• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Donostia-San Sebastián
  • Ponente: AUGUSTO MAESO VENTUREIRA
  • Nº Recurso: 1116/2021
  • Fecha: 25/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se atribuye a la acusada, que permaneció en el domicilio familiar durante el proceso de divorcio, haber abierto la correspondencia bancaria de su esposo y facilitado esta información a su letrado, quien la presentó en el Juzgado de familia para reclamar las pensiones. La información bancaria constituye secreto aunque hubiera podido conocerse en caso de haberla solicitado del Juzgado. Es irrelevante la actitud del perjudicado dentro del proceso de divorcio y su desatención de la obligación del pago de alimentos. La inferencia de que la acusada abrió la correspondencia es excesivamente abierta porque no se ha acreditado que las entidades bancarias hayan remitido información a ese domicilio durante las fechas señaladas y el letrado pudo haber conocido la información por otros medios.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MARIA FERRER GARCIA
  • Nº Recurso: 1254/2020
  • Fecha: 24/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El ánimo libidinoso no es imprescindible para completar el tipo previsto en el artículo 183.1 CP, que solo requiere como elemento subjetivo el conocimiento y aceptación del carácter sexual del comportamiento que se impone a quien no está en condiciones de consentirlo. Ahora bien, su detección es un instrumento útil para conformar el componente sexual de la acción, y a partir de este su relevancia para comprometer el bien jurídico protegido, la libertad e indemnidad de las personas menores, su derecho a no verse involucradas en contextos sexuales ni perturbadas por estímulos distorsionadores en la formación de su sexualidad. La realidad nos enseña que, en ocasiones, se producen situaciones en las que la ambigüedad de una cierta acción es susceptible de inducir dudas acerca de su carácter. En estos supuestos, el ánimo libidinoso opera como elemento que decanta la calificación hacía el abuso sexual, en detrimento de otras calificaciones de menor intensidad, como el delito leve de coacciones hacia el que apuntó el recurso. En el caso concreto, el TS afirma, no obstante que, el delito se consumó, pues hubo contacto corporal.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARMEN LAMELA DIAZ
  • Nº Recurso: 1069/2021
  • Fecha: 24/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La impugnación por sí misma no priva a la pericial de valor probatorio, sino que implica la necesidad de que la prueba sea sometida a la contradicción en el acto del Juicio Oral para que tenga eficacia probatoria. El art. 183 quater CP fija dos premisas o circunstancias que deben concurrir conjuntamente para la aplicación de este precepto como son la proximidad entre ambos sujetos, tanto en edad como en desarrollo o madurez. Ambos Tribunales toman en consideración la gran diferencia de edad entre el acusado (38 años) y víctima (15 años). A ello cabe añadir las graves consecuencias de carácter psicológico que los hechos han ocasionado sobre la menor, llevándole a un estado de abatimiento y quiebra de la personalidad, hasta el punto de tener deseos autolíticos. Desde luego tan graves secuelas no son típicas de una relación madura y consentida. El delito continuado se consuma cuando se ejecuta la última acción que configura el complejo delictivo que se constituye en un ilícito penal por la conjunción de las distintas acciones que lo integran. Las conductas realizadas a partir de su vigencia atraen hacia sí las consecuencias punitivas derivadas de la aplicación de sus previsiones, sin que sea posible descomponer la figura delictiva en dos tramos diferenciados, a cada uno de los cuales le sería aplicable los diversos Códigos vigentes. La indemnización fijada es adecuada, en atención a los efectos de la situación de riesgo que la víctima vivió, su duración en el tiempo y su edad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO DEL MORAL GARCIA
  • Nº Recurso: 2703/2020
  • Fecha: 24/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recurre la condena por un delito de quebrantamiento cuando ya existía una condena previa por diversos quebrantamiento cometidos en un período donde quedaría comprendido el hecho que da lugar a esta segunda condena. Se admite la posibilidad de formular recurso de casación por vía del art. 849.1 LECrim, por vulneración del principio non bis in idem. Ciertamente no se invoca una norma penal, pero sí una norma sustantiva que ha de tenerse en cuenta para la aplicación de la norma penal. Es principio constitucional cuyo componente sustantivo no puede olvidarse: muchas veces constituye la pieza clave para interpretar normas penales de inequívoco carácter sustantivo. En cuanto al fondo, debe tenerse en consideración que el TS ha abandonado la jurisprudencia que admitía la punición separada del hecho si no se contemplaba en la previa sentencia condenatoria. El delito continuado es una realidad sustantiva. Su aplicación no puede venir condicionada por avatares procesales. Solo cuando se interpone una denuncia o el sujeto activo conoce que existe una investigación respecto de los hechos, se produce lo que se ha venido en conocer como ruptura jurídica. Hasta ese momento todos los hechos constituyen una unidad a efectos penales sustantivos y su escisión vulnera el non bis in idem o el principio de proporcionalidad. Debe tenerse en consideración la anterior condena para verificar si la suma de ambas desborda la proporcionalidad y, en su caso, reducir o suprimir la segunda.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Barcelona
  • Ponente: MONTSERRAT COMAS DE ARGEMIR CENDRA
  • Nº Recurso: 179/2021
  • Fecha: 24/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Audiencia confirma la sentencia que condenó al acusado como autor de un delito de robo con fuerza en casa habitada en grado de tentativa. Se descarta que haya existido error en la valoración probatoria pues la identificación realizada por la víctima ha sido esclarecedora, siendo detenido tras ser perseguido por aquélla que avisó a la Policía quien detuvo al acusado. Se recoge la exigencia jurisprudencial a la hora de valorar las pruebas personales en segunda instancia, es especial, la apreciación deductiva realizada por el juez de instancia de las contradicciones del acusado en sus declaraciones y respecto de los efectos que dejó abandonados en el lugar de los hechos. Se descarta la aplicación del principio in dubio pro reo al existir prueba suficiente que descarta la duda.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SUSANA POLO GARCIA
  • Nº Recurso: 20540/2021
  • Fecha: 24/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurso de revisión constituye un medio excepcional que permite subsanar situaciones acreditadamente injustas, rescindiendo una sentencia firme a través de un nuevo proceso. Es clásica la jurisprudencia de la Sala II que conceptúa el recurso de revisión como un procedimiento extraordinario y autónomo, para rescindir sentencias firmes. Solo es admisible en supuestos legalmente tasados en que se ponga en evidencia la injusticia de una sentencia firme de condena. Con la entrada en vigor el 6 de diciembre de 2015 de la reforma del art. 954 de la LECrm llevada a efecto por Ley 41/2015 se establece un supuesto específico en la letra c) del art. 954.1 como motivo de revisión: que sobre el mismo hecho y encausado hayan recaído dos sentencias firmes. Reforma que no hace sino asumir la doctrina jurisprudencial de la Sala II. Supuesto que es de aplicación al caso analizado. De la documental acompañada el recurso se advierte que entre los hechos de una y otra sentencia existe la triple identidad de sujeto, objeto y fundamento.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Toledo
  • Ponente: MARIA JIMENEZ GARCIA
  • Nº Recurso: 3/2022
  • Fecha: 23/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Con firma la condena por delitos de maltrato y de amenazas en el ámbito de la violencia doméstica. El acusado, en el marco de una discusión con el hijo menor de edad de su compañera sentimental y al interponerse ésta, le dio una bofetada a la mujer y colocó un cuchillo a la altura del cuello del menor. Los hechos se acreditan por la declaración de la mujer y de su hijo, considerando la AP. concurrentes los parámetros de ausencia de incredibilidad subjetiva, verosimilitud en el testimonio y persistencia en la declaración. El delito de amenazas requiere: 1) una conducta, expresiones o actos idóneos para violentar el ánimo de la víctima con la comunicación de un mal injusto, determinado y posible, de realización más o menos inmediata, que depende exclusivamente de la voluntad del sujeto activo; 2) es un delito de simple actividad, de expresión o de peligro, y no de verdadera lesión y si ésta se produce actuará como complemento del tipo; 3) la expresión del propósito por parte del agente sea serio, firme y creíble, atendiendo a las circunstancias concurrentes; 4) que estas mismas circunstancias, subjetivas y objetivas, doten a la conducta de la entidad suficiente su calificación como delictiva. Se trata de un delito de los que mayor relativismo presenta, por lo que deberá atenderse a las circunstancias concurrentes contexto en el que se emite la amenaza, personas intervinientes, relación entre éstas, actos anteriores, simultáneos y, sobre todo, posteriores a la amenaza, etc.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Zaragoza
  • Ponente: ALFONSO BALLESTIN MIGUEL
  • Nº Recurso: 65/2022
  • Fecha: 23/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Audiencia confirma la sentencia que condenó a la acusada como autora de un delito de hurto agravado por la especial gravedad atendiendo a la cuantía sustraída. Cuestionada la suficiencia de la prueba al basarse exclusivamente en la testifical del denunciante, especialmente respecto de la preexistencia del dinero y su importe. La Audiencia, respecto a la prueba de preexistencia de los efectos objeto sustraído, recuerda que la jurisprudencia declara que no existen razones legales que impidan al juzgado admitir a tales fines la propia declaración de la víctima pues el texto legal no impone límite alguno a las medidas con las que se puede acreditar la posesión de las cosas por la víctima del hecho pues lo contrario supondría establecer una exigencia prácticamente imposible de cumplir. Además, existían unos mensajes de teléfono que revelaban que la acusada conocía la existencia de dinero en cuantía elevada en la casa del denunciante. Además, la declaración de la víctima puede ser considerada prueba de cargo suficiente para enervar la presunción de inocencia, una vez contrastada con los datos objetivos que la corroboren y ello incluso cuando fuera la única prueba disponible. Se afirma la corrección lógica de la valoración probatoria del juez de instancia. Se confirma la condena en costas de la acusación particular.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PABLO LLARENA CONDE
  • Nº Recurso: 158/2020
  • Fecha: 22/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Prueba testifical preconstituida. Declaración del testigo víctima en el plenario. Nueva regulación operada por la LO 8/2021, de 4 de junio. Prueba pericial: exigencia de dos peritos para el procedimiento ordinario. Exigencia no esencial que no determina quebranto del derecho constitucional del debido proceso. Doctrina de la Sala. Atenuante de reparación del daño: improcedencia de apreciación como muy cualificada. Atenuante de dilaciones indebidas: no procede en un procedimiento por abuso sexual con una duración total de 2 años y 4 meses.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANDRES PALOMO DEL ARCO
  • Nº Recurso: 575/2020
  • Fecha: 22/02/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Los indicios que legitiman una intervención telefónica han de ser algo más que conjeturas o suposiciones.El órgano judicial ha de valorar la gravedad y naturaleza de los delitos que se pretende investigar y la necesidad de la injerencia en un derecho fundamental. Grupo criminal. Tratándose de personas jurídicas imputadas, se considera domicilio el espacio físico que constituya el centro de dirección de las mismas, ya se trate de su domicilio social o de un establecimiento dependiente, o aquellos lugares en que se custodien documentos u otros soportes de su vida diaria que queden reservados al conocimiento de terceros. Para la apreciación de la atenuante de drogadicción, es necesario que incida como un elemento desencadenante del mismo, de tal manera que el sujeto activo actúe impulsado por la dependencia de los hábitos de consumo y cometa el hecho delictivo, bien para procurarse dinero suficiente para satisfacer sus necesidades de ingestión inmediata o trafique con drogas con objeto de alcanzar sus posibilidades de consumo a corto plazo, y al mismo tiempo conseguir beneficios económicos que le permitan continuar con sus costumbres e inclinaciones. No será posible la aplicación autónoma del castigo por grupo criminal y además por el delito ejecutado sin infringir el principio non bis in idem.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.