• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MARIA LUISA BARRIO BERNARDO-RUA
  • Nº Recurso: 1135/2021
  • Fecha: 26/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurrente sostiene que su intervención en los hechos ha de entenderse como cómplice y no autora debiendo desvincularla de los dos robos con violencia y ser condenada únicamente por el delito continuado de hurto a la pena inferior en un grado. La Sala considera que la Juzgadora razona suficientemente los motivos que le han llevado a la convicción de que la apelante es responsable en concepto de autora de los hechos declarados probados, constitutivos de los delitos de robo con violencia y continuado de hurto, como así expuso en los fundamentos de la sentencia, con contundentes argumentos que acepta plenamente . Se recuerda la reiterada jurisprudencia existente en torno a la complicidad y, en concreto, los elementos de carácter objetivo y subjetivo que han de concurrir, esto es, que se trate de actos no necesarios para la ejecución pero que impliquen una aportación relevante y el necesario conocimiento del propósito criminal y voluntad de contribuir de manera consciente y eficaz. La recurrente dirigía sus actos a lograr el apoderamiento de los bienes ajenos, siendo su contribución funcional, obedeciendo al rol atribuido y aceptado tras un reparto de las funciones con el otro interviniente, siendo ella, como en cierto modo admite, la encargada de poner a buen resguardo los objetos sustraídos que recibía de forma inmediata de su colaborador. Su participación no se limita a la mera sustracción sin empleo de violencia sino que abarca la totalidad de los apoderamientos.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: TERESA DE LA CONCEPCION COSTA VAYA
  • Nº Recurso: 601/2022
  • Fecha: 26/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El recurrente solicita que se proceda de nuevo a valorar por la Sala de apelación las declaraciones del acusado y testigos a fin de concluir que procede la absolución, por valorar las pruebas el juzgador de forma ilógica e irracional, o, subsidiariamente, calificar el tipo delictivo como hurto, en lugar de robo con violencia en las personas. Sin embargo, se rechaza tal pretensión ya que el recurrente aporta su propia interpretación de la prueba, que es claramente contraria a la practicada en el plenario, así como ofrece su propia versión de los hechos, que no puede acogerse ante la correcta y razonablemente valoración probatoria contenida en la sentencia. La ejecución del hecho con violencia, resulta claramente de la prueba testifical prestada por la víctima, en cuyo testimonio concurren los requisitos jurisprudenciales para que constituya suficiente prueba de cargo, resultando, además, corroborada periféricamente con la declaración de testigos presenciales y el informe médico forense, que objetiva lesiones plenamente compatibles con la versión de los hechos aportada por la víctima, de que las lesiones que se le causaron fueron fruto del forcejeo que lo hizo caer al suelo, para así poder así sustraer el recurrente los efectos del interior de la furgoneta, mientras el otro individuo que lo acompañaba le amenazaba con una azada en la mano, por lo que los hechos han de calificarse como delito de robo con violencia
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Gijón
  • Ponente: LUIS ORTIZ VIGIL
  • Nº Recurso: 64/2022
  • Fecha: 26/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se considera en la alzada que no existe error en la apreciación de las pruebas ni vulneración de la presunción de inocencia. En las actuaciones se han practicado diversas pruebas válidas y de cargo, tales como el testimonio de determinado vigilante de seguridad y la incorporación de diversa documentación,con aptitud reveladora del ilícito criminal de referencia, particularmente de naturaleza testifical, las cuales constatan la realidad del desarrollo por parte del recurrente de una conducta de inequívoca naturaleza criminal, todas ellas llevadas a cabo en el juicio oral y con todas las garantías, siendo al órgano juzgador al que corresponde en exclusiva la valoración, siendo preferido el criterio imparcial, razonable y razonado del Juzgador de instancia al subjetivo y sesgado del apelante que, sin nuevo apoyo probatorio alguno, pretende hacer valer su interesada versión de los hechos. Tampoco se aprecia procedente la invocación del principio in dubio pro reo, teniendo en cuenta que ninguna presunción se ha efectuado por el órgano sentenciador, dado que este se ha limitado a la valoración de la prueba practicada en el acto del juicio, sin que aquel principio resulte de aplicación al supuesto planteado, toda vez que ninguna duda se suscita por aquel órgano sobre el resultado probatorio de referencia. El principio in dubio no obliga a dudar, sino a absolver cuando valorada toda la prueba persisten dudas sobre la culpabilidad.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Huesca
  • Ponente: ANTONIO ANGOS ULLATE
  • Nº Recurso: 310/2021
  • Fecha: 26/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El Juzgado de lo Penal absolvió al acusado de los delitos de atentado agentes de la autoridad y daños. La AP de desestima el recurso interpuesto por los guardias civiles afectado por los hechos. Pese a tratarse de una sentencia absolutoria la parte apelante no pide la anulación de la sentencia sino directamente la condena del acusado en la segunda instancia sin tampoco alegar que la valoración probatoria sea irracional, arbitraria e ilógica, calificativos quepara la Sala no merece la sentencia apelada.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ciudad Real
  • Ponente: GONZALO DE DIEGO SIERRA
  • Nº Recurso: 54/2022
  • Fecha: 26/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Ante la alegación que se efectúa en el recurso sobre una errónea valoración de las pruebas practicadas, se alude en la sentencia a la singular autoridad de la que goza la apreciación probatoria realizada por la Juez ante la que tuvo lugar el juicio celebrado, siendo núcleo del proceso penal y en el que adquieren plena efectividad los principios de inmediación, contradicción y oralidad, pudiendo el Juzgador, desde su privilegiada y exclusiva posición, intervenir de modo directo en la actividad probatoria y apreciar personalmente su resultado, así como la forma de expresarse y conducirse los testigos en su narración de los hechos, ventajas éstas de las que en cambio carece el Tribunal llamado a revisar dicha valoración o apreciación en conciencia de las pruebas practicadas. Se ratifica la condena del acusado como autor del robo en una joyería, constando, entre otras pruebas, y como indicio de singular importancia, el informe pericial de identificación lofoscópica de huellas del acusado en la parte exterior de la hoja corredera de cristal, sita en el lado interno del mostrador, la cual el autor manipuló para abrir la misma, y que fueron tomadas el mismo día de los hechos de la vitrina interior, a lo que solamente tenían acceso las empleadas de la joyería, pero no los clientes, como exculpatoriamente se alega en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JULIAN ARTEMIO SANCHEZ MELGAR
  • Nº Recurso: 1169/2021
  • Fecha: 25/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El delito continuado se debe sancionar con la mitad superior de la pena que puede llegar hasta la mitad inferior de la pena superior en grado con independencia de la clase de delito de que se trate, patrimonial o no. Cuando se trata de delitos patrimoniales la pena básica que debe ser incrementada con arreglo al art. 74.1 CP no se determina en atención a la infracción más grave, sino al perjuicio total causado. Y, finalmente, la regla contenida en el art. 74.1 CP solo queda sin efecto cuando su aplicación fuera contraria a la prohibición de doble valoración, es decir, aquellos casos en los que la pena ya haya sido incrementada en atención al perjuicio total causado por tratarse de delito continuado. En el caso que nos ocupa es de aplicación la regla penológica del art. 74.1 CP. No hay doble valoración punitiva, pues en el relato de hechos ya consta que al menos dos de las disposiciones ilícitas lo fueron por importe de 10.000 euros cada una, por tanto, superiores a los 400 euros. Sentado lo anterior, a su vez hay que tener presente que la pena a tener en cuenta de cara a computar los plazos de prescripción es la pena en abstracto. Más en concreto, la pena en abstracto máxima posible legalmente. Tratándose de un delito continuado, la pena en abstracto, debe estimarse en toda su extensión y por tanto en su concepción de pena máxima que puede serle impuesta, siendo desde esta perspectiva que debe interpretarse el término "pena máxima" señalada al delito.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER RODRIGUEZ SANTOCILDES
  • Nº Recurso: 1062/2021
  • Fecha: 25/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se recuerda en la alzada que en sede de apelación compete al órgano encargado el valorar la solidez y razonabilidad de la valoración efectuada en la instancia tras verificar la validez y regularidad de su obtención y aportación, así como su entidad, consistencia y suficiencia como prueba de cargo enervadora de la presunción de inocencia. Así, tras el examen de lo actuado incluida la grabación de la vista oral, llega a la evidencia de que la conclusión, afirmando que el apelante cometió el acto depredatorio por el que viene siendo acusado, se ajusta plenamente a la lógica y a las máximas de la experiencia, no viéndose desvirtuada en su solvencia por los argumentos del recurso, propios de un análisis parcial, subjetivo y, lógicamente, interesado del acervo probatorio. El acusado admitió encontrarse en posesión de los efectos sutraídos cuando fue abordado por los agentes de policía, si bien sosteniendo que se los había encontrado abandonados junto a un contenedor de basura, lo que resultaba inverosímil dado su estado de conservación y si a ello se unía la proximidad espacial y temporal del hecho con su recuperación, se concluye que la convicción a que llegó la "a quo" no puede reputarse irracional, arbitraria o contraria a la lógica. Por último se llama la atención por la Sala en cuanto a lo benévolo de la condena impuesta porque el denunciado no solo es reincidente sino que en su hoja histórico penal cuenta con la friolera de 47 condenas por delitos de robo o de hurto.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Gijón
  • Ponente: LUIS ORTIZ VIGIL
  • Nº Recurso: 60/2022
  • Fecha: 25/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se considera en la alzada que no se ha vulnerado la presunción de inocencia existiendo pruebas válidas y de cargo, tales como el testimonio de la víctima de la sustracción y del propio recurrente, todas ellas practicadas en el juicio oral y con todas las garantías, valoradas por órgano juzgador al que corresponde en exclusiva tal función, siendo preferido su criterio imparcial, razonable y razonado al subjetivo y sesgado del apelante que, sin nuevo apoyo probatorio alguno, pretende hacer prevalecer su interesada versión de los hechos. Se considera que el testimonio de la víctima pone de relieve la viabilidad de que el recurrente fuera el autor del ilícito apoderamiento de referencia, resultando muy ilustrativas, a tales efectos, sus manifestaciones, unido al reconocimiento por tal recurrente de que le había hecho la proposición de pagarle lo que le hubieran sustraído, la que no se comprende si no es por el hecho de haber perpetrado él el ilícito, lo que determina la procedencia de la conclusión condenatoria alcanzada. Ninguna indefensión se aprecia ocasionada al recurrente, toda vez que tuvo la oportunidad de articular la defensa que entendió procedente mediante su comparecencia al acto del juicio, resultando perfectamente viable, dada la naturaleza y entidad de la infracción criminal de referencia, la celebración de juicio inmediato sin la previa declaración y además el mismo fue oportunamente informado de su derecho a no contestar a las preguntas que le formularan.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Oviedo
  • Ponente: MARIA LUISA BARRIO BERNARDO-RUA
  • Nº Recurso: 1122/2021
  • Fecha: 25/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Recuerda la Sala que el control en vía de recurso de la presunción de inocencia exige: depurar el material probatorio para expulsar de él la prueba ilícita o no utilizable por no venir revestida su práctica de las garantías imprescindibles (contradicción, publicidad) valorar el material restante comprobando si, en abstracto, era razonablemente suficiente para que el juzgador pudiese llegar a una convicción exenta de toda duda sobre la culpabilidad; y, finalmente, testar si, en concreto, esa convicción está motivada de forma lógica. Por otra parte recuerda que el principio in dubio pro reo implica que si con la prueba practicada en el juicio oral no se obtiene la certeza judicial del acaecimiento del hecho por el que se acusa o de la participación del reo en su comisión, es obligado absolver. Se dice en el recurso que los hechos no podrían considerarse constitutivos de un delito de robo con violencia, ante la inexistencia de tal tipo de comportamiento para conseguir su apoderamiento, sino únicamente un delito leve de hurto por el valor del terminal sustraído. La Sala estima el recurso pues la violencia únicamente podría ampararse en las manifestaciones vertidas por la víctima, por cuanto los agentes de policía fueron meros testigos de referencia en cuanto al modo de llevarse a efecto el despojo, pues su intervención fue en un momento ulterior y además no apreciaron resultados lesivos en la víctima que incluso les manifestó no querer ir a ningún centro hospitalario.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Penal
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO DEL MORAL GARCIA
  • Nº Recurso: 4382/2020
  • Fecha: 25/05/2022
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Hay que revisar si la decisión de la Audiencia negando a los hechos relevancia penal (juicio jurídico) es acertada o no. Ese es el control en casación que desea implantar el legislador: comprobar a través del art. 849.1º LECrim la corrección del juicio de subsunción. No era viable -ni lo es ahora- una casación basada en el art. 849.2º. Tal norma está pensando en una valoración probatoria que no se ha producido aún. Sólo el sobreseimiento libre basado en los números 2 y 3º del art. 637 permite una revisión adecuada en casación a través del art. 849.1º LECrim. La lectura del auto permite concluir con rotundidad que no estamos ante un auto de sobreseimiento libre del art. 637.2º LECrim . En absoluto. La discrepancia de la Audiencia frente al entendimiento del Juzgado no es jurídica; sino puramente fáctica, de divergencia en la valoración de la calidad de los indicios que permiten atribuir al recurrido participación consciente en el delito. Ese tipo de razonamiento aboca a otro tipo de sobreseimiento: bien el libre del art. 637.1º (que tampoco sería susceptible de casación) bien el provisional del art. 641.1º LECrim. Si el Instructor aprecia la existencia de una causa de justificación o una excusa absolutoria, deberá denegar el procesamiento o la apertura del juicio oral por no existir indicios de "criminalidad". Materialmente estamos ante un sobreseimiento provisional. No estamos habilitados para la revisión contra reo de la valoración indiciaria.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.