• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA DE LOS ANGELES PARRA LUCAN
  • Nº Recurso: 3184/2018
  • Fecha: 12/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Swap vinculados a hipotecas concertadas en el marco de un complejo proceso de refinanciación de empresas. Si el cliente conoce y comprende los riesgos del producto, no hay error en el consentimiento. La incorporación al ordenamiento jurídico español de la normativa MiFID obligó a las entidades financieras a clasificar a sus clientes como minoristas o profesionales. Y si se encuadran en la primera categoría, a asegurarse de la idoneidad y conveniencia de los productos ofrecidos y a suministrarles información completa y suficiente, y con la antelación necesaria, sobre los riesgos que conllevan. Constituye jurisprudencia reiterada que un incumplimiento de dicha normativa, en cuanto a la información de los riesgos inherentes a los contratos de swap, tanto respecto de liquidaciones periódicas negativas en elevada cuantía, como a un también elevado coste de cancelación, puede hacer presumir el error en quien contrató con dicho déficit informativo, lo que no impide que pueda demostrarse que, a pesar de no haber quedado acreditado el cumplimiento de los deberes de información, el cliente prestó su consentimiento con conocimiento de las características de la operación y los concretos riesgos que asumía. Así sucede en este caso, en el que el administrador de la actora estaba perfectamente enterado de la mecánica de los contratos y, con una amplia experiencia en operaciones jurídicas y bancarias, negoció durante meses las condiciones de refinanciación de las que nacieron los swaps.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 2384/2018
  • Fecha: 31/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se estima en parte el recurso de casación interpuesto por una entidad bancaria frente a la sentencia que declaró la nulidad de la cláusula de gastos inserta en un préstamo hipotecario y condenó al banco demandado a devolver a los prestatarios consumidores el importe total de los gastos de notaría y registro de la propiedad, así como el IAJD. La sala reitera su doctrina. Si no existiera la cláusula controvertida, el consumidor no tendría que pagar todos los gastos e impuestos de la operación, puesto que, en virtud de las disposiciones de Derecho español aplicables, no le corresponde en todo caso el abono de la totalidad de tales gastos y tributos. La introducción de dicha estipulación implica un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes en el contrato que determina su abusividad. Sobre los efectos de la nulidad, al tratarse de un préstamo suscrito antes de la Ley 5/2019 y del RDL 17/2018, corresponde al prestatario el pago del IAJD, al ser el sujeto pasivo de este impuesto, y los gastos de notaría deben ser abonados por los interesados, que en el caso del préstamo hipotecario son ambas partes, por lo que deben abonarse por mitad. La estimación parcial del recurso supone modificar la sentencia de apelación. No procede hacer imposición de costas de los recursos de apelación y casación, estimados en parte. Las costas de la primera instancia se imponen al banco, en aplicación de la doctrina del TJUE
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 917/2018
  • Fecha: 29/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El objeto del recurso versa sobre si procede o no imponer a la entidad de crédito demandada-apelante las costas de las instancias en un caso en que la sentencia recurrida, pese a confirmar la estimación íntegra de la demanda (de nulidad de una cláusula suelo y reintegro total de las cantidades indebidamente cobradas), decidió no imponerlas a ninguna de las partes por apreciar serias dudas de derecho. Se estima el recurso de casación, basado en la infracción de normas legales sustantivas que regulan la protección de los consumidores y del principio de efectividad, y se reitera la jurisprudencia de la Sala Primera, según la cual la regla general del vencimiento en materia de costas procesales favorece la aplicación del principio de efectividad del Derecho de la Unión y, en cambio, la salvedad a dicha regla hecha por la sentencia recurrida (consistente en apreciar serias dudas de Derecho) supone un obstáculo para la aplicación de ese mismo principio. Por tanto, resulta procedente imponer a la entidad de crédito demandada-apelante las costas de la segunda instancia, dado que su recurso de apelación tenía que haber sido desestimado en su totalidad, y confirmar la imposición a dicha parte de las costas de la primera instancia, como consecuencia de la íntegra estimación de la demanda.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 4332/2018
  • Fecha: 23/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El préstamo comercializado como ?hipoteca tranquilidad? es un préstamo con sistema mixto de interés (fijo los diez primeros años y variable en el resto), con cuota creciente (la cuota inicial se incrementa cada año en un 2,5%) y duración relativamente indeterminada, con un máximo de cuotas. El sistema de amortización difiere del sistema francés en que la variabilidad del índice de referencia del interés remuneratorio no se traduce en un incremento de las cuotas, sino en un incremento del número de cuotas y en la posibilidad de llegar al final del préstamo sin haber devuelto todo el capital, en cuyo caso habría que abonar la parte pendiente junto con la última cuota. Las cláusulas sobre el interés remuneratorio forman parte del objeto principal del contrato y están sometidas, como tales, al control de transparencia material. En el caso, el funcionamiento del interés remuneratorio está claramente explicado en la documentación contractual. Los prestatarios conocían desde un primer momento, y durante toda la vida del préstamo, tanto en el periodo de interés fijo como en el de interés variable, la cantidad que iban a pagar durante la vida máxima del contrato. Las reglas sobre la amortización están claramente fijadas sin redacciones ambiguas u oscuras, ni remisiones a cláusulas distintas. Como las cláusulas sobre el interés remuneratorio son transparentes, resulta improcedente realizar el control de abusividad. Se estima el recurso de casación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 4612/2018
  • Fecha: 23/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda en la que varios clientes de una entidad bancaria solicitaban la nulidad de varias cláusulas de sus préstamos hipotecarios, en concreto las relativas a las cuotas de amortización, tipos de interés y forma de cálculo y diversos gastos a cargo del prestatario. El préstamo es el denominado "hipoteca tranquilidad", que consiste en un préstamo de cuota creciente, en el que el prestatario comenzaba pagando una cuota que cada año se incrementaría en un porcentaje; esta distribución creciente provoca que las cuotas iniciales sean más bajas que las que, en iguales circunstancias, corresponderían a otros modelos como el francés puro, porque se dedican fundamentalmente al pago de intereses y apenas a amortización de capital, por lo que en cierta medida supone una modalidad de préstamo que, económicamente, se aproxima a los préstamos con un periodo de carencia al principio. La sentencia de primera instancia desestimó la demanda, pero la audiencia la revocó y estimó en parte la demanda, respecto de la mayoría de los demandantes. Recurre en casación la entidad bancaria y la sala estima su recurso, confirmando la doctrina contenida en dos resoluciones anteriores en las que examinó el producto "hipoteca tranquilidad"; en esencia, se mantiene que las cláusulas litigiosas son transparentes pues el funcionamiento del interés remuneratorio está claramente explicado en la documentación y las reglas de amortización e intereses ordinarios son claros. Se confirma la sentencia de instancia.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 5093/2018
  • Fecha: 23/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda de incidente concursal en la que se exponía que el contrato de préstamo concertado entre la concursada y una entidad bancaria no fue más que una ficción o una pantalla que permitió el blanqueo de capitales proveniente del tráfico de drogas, mediante la adquisición de un inmueble de gran valor; el contrato de préstamo hipotecario tenía causa ilícita y era nulo, por lo que se solicitaba la supresión y/o eliminación del crédito que ostentaba el banco en el concurso de acreedores. El Juzgado de lo Mercantil estimó la demanda ya que los apoderados del banco fueron condenados por una conducta constitutiva de un delito imprudente de blanqueo de capitales y acordó eliminar de la lista de acreedores el crédito del que era titular dicho banco. La Audiencia Provincial estimó el recurso y desestimó la demanda. Recurre en casación la administración concursal y la sala lo rechaza. La sala declara que, al quedar fijado en el proceso penal previo que la condena a los apoderados del banco lo fue en su modalidad imprudente, no concurre un propósito común de cometer un delito mediante la celebración del préstamo hipotecario, por lo que no puede afirmarse que el propósito delictivo de una de las partes quede incorporado al contrato, este tenga causa ilícita y, por tanto, sea nulo y releve al prestatario del pago. Se desestima la casación y se confirma la sentencia recurrida.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 3885/2017
  • Fecha: 16/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala estima el recurso de casación frente a una sentencia que rechazó la pretensión de nulidad parcial del clausulado multidivisa de un préstamo al considerar que se satisfacían las exigencias de transparencia, en cuanto que los prestatarios podían conocer que el riesgo provenía de la oscilación del valor de las divisas, que fueron ellos los que acudieron a la entidad bancaria, que la demandante es abogada, y que durante la vigencia del préstamo los prestatarios cambiaron de divisa. La sala reitera su doctrina jurisprudencial. El préstamo multidivisa no es un instrumento de inversión y por esta razón no se sujeta a la normativa del mercado de valores. El incumplimiento de los deberes de información exigibles a las entidades bancarias es relevante a los efectos de realizar el control de transparencia. En el caso litigioso, banco no informó al cliente sobre la carga económica que en caso de fluctuación de la divisa le podría suponer, en euros, tanto el pago de las cuotas de amortización, como el pago del capital pendiente de amortizar al que debería hacer frente en caso de vencimiento anticipado del préstamo, o la trascendencia que ese incremento de capital le supondría en caso de que pretenda cambiar desde la divisa al euro, así como la necesidad de prestar nuevas garantías en ciertos umbrales de devaluación. El hecho de que la prestataria fuera abogada no demuestra que fuera experta en este tipo de productos, salvo que se hubiera probado lo contrario, lo que no consta.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN MARIA DIAZ FRAILE
  • Nº Recurso: 1531/2018
  • Fecha: 10/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Préstamos cuyo importe se invierte en fondos de inversión y otros productos financieros, que son objeto de refinanciación mediante un nuevo préstamo destinado a su reestructuración y a la realización de nuevas inversiones en otros productos financieros. Negocios jurídicos coligados. Los préstamos de los que nacieron las deudas refinanciadas estaban destinados en su mayor parte a su inversión en otros productos financieros recomendados por la propia entidad demandada, de forma que las sucesivas operaciones de financiación y de inversión estaban vinculadas desde su origen. Entre los sucesivos contratos de financiación y de inversión se aprecia una unidad de intención, una vinculación funcional que permite hablar de negocios coligados. Las entidades financieras tienen una exigente obligación de información en la contratación de productos financieros complejos, en particular cuando se presta un servicio de asesoramiento en materia de inversión. El incumplimiento del deber de información sobre el riesgo asociado a los productos financieros complejos puede ha propiciado un error en el consentimiento: la representación que los demandantes se hicieron, con la información y asesoramiento del banco, sobre el riesgo de los productos y sobre el riesgo de impago de los préstamos fue claramente errónea. Ese error, esencial y excusable, repercutió también sobre elementos esenciales de los contratos impugnados (préstamo e hipoteca).Se desestima el recurso de casación de la entidad bancaria.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JUAN MARIA DIAZ FRAILE
  • Nº Recurso: 4929/2017
  • Fecha: 09/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El concepto de consumidor debe interpretarse en relación con la posición de la persona en un contrato determinado y con la naturaleza y la finalidad de este, y no con la situación subjetiva de dicha persona. Al no tener los prestatarios la condición de consumidores, pues los préstamos se destinaron a financiar la compra del local en el que desarrollar el negocio de farmacia, no cabe el control de abusividad, sino únicamente del de incorporación. A diferencia de los controles de transparencia y abusividad, reservados a los contratos celebrados con consumidores, el control de incorporación o de inclusión es aplicable a cualquier contrato en que se utilicen condiciones generales. Se trata de un control de cognoscibilidad que requiere que el adherente haya tenido oportunidad real de conocer al tiempo de la celebración del contrato la existencia de la condición general controvertida y que la misma tenga una redacción clara, concreta y sencilla, que permita una comprensión gramatical normal. En el caso de las cláusulas suelo, en principio y salvo prueba en contrario, su inclusión en la escritura pública y su lectura por el notario o, en su caso, por los contratantes suele satisfacer ambos aspectos, puesto que su claridad semántica no ofrece duda. En el presente caso (subrogación en un préstamo anterior, con novación de algunas condiciones) no consta la inclusión, aún por mera referencia al préstamo inicial, de la cláusula suelo. Se estima el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 5108/2017
  • Fecha: 09/03/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Acción de nulidad de cláusula suelo en préstamo hipotecario con restitución de cantidades cobradas en exceso. El banco se allanó y la sentencia de primera instancia, confirmada en apelación, estimó la demanda pero sin condenar al banco al pago de las costas porque consideró que no concurría mala fe dado el corto tiempo transcurrido entre el requerimiento extrajudicial y la demanda. Inexistente error en la valoración probatoria del documento consistente en la carta que envió el abogado del demandante al banco reclamando la anulación de la cláusula y la devolución de lo indebidamente cobrado. Cosa distinta a la valoración probatoria son las consecuencias jurídicas que cabe extraer de esos hechos en orden a imponer las costas al banco. El requerimiento previo que indica el art. 395 LEC debe ser apto para evitar el litigio, para obtener una satisfacción previa al proceso. Un requerimiento efectuado en representación de veintiséis prestatarios con un término para respuesta de dos días, siendo presentada la demanda a los seis días, no resulta idóneo para justificar la imposición de costas a la entidad allanada.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.