• Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 312/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula que impone los gatos derivados de la hipoteca al prestatario. Al respecto la Audiencia recuerda la doctrina del TS que prácticamente ha resuelto las dudas existentes en relación a la nulidad de la cláusula sobre gastos destacando las siguientes consecuencias. Los gastos son pagos que han de hacerse a terceros como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. La declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros dejen de percibir lo que por su ley les corresponde. Declarada la nulidad de la cláusula y acordada su expulsión, habrá de actuarse como si tal cláusula nunca se hubiera incluido, y el pago de los gastos discutidos deberá ser afrontada por la parte a la que corresponda. En nuestro Derecho interno nos encontraríamos con una situación asimilable a la del enriquecimiento injusto, el banco se habría lucrado indebidamente al ahorrarse unos costes que, mediante la cláusula abusiva desplazó al consumidor. Respecto al impuesto de actos jurídicos documentados, el sujeto pasivo es el prestatario. Los gastos de notaría, prevalece la consideración unitaria del conjunto, la obligación de pago corresponderá a los que hubieren requerido la prestación de las funciones. Interesa a ambas partes, por lo que los costes de la matriz deben distribuirse por mitad. En lo que atañe al Registro, la garantía se inscribe a favor del banco prestamista que deberá asumir el pago de los costes.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 330/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de la Sala viene a resumir la doctrina del Tribunal Supremo en torno a la abusividad de la cláusula sobre gastos, en contratos de préstamo con consumidores, sin negociación, y de manera predispuesta, se atribuyen al consumidor el pago de todos los gastos que genera la operación, con la consecuencia de que dicha imposición produce un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes, por lo que tales cláusulas son nulas. Los pagos a los que se refiere la cláusula son a terceros como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario. La declaración de abusividad no puede conllevar que esos terceros dejen de percibir lo que por ley les corresponde. Decretada la nulidad de la cláusula y acordada su expulsión del contrato, habrá de actuarse como si tal cláusula nunca se hubiera incluido, y el pago de los gastos deberá ser afrontada por la parte a la que corresponde. Detallando los gastos, y por lo que respecta al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el sujeto pasivo es el prestatario. De los gastos de Notaria, la matriz corresponde abonarla al prestatario, salvo que exista un pacto entre las partes. Las copias se abonarán por quien las solicite. Los gastos de Notaría se abonarán por mitad entre banco y prestamista, interesa a ambos. La inscripción en el Registro interesa al banco, en cambio, la escritura de cancelación al prestatario, se distribuye el pago de ésta forma.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Valencia
  • Ponente: MARIA PILAR EUGENIA CERDAN VILLALBA
  • Nº Recurso: 207/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Al constituir "la esencia del precario los hechos negativos de carecer, de título los ocupantes de la finca y no pagar para esto mereced alguna", "a quien corresponde demostrar, lo que se oponga a esta afirmación, la existencia de un contrato de arrendamiento y el importe de la renta, es a los demandados que sostienen que ocupan los locales, la finca urbana objeto de este pleito, en virtud de sendos contratos de arrendamiento", por tratarse, como decimos, de hechos negativos, por la dificultad de su prueba y ante la facilidad de demostración del hecho positivo del pago de una renta de ser cierto. La calificación de precario no se desmerece por el hecho de que el indebido ocupante satisfaga alguno de los servicios de los que se ve beneficiado como usuario de la finca, ya que de ningún modo pueden equipararse dichos pagos, realizados en el propio y exclusivo beneficio e interés, a la renta o merced que como contraprestación se fija en los negocios jurídicos justificadores de una detentación posesoria legítima.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 130/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula de gastos y condena a la entidad demandada al pago de 758,02 euros en concepto de la mitad de los gastos registrales, notariales y de gestión abonados por la prestataria, con sus intereses legales; desestimando la reclamación del impuesto de actos jurídicos documentados. La jurisprudencia creada por el Tribunal Supremo viene a decir que, en contratos de préstamo con consumidores, sin negociación y de manera predispuesta, se atribuyen los gastos al consumidor, produciendo un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes, por lo que tales cláusulas son nulas. Decretada la nulidad de la cláusula debe actuarse como si tal cláusula nunca hubiera existido, y el pago de los gastos discutidos deberá ser afrontada por la parte a la que corresponde. En lo que respecta a gastos de notaria, la obligación de pago corresponde a quien tenga interés en la operación. Sin embargo, la inscripción del Registro de la Propiedad corresponde al banco, por inscribirse a su favor. En cuanto a los gastos de gestoría, en la práctica, se trata de una serie de gestiones derivadas de la formalización del préstamo hipotecario, la llevanza al notario de la documentación, su presentación en el registro, agencia tributaria. Estas gestiones podrían hacerse por el banco o por el cliente. En realidad, benefician a ambas partes, por lo que corresponde su abono por mitad. El Impuesto de AJD se abonará por el prestatario.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER PEÑAS GIL
  • Nº Recurso: 617/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La cláusula controvertida atribuye a los prestatarios los gastos de tasación, notariales, registrales, y tributos, sin que se haya acreditado su efectiva negociación. El Tribunal Supremo resuelve sobre la nulidad de una cláusula similar a la que nos ocupa, atribuyendo al prestatario todos los gastos causados por la constitución de un préstamo hipotecario. Con posterioridad el mismo tribunal indica que este tipo de cláusulas producen un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes, de no existir la cláusula, el consumidor no tendría que pagar todos los gastos e impuestos de la operación. Expulsada la cláusula del contrato habrá que afrontar a quien le corresponde el pago de estos gastos, la nulidad exige el restablecimiento de la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula. La intervención notarial interesa a ambas partes, los costes de la matriz de la escritura deben distribuirse por mitad, la normativa notarial habla de interesados, sin especificar, interesado es el prestamista y el prestatario. Los gastos de Registro según su Arancel, se pagarán por aquel a cuyo favor se inscriba el derecho, siendo el banco prestamista quien debe abonar el pago, se inscribe a su favor. Es sujeto pasivo del Impuesto de transmisiones y AJD el prestatario, por tanto, conforme a la Ley que lo regula, deberá abonar el impuesto el prestatario. En definitiva, procede estimar parcialmente el recurso.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: LUIS AURELIO SANZ ACOSTA
  • Nº Recurso: 40/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La hipoteca multidivisa es un préstamo con garantía hipotecaria a interés variable en el que la moneda de referencia y las cuotas de amortización suele estar referenciadas al Libor, esto es, tasa de interés interbancaria del mercado de Londres. La fluctuación de la divisa supone un recálculo constante del capital prestado, difícil saber por el prestatario lo que va amortizando. La sentencia de instancia declara la nulidad parcial del préstamo en los contenidos relativos a la opción multidivisa, acogiendo la acción de error en el consentimiento aunque en combinación con la acción de nulidad por abusividad ante la falta de transparencia. El TS ha declarado que la acción de error en el consentimiento es inviable para declarar la nulidad parcial, pues afecta a elementos esenciales del contrato que viciarían la totalidad del mismo y no sólo del clausulado multidivisa. Procede estimar el recurso en lo referido a éste extremo. Respecto de la acción de nulidad por falta de transparencia y abusividad, las cláusulas multidivisas se consideran condiciones generales de la contratación, por tanto, deben redactarse con claridad y transparencia, el banco debe facilitar la información suficiente para que el prestatario pueda adoptar una decisión comprendiendo las consecuencias económicas del préstamo y los riesgos. En este caso el banco no acredita que diese la información precontractual necesaria para que el cliente tuviese conocimiento real de la trascendencia económica del contrato.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Alicante/Alacant
  • Ponente: MARIA TERESA SERRA ABARCA
  • Nº Recurso: 277/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Ninguna incidencia tiene en la conclusión que se sostiene el que la demandada huya sido absuelta del delito leve de usurpación con reserva de acciones civiles, que no prejuzga la situación existente en el momento de presentarse la demanda civil, esto es, la ocupación de la vivienda sin título que la justifique.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pontevedra
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER ROMERO COSTAS
  • Nº Recurso: 220/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Auto
Resumen: Por el Juzgado de primera instancia se declara nula la cláusula de vencimiento anticipado y por consecuencia se sobresee la ejecución hipotecaria. Por la entidad financiera se recurre dicha resolución, considerando que, a pesar de la nulidad de la cláusula, considera viable la continuación de la ejecución hipotecaria por un incumplimiento reiterado y grave por el prestatario consumidor, acomodándose la declaración de vencimiento al art. 693 de la LEC (después de la Ley 19/15) y la Jurisprudencia del TS; recurso que es desestimado por el Tribunal confirmando el auto recurrido, porque  Los Jueces y Tribunales aplicarán el Derecho de la Unión Europea de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y en la sentencia de 26 de marzo de 2019 de dicho Tribunal, se establece que una cláusula de vencimiento anticipado no puede conservarse parcialmente, mediante la supresión de los elementos que la hacen abusiva, cuando modifica la esencia de la propia cláusula y que sólo en el caso de que el préstamo no pudiera subsistir en perjuicio del consumidor si desaparece dicha cláusula, dando lugar a la nulidad del contrato en su conjunto, es cuando podría el Juez nacional poner remedio a la nulidad de la cláusula abusiva; por tanto siendo claramente abusiva dicha cláusula y no dándose los supuestos para ser integrada, procede confirmar el auto recurrido sin imposición de costas, dada las dudas jurídicas que planteaba la cuestión.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Pontevedra
  • Ponente: MARIA BEGOÑA RODRIGUEZ GONZALEZ
  • Nº Recurso: 343/2019
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La parte demandante reclama la posesión de un galpón cuya posesión se encuentra en poder el demandado. La sentencia recurrida desestimó la demanda por exceder las cuestiones planteadas de las previstas para el juicio de desahucio por precario. La Sala confirma la resolución, ya que lo discutido no es si existe o no título para la posesión, sino la propiedad misma del galpón, ya que, aún cuando el Juicio de desahucio en precario es un procedimiento pleno y no sumario, no pueden extenderse su ámbito por razón de la materia a cuestiones que son propias de otros procedimientos, particularmente en el caso o un deslinde, o una acción reivindicatoria, debiendo limitarse el análisis del título invocado a la acreditación de una situación clara que no confusa en orden a la prueba de la acreditación de la legitimación, pero no convertir a este procedimiento que se sigue de forma rápida por los cauces del juicio verbal en el que no cabe reconvención, en una especie de vía directa para obtener un reconocimiento de propiedad que no se ha ganado previamente.
  • Tipo Órgano: Audiencia Provincial
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAMON BADIOLA DIEZ
  • Nº Recurso: 511/2018
  • Fecha: 17/07/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sentencia de instancia declara la nulidad de la cláusula sobre gastos incluida en el préstamo hipotecario en cuanto impone a los prestatarios el pago de todos los gastos de Notaría, Registro de la Propiedad, y otros como los de gestoría. Banco Santander impugna la resolución por entender que se ha infringido la doctrina sobre las cláusulas abusivas. La Sala en la sentencia dictada recuerda la doctrina desarrollada por el Tribunal Supremo en la que declara la abusividad de este tipo de cláusulas en préstamos con consumidores que atribuyen indiscriminadamente al consumidor el pago de todos los gastos que genera la operación, con la consecuencia de que dicha imposición produce un desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes, por lo que tales cláusulas son nulas. En lo que respecta a los gastos de Notaría, la obligación de pago de los derechos corresponderá a los que hubieren requerido la prestación de los servicios del Notario y, en su caso, a los interesados. Los derechos del Registro de la Propiedad se pagarán por aquél o aquellos a cuyo favor se inscriba o anote el derecho, siendo exigibles también a la persona que haya presentado el documento. Así, el Arancel de los Registradores imputa los gastos directamente a aquél que lo inscriba, la garantía es para el banco prestamista. El gasto de gestoría deriva de una serie de gestiones que no necesitan de un profesional, podrían realizarse por el cliente o el banco, el gasto corresponde abonarlo por mitad.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.