• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LOURDES ARASTEY SAHUN
  • Nº Recurso: 241/2018
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión suscitada se centra en determinar si los demandantes, mandos intermedios y cuadros de ADIF que accedieron al cuadro técnico formador, tiene derecho a percibir la gratificación docente (Clave 113 del convenio colectivo de cobertura) en el periodo que reclaman. El recurso de los dos trabajadores denuncia la infracción del art. 436 de la Normativa Laboral de ADIF, en relación con el Apartado III (Sistema de retribución) del XII Convenio, que configura aquella retribución constituida por un componente fijo, por una parte, y un componente variable, por otra, y el convenio colectivo estableció cómo debía conformarse el componente fijo partiendo de los conceptos que se incluían en el salario fijo de cada trabajador. Se trataba de tomar en consideración la retribución inicial de los MIC, para lo cual se definían los complementos a considerar en ese componente, encontrándose también la gratificación docente entre ellos. Cuando la norma convencional indica que la gratificación docente se halla conceptuada como partida a integrar el llamado componente fijo, lo hace exclusivamente para fijar el importe inicial de ese componente. Por ello, si la gratificación docente se suma como parte de la retribución, lo es para determinar el punto de arranque del sistema retributivo de la categoría, rigiendo a partir de ese momento la regla de la incompatibilidad, por cuanto los MIC pasan a estar sometidos a una regulación específica y distinta. Reitera doctrina.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO BODAS MARTIN
  • Nº Recurso: 229/2018
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión que se suscita es la relativa a determinar si es válida la modificación de los hechos probados, realizada en suplicación, con base en los hechos probados de otra sentencia dictada en otro procedimiento, que se incorporó a los autos en el recurso de suplicación con arreglo a lo dispuesto en el art. 233 LRJS. Y en TS tras una cuidada labor argumental, declara que la sentencia firme aportada conforme al art. 233 LRJS constituye un documento hábil para la modificación de hechos probados de la sentencia de instancia en el recurso de suplicación, conforme a lo dispuesto en el art. 193.b LRJS, por cuanto se trata de una sentencia firme, notificada con posterioridad a la celebración del juicio en la instancia, aportada por la parte actora junto con el recurso de suplicación, que fue admitido por la Sala de Madrid y contiene hechos relevantes para el resultado del litigio, aunque el demandante no fuera parte en dicho proceso. En efecto, dicha sentencia se pronunció sobre los mismos hechos aquí debatidos, si bien desde la perspectiva de los directivos, que encargaron al demandante la venta de décimos de lotería a la empresa, entendiéndose por la Sala de suplicación, que los hechos allí acreditados, que dieron lugar a las revisiones fácticas controvertidas, eran relevantes para la resolución del recurso, aunque la propia Sala las considera como antecedentes de hecho. Por lo tanto, no procede anular la sentencia recurrida.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: SEBASTIAN MORALO GALLEGO
  • Nº Recurso: 3809/2017
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cuestión a resolver es la de determinar si los médicos demandantes tienen derecho a percibir las horas extraordinarias reclamadas en función de lo previsto a tal efecto en el Estatuto de los Trabajadores, o les resulta por el contrario de aplicación en esta materia lo establecido en el Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud. La sentencia de suplicación estimó el recurso de los trabajadores y acogió la totalidad de sus pretensiones, por considerar que no resulta de aplicación lo dispuesto en el Estatuto Marco del personal estatutario, sino lo previsto con carácter general en el Estatuto de los Trabajadores. La Sala IV se ha pronunciado ya en varios supuestos idénticos al presente. Las sentencias en comparación no son contradictorias, puesto que ni los hechos ni las concretas cuestiones planteadas son sustancialmente iguales y además mientras los facultativos de la sentencia recurrida son asalariados de una entidad hospitalaria privada que constituye una modalidad indirecta de gestión de la sanidad pública, mediante un concierto específico, no sucede otro tanto en el caso de la sentencia de contraste en la que el médico es personal laboral del Servicio Asturiano de Salud, que trabaja por cuenta de este organismo y bajo se dependencia
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANGEL ANTONIO BLASCO PELLICER
  • Nº Recurso: 3119/2017
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia aborda el despido objetivo de una trabajadora contratada al amparo del RD 1368/1985, por el que se regula la relación laboral de carácter especial de los minusválidos que trabajan en los Centros Especiales de Empleo, y en la que se ha debido dilucidar, en primer lugar, la exigencia contenida en el art. 16.2.c) del RD, relativa a si resulta necesario el informe del equipo multiprofesional para despedir objetivamente y hacerlo constar en la carta de despido, a lo que se da una respuesta negativa. Se funda esta decisión en el hecho de que no especifica el precepto que en la carta deba constar el informe del equipo interprofesional o, al menos, una referencia al mismo y sus conclusiones, no obstante, en el caso, la empresa se dirigió a la Junta de Andalucía y al EVI, sin que el mismo se realizara por ningún organismo, procediendo a despedir a la trabajadora mediante carta en la que se hacía expresa indicación de que el despido novaba el anterior que había sido declarado improcedente por no haber solicitado con anterioridad el referido informe. En segundo lugar se dirime si tras un despido objetivo por defecto de forma y posterior readmisión de la trabajadora, ésta puede ser despedida nuevamente, subsanados los defectos formales, por las mismas causas alegadas en el primer despido, a lo que se da una respuesta positiva, pues aun no siendo aplicable el art. 110.4 LRJS, es posible su reiteración de persistir las causas. Se declara la procedencia del despido.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RICARDO BODAS MARTIN
  • Nº Recurso: 851/2018
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia recurrida en casación unificadora desestimó el recurso de suplicación interpuesto por la representación letrada del SERMAS confirmando la de instancia que condenó al SERMAS a abonar a ASEPEYO la cantidad de 6.068, 76 euros, derivados de los gastos de asistencia sanitaria abonados por ASEPEYO por la IT del beneficiario, con imposición de costas a la recurrente incluidos los honorarios del letrado fijados en 600€. El SERMAS interpone recurso de casación unificadora, en el que denuncia que se le ha condenado en costas, aunque disfruta del beneficio de justicia gratuita, al haberse subrogado en los derechos y obligaciones del IMSALUD. La Sala IV desestima el recurso por ser la sentencia recurrida acorde con la doctrina de la Sala establecida en la STS del Pleno de 20 de septiembre de 2018 (R. 56/2017), según la cual no son entidades gestoras de la Seguridad Social que gocen del beneficio de justifica gratuita del art. 2-b de la Ley 1/1996, de 10 de enero, las entidades públicas de derecho privado y demás organismos administrativos creados por las CCAA para cumplir con las obligaciones que su pertenencia al Servicio Andaluz de Salud (SNS) les impone en orden al deber de prestar asistencia sanitaria establecido en la Ley 16/2003, de 18 de mayo, por cuanto tienen una naturaleza jurídica distinta y en materia de costas por actuaciones en procesos judiciales, les resultan de aplicación las mismas reglas que al Estado y demás Administraciones y entidades públicas.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CONCEPCION ROSARIO URESTE GARCIA
  • Nº Recurso: 4459/2017
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia confirma la de suplicación que revocando la de instancia estimó parcialmente la demanda declarando la improcedencia del despido del actor como consecuencia de la pérdida del servicio de vigilancia y seguridad, habiendo procedido la empresa a despedir a 4 trabajadores y recolocado a 2, habiendo contratado la empresa en los meses previos al despido y días coetáneos, a 20 trabajadores y a 2 en el mismo grupo de cotización que el actor. La sentencia no entra a conocer de la cuestión relativa a si para la efectividad del despido por causas organizativas deviene o no preciso acreditar que se ha intentado reubicar al trabajador en otro servicio, por no apreciar la existencia de contradicción con la sentencia invocada de contraste, ya que en la sentencia recurrida se aportaron elementos acreditativos singulares que condujeron a determinar que la reducción de la contrata no comportaba excedente de plantilla, lo que no consta en la sentencia de contraste, por lo que al ser diferentes los supuestos de hecho, no existe doctrina que unificar. Añade que la solución no contradice lo dispuesto en la STS 31-01-2018 (Rec. 1990/2016), en que se estableció que no era necesario agotar las posibilidades de recolocación en la empresa, porque dicha solución se alcanzó conforme a un sustrato fáctico distinto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LOURDES ARASTEY SAHUN
  • Nº Recurso: 6/2019
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia desestima la demanda de revisión presentada frente a la sentencia de instancia dictada en procedimiento de oficio instado por la TGSS en que se declaró la laboralidad de la relación que unía a los 12 trabajadores con la empresa, y en que se señalaba que la TGSS habría llevado a cabo maquinaciones fraudulentas en perjuicio de la empresa, ya que ésta no fue parte en el procedimiento de oficio. Desestima la demanda la Sala 4ª tras sistematizar su propia jurisprudencia acerca de cuándo procede la revisión de sentencias firmes, y por considerar que la demanda se presentó fuera de plazo, ya que corresponde a la parte demandante determinar con claridad el dies a quo del cómputo del plazo, sin que quepa acoger como tal el que el demandante manifiesta que ha tenido conocimiento de los hechos, y en el presente supuesto, la parte demandante indicó que tuvo conocimiento de la maquinación cuando conoció de la sentencia que se pretende revisar, lo que fija en una fecha que no coincide con la que certificó el Letrado de la Administración de Justicia, por lo que al haberse presentado la demanda habiendo transcurrido el plazo de 3 meses desde que conoció la sentencia cuya revisión se pretende, e incluso al acreditarse que no ignoró que se había dictado una sentencia en un procedimiento del que no había sido parte, procede desestimar la demanda de revisión
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO VICENTE SEMPERE NAVARRO
  • Nº Recurso: 1124/2018
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia casa y anula la de suplicación para condenar a la Universidad de Alcalá de Henares por despido improcedente pero sustituyendo el salario diario a efectos indemnizatorios, e incrementando por lo tanto la indemnización, en un supuesto en que la actora prestó servicios al amparo de becas de formación y colaboración bajo la supervisión de Decanos y Vicedecanos y cumpliendo un horario como el resto del personal. La Sala 4ª rechaza la alegación de que en el RCUD se pretendía la revisión de hechos probados, lo que no se había solicitado por el cauce adecuado en suplicación, ya que lo que se ha venido pagando no impide el debate sobre su corrección. En cuanto a la cuestión planteada en relación a cuál debe ser el salario regulador de la indemnización por despido improcedente cuando la prestación de servicios se desarrolló como falsa becaria, si el efectivamente percibido o el que debería haber percibido con arreglo al convenio, la sentencia considera que el proceso de despido es adecuado para debatir sobre el salario que debe servir de módulo para el cálculo de la indemnización, y concluye, conforme a reiterada jurisprudencia de la Sala, que debe ser el establecido en el convenio colectivo aplicable aunque en el momento del cese se perciba uno inferior.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
  • Nº Recurso: 3928/2017
  • Fecha: 23/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala IV confirma la desestimación de la demanda formulada por el trabajador contra Mutua MC Mutual, el INSS, la TGSS y Uralita S.A. sobre declaración de mayor base reguladora considerando ajustado a derecho el cálculo realizado por el INSS. Siguiendo el criterio de asuntos precedentes, no se entra a conocer del fondo del asunto por falta de contradicción entre las sentencias comparadas, dado que el debate jurídico gira en torno a cuestiones distintas. Así, aunque la controversia se suscita sobre la base reguladora de la prestación y se funda en la discrepancia de los trabajadores afectados con el convenio colectivo aplicado para indicar las retribuciones sobre las que calcular aquélla, lo cierto es que en la sentencia de contraste la solución de la discrepancia se encuentra en analizar la actividad a la que se había destinado el trabajador para concretar de este modo el ámbito de aplicación afectado y, en suma, discernir entre dos convenios colectivos distintos. Sin embargo, en la sentencia recurrida lo que se dilucida es si, a raíz del Acuerdo de 19 noviembre 2001 cabe entender que el cálculo de la indicada base reguladora se ha de llevar a cabo por un sistema de cómputo distinto. Para ello, hace un análisis del contenido y alcance de dicho Acuerdo para llegar a la conclusión de que no se está instaurando en él un salario del que quepa derivar después una base reguladora diferente, sino que exclusivamente se instaura una mejora de seguridad social.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Social
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES
  • Nº Recurso: 195/2019
  • Fecha: 22/06/2020
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala IV confirma la sentencia del TSJ que desestimó la demanda presentada por los integrantes de la Comisión Negociadora y declara el despido colectivo ajustado a derecho. La Sala rechaza las modificaciones fácticas propuestas. La parte recurrente denuncia una infracción de carácter procesal, referida a la nulidad de la sentencia por inadmisión de prueba testifical de los componentes de la Comisión representativa de los trabajadores creada ad hoc, para la tramitación del despido colectivo; la Sala IV declara que la prueba de interrogatorio de las partes solo puede ser propuesta por las otras partes del proceso de forma que los demandantes no pueden proponer como prueba su propio interrogatorio. Respecto a la existencia de grupo de empresas, inalterado el relato fáctico, declara que no concurre. Con relación al motivo de infracción de norma para declarar la nulidad del despido colectivo por no haber obtenido autorización del Juez del Concurso, la Sala declara que no procede al estar archivado el proceso concursal por insuficiencia de masa. También se desestima el motivo destinado a la declaración de nulidad del despido colectivo por no aportar la documentación necesaria al entender que la representación de los trabajadores tuvo a su disposición la documentación necesaria para negociar. Respecto del último motivo declara que la falta de puesta a disposición de la indemnización a los trabajadores afectados por el despido no afecta a la calificación del despido colectivo.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.