• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Cuenca
  • Ponente: ERNESTO CASADO DELGADO
  • Nº Recurso: 94/2019
  • Fecha: 27/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La invocación del principio de presunción de inocencia obliga a examinar si existió prueba, si es suficiente y si la motivación es razonable. El juez de instancia, favorecido por la inmediación, es soberano en la valoración de la prueba, por lo que la segunda instancia debe limitarse a comprobar que la motivación es suficiente y que no sea arbitraria, injustificable o ilógica. El delito de maltrato en el ámbito de la violencia de género no requiere un dolo específico de sojuzgar o mantener una situación de dominación sobre la mujer. La finalidad de la norma, actuar contra la violencia que se produce como manifestación de la discriminación de la mujer, determina su ámbito de aplicación. En la aplicación de la ley no se exige indagar si cada concreta conducta es una manifestación de esa subcultura machista, porque la propia ley ya establece qué conductas se enmarcan en el tipo de violencia que se pretende combatir. La agresión mutua entre la pareja no puede comportar un beneficio penal, no hay base para absolver ni para degradar la conducta a delito leve.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: SALVADOR CAMARENA GRAU
  • Nº Recurso: 1832/2019
  • Fecha: 23/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se confirma la sentencia por delito leve de lesiones. Hubo prueba de cargo correctamente valorada. No hay legítima defensa en los casos de riña mutuamente aceptada porque en ese escenario de pelea recíprocamente consentida los contendientes se sitúan al margen de la protección penal, al ser actores provocadores cada uno de ellos del enfrentamiento, de suerte que cuando el resultado lesivo se produce como efecto de una pelea originada por un reto lanzado o aceptado que da lugar a las vías de hecho, no cabe apelar a la legítima defensa, plena o semiplena, ya que la base de la misma es la existencia de una agresión ilegítima, y ésta no es posible de admitir con tal carácter en una riña voluntariamente aceptada. La cuota de cinco euros de la pena de multa es correcta, dado que está tan próxima al límite mínimo que no supone infracción alguna en la individualizarían punitiva cuando se desconoce la solvencia del acusado, pues no es necesario imponer en tales casos de desconocimiento el límite mínimo.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: MARIA LUCIA LAMAZARES LOPEZ
  • Nº Recurso: 1186/2019
  • Fecha: 16/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La juzgadora de instancia, con sujeción a las reglas de la lógica, de la razón y las máximas de experiencia, valoró la prueba practicada en el acto del juicio oral y adoptó el pronunciamiento condenatorio objeto de recurso. La petición del recurso no tiene más apoyo que la declaración del apelante de que esa noche estuvo de fiesta y había consumido bebidas alcohólicas, lo que ratificó un testigo y a lo que se suma el informe médico en el que consta que estaba agitado, se da golpes, y fetor etílico. Pero nada permite tener por cierta alteración alguna de las capacidades de entendimiento y voluntad del autor, lo que también impide modificar en este aspecto la sentencia apelada. No hay acometimiento previo, únicamente se dice que hubo un forcejeo, no hay agresión de tipo alguno por la otra parte, estamos ante una única agresión la del encausado, que produjo unas lesiones en la otra parte. Se rechaza así la supuesta legítima defensa tanto completa como incompleta e incluso la mera atenuación analógica.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: MARIA TERESA CORTIZAS GONZALEZ-CRIADO
  • Nº Recurso: 550/2019
  • Fecha: 16/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: En el acto del juicio se ha practicado prueba suficiente y apta para dictar una sentencia condenatoria. Los presupuestos necesarios de la legítima defensa no se pueden inferir del factum de la sentencia recurrida. Se trata de una riña mutuamente aceptada, en la que ambos contendientes se propinan golpes, es más, la diferencia de edad y las lesiones que se objetivan llevan a mantener el criterio de la instancia, al entender que no se dan los requisitos para la aplicación de la circunstancia eximente, ni con el carácter de completa ni incompleta ni analógica. Para el lesionado se prescribe AINE, analgésico, reposo relativo y ejercicios respiratorios, es decir, se le prescribe medicación, reposo relativo y ejercicios respiratorios, lo que implica tratamiento. La aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas no llevaría consigo consecuencia práctica alguna al haberse impuesto la pena en el mínimo legal. Y, en todo caso, las inacciones o paralizaciones a las que alude la parte tienen en su mayor parte causa en los recursos interpuestos y en la misma petición de nulidad formulada por la recurrente, y es por ello, que la duración total del proceso ha de ser medida con otros parámetros.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Vigo
  • Ponente: LUIS BARRIENTOS MONGE
  • Nº Recurso: 831/2019
  • Fecha: 16/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Para la apreciación de legítima defensa, tanto para la consideración de eximente como de eximente incompleta, ha de partirse del elemento básico de la agresión ilegitima, cuya indispensabilidad y presencia son absolutas porque ejerce una función desencadenante a la reacción defensiva de quien actúa como acometerlo, debiendo ser acreditada de forma innegable. En el presente caso, fuera de la alegación de la ahora recurrente, nada concurre para acreditar, siquiera indiciariamente, la realidad de esa previa agresión por parte de su abuela, y de una agresión de la entidad que se presentase como necesaria para la seguridad de la recurrente. La diferencia de edad entre ésta y su abuela, así como la inexistencia de algún quebranto en la integridad física de aquélla, no vienen a avalar la postura de la recurrente, que, por ende, debe ver desestimada su pretensión y el presente recurso de apelación.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Santa Cruz de Tenerife
  • Ponente: EMILIO MORENO BRAVO
  • Nº Recurso: 996/2019
  • Fecha: 16/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No hay infracción del principio de presunción de inocencia, pues existe prueba constitucionalmente apta para su valoración; y se ha practicado con inmediación, publicidad y contradicción. La valoración de la credibilidad de los testigos depende de la percepción directa del tribunal de instancia. El elemento central de la legítima defensa es la necesidad de actuar en defensa, frente a una agresión ilegítima.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Coruña (A)
  • Ponente: MARIA TERESA CORTIZAS GONZALEZ-CRIADO
  • Nº Recurso: 901/2019
  • Fecha: 11/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La revisión de la valoración de la prueba ha de concretarse a la forma en que se han practicado o desarrollado en el plenario las pruebas, si existen pruebas de cargo, y si la valoración efectuada obedece a las reglas de la lógica, experiencia y de la sana crítica. Pretende también el apelante la modificación de la sentencia en lo que se refiere al contenido absolutorio de la misma -la absolución de otro denunciado-, motivo que no puede estimarse dada la imposibilidad propia de la segunda instancia y del contenido de la sentencia apelada. No se pueden inferir del factum de la sentencia recurrida los presupuestos de la legítima defensa. Es el denunciado el que se dirige al otro, es el acusado el que le golpea, quien acomete físicamente a la otra persona.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Tarragona
  • Ponente: ANGEL MARTINEZ SAEZ
  • Nº Recurso: 5/2016
  • Fecha: 05/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se condena por delito de lesiones agravadas, dado que el resultado lesivo provocó ceguera de ojo izquierdo. El acusado, en el transcurso de una discusión y posterior enzarzamiento físico procedió a golpear a la víctima con un vaso de vidrio, que llevaba en la mano, golpe que se produjo en el ojo izquierdo y que le supuso la perforación con evisceración. La privación de un ojo equivale a la pérdida de visión del mismo, por ello la pérdida del ojo es equiparable a la disminución de su potencia visual. Se aprecia la atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificadas. Los hechos se cometieron en 2013 y se enjuiciaron seis años después. No hay legítima defensa en caso de riña. No hay base para una atenuante de confesión cuando el acusado se limitó a ofrecer su versión de los hechos exculpatoria. En materia de responsabilidad civil debe de responder la compañía de seguros al haberse objetivado la relación causa-efecto entre la agresión que se produjo en el interior dolo local, sin que el personal de la discoteca interviniera para que no se produjera el hecho, ni tampoco procedió a prestar auxilio, ni colaboraron de ninguna forma.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Santa Cruz de Tenerife
  • Ponente: JOSE LUIS GONZALEZ GONZALEZ
  • Nº Recurso: 951/2019
  • Fecha: 04/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se confirma la condena por delito de lesiones. Hubo prueba de cargo correctamente valorada. No cabe aplicar una situación de legítima defensa, que no se puede introducir ex novo en vía informe o con ocasión del recurso de apelación. Solo sería admisible ese planteamiento cuando la circunstancia modificativa invocada se dedujere de los hechos probados de la sentencia de instancia, en cuyo caso puede ser apreciada aún de oficio por la propia Sala de Apelación, pero no es el caso, en la medida que el relato fáctico de la resolución recurrida no sólo no describe un supuesto de legítima defensa sino que relata uno de agresión mutua en el que no tiene cabida la eximente de legítima defensa invocada, ni tan siquiera como eximente incompleta o como atenuante, al ser doctrina jurisprudencial consolidada que el acometimiento mutuo y voluntario, simultáneamente aceptado, al igual que la riña o el desafío, también mutuamente aceptado, excluye la idea de agresión ilegítima generadora de la legítima defensa.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSEFINA MOLINA MARIN
  • Nº Recurso: 1609/2019
  • Fecha: 03/12/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El derecho a la presunción de inocencia no debe confundirse con la divergencia de la parte apelante con la valoración de la prueba. La sentencia apelada ha otorgado credibilidad al testimonio de los agentes policiales, en la medida en que relataron de forma coincidente, con sinceridad y sin exageración la actitud de patente hostilidad de los acusados hacia ellos. No se puede apreciar la atenuante de legítima defensa cuando falta el requisito inexcusable de agresión ilegítima, que nunca puede constituirlo el requerimiento policial de exhibir la documentación. Para el Tribunal, los hechos que determinaron la condena de uno de los acusados, se incardinarían, como en el caso del coacusado, más bien en el delito de resistencia. El hecho de abalanzarse contra los agentes, cuando estos le requerían para que les entregara la documentación, lanzándoles sendos puñetazos, que le ocasionaron lesiones leves a estos, merece ser castigada como un delito de resistencia y no de atentado, imponiéndole igual pena que la impuesta al otro acusado. Los hechos declarados probados en la sentencia de instancia son idénticos a los del escrito de acusación y el delito de resistencia por el que fue condenado el recurrente, amén de ser homogéneo con el de atentado, está castigado con pena menor por lo que no se ha incumplido el principio acusatorio.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.