• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MENCHEN HERREROS
  • Nº Recurso: 102/2018
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Procede desestimar la pretensión de la recurrente, conforme a la cual, su escrito de alegaciones frente al pliego de cargos no fue extemporáneo, pues debieron considerarse inhábiles los sábados en el cómputo del plazo, por aplicación de lo dispuesto en el art. 30.2 Ley 39/2015. La remisión que la LORDGC realiza a la Ley 30/1992 debe entenderse hoy hecha a la Ley 39/2015, pero, por tratarse de un régimen supletorio de primer grado, solo resulta aplicable en el supuesto de falta de previsión o laguna en la propia LORDGC, lo que no se produce en materia de cómputo de plazos, al contener esta una regla clara y específica al respecto, el art. 43.1, conforme a la cual, solo se excluyen del cómputo los domingos y festivos. En cualquier caso, no se ha producido indefensión material a la recurrente, pues la sentencia impugnada, para confirmar la sanción recurrida, rechazó en cuanto al fondo el contenido de las alegaciones vertidas en el escrito inadmitido por extemporáneo. Por las mismas razones, tampoco procede la aplicación supletoria del art. 73 Ley 39/2015, habida cuenta de las específicas previsiones del art. 59.2 LORDGC, que contiene una regulación de trámites propia, acomodada al propósito de alcanzar la pronta resolución del expediente. La sala ha de ceñirse en el examen del recurso al contenido del auto de admisión, que fijó el interés casacional que presenta el recurso, por lo que procede desestimar la alegación de vulneración del principio de igualdad no incluida en aquél.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JAVIER JULIANI HERNAN
  • Nº Recurso: 9/2019
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Al quedar las cuestiones de hecho al margen del recurso de casación, excede del examen que le es propio la valoración de la prueba. No obstante, en el ámbito del derecho punitivo en que se encuentra el derecho disciplinario militar cabe hacer una interpretación más laxa y agotar la tutela judicial en una materia tan impregnada de los principios que informan el derecho penal, en el que pueden revisarse los hechos en una segunda instancia. En el caso, el tribunal de instancia apoya su convicción sobre la realidad de los hechos en dos testificales que corroboran la versión del mando dador del parte, por lo que no se vulneró el derecho a la presunción de inocencia. En el caso no se estaba ante un reconocimiento médico de un paciente, sino que la desconsideración en alta voz del recurrente hacia su superior tuvo lugar mientras ambos estaban en el ejercicio de sus funciones, pues el superior, como comandante médico, le estaba comunicando la resolución de su expediente de determinación de insuficiencia de condiciones psicofísicas. La queja del recurrente sobre la ausencia de imparcialidad del instructor carece de trascendencia respecto del comportamiento objeto de reproche y no influye en el fallo de la sentencia impugnada. Los hechos no se produjeron en el contexto de un acto clínico en sentido estricto, sino tras la notificación de una resolución administrativa acogida con disgusto por el sancionado, lo que no admite una reacción alejada de la consideración debida a un superior.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FERNANDO PIGNATELLI MECA
  • Nº Recurso: 50/2019
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: En su escrito de preparación, la parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: (1) el art. 24.2 CE, por vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia; (2) el art. 25.2 CE, por vulneración del principio de legalidad, en relación con el art. 9.3 LORDGC; y (3) el art. 19 LORDGC. La sala coincide con la parte recurrente en cuanto a la existencia de interés casacional objetivo en los términos en que se plantea y con los necesarios ajustes normativos y jurisprudenciales, sin perjuicio de que la sentencia que llegara a dictarse pueda extenderse a otras cuestiones que exigiera el debate finalmente trabado en el recurso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 33/2019
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: (1) los arts. 24 y 25 CE, al vulnerarse el derecho de defensa, así como el derecho a no declarar; (2) el art. 24 CE, al vulnerarse el derecho a la presunción de inocencia; (3) el art. 25 CE, por vulneración del principio de legalidad (tipicidad); y (4) el art. 25 CE, por vulneración del principio de proporcionalidad e individualización de la sanción. Puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre derechos fundamentales, de manera que, como el recurrente alega tales infracciones, sin prejuzgar el fondo del asunto pues únicamente se trata ahora de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia del invocado interés casacional objetivo, por lo que el recurso debe ser admitido a trámite.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 47/2019
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido el art. 24 CE, al vulnerarse el derecho a la presunción de inocencia y el derecho de defensa, por denegación de la prueba solicitada. Puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre derechos fundamentales, de manera que, como el recurrente alega tales infracciones, sin prejuzgar el fondo del asunto pues únicamente se trata ahora de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia del invocado interés casacional objetivo, por lo que el recurso debe ser admitido a trámite.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JACOBO BARJA DE QUIROGA LOPEZ
  • Nº Recurso: 54/2019
  • Fecha: 24/09/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: La parte recurrente considera que la sentencia de instancia ha infringido: (1) los arts. 24.1 y 25.1 CE, por infracción del principio de legalidad, en conexión con el derecho a la tutela judicial efectiva. Puede apreciarse que existe interés casacional objetivo cuando la sentencia interprete o aplique, infringiéndolas, normas constitucionales sobre derechos fundamentales, de manera que, como el recurrente alega tales infracciones, sin prejuzgar el fondo del asunto pues únicamente se trata ahora de decidir sobre la admisibilidad del recurso interpuesto, se acepta la existencia del invocado interés casacional objetivo, por lo que el recurso debe ser admitido a trámite.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: JOSE ALBERTO FERNANDEZ RODERA
  • Nº Recurso: 13/2019
  • Fecha: 16/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia combatida motivó adecuadamente el rechazo de la alegación referida a la vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia, que ahora se produce, ya que se apoyó en suficiente prueba de cargo -la declaración de tres testigos presenciales- que relataron, sin la más mínima duda y en condiciones de contradicción efectiva, los hechos reflejados como probados en la sentencia de instancia. Los miembros de la Guardia Civil han de mostrar un comportamiento intachable en todo momento, no solo en acto de servicio, sino también en su relación con terceros, siendo reprochables todas las acciones que, por su trascendencia, afecten al haz de valores y virtudes que caracterizan a la Benemérita. Afecta a ese haz de valores, con claro desdoro al cuerpo al que pertenece, la conducta que justifica la sanción, como se desprende de las ofensivas expresiones que la cabo de la Guardia Civil recurrente dirigió a dos miembros de otro cuerpo policial que le exigían que se sometiera a una prueba de alcoholemia. La elección de la sanción de onerosidad intermedia entre las legalmente previstas para las faltas graves, aplicada en su extensión máxima, está cabalmente acomodada a las reglas de proporcionalidad e individualización previstas en el art. 19 LORDGC, dada la afectación que a la imagen de la Institución supuso la actitud mostrada por una cabo que, identificándose como tal, dirigió palabras de menosprecio hacia los miembros de otro cuerpo policial.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 94/2018
  • Fecha: 12/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La convicción sobre la comisión de la infracción por la que el recurrente impidió que fuera tramitado el boletín de denuncia formulado contra una persona a la que conocía con anterioridad no se obtuvo del informe emitido por él sin haber sido advertido de su derecho a no declarar contra sí mismo, sino de las declaraciones de los guardias civiles encargados del asunto y del hecho irrefutable de que la denuncia nunca llegara a tramitarse en el plazo correspondiente, por lo que la nulidad del expediente acordada por el tribunal de instancia respecto de la otra falta inicialmente apreciada no puede extenderse a esta. Las reiteradas denuncias del recurrente sobre la nulidad del expediente ya obtuvieron razonada respuesta por el tribunal de instancia, tanto en lo relativo a la competencia del oficial que llevó a efecto la información reservada, a la forma, contenido y extensión de esta, así como a las notificaciones de los acuerdos del instructor del expediente. Al ser de muy distinta naturaleza las sanciones previstas para la infracción apreciada, la de pérdida de destino está indicada para un supuesto como el enjuiciado, en el que alejar al sancionado del destino que tenía redunda en beneficio de la institución: la continuidad del recurrente al frente del destacamento supondría perpetuar la lesión a la disciplina derivada de su conducta, ya que se prevalió de su condición de jefe de unidad para evitar que una denuncia formulada por un subordinado recibiese el trámite previsto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 104/2018
  • Fecha: 11/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La imposición a la recurrente de la sanción de resolución de compromiso aparece adecuadamente razonada en la resolución sancionadora, por considerarla la más proporcionada en atención a la gravedad de los hechos y el daño ocasionado al bien jurídico protegido, esto es, el interés, la integridad y el correcto desempeño del servicio, que ha de prestarse en plenitud de condiciones físicas y psíquicas, lo que no tuvo lugar en el caso de la recurrente, que resultó exonerada de la realización de servicios de guardia, de armas, de conducción de vehículos y de participación en ejercicios tácticos. Los 4 consumos detectados lo fueron a cocaína, sustancia calificada como gravemente perjudicial para la salud -por alterar notablemente la capacidad de la persona y ser altamente adictiva-, lo que permite justificar la imposición de la más grave de las sanciones legalmente previstas. Para estimar la queja relativa a la infracción del principio de igualdad no resulta suficiente alegar soluciones distintas a casos semejantes si la desigualdad de la decisión cuenta con justificación objetiva y razonable. La denegación de la prueba propuesta por el recurrente, consistente en la incorporación de 7 expedientes seguidos contra otros compañeros de la misma unidad, se basó en que no guardaba relación con el thema probando, lo que no es arbitrario o irrazonable, pues la individualización de la sanción depende, entre otros factores, de las circunstancias personales concurrentes en cada caso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Militar
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: CLARA MARTINEZ DE CAREAGA GARCIA
  • Nº Recurso: 14/2019
  • Fecha: 10/09/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Aunque algunos testigos declararan no haber oído o presenciado las manifestaciones vejatorias toleradas por el recurrente, en el trámite casacional la sala no puede hacer una nueva valoración de las pruebas testificales, contrastando las de cargo y las de descargo, sino que debe limitarse a constatar la existencia de prueba de cargo válida y suficiente y su razonable apreciación por la sala de instancia. El tribunal sentenciador enlazó, a través de un discurso que se compadece con las reglas de la lógica, la actividad probatoria de cargo con el relato fáctico que dio por probado, por lo que no vulneró el derecho a la presunción de inocencia. Que el oficial designado para instruir el expediente fuera subordinado del coronel jefe donde estaba destinado el recurrente no afecta a su imparcialidad. No consta ni se ha acreditado ningún perjuicio real y efectivo ocasionado al recurrente por las supuestas irregularidades que se denuncian sobre la práctica de la prueba. La conducta del recurrente integra los elementos del tipo disciplinario apreciado: la condición de militar del sujeto activo; el atentado cometido en su presencia frente a la dignidad de la perjudicada por otro militar de menor rango -que se refería a ella de modo jocoso y denigrante por su condición de mujer- y la tolerancia del recurrente como superior jerárquico, que no le llamó la atención, sino que rió sus gracias.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.