• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER ARROYO FIESTAS
  • Nº Recurso: 81/2019
  • Fecha: 14/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda de acción de nulidad de la orden de compra de participaciones preferentes por error invalidante del consentimiento y de reclamación de cantidad. En primera instancia se desestimó la demanda al considerar que la acción de nulidad estaba caducada. Tomó como día inicial para el cómputo de los cuatro años la fecha en que la demandante dirigió al servicio de atención al cliente del banco demandado de cuyo contenido se deriva su conocimiento de los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción. Interpuesto recurso de apelación por la demandante, la Audiencia Provincial lo desestimó. En casación se cuestionó la determinación del dies a quo para el cómputo del ejercicio de la acción de nulidad por error en el consentimiento. La Sala desestimó el recurso. Conforme a las SSTS de pleno 769/2014, de 12 de enero de 2015, 102/2016, de 25 de febrero, y 132/2022, de 21 de febrero, y la interpretación a estos efectos del art. 1301 CC, concluyó que el comienzo del plazo de ejercicio de la acción de anulación por vicio en el consentimiento debe computarse desde que los clientes estuvieron en disposición de conocer los riesgos patrimoniales de la operación, que consistían en la inexistencia de un mercado efectivo de reventa de los títulos y en la imposibilidad de recuperación de la inversión por falta de solvencia de la entidad emisora de las preferentes, esto es, en el momento en que la entidad emisora tuvo que ser intervenida por el FROB.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 723/2019
  • Fecha: 14/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Compraventa de vivienda para uso residencial: Ley 57/1968. Acción contra aseguradora en reclamación de las cantidades entregadas a cuenta. El plazo de prescripción de la acción contra la aseguradora de la devolución de los anticipos es el general del art. 1964 CC y no el de dos años del art. 23 LCS, tal y como se estableció en la STS Pleno 320/2019. En el presente caso el plazo de quince años, aplicable por razones temporales, no había transcurrido ni tan siquiera desde la fecha contractualmente establecida para la entrega de la vivienda -30 de abril de 2010 - hasta la fecha de interposición de la demanda -29 de julio de 2016.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 1731/2019
  • Fecha: 14/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reiteración de la doctrina jurisprudencial aplicada en recursos precedentes sobre la responsabilidad del banco, como avalista colectiva de la promotora del mismo complejo residencial. La entidad avalista debe responder frente a los compradores de las cantidades previstas en el contrato y anticipadas por ellos, aunque no se ingresaran en una cuenta de la promotora. Estimación del recurso de casación y confirmación de la sentencia de primera instancia incluido su pronunciamiento en materia de intereses (procede el interés legal desde las fechas de las respectivas entregas a cuenta). Desestimación del recurso de apelación del banco avalista: las cantidades que el comprador entregó en efectivo a la promotora, a cuenta del precio de su vivienda, se correspondían con cantidades previstas en el contrato, la primera como señal y la segunda como pago a cuenta a efectuar el mismo día de la firma del contrato de compraventa, por lo que procede la condena a su devolución.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 3733/2017
  • Fecha: 08/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reiteración de la jurisprudencia sobre la validez de la cláusula de interés variable referenciado al índice IRPH inserta en un préstamo hipotecario concertado con consumidores. Las sentencias de primera y segunda instancia declararon la nulidad de la cláusula por no superar el control de transparencia. Se estima el recurso de casación del banco. Se reitera la jurisprudencia sobre los parámetros a tener en cuenta al examinar la cláusula litigiosa que son, en esencia, la publicación del IRPH en el BOE, que permite al consumidor conocer cómo se calcula el tipo medio, y la información que la prestamista facilitó al consumidor sobre la evolución pasada del índice. Dadas estas condiciones, aunque en el caso de que la falta de información sobre la evolución en los dos años anteriores pudiera considerarse como no transparente, ello no determinaría la nulidad per se, sino la posibilidad de realizar el juicio de abusividad, es decir, si se trata de una cláusula que, en contra de las exigencias de la buena fe, causa, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato. En este caso no se aprecia mala fe ni desequilibrio importante entre las partes. El ofrecimiento de un índice oficial, aprobado por la autoridad bancaria, no puede vulnerar por sí mismo la buena fe. Además, ese índice era el utilizado por diversas administraciones como referencia en la financiación de viviendas de protección oficial.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 1604/2019
  • Fecha: 07/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Garantía por las cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas (Ley 57/1968). Intereses: se devengan desde la fecha de cada anticipo, dado que se trata de intereses remuneratorios y no moratorios. Precedentes jurisprudenciales que no aplican esa regla por razones de congruencia (caso en el que en la demanda no se hizo una petición expresa de condena al pago de intereses desde cada anticipo por lo que se condenó al banco avalista al pago de intereses desde el requerimiento de pago, o bien porque hubo conformidad de la parte demandante con lo acordado en su día en la instancia). En el caso, la sentencia de segunda instancia, al imponer los intereses desde la interpelación judicial por apreciar el ejercicio anormal del derecho por el tiempo transcurrido hasta la formulación de la demanda (retraso en el ejercicio del derecho), se opone a la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo tanto en lo relativo a la procedencia de los intereses desde la fecha de cada anticipo, como sobre el plazo de prescripción de la acción. La doctrina jurisprudencial sobre la mayoría de las cuestiones relativas a la Ley 57/1968 empezó a formarse a partir de los años 2013 y 2014, de modo que no es acertado ni realista remontarse a 2008, año del incumplimiento del promotor, para apreciar un ejercicio anormal del derecho sin las cautelas y prudencia que siempre requiere esta cuestión y teniendo en cuenta que la acción no ha prescrito.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 4551/2017
  • Fecha: 03/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reproducción de la doctrina de las STS 580/2020 y 581/2020 sobre novación de cláusulas suelo. La jurisprudencia del TJUE admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada deberá superar el control de transparencia. El acuerdo novatorio supera el control de transparencia en atención a que fue adoptado cuando ya se había publicado la STS de 9-5-2013 y existía un conocimiento generalizado sobre la cláusula suelo; los prestatarios realizaron una transcripción manuscrita de conocimiento de la misma y el requisito de la información sobre la evolución pasada del índice se cumplía por la concreción de la cuantía en la cuota mensual, por la indicación del índice vigente y por su publicación por el Banco de España. El acuerdo transaccional contiene una cláusula de renuncia al ejercicio de acciones, que es abusiva por su carácter genérico, ya que no se limita a las reclamaciones de la cláusula suelo. La confirmación del contrato no procede en casos de nulidad absoluta. Se declara la validez del acuerdo novatorio y la nulidad de la cláusula de renuncia y de la cláusula suelo inicial. Las costas de primera instancia se imponen al banco, pese a la estimación parcial de la demanda, de acuerdo con la doctrina del TJUE.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 4486/2017
  • Fecha: 03/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reproducción de la doctrina de las STS 580/2020 y 581/2020 sobre novación de cláusulas suelo. La jurisprudencia del TJUE admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada deberá superar el control de transparencia. El acuerdo novatorio supera el control de transparencia en atención a que fue adoptado cuando ya se había publicado la STS de 9-5-2013 y existía un conocimiento generalizado sobre la cláusula suelo; los prestatarios realizaron una transcripción manuscrita de conocimiento de la misma y el requisito de la información sobre la evolución pasada del índice se cumplía por la concreción de la cuantía en la cuota mensual, por la indicación del índice vigente y por su publicación por el Banco de España. El acuerdo transaccional contiene una cláusula de renuncia al ejercicio de acciones, que es abusiva por su carácter genérico, ya que no se limita a las reclamaciones de la cláusula suelo. La confirmación del contrato no procede en casos de nulidad absoluta. Se declara la validez del acuerdo novatorio y la nulidad de la cláusula de renuncia y de la cláusula suelo inicial. Las costas de primera instancia se imponen al banco, pese a la estimación parcial de la demanda, de acuerdo con la doctrina del TJUE.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 4554/2017
  • Fecha: 03/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reproducción de la doctrina de las STS 580/2020 y 581/2020 sobre novación de cláusulas suelo. La jurisprudencia del TJUE admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada deberá superar el control de transparencia. El acuerdo novatorio supera el control de transparencia en atención a que fue adoptado cuando ya se había publicado la STS de 9-5-2013 y existía un conocimiento generalizado sobre la cláusula suelo; los prestatarios realizaron una transcripción manuscrita de conocimiento de la misma y el requisito de la información sobre la evolución pasada del índice se cumplía por la concreción de la cuantía en la cuota mensual, por la indicación del índice vigente y por su publicación por el Banco de España. El acuerdo transaccional contiene una cláusula de renuncia al ejercicio de acciones, que es abusiva por su carácter genérico, ya que no se limita a las reclamaciones de la cláusula suelo. La confirmación del contrato no procede en casos de nulidad absoluta. Se declara la validez del acuerdo novatorio y la nulidad de la cláusula de renuncia y de la cláusula suelo inicial. Las costas de primera instancia se imponen al banco, pese a la estimación parcial de la demanda, de acuerdo con la doctrina del TJUE.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 4386/2017
  • Fecha: 02/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reproducción de la doctrina de las SSTS 580/2020 y 581/2020 sobre novación de cláusulas suelo. La jurisprudencia del TJUE admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula, como la cláusula suelo, pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada individualmente sino que la cláusula suelo ha sido predispuesta por el empresario, en ese caso debería cumplir, entre otras exigencias, con las de transparencia. El acuerdo novatorio supera el control de transparencia en atención a que fue adoptado cuando ya se había publicado la STS de 9-5-2013 y existía un conocimiento generalizado sobre la cláusula suelo; los prestatarios realizaron una transcripción manuscrita de conocimiento generalizado de la misma y el requisito de la información sobre la evolución pasada del índice se cumplía por la concreción de la cuantía en la cuota mensual, por la indicación del índice vigente y por su publicación en el Banco de España. El acuerdo transaccional contiene una cláusula de renuncia al ejercicio de acciones, que es abusiva por su carácter genérico, ya que no se limita a las reclamaciones de la cláusula suelo. La confirmación del contrato no procede en casos de nulidad absoluta. Se declara la validez del acuerdo novatorio y la nulidad de la cláusula de renuncia y de la cláusula suelo inicial. Las costas de la primera instancia se imponen al Banco, pese a la estimación parcial de la demanda, de acuerdo con la doctrina del TJUE.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 4482/2017
  • Fecha: 02/03/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Reproducción de la doctrina de las STS 580/2020 y 581/2020 sobre novación de cláusulas suelo. La jurisprudencia del TJUE admite la posibilidad de que una cláusula potencialmente nula pueda ser modificada por las partes con posterioridad, pero si esta modificación no ha sido negociada deberá superar el control de transparencia. El acuerdo novatorio supera el control de transparencia en atención a que fue adoptado cuando ya se había publicado la STS de 9-5-2013 y existía un conocimiento generalizado sobre la cláusula suelo; los prestatarios realizaron una transcripción manuscrita de conocimiento de la misma y el requisito de la información sobre la evolución pasada del índice se cumplía por la concreción de la cuantía en la cuota mensual, por la indicación del índice vigente y por su publicación por el Banco de España. El acuerdo transaccional contiene una cláusula de renuncia al ejercicio de acciones, que es abusiva por su carácter genérico, ya que no se limita a las reclamaciones de la cláusula suelo. La confirmación del contrato no procede en casos de nulidad absoluta. Se declara la validez del acuerdo novatorio y la nulidad de la cláusula de renuncia y de la cláusula suelo inicial. Las costas de primera instancia se imponen al banco, pese a la estimación parcial de la demanda, de acuerdo con la doctrina del TJUE.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.