• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: ANTONIO SALAS CARCELLER
  • Nº Recurso: 4118/2016
  • Fecha: 06/11/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El esposo demandante reclamaba el reconocimiento a favor de la sociedad de gananciales de un crédito por el importe de los gastos derivados de las obras de acondicionamiento de la vivienda familiar, propiedad de los padres de su exmujer. En ambas instancias se estimó la demanda. El comodato inicial se convirtió en precario cuando se rompio la unidad familiar, pero las obras se hicieron a vista, ciencia y paciencia de los demandados, y que por ello el demandante, que pagó las obras, tenía derecho a lo solicitado. Casación: discusión sobre si la posesión de la vivienda fue a título de comodato hasta la ruptura y de precario después (tesis de la Audiencia) o no, que es una discusión irrelevante atendiendo a la razón decisoria de la sentencia recurrida pues lo relevante es que las obras fueron hechas con la aceptación de los demandados y que dichas obras incrementaron el valor de su propiedad. En consecuencia, al concurrir posesión de buena fe y consentimiento del titular, la única alternativa del dueño sería, conforme a lo dispuesto en el art. 361 CC, hacer suya la obra pagando su importe o reclamar a la sociedad de gananciales que haga suya la propiedad pagando el valor del terreno y de la construcción preexistente. En este caso no es aplicable el art. 1750 CC y su jurisprudencia, dado que la posesión es de buena fe aunque no sea a título de dueño, y las obras fueron consentidas por la propiedad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 725/2017
  • Fecha: 25/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda en la que una asociación de consumidores ejercita una acción colectiva de cesación en la que solicita que se declare contraria a derecho una comisión por reclamación de posiciones deudoras. La sentencia de primera instancia estimó la demanda y fue confirmada en apelación. Recurre en casación y en extraordinario por infracción procesal la entidad bancaria y la sala estima parcialmente el segundo de los recursos. En primer lugar, declara que la asociación de consumidores está legitimada activamente en el presente pleito pues la acción colectiva no se ejercita para la protección de intereses difusos, sino que pretende la defensa de consumidores perfectamente identificados, por esta razón, no se exige el requisito de la representatividad previsto en el art. 11 LEC. En segundo lugar, considera que la Audiencia no resolvió una de las pretensiones del recurso (la relativa a que la comisión tenía el carácter de cláusula penal preliquidadada); por ello, estima en este punto el recurso extraordinario por infracción procesal y resuelve en casación sobre esta pretensión. La casación se desestima, pues la sala considera que la comisión no reúne los requisitos exigidos por la normativa bancaria puesto que vendría, sin más, a sumar a los intereses de demora otra cantidad a modo de sanción por el mismo concepto (ya que la cláusula permite su reiteración, se plantea como reclamación automática y no precisa las gestiones a realizar para el cobro). Se confirma la abusividad.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: MARIA DE LOS ANGELES PARRA LUCAN
  • Nº Recurso: 1816/2017
  • Fecha: 23/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda solicitando la nulidad de varios contratos financieros por error derivado de la falta de información proporcionada por la entidad bancaria, así como la nulidad de varios contratos de préstamo concertados para financiar las correspondientes contrataciones. El Juzgado y la Audiencia estiman la demanda respecto de varios contratos, pero la desestiman respecto de otros por entender, en un caso, que la acción se había interpuesto pasado el plazo de 4 años del ar. 1301 CC y, en otro, que es el que interesa efectos del presente recurso, que el contrato fue válidamente confirmado. En el recurso de casación se plantea si la acción de nulidad por error vicio del consentimiento en la contratación de un producto financiero quedó extinguida por haber sido confirmado el contrato tácitamente por el cliente al ejercer los derechos de suscripción preferente. La sala, tras definir lo que entiende por confirmación y su forma expresa y tácita, estima que, en el presente caso, el recurrente recibió las acciones del banco como consecuencia de la liquidación del contrato que se impugna, por lo que al menos en ese momento ya cesó el error que pudo padecer al contratar el producto litigioso precisamente porque fruto del contrato que impugna devino accionista, pudo concurrir a la ampliación de capital mediante el ejercicio de los derechos de suscripción preferente, de lo que infiere que hubo confirmación tácita del contrato y su acción de impugnación no puede prosperar.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 3098/2015
  • Fecha: 23/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La infracción de las normas que establecen los deberes de información de las entidades bancarias no determina la nulidad radical de los contratos que estas celebren, sino sanciones administrativas. Esta doctrina es aplicable también al incumplimiento de obligaciones distintas de la mera obligación de información al cliente. En caso de incumplimiento del deber de evaluar, en atención a su situación financiera y al objetivo de inversión perseguido, qué le era más favorable, lo relevante para juzgar sobre el error vicio no es tanto la evaluación sobre la conveniencia de la operación, en atención a los intereses del cliente minorista, como si al hacerlo tenía un conocimiento suficiente de este producto complejo y de sus riesgos. En el caso, son datos muy relevantes la elevada cuantía de las inversiones y que los contratos se hicieron con apalancamiento. Está probado que los demandantes eran conscientes de que se trataba de contratos de naturaleza aleatoria en los que existía el riesgo de pérdidas importantes. El hecho de que una inversión sea desfavorable no convierte el producto financiero en inadecuado ni presupone el error en el consentimiento, al haber consciencia de qué se estaba contratando y qué riesgos se asumían. No hay incumplimiento del banco que haya generado un daño indemnizable. El principio de intangibilidad de las sentencias afecta a los pronunciamientos que contienen, pero no impide que el auto de complemento añada nuevos razonamientos. Se desestiman los recursos
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 1645/2017
  • Fecha: 23/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Contratación de un derivado implícito en un contrato de préstamo hipotecario, para calcular el interés aplicable. En cuanto el derivado implícito sea parte inescindible e inseparable del contrato de préstamo, como es el caso, el incumplimiento de los deberes de información no puede justificar, como se pretende, la nulidad parcial del contrato por error vicio, sino, en su caso, la de todo el contrato. En la medida en que el interés del préstamo pactado, elemento esencial del contrato, debía fijarse de acuerdo con el derivado implícito y este formaba parte inescindible del préstamo, el error en cuanto a sus riesgos, que repercutiría sobre el "precio" del préstamo, en cuanto fuera relevante, además de excusable, podría dar lugar a la nulidad de la totalidad del contrato, pero no a la nulidad parcial, mediante la supresión del derivado implícito y la integración del contrato mediante la inclusión de un interés variable referenciado al Euribor sin diferencial. Aunque el incumplimiento de los deberes de información respecto del derivado implícito podría tener incidencia en la apreciación del error vicio, la nulidad por este vicio del consentimiento debía en su caso afectar a la totalidad del contrato y no sólo a la cláusula que contiene un derivado implícito. Se estima el recurso de casación.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 1694/2017
  • Fecha: 18/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Préstamo hipotecario para financiar la compra de local para que el prestatario ejerciera su profesión (fisioterapeuta). El prestatario pidió la nulidad de la cláusula suelo inserta en el contrato. Estimada la demanda en primera instancia y apelada por la prestamista, la Audiencia rechazó su recurso al entender, en lo que interesa en casación, que el prestatario era consumidor y que la cláusula era nula por falta de transparencia. Según normativa aplicable al contrato, consumidor era quien era destinatario final de los bienes o servicios. Según normativa en vigor, quienes actúen en un ámbito ajeno a una actividad empresarial o profesional. Este mismo concepto de consumidor -que atiende al ámbito objetivo de la operación y no al destino final de los bienes o servicios, ni a la personalidad del contratante- es el que utiliza el TJUE, y también la jurisprudencia del TS. En este caso consta probado que el prestatario obtuvo el préstamo en el ámbito empresarial y como medio para desempeñar una actividad profesional puesto que financió la adquisición de un local comercial y el fondo de comercio del negocio previamente allí establecido, para desempeñar su profesión de fisioterapeuta. Por tanto no era consumidor, siendo doctrina reiterada la que afirma que no son procedentes los controles de transparencia y abusividad en contratos con condiciones generales de la contratación en que el adherente no es consumidor
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 382/2017
  • Fecha: 18/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima el recurso de casación. Las sentencias de ambas instancias habían declarado la nulidad de la cláusula de limitación a la variabilidad del tipo de interés remuneratorio (cláusula suelo) por no superar el control de incorporación previsto en los arts. 5 y 7 LCGC, pero la de segunda instancia limitó los efectos restitutorios a las cantidades abonadas desde el 9 de mayo de 2013. La jurisprudencia de la Sala 1ª ya ha declarado que cuando se declara la nulidad de una cláusula suelo por no superar el control de incorporación, no procede la limitación temporal de los efectos de la nulidad. De los arts. 9.2 y 10.1 LCGC se desprende inequívocamente que cuando una condición general de la contratación no supera el control de inclusión debe declararse su nulidad, con la consecuencia de que se restituyan sus efectos desde que se aplicó, conforme al art. 1303 CC. Se estima el recurso de casación, y al asumir la instancia, por los mismos argumentos expuestos, se desestima el recurso de apelación interpuesto por la entidad prestamista y se confirma la sentencia de primera instancia, que había condenado a dicha entidad bancaria a la devolución de las cantidades cobradas en exceso, con sus intereses legales, desde la firma del contrato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 1128/2017
  • Fecha: 11/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda de nulidad de las cláusulas de determinación del interés variable, intereses remuneratorios, comisiones, intereses de demora, sobre vencimiento anticipado, imputación de pagos y compensación. En primera instancia se desestimó íntegramente la demanda. Recurrida en apelación por el demandante, no se impugnó la desestimación de la pretensión de nulidad de la cláusula suelo. La Audiencia aprecia el carácter abusivo solo de las cláusulas sobre comisión por reclamación de posiciones deudoras vencidas y la de vencimiento anticipado. Se recurre en casación insistiendo en la nulidad de la cláusula de los intereses remuneratorios. No se aprecia la falta de transparencia de la cláusula, sin que el mero hecho de que se trate de una cláusula larga determine por sí su falta de transparencia, si esta extensión, además de venir justificada por la necesidad de aportar una información completa, no sólo no complica su comprensión sino que por su claridad asegura que el consumidor pueda entender mejor sus consecuencias jurídicas y económicas.Y, en segundo lugar, si se hubiera llegado a apreciar la falta de transparencia de alguna información contenida en la cláusula, para juzgar sobre su carácter abusivo debería constatarse en qué medida, conforme a la jurisprudencia expuesta, su inclusión contraria las exigencias de la buena fe y qué desequilibrio importante de derechos y obligaciones entre las partes habría producido, en perjuicio del consumidor. Lo que tampoco concurre en este caso.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 1002/2017
  • Fecha: 10/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda en la que una persona física instaba la nulidad de una cláusula suelo inserta en un préstamo hipotecario, que se obtuvo para la financiación de la adquisición de un inmueble destinado a taller mecánico. La sentencia de primera instancia desestimó la demanda y, la AP la revocó y estimó, por tanto, dicha demanda; en síntesis, entendió que no había quedado claro que el demandante no actuara como consumidor y que, en todo caso, se trataría de un pequeño comerciante. Recurre en extraordinario por infracción procesal y en casación el banco demandado y la sala estima el segundo de los recursos. Respecto del recurso extraordinario por infracción procesal, se desestima al entender que el error que imputa la recurrente a la sentencia recurrida no es fáctico, sino jurídico, pues está referido a la calificación de una persona como consumidora. Sin embargo, se estima la casación ya que, de lo actuado, se desprende inequívocamente que el demandante obtuvo el préstamo para su ámbito empresarial, siendo irrelevante que la empresa fuera pequeña o que la ejercitara a título personal y no bajo un amparo societario; por esta circunstancia, se aplica la reiterada y uniforme doctrina de la sala que impide la realización de los controles de transparencia y abusividad pretendidos en la demanda. La estimación de la casación comporta la confirmación de la sentencia de primera instancia, desestimatoria de la demanda.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO MARIN CASTAN
  • Nº Recurso: 1646/2017
  • Fecha: 10/10/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda en la que se pretendía la nulidad de una cláusula suelo inserta en un préstamo hipotecario con restitución de las cantidades indebidamente cobradas. La sentencia de primera instancia estimó íntegramente la demanda pero, recurrida en apelación, la AP la revocó al considerar que la cláusula superaba el control de transparencia. Recurren en casación los clientes demandantes y el banco demandado manifiesta su allanamiento al recurso. A la vista de esta manifestación y de acuerdo con la doctrina de la sala, según la cual, el control de transparencia no puede limitarse a un control de comprensibilidad material sino que debe analizar si el contratante tuvo un conocimiento real de la importancia económica y jurídica de la cláusula, se estima la casación, lo que comporta la confirmación de la sentencia de primera instancia, que declaró la nulidad de dicha cláusula y condenó a la entidad demandada a devolver las cantidades indebidamente cobradas como consecuencia de su aplicación desde la celebración del contrato de préstamo, más sus intereses legales desde la fecha del emplazamiento, dado que este pronunciamiento no fue apelado. Se imponen las costas de la apelación a la entidad demandada, pues su recurso debió ser desestimado y se mantiene la condena en costas de la primera instancia, en cuanto que la estimación de la demanda fue total.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.