• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN MOLINS GARCIA-ATANCE
  • Nº Recurso: 1127/2023
  • Fecha: 25/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Al varón el INSS le reconoce por Resolución de 14/02/22 complemento del art. 60 LGSS con efectos de 22/01/20 por sus 2 hijos, tras haberlo denegado y desestimado la reclamación previa. A la madre se le reconoció el nuevo complemento del art. 60 LGSS con efectos desde 11/08/21, al padre le descuentan el importe de la cantidad que percibe la madre. El JS desestimó, confirma la Resolución del INSS, el TSJ revocó reconociendo el derecho del padre a percibir el complemento sin deducción. El INSS cuestiona en cud. si el complemento de maternidad por aportación demográfica puede percibirse en su totalidad o debe minorarse cuando la progenitora devengó el complemento de reducción de la brecha de género. La Sala IV remite a su jurisprudencia rcuds. 2808/22 y 808/23, atendiendo al régimen transitorio de la DT 33 LGSS fijó el criterio para esta situación previendo que el complemento por reducción de la brecha de género se alimente en su cuantía del que percibía el otro progenitor viéndose éste minorado a partir de que surge un nuevo beneficiario. Razonó que la DT acude a una regla de minoración cuantitativa cuando concurre con el nuevo complemento que sólo afecta a la cuantía y no al derecho que sigue vigente, sin alterar la prestación pública siendo modificado en un contenido concreto por vía legislativa justificada ante la nueva ordenación o redefinición de la prestación en la cuantía fijada en la LPGE. El complemento debe ser minorado en la cuantía concurrente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Cáceres
  • Ponente: JOSE ANTONIO HERNANDEZ REDONDO
  • Nº Recurso: 413/2023
  • Fecha: 25/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El demandante venía percibiendo subsidio para trabajadores eventuales por cuenta ajena agrarios para Andalucía y Extremadura desde el 22/05/2022. El 24/06/2022 su esposa aceptó en herencia bienes por importe de 19.327,39 €, procediendo en esa misma fecha a su venta obteniendo 30.012,00 €. El 5/08/2022 la Administración comunicó al beneficiario la extinción de la prestación. Se plantea si se ha excedido el límite de rentas y procede la extinción de la prestación y la respuesta es que para el límite de recursos en pensiones de invalidez o jubilación no contributivas, no computa el valor del patrimonio, mobiliario o inmobiliario ni, tampoco, el producto de su venta (que lo sustituye), sino únicamente la renta o rendimiento del mismo, efectivo o presunto o, en su caso, la ganancia o plusvalía generada con su enajenación, valorada conforme a las normas fiscales. En el presente caso se ha considerado como ingreso computable el producto de la venta de las fincas, no la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de enajenación por lo que ignorando si ha existido una diferencia positiva debe confirmarse la sentencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN MOLINS GARCIA-ATANCE
  • Nº Recurso: 2663/2021
  • Fecha: 25/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión a decidir consiste en determinar si la pérdida de agudeza visual del demandante justifica que se le declare afecto de gran invalidez. Pero, el TS no entra en el fondo del asunto al no concurrir la necesaria contradicción entre las sentencias enfrentadas dentro del recurso, toda vez que tras las SSTS de 16-3-2023 (rec 3980/19; y rec 1766/20), lo determinante no es la concreta cifra de pérdida de agudeza visual o de campo visual, sino la aptitud de cada persona, a fin de determinar si efectivamente necesita la asistencia de otro para los actos más esenciales de la vida. Así las cosas, no concurre el presupuesto procesal de contradicción porque el art. 219 LRJS exige una identidad esencial de hechos que no concurre entre ambas sentencias, porque en la recurrida se recoge que cuando el actor tenía 13 años se le diagnosticó una afaquia en ambos ojos, con una agudeza visual de 0,06 en el ojo derecho y de 0,05 en el ojo izquierdo. Nada consta en relación a que en ese momento necesite de asistencia de tercero para realizar las actividades básicas de la vida diaria. Por el contrario, en la sentencia de contraste, cuando el actor se afilia al sistema de la SS, ya presentaba una dolencia -tetraplejia C6 Asia A postraumática- que evidenciaba que desde entonces necesitaba de la ayuda de una tercera persona para realizar los actos esenciales de la vida diaria como vestirse, desplazarse, asearse, etc, circunstancia que no concurría en el caso de la sentencia recurrida.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Albacete
  • Ponente: JOSE MONTIEL GONZALEZ
  • Nº Recurso: 3/2024
  • Fecha: 25/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Inadecuación de procedimiento. Se cita la doctrina del TS y se indica que se debate la interpretación y aplicación del convenio para el personal laboral al servicio de la Administración de la JC C-LM y el Acta de fecha 28-12-17 sobre el acceso a la jubilación parcial de ese convenio, no implicando intereses individuales ni negociaciones entre partes con distintos intereses, sino que afecta de manera generalizada al modo de calcular la jornada laboral anual para personal en jubilación parcial con jornada a tiempo parcial. Computo de la jornada anual. Se indica que para el personal laboral a jornada completa, se computan 222 días de trabajo efectivo, incluyendo los no lectivos -1554 h anuales según el Convenio- y los días no lectivos que exceden de las vacaciones no se recuperan por haberse cumplido la jornada máxima mientras que para el personal jubilado parcial con jornada del 50%, se computan 111 días, también incluyendo los no lectivos, distribuidos concentradamente en periodos específicos, pero en la interpretación contractual se realiza un cómputo efectivo de la jornada excluyendo los no lectivos, lo que genera un diferente trato contrario al principio de igualdad entre empleados a tiempo completo y parcial previsto en el ET y el convenio y además el Acta de 28-11-17, que estipula que los derechos y deberes del personal jubilado parcial deben mantenerse en proporción al tiempo trabajado, sin diferenciación injustificada respecto al personal a tiempo completo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: EMILIO ALVAREZ ANLLO
  • Nº Recurso: 939/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El actor mientras trabajaba presenta alteración en la articulación del lenguaje, paresia facial y debilidad de extremidades izquierdas. El paciente refiere que se encontraba trabajando en un tejado (es albañil) y que cuando se quiso levantar "las piernas no le iban". El concepto de accidente de trabajo en el RETA va referido en los siguientes términos: "Se entenderá como accidente de trabajo del trabajador autónomo el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación de este régimen especial".Ciertamente desaparece la presunción de laboralidad de los eventos acaecidos en tiempo y lugar de trabajo, correspondiendo al trabajador aportar alguna prueba de la relación trabajo evento lesivo. En el régimen general se parte, en cambio, de la presunción de laboralidad. Pero el argumento a juicio de esta sala es plenamente traspasable al concepto de accidente de trabajo en el régimen de autónomos, pues el hecho de que el evento se produzca cuando se está realizando una importante actividad física, en condiciones cuando menos penosas objetivamente, sienta un panorama que hace concluir que el ictus producido en dichas condiciones cuando menos en parte se encuentra influenciado por el desempeño de los cometidos por los que se encuentra en el régimen de autónomos.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: JOSE MANUEL RIESCO IGLESIAS
  • Nº Recurso: 881/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Lo que el recurrente pretende, en definitiva, es que se declare que la sentencia impugnada ha infringido los preceptos mencionados por no haberle declarado afecto de incapacidad permanente total o, subsidiariamente, incapacidad permanente parcial o lesiones permanentes no invalidantes, derivadas todas ellas de enfermedad profesional por la sordera neurosensorial que padece.De conformidad con los hechos probados primero y cuarto, al momento del dictamen propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades (13 de mayo de 2020), el actor había trabajado como calderero un total de 111 días entre los años 2004 y 2019 (26 días hasta el diagnóstico de la hipoacusia, tal como explica el Magistrado en el fundamento de derecho cuarto). Ahora bien, la actividad de calderero, rectius, trabajos de calderería, no da lugar sin más a la enfermedad profesional de sordera como la que padece el actor (neurosensorial, grave, simétrica e irreversible, según el hecho probado sexto), sino que es preciso que se haya realizado con un nivel sonoro diario equivalente a 80 decibelios. Pero de ese nivel de ruido no hay rastro alguno en los hechos probados, no completados en este sentido por el recurrente. Así lo entiende el juzgador que en el penúltimo párrafo del fundamento de derecho cuarto razona que no se ha probado por el actor que en su trabajo como calderero haya estado expuesto al nivel de ruido fijado reglamentariamente, por lo que -concluye- el agente mórbido no estaría presente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 6/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Concurrencia de beneficiarias de pensión de viudedad, tras estar cobrando el 100% de la pensión la viuda del fallecido (segunda esposa), la que fue primera esposa del causante solicita también su pensión, lo que obtiene en vía judicial, pero sin que fuera llamada al litigio la viuda. Existencia de escritura pública de disolución de la sociedad de gananciales formada por el causante y la primera esposa de fecha 5 de septiembre de 1997, en virtud de la cual había renunciado a la pensión compensatoria de divorcio. Pacto ocultado (maquinación fraudulenta) al demandar y recurrir que genera error judicial. Requisitos de la revisión: legitimación y plazo de presentación. Recuperación de documentos y maquinación falacia o engaño por el litigante vencedor, con consciente y voluntario aprovechamiento de actos directos o inmediatos que provocan una grave situación de irregularidad procesal, con la consiguiente indefensión de la contraparte. Estimación de la revisión y Efectos de la rescisión sobre la propia pensión de viudedad que deberá dilucidar el Juzgado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: JOSE MANUEL RIESCO IGLESIAS
  • Nº Recurso: 853/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Ni la pretensión principal ni la subsidiaria (IPA e IPT) interesadas por la recurrente pueden resultar exitosas. En la sentencia impugnada, la Magistrada razona que la contingencia de incapacidad temporal fue la de accidente de trabajo a los meros efectos económicos, de percibo de la prestación, pero no materiales, al no ser la actora trabajadora en centro sanitario o sociosanitario inscrito en el oportuno registro ni haber obtenido, por tanto, el oportuno informe del servicio de prevención. Por lo que la contingencia determinante de una eventual IPT ha de serlo de origen común, de modo que no le falta razón a la Administración demandada cuando resuelve que carece la actora de carencia suficiente para acceder a la prestación contributiva. Pues bien, esta argumentación de la sentencia, que lleva a la desestimación de la demanda, no es contradicha por la recurrente mediante el oportuno motivo de recurso, imprescindible para acreditar que la contingencia determinante de la incapacidad permanente absoluta o, subsidiariamente, total, que pretende, es la de accidente de trabajo. Quedando firme por no impugnada la calificación de enfermedad común de la contingencia de la incapacidad permanente, resulta patente que la recurrente no tiene derecho a la prestación que solicita por la contingencia de accidente de trabajo y tampoco por enfermedad común, toda vez que, como escribe la magistrada, no se ha cuestionado que en, caso de ser ser común, se carece de la necesaria carencia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: EMILIO ALVAREZ ANLLO
  • Nº Recurso: 945/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: A la actora se le ha reconocido la incapacidad total y demandó solicitando el grado absoluto. Afirmar, como se hace en el recurso, que la solicitud de plaza en centro residencial para personas mayores lo es por edad, cuando estamos ante una persona de 65 años, resulta un poco chocante pues no se trata de una persona de edad avanzada. Por lo demás, si se reconoció una incapacidad total es que las dolencias se consideraron definitivas. Estamos ante una persona con un largo proceso de dolencia psíquica que se ha ido agravando hasta recibir el diagnóstico de esquizofrenia paranoide con una clínica de apatía, astenia, abulia, anergia, falta de empuje a la actividad, funcionamiento diario inactivo, retracción social y ansiedad. Coexistía con ideas de perjuicio, vigilancia y control con repercusión en la esfera emocional y conductual, traducida en la presentación de denuncia policial. Es decir, nos encontramos con una dolencia que recoge la presencia de alucinaciones, delirios y que va acompañada de la clínica referida, lo que a juicio de la sala y coincidiendo con el criterio de la recurrida, excluye la posibilidad de realizar una actividad laboral en términos de profesionalidad y eficacia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Superior de Justicia. Sala de lo Social
  • Municipio: Valladolid
  • Ponente: JOSE MANUEL RIESCO IGLESIAS
  • Nº Recurso: 847/2023
  • Fecha: 24/04/2024
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Descartado el accidente de trabajo, si no consta ningún suceso traumático ocurrido en el puesto de trabajo, se pretende la calificación de enfermedad profesional. El hoy recurrente causó nueva baja por incapacidad temporal el 22 de marzo de 2021 por neuropatía del nervio cubital (hecho probado tercero), que no es ninguna de las enfermedades referidas en el código 2D03 (tendinitis del abductor largo y extensor corto del pulgar (T. De Quervain), tenosinovitis estenosante digital (dedo en resorte) y tenosinovitis del extensor largo del primer dedo. Y tampoco encontramos en el relato de hechos probados una relación más o menos detallada de las tareas que el recurrente realiza en su trabajo como peón de industrias lácteas que, aunque se presume eminentemente físico, no tiene por qué exigir aprehensión fuerte con giros o desviaciones cubitales y radiales repetidas de la mano, así como movimientos repetidos o mantenidos de extensión de la muñeca, como los descritos en el código 2D0301. No queda acreditado, por tanto, que la situación de incapacidad temporal iniciada por el recurrente en marzo de 2021 proceda de accidente de trabajo o de enfermedad profesional.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.