• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 24/2019
  • Fecha: 12/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La revisión de oficio de los actos administrativos nulos es un procedimiento extraordinario y excepcional que solo puede utilizarse cuando concurran los motivos de nulidad de pleno derecho previstos legalmente, supuestos en los que el interés general demanda que los actos afectados de tal invalidez sean expulsados de la vida jurídica. Por ello, la revisión de oficio es objeto de interpretación restrictiva y el procedimiento revisor excepcional. El recurso no ataca el acto administrativo que constituye su objeto -la resolución ministerial de inadmisibilidad del trámite revisorio por manifiesta falta de fundamento-, sino que se limita a reproducir las causas de nulidad invocadas en vía administrativa, introduciendo, además, otras nuevas. No concurre la primera causa de nulidad alegada, pues el jefe accidental de zona tenía competencia para acordar el inicio del expediente, por ostentar la misma competencia que el titular al que sustituía. No se vulneró el principio non bis in ídem, pues los hechos objeto de reproche fueron corregidos en un único expediente disciplinario, por más que se iniciaran dos, el primero de los cuales, al terminar sin declaración de responsabilidad, dio lugar al segundo, incoado por la posible comisión de infracción disciplinaria distinta. Las inexactitudes de la notificación del acuerdo de inicio del expediente carecen de vicio invalidante que afecte de nulidad radical al acto administrativo, sin que, además, produjeran indefensión al recurrente.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 62/2020
  • Fecha: 09/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No resultó vulnerada la presunción de inocencia, pues la resolución sancionadora no se apoyó en el parte disciplinario, luego no ratificado, sino en la documental, en la que se recogen por escrito las expresiones que el recurrente dirigió al instructor de un anterior expediente disciplinario al formular alegaciones a la propuesta de resolución. La expresión «la estulticia del instructor es supina» no queda amparada por el derecho a la libertad de expresión en el ejercicio del derecho de defensa, ya que: a) la expresión es objetivamente insultante, de forma que lo que hizo el recurrente fue atribuir al instructor de su expediente disciplinario una gran tontería o necedad; b) la expresión resultaba por completo innecesaria para el propósito defensivo del escrito, pues, a través de ella, se descalificaba gravemente el honor y dignidad de la persona del instructor, no los razonamientos de la propuesta de resolución. El relato de hechos probados cumple los requisitos del tipo, ya que la gravedad de la desconsideración se desprende, no solo de los términos empleados, sino del hecho de que fueran dirigidos frente al instructor de un expediente disciplinario en el ejercicio de sus funciones públicas, dejando constancia por escrito de la falta de respeto con el ánimo de menoscabar su consideración y prestigio profesional. Tanto la resolución sancionadora como la sentencia recurrida motivan razonadamente la sanción impuesta, que resulta proporcionada a las circunstancias concurrentes.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 60/2020
  • Fecha: 24/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sanción impuesta al demandante es consecuencia de la comisión de una nueva falta grave, la del art. 7.21 LORDFA -consistente en no incorporarse o ausentarse injustificadamente de su destino por un plazo inferior a 24 horas-, ya que había faltado a la lista de ordenanza por segunda vez, tras haber faltado a la del día anterior, encontrándose en la península y no en la plaza de su destino, cuando el interesado tenía anotadas y no canceladas cuatro sanciones por falta grave. El análisis de las infracciones anteriores no canceladas se encuentra extramuros del recurso, que ha de centrarse en el examen de la conducta que da lugar a la infracción muy grave objeto de sanción. Ceñida la cuestión a la última falta grave cometida, en contra de lo afirmado por este, la reducción de jornada que se le había concedido por cuidado de menor no puede tener ninguna incidencia respecto de la ausencia indicada. La reducción de jornada concedida para el cuidado de una hija menor en ningún caso suponía autorización para abandonar la plaza donde se encuentra su destino y para desplazarse a la península, resultando irrelevantes los horarios o contingencias que pudieran tener las navieras que unen con la península aquel destino. Las medidas de flexibilidad horaria derivadas de la reducción de jornada concedida no pueden servir de cobertura para la conducta objeto de sanción. La resolución impugnada, además, motiva adecuadamente, incluso atemperando su rigor, la sanción impuesta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 23/2020
  • Fecha: 24/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tipo de abuso de autoridad en el ejercicio del cargo exige una acción que exceda de un mero error o desliz y que suponga un exceso relevante en el ejercicio de la función que desempeña el sujeto activo, exigencia que no puede defenderse que concurra en la conducta objeto de enjuiciamiento, a la vista de la naturaleza marcadamente genérica del informe de asuntos internos de la Benemérita en que se apoyó la incoación del expediente disciplinario y en atención, además, de las circunstancias que respaldaron la atemperación de la tipificación de los hechos en la alzada, ya que el acceso injustificado a la base de datos de gestión de recursos humanos por parte del recurrente se produjo por un brevísimo espacio de tiempo -dos segundos-, lo que no impide considerar que se tratara de un simple descuido, inadvertencia o equivocación que, aun siendo susceptible de incardinarse en la infracción disciplinaria leve contemplada en el art. 9.9 LORDGC, se encontraría prescrita. La previsión de la infracción grave apreciada se encuentra orientada al castigo de acciones de mayor enjundia, desmesura o trascendencia para el servicio. No se encuentran méritos suficientes para acceder a la solicitud de indemnización por daños morales, ya que, a criterio de la sala, el interesado obtiene satisfacción al respecto con la decisión adoptada, consistente en anular la resolución sancionadora, en cuanto queda repuesto en la situación jurídica y económica anterior, tras verse reconocida su pretensión.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER DE MENDOZA FERNANDEZ
  • Nº Recurso: 68/2020
  • Fecha: 17/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se produjo indefensión por el hecho de que parte de la documental recabada se recibiera e incorporara a la instrucción con posterioridad al pliego de cargos, pues tales pruebas no fueron discutidas por el encartado con posterioridad cuando tuvo posibilidad legal para ello, en particular, en su escrito de alegaciones a la propuesta de resolución. Los elementos probatorios, válidamente obtenidos y regularmente practicados -documental y diversas testificales-, llevan a la más firme convicción de la certeza de los hechos que se declaran probados, por lo que resultan suficientes para enervar la presunción de inocencia. El relato de hechos probados -conforme al cual, el recurrente cogió un vehículo oficial, permitió que lo condujera un paisano como consecuencia de su falta de capacidad personal para ello, así como que accionara las señales luminosas de circulación prioritaria, dejó de informar a su unidad sobre su situación y sobre su estado, dio lugar a la intervención de la policía local primero y luego de un Juzgado de Instrucción y devolvió el vehículo con diversos desperfectos que no existían antes sin dar cuenta de ello- conforma una conducta manifiestamente contraria al recto comportamiento que cabe esperar de un miembro de la Guardia Civil, obligado a comportarse con seriedad, decoro, dignidad y honor militar. No está acreditado que el recurrente actuara privado de sus facultades intelectivas o volitivas, por lo que no puede apreciarse la inimputabilidad planteada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 72/2019
  • Fecha: 17/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Lo que se limita a los militares no es su libertad de opinión, sino la de expresión, de manera que a través de ella no lesionen ni pongan en riesgo los valores incorporados a los bienes jurídicos protegidos por las leyes. En los hechos que la resolución sancionadora declara probados concurren todos los elementos de la infracción disciplinaria apreciada: el recurrente firmó un artículo de opinión política ostentando su condición de militar y su empleo de teniente coronel en la situación de reserva y, por lo tanto, sujeto al régimen disciplinario de los miembros de las FF.AA., al no implicar aquella situación una suspensión de su condición de militar sujeto a su régimen de derechos y deberes; en el artículo en cuestión, el recurrente expresaba opiniones contrarias al deber de neutralidad política del militar; dicho artículo se difundió a través de un medio de comunicación social, lo que denota la incuestionable concurrencia del dolo exigible como elemento subjetivo del tipo aplicado. La calificación jurídica llevada a efecto por la resolución sancionadora fue correcta y no infringió en modo alguno la jurisprudencia de esta sala, del TEDH y del TC sobre el derecho a la libertad de expresión de los militares y sus límites. Sin embargo, la autoridad sancionadora no debió elevar la sanción propuesta por el instructor sin devolverle el expediente para que formulara otra que incluyera sanción de mayor gravedad, con traslado al expedientado para formular alegaciones.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 36/2020
  • Fecha: 16/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Resulta justificado el temor del recurrente sobre la falta de objetividad del instructor del expediente. La imputación por este de una tercera infracción que ni siquiera había sido contemplada en la orden de incoación del expediente disciplinario y el mantenimiento de la acusación por la falta grave de abuso de autoridad -una vez negado el supuesto abuso por la presunta víctima del mismo en declaración testifical-, proponiendo, además, sin justificación, la más gravosa de las sancionas previstas en la ley para tal infracción son claros indicios de aquella falta de objetividad. A ello se añade la posterior declaración testifical del propio instructor en otro expediente disciplinario en la que calificó al hoy recurrente como «antisistema», «terrorista administrativo», considerando que «una persona así no puede ser un buen guardia civil», circunstancias todas ellas que denotan aversión, enemistad o rechazo palmarios y ostensibles frente al mismo desde hacía tiempo. Asimismo, resulta relevante que la propia autoridad con potestad sancionadora tuviera que anular el pliego de cargos y la propuesta de resolución inicialmente formulados por el instructor y que posteriormente tampoco sancionara por la falta grave de abuso de autoridad que continuó siendo imputada por el instructor en los nuevos pliego de cargos y propuesta de resolución, así como que dicha autoridad rebajara sustancialmente la sanción propuesta por el instructor respecto de la única falta finalmente sancionada.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 75/2020
  • Fecha: 16/03/2021
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En el escrito de preparación se aduce por el recurrente que el interés casacional que el caso presenta se concreta en los siguientes extremos: vulneración del art. 24.2 CE, al entender infringido el derecho a la presunción de inocencia; infracción del art. 25 CE, por vulneración del principio de legalidad, en su vertiente de tipicidad. Conforme a lo dispuesto en el art. 88.2.e) LJCA, puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre derechos fundamentales, de forma que, como las alegaciones del recurrente se centran en ello, sin prejuzgar ahora el fondo del asunto -pues se trata únicamente de decidir sobre la admisibilidad del recurso-, se acepta la existencia de dicho interés casacional objetivo, lo que conlleva, de conformidad con lo establecido en el art. 88.1 LJCA, a la admisibilidad del recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 21/2020
  • Fecha: 15/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal de instancia ponderó toda la prueba de cargo y de descargo de que se dispuso, explicando de forma lógica los fundamentos de su convicción sobre la certeza de los hechos que declaró probados, consistentes en que el recurrente, en su condición de jefe de turno, no realizó, o realizó incorrectamente, alguno de los puntos de verificación fiscal que anotó en su papeleta de servicio como efectivamente realizados. Las imágenes aportadas al expediente se corresponden con lo sucedido durante la prestación del servicio de vigilancia fiscal del aeropuerto, habida cuenta del medio puramente objetivo utilizado para su captura, la completa identificación de lugar y tiempo especificados en la solicitud de las imágenes y en la propia grabación y la fiabilidad de la cadena de custodia. El rechazo por el instructor del expediente de la documental propuesta -por redundante, innecesaria e irrelevante-, en modo alguno supuso indefensión material al recurrente, como luego puso de manifiesto su práctica en sede judicial. El ámbito de aplicación del derecho a no autoincriminarse queda alejado del caso enjuiciado, pues cuando el recurrente cumplimentó la papeleta de servicio era desconocido por el mando que la información reflejada en la misma no se ajustaba a la realidad, circunstancia luego descubierta mediante el visionado de las cámaras de seguridad del aeropuerto, sin que, en consecuencia, el recurrente hubiera sido compelido a elegir entre autoincriminarse o alterar la verdad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO CUESTA DEL CASTILLO
  • Nº Recurso: 49/2020
  • Fecha: 12/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El tribunal de instancia dio respuesta motivada a los planteamientos del recurrente referidos a la legalidad metrológica del equipo utilizado en la prueba de detección de alcohol, al razonar, de forma no arbitraria y conforme a las reglas de la lógica, que de la documental practicada se desprendía que el alcoholímetro empleado contaba con certificado de calibración en vigor en la fecha en que fue utilizado y cumplía todos los requisitos establecidos por las normas sobre verificaciones periódicas de los instrumentos de medición de alcohol en aire espirado. Por otra parte, para determinar el estado de ebriedad no es imprescindible la verificación mediante técnicas alcoholimétricas, pues aquella puede acreditarse también por prueba testifical de la que se deduzca objetivamente que el interesado presentaba síntomas externos inequívocos de embriaguez. La sala considera que el tribunal sentenciador tuvo a su alcance y valoró toda la testifical practicada en el expediente disciplinario y, además, la apreció correctamente cuando concedió razonadamente mayor relevancia a unas declaraciones testificales sobre otras, con una argumentación de todo punto lógica, que impide calificar su criterio como irracional o arbitrario.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.