• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Ourense
  • Ponente: AMPARO LOMO DEL OLMO
  • Nº Recurso: 247/2021
  • Fecha: 12/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Atiende el juzgador a las declaraciones prestadas por la víctima y acusado, asumiendo ambos la existencia de una disputa y una posterior agresión en la que resultó lesionado aquella. La relación causal entre aquélla y el daño sufrido resulta debidamente acreditada, y ha de tenerse en consideración la declaración del propio perjudicado y la testifical. El parte médico de primera asistencia, y el emitido por el médico forense avalan igualmente tal versión, al resultar el resultado lesivo plenamente compatible con la dinámica comisiva descrita. Por el contrario, la versión ofrecida por la defensa no resulta corroborada por medio probatorio alguno, debiendo resaltarse que es en el acto de la vista donde por vez primera se alega que el acusado fue mordido en un dedo por la víctima, habiéndose producido la controvertida lesión como consecuencia de retirarlo aquel. La riña mutuamente aceptada provoca un clima en el que los contendientes se sitúan al margen de la protección legal al ser protagonistas mutuos de un enfrentamiento que va incrementando la violencia inicial. De tal manera que, si ninguno de los contendientes se aparta voluntariamente, carece de legitimación para esgrimir la defensa legítima. Tras el forcejeo mutuo, que asumen ambas partes, el acusado volvió a dirigirse hacia la víctima, hasta en dos ocasiones siendo en ese posterior momento cuando le ocasionó la herida inciso contusa en la mucosa oral.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARIDAD HERNANDEZ GARCIA
  • Nº Recurso: 448/2021
  • Fecha: 10/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Existen pruebas, las mismas se justifican convenientemente en la sentencia y en consecuencia no se ha vulnerado el derecho a la presunción de inocencia. Los hechos probados de la sentencia recurrida no describen una situación de agresión mutua. Solo consta probado que fue el denunciante el único lesionado. En el escrito de conclusiones provisionales luego elevadas a definitivas no se plantea la concurrencia de la legítima defensa, de manera que se trata de una cuestión ex novo planteada en la alzada; y en segundo lugar, las circunstancias atenuantes o eximentes deben estar, para su estimación, tan probadas como el hecho mismo, lo que en absoluto ocurre en el supuesto presente, y además porque, en cualquier caso y dando respuesta a la hipotética situación de agresión mutua, estas situaciones de mutua agresión no permiten apreciar, en general, la existencia de legítima defensa, a salvo utilización de medios desproporcionados por una de las partes. Queda extramuros del principio de presunción de inocencia la discrepancia en la distinta credibilidad que el juzgador otorgue a los distintos testigos y acusados que ante él depusieron. El principio in dubio pro reo, no otorga a éste el derecho a que el Tribunal dude ante pruebas contradictorias. No está acreditado el grado de afectación en sus capacidades intelectivas y volitivas el día de los hechos, del consumo por parte del recurrente de alcohol y cannabis.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Toledo
  • Ponente: EMILIO BUCETA MILLER
  • Nº Recurso: 2/2021
  • Fecha: 10/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de lesiones. En el curso de una riña ambos contendientes resultan con heridas. Error en la valoración de la prueba; no cabe una reinterpretación de los hechos probados sobre la base de una nueva valoración de las pruebas de naturaleza personal. Adhesión al recurso de apelación; un medio impugnatorio a través del cual pueden introducirse pretensiones autónomas. Prescripción del delito; en el caso de delitos conexos mientras no prescriba el mas grave no prescriben los restantes.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANA MERCEDES DEL MOLINO ROMERA
  • Nº Recurso: 519/2021
  • Fecha: 04/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Lo que evidencia el recurso es la legitima posición del recurrente discrepando de la valoración que de la prueba personal se ha efectuado en la sentencia apelada. El acusado no reconoció expresamente haber clavado el cuchillo a su yerno, pero si tácitamente cuando dice que su intención no era clavar el cuchillo, sino que aquel se fuera de su casa. No hay una agresión ilegitima actual o inminente. Se trata de una discusión verbal e inmediata pelea en la que, quien después resulta lesionado, empuja a su oponente y este de forma desproporcionada emplea un arma blanca para agredir a su contendiente que no porta ningún instrumento peligroso en las manos. Tampoco hay una diferencia de edad entre suegro y yerno en la que se pueda construir una desproporción física. La entrada en el domicilio fue consentida y la pelea aceptada por los dos intervinientes en la misma, lo que descarta la aplicación de la circunstancia de estado de necesidad. La pelea no tiene su origen en el miedo, esa mutua agresión deriva de la acalorada discusión verbal de las dos personas que estaba enfrentadas, por lo que también se rechaza la circunstancia de miedo insuperable. Se impone la pena en su mitad inferior por la gravedad de los hechos. La herida causada fue grave y la acción de causar un acuchillamiento profundo en un pulmón justifica la imposición de la pena en la extensión en la que lo ha sido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 3/2021
  • Fecha: 04/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La convicción del tribunal sentenciador se conformó partiendo de suficiente prueba de cargo -declaración del ofendido corroborada por el resto de elementos de juicio, consistentes en documental, las propias manifestaciones del recurrente y las declaraciones de dos testigos-. Los pretendidos documentos a los que el recurrente alude para fundamentar su recurso por error facti -declaraciones y acta de juicio- carecen de la condición de documento a efectos casacionales y de literosuficiencia, además de no contradecir la narración fáctica de la sentencia combatida. El relato de hechos probados cumple todos los requisitos del tipo apreciado: la condición militar de ambos sujetos y la relación de subordinación entre ellos; la reiterada amenaza del inferior hacia el superior -de grave entidad, habida cuenta de la agresiva actitud del inferior y el contexto en que se produjo- y que, aunque viniera precedida de una pluralidad de insultos e injurias, se considera como una sola conducta cometida en unidad de acción, por lo que queda absorbida en una sola figura delictiva; y el dolo genérico. Con su conducta, el recurrente atentó contra los diversos bienes jurídicos protegidos: la dignidad y honor del superior, su tranquilidad personal, seguridad e integridad física, y la disciplina. No concurre legítima defensa, al no haber precedido ninguna agresión ilegítima. Tampoco concurre la reparación del daño, pues las disculpas del recurrente no fueron espontáneas, sino a sugerencia del mando.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Palma de Mallorca
  • Ponente: MONICA DE LA SERNA DE PEDRO
  • Nº Recurso: 159/2020
  • Fecha: 03/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se alega una vulneración de derecho a intérprete adecuado del acusado, nada más y nada menos que desde el mismo momento de su detención. Además de lo improcedente de su invocación, tal merma de derechos pudo ser planteada en cualquier momento del procedimiento, nada más ser advertida. De hecho, en la declaración judicial del acusado, como detenido, estando presente su defensa letrada, nada opuso sobre las funciones que desempeñó la intérprete y, tampoco lo puso de relieve al inicio de las sesiones para justificar la incomparecencia de su cliente y poder valorar si era una causa justificada y merecedora de suspensión. Así las cosas, ni se acredita errores en la traducción, ni se justifica porqué no se denunció antes la cuestión, habiendo tenido situaciones procesales propias para dicha alegación. El ánimo de la legítima defensa, cuya aplicación solicita el apelante, debe ser acreditado por la parte y, al respecto, no existe dato alguno en el relato fáctico que permitiera dicho encaje. No constando la existencia de una previa agresión ilegítima acreditada, el puñetazo que propinó el acusado a la víctima, que se encontraba en claro estado de embriaguez, no puede ser considerado exento de responsabilidad. Tampoco concurre una igualdad de armas, puesto que aun cuando quedara acreditada la previa agresión ilegítima y las agresiones hubieran sido ambas con los brazos, lo cierto es que la víctima estaba en desventaja clara dado su estado de embriaguez.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Soria
  • Ponente: JOSE LUIS RODRIGUEZ GRECIANO
  • Nº Recurso: 8/2020
  • Fecha: 03/05/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El acusado accionó los 4 fuegos al máximo, como así los encontraron los agentes de la Guardia Civil, y como también fue observado por la dotación de Bomberos que ha depuesto en el plenario, con dos sartenes encima con aceite que resultaron calcinadas, siendo este el punto de origen del incendio al apreciarse la sombra en forma de V invertida.Por otro lado, la existencia de este peligro potencial de daños graves a la integridad física de los moradores del inmueble, no solo se deriva de dicho dato, sino que los desperfectos ya habían tenido lugar en la propia vivienda, en el techo, en la campana extractora, en los azulejos, lo que supone que se produjo el delito del art.351.1 CP. Y junto a ello, otros de maltrato animal., mMalos tratos en el ámbito de la violencia sobre la mujer, Injurias y vejación leve
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CARIDAD HERNANDEZ GARCIA
  • Nº Recurso: 342/2021
  • Fecha: 26/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se trata de una situación de riña mutuamente aceptada como pretende la parte recurrente. Los hechos declarados probados indican que el acusado se dirigió a otra persona y sin mediar palabra le propinó un fuerte golpe con una botella de cristal en la nariz que le causó la fractura de huesos propios de la nariz con desplazamiento. Y este declaración de hechos probados se corresponde con el resultado de las pruebas practicadas en el juicio. El propio perjudicado declaró que estaba con tres amigos y que no vio al acusado, que le vio cuando se le abalanzó con una botella sin que hubieran hablado previamente. Ni en el escrito de conclusiones provisionales luego elevadas a definitivas se plantea la concurrencia de la legítima defensa, de manera que se trata de una cuestión ex novo planteada en la alzada. En todo caso, las circunstancias atenuantes o eximentes deben estar, para su estimación, tan probadas como el hecho mismo, lo que en absoluto ocurre en el supuesto presente, y además por ser incoherente este planteamiento del recurso y a su vez la calificación de los hechos como constitutivos de un delito de riña tumultuaria. La utilización de un instrumento de las características con las que el acusado causó las lesiones al perjudicado, sin duda que hacer desaparecer cualquier atisbo de proporcionalidad en el ejercicio de es hipotética legítima defensa invocada y no probada.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JESUS GOMEZ-ANGULO RODRIGUEZ
  • Nº Recurso: 395/2021
  • Fecha: 26/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No es posible apreciar la existencia de una agresión ilegítima en supuestos de riña mutuamente aceptada porque en ese escenario de pelea recíprocamente consentida, los contendientes se sitúan al margen de la protección penal al ser actores provocadores cada uno de ellos del enfrentamiento, de suerte que cuando el resultado lesivo se produce como efecto de una pelea originada por un reto lanzado o aceptado que da lugar a las vías de hecho, no cabe apelar a la legítima defensa , plena o semiplena. La base de la legítima defensa es la existencia de una agresión ilegítima, y ésta no es posible de admitir con tal carácter en una riña voluntariamente aceptada. Se tiene por acreditado el enfrentamiento mutuo y voluntario de ambas mujeres, se enzarzaron, a diferencia de la actuación de los hombres que intentaron más bien mediar, salvo la constancia de un golpe propinado por uno de ellos al otro. La existencia de una riña mutuamente aceptada excluye toda posible aplicación de la eximente de legítima defensa, y, por otro lado, la constatación de la existencia de una agresión previa o inminente, impide, de la misma manera apreciar estado de necesidad alguno, pues en ningún caso repeler la agresión puede considerarse algo necesario para librarse de un mal que ya se ha sufrido.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: JAVIER ALONSO GARCIA
  • Nº Recurso: 514/2021
  • Fecha: 26/04/2021
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Delito de lesiones. Con motivo de una discusión familiar degenera en un pelea por consecuencia de la cual una mujer resulta con lesiones que precisaron tratamiento medico. Fractura de falange distal. Error en la valoración de la prueba que no se aprecia. La mera discrepancia con una resolución judicial por parte del afectado por ella no puede por sí sola provocar la revocación de lo fallado en la instancia, si no se evidencia cometido un manifiesto y patente error. El objetivo de la revisión en apelación no es realizar una nueva valoración, sino analizar si la contenida en la sentencia es ajustada a la lógica y al sentido común y contiene carga incriminatoria suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia. Se impugna la pena de multa tanto por su duración como del importe de cada cuota. No se admite la impugnación al estar próxima a los mínimos legales.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.