2016
  • Fecha: 03/05/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia parte del principio de respeto a la titularidad de la marca a favor de quien la ha registrado; pero recuerda el derecho del tercero que considere que la inscripción se hizo de mala fe en violación de sus derechos, de reivindicar la marca inscrita en infracción de los principios de la buena fe. Supuestos ordinariamente acaecidos entre antiguos colaboradores comerciales, distribuidores, agentes, etc. Esa mala fe exige: a) Que el solicitante supiera o debiera saber que un tercero (en este caso, la actora) venía utilizando un signo confundible con la marca solicitada. b) La intención del solicitante de impedir que un tercero (nuevamente, la demandante) continúe utilizando un signo." La mala fe ha de valorarse según las circunstancias del caso concreto. No existe competencia desleal, pues las infracciones a la marca ya están cubiertas por la legislación marcaria. También se aprecia infracción de un boceto susceptible de propiedad intelectual, un logo, que no tendría acceso al registro de marca, pero sí a la protección del autor. Derechos patrimoniales y morales.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.