• Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 4912/2017
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La sala desestima el recurso de casación interpuesto frente a una sentencia que, habiendo declarado la abusividad de la cláusula de atribución de gastos al prestatario, concedió al cliente consumidor, con cargo al banco, el reintegro de la mitad de los aranceles notariales de la escritura de préstamo y constitución de hipoteca; la totalidad de los devengados por la expedición de la primera copia y copia simple de dicho instrumento; todos los derivados de la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad; y la mitad de los honorarios de la gestoría que llevó a cabo la liquidación del impuesto y presentación de la escritura ante el Registro de la Propiedad. La sentencia recurrida no vulnera los arts. 6 y 7 de la Directiva, ya que declara no aplicable la cláusula de gastos, sin perjuicio de que, una vez reestablecida la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor si no hubiera existido esa cláusula, determine como deben distribuirse esos gastos que se abonan a terceros ajenos a los contratantes, en función de las disposición legales aplicables con carácter supletorio. No se trata de un efecto restitutorio, art. 1303 CC, porque no son abonos hechos por el consumidor al banco que éste deba devolver, sino pagos hechos a terceros. Su fundamento es análogo al cobro de los indebido o al enriquecimiento injusto. En relación al IAJD se aplica la normativa vigente de dicho impuesto, con las aclaraciones realizadas por las SSTS 147/2018 y 148/2018.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 2982/2018
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se analiza la posible abusividad de la cláusula que, en un préstamo hipotecario, establece una comisión de apertura. Tras examinar la normativa sectorial aplicable al caso (nacional y de la Unión Europea) la Sala considera que la comisión de apertura no es ajena al precio del préstamo, por el contrario, el interés remuneratorio y la comisión de apertura constituyen sendas partidas del precio del préstamo, en cuanto que son las principales retribuciones que recibe la entidad financiera por conceder el préstamo al prestatario y no corresponden a actuaciones o servicios eventuales. Tanto el interés remuneratorio como la comisión de apertura deben incluirse en el cálculo de la TAE, que permite al consumidor conocer cuál será el coste efectivo del préstamo. Por esa razón, la Sala concluye que la comisión de apertura no es susceptible de control de contenido, sino exclusivamente de control de transparencia, que considera superado o cumplido. También se pronuncia sobre los efectos de la declaración de nulidad de la cláusula que atribuye al prestatario la totalidad de los gastos e impuestos, ya declarada nula por la sentencia 705/2015, de 23 de diciembre. Sostiene que son pagos que han de hacerse a terceros -no al prestamista- como honorarios por su intervención profesional con relación al préstamo hipotecario y que el pago de esas cantidades debe correr a cargo de la parte a la que correspondiera según la normativa vigente en el momento de la firma del contrato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 243/2016
  • Fecha: 23/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Rescisión concursal de prenda constituida en garantía de deuda ajena. Para decidir si ha existido o no perjuicio para la masa, cuando se ha ejercitado una acción rescisoria concursal, lo relevante es si ha existido un sacrificio patrimonial injustificado, porque se haya producido una reducción del valor del activo sobre el que más tarde, una vez declarado el concurso, se constituirá la masa activa, que carezca de justificación. Si lo que pretende rescindirse es la garantía prestada en favor de un tercero, esto es, una garantía de deuda ajena, ha de examinarse únicamente si ha existido algún tipo de atribución o beneficio en el patrimonio del garante que justifique razonablemente la prestación de la garantía. No ha de ser necesariamente una atribución patrimonial directa, como pudiera ser el pago de una prima o precio por la constitución de la garantía. Puede ser un beneficio patrimonial indirecto. Insuficiencia del abstracto interés del grupo para justificar el sacrificio patrimonial que supone la constitución de la garantía en favor de otra sociedad, siendo preciso concretar y justificar el beneficio económico obtenido por el garante. Falta de motivación: inexistente. Cosa juzgada: la sentencia recurrida no extiende a este litigio la fuerza de cosa juzgada de una sentencia anterior con lo que el alegato carece de fundamento.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER ARROYO FIESTAS
  • Nº Recurso: 1493/2015
  • Fecha: 11/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: El planteamiento del recurso se centra en cuestionar la nulidad de las cláusulas que regulan el interés de demora y la situación de anatocismo y su necesario ajuste al límite que prevé el art. 114 LH. Subsidiariamente, de considerar abusiva la cláusula, argumenta sobre la aplicación del artículo 1108 CC. La sentencia recurrida confirmó la nulidad de las cláusulas y condenó a la entidad bancaria a pagar las cantidades que se hubieran devengado por aplicación de estas. Abusividad de la cláusula: La desproporción entre los intereses nominales y los de demora (su abusividad y retroactividad), como en este caso, ya ha tenido una respuesta reiterada y uniforme por parte la jurisprudencia del TS y su criterio ha recibido el refrendo del TJUE, en virtud de lo cual, la abusividad genera la desaparición de la cláusula controvertida, sin posibilidad de integrarla, con los correspondientes efectos retroactivos. En este caso se ha provocado un notorio desequilibrio no justificado por el loable deseo de incentivar el cumplimiento, dada la insoportable carga económica que producía. En cualquier caso, esta declaración de abusividad no impide que se siga devengando el interés remuneratorio pactado hasta el completo pago del préstamo.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: FRANCISCO JAVIER ORDUÑA MORENO
  • Nº Recurso: 1091/2016
  • Fecha: 11/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: La Sala estima el recurso de casación. Aplica la doctrina referida al control de transparencia y control de abuisividad en materia de préstamos hipotecarios. Considera que la sentencia recurrida se aparta de esa jurisprudencia, pues en ningún momento de las fases precontractuales que llevaron a la realización del contrato de préstamo hipotecario la entidad bancaria suministró ese plus de información y tratamiento principal de la cláusula suelo que permitiera a la cliente adoptar su decisión con pleno conocimiento de la carga económica y jurídica que comportaba dicha cláusula. Recuerda que el control de transparencia no puede ser reconducido al mero control de incorporación de la cláusula predispuesta, ni tampoco a la sola intervención del notario, pues dicha intervención no excluye la necesidad de una información precontractual suficiente que incida en la transparencia de la cláusula inserta en el contrato. Asimismo considera que el interés de demora pactado del 18% era manifiestamente superior al remuneratorio incrementado en 2 puntos, razón por la cual lo considera abusivo y así debía haber sido apreciado por la sentencia recurrida. Al asumir la instancia, estima en parte el recurso de apelación de la entidad financiera, en cuanto que la declaración de nulidad de la cláusula de intereses de demora tiene como consecuencia que cuando el prestatario incurra en mora el capital pendiente de amortizar sigue devengando el interés remuneratorio pactado.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: IGNACIO SANCHO GARGALLO
  • Nº Recurso: 1186/2016
  • Fecha: 09/01/2019
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda de nulidad por error vicio en el consentimiento del contrato de confirmación de permuta financiera de tipo de interés variable (swap explícito) como del derivado financiero implícito incorporado en el préstamo hipotecario suscrito por las partes. También pedía la condena a la restitución de las cantidades cobradas al demandante en aplicación de estos swaps. La sentencia de primera instancia apreció cumplidos los deberes de información y consideró que no había existido error vicio en el consentimiento. La Audiencia estima el recurso y declara la nulidad de los dos swaps, el explícito y el implícito, al apreciar error vicio en su contratación condenando al banco demandado a pagar a la demandante la suma cobrada en aplicación de estos swaps. Interpuesto recurso extraordinario por infracción procesal y de casación, solo se admitió uno de los motivos del recurso de casación que fue finalmente estimado por la Sala al considerar que si el derivado implícito es parte inescindible e inseparable del contrato de préstamo, el incumplimiento de los deberes de información no puede justificar, como se pretende, la nulidad parcial del contrato por error vicio sino, en su caso, la de todo el contrato.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 1451/2016
  • Fecha: 20/12/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: No se han vulnerado los artículos 682.2.1.º LEC, en la redacción dada por la Ley 1/2013, de 14 de mayo, y 8 del RD 716/2009, de 24 de abril, al no estar en vigor cuando se firmó el contrato en que se incluye la condición general cuya nulidad se pretende; en todo caso, estas normas no determinan per se la ilicitud ni la nulidad de la estipulación y debe ser en la ejecución hipotecaria -que consta paralizada- en la que se diriman los efectos del cambio normativo sobre la ejecución en curso. Motivo de casación en el que se mezclan cuestiones heterogéneas. La sociedad mercantil hipotecante no deudora no tiene la condición de consumidora: en el ordenamiento español, a diferencia de las directivas comunitarias, una persona jurídica puede ser consumidora si no tiene ánimo de lucro, pero una sociedad de responsabilidad limitada, cualquiera que sea su objeto social, tiene per se ánimo de lucro; en todo caso, no intervino al margen de su actividad empresarial. El fiador persona física no tiene la condición de consumidor: vinculación funcional con las partes (administrador y apoderado de la sociedad hipotecante y administrador de la sociedad deudora; autocontratación); se excluye la condición de consumidor cuando, aun actuando al margen de una actividad empresarial o profesional, existe un vínculo funcional con el contratante profesional; todos los administradores, sean del tipo que sean, han de considerarse empresarios y no consumidores.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA
  • Nº Recurso: 2472/2016
  • Fecha: 19/12/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Se estima el recurso de casación interpuesto frente a una sentencia que estimó la pretensión de nulidad de una cláusula suelo inserta en un préstamo hipotecario para financiar la compra de un local en el que desarrollar la actividad de oficina de farmacia y entendió que, aunque se cumplían los requisitos para que la cláusula quedara incorporada al contrato, no era válida porque no superaba el control de transparencia. La sala reitera la doctrina jurisprudencial sobre la materia litigiosa: los controles de transparencia y abusividad solo pueden aplicarse cuando el contrato ha sido celebrado con consumidores. La sentencia recurrida es contraria a esta jurisprudencia por cuanto que, pese a reconocer que la «cláusula suelo» supera el control de incorporación y que los prestatarios no tienen la condición legal de consumidores, realiza un control de transparencia material propio de la normativa de protección de consumidores y concluye que la cláusula es nula por no superar dicho control. Se casa la sentencia y se desestima la demanda.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 2241/2018
  • Fecha: 19/12/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Principio de no vinculación del consumidor a las cláusulas abusivas en el Derecho Comunitario (disposiciones imperativas con rango de normas de orden público) y en la doctrina jurisprudencial del TJUE. En el caso, declarada la abusividad de la cláusula que atribuye exclusivamente al consumidor el abono de los gastos generados por el préstamo hipotecario y su nulidad procede distribuirse entre las partes el pago de tales gastos según les correspondería conforme a nuestro ordenamiento jurídico. El efecto restitutorio derivado de la declaración nulidad no es reconducible al art. 1303 CC en el caso de la cláusula de gastos, pues no son abonos hechos por el consumidor al banco que éste deba devolver, sino pagos hechos por el consumidor a terceros, por lo que para el restablecimiento de la situación de hecho y de derecho en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula, debe imponerse al banco prestamista el abono al consumidor de las cantidades, o parte de ellas, que le hubieran correspondido pagar de no haber mediado la estipulación abusiva. Situación asimilable a la el enriquecimiento injusto y al pago de lo indebido. Intereses legales desde que el banco se benefició por el pago indebido: aplicación analógica del artículo 1896 CC y no la general de los artículos 1101 y 1108 CC, pues la calificación de la cláusula como abusiva es equiparable a la mala fe del predisponente; situación asimilable a la de enriquecimiento injusto.
  • Tipo Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil
  • Municipio: Madrid
  • Ponente: PEDRO JOSE VELA TORRES
  • Nº Recurso: 3554/2015
  • Fecha: 17/12/2018
  • Tipo Resolución: Sentencia
Resumen: Demanda en la que se instaba la nulidad por falta de transparencia de dos cláusulas suelo insertas en sendos préstamos hipotecarios, concertados para la financiación y rehabilitación de una nave ganadera. La sentencia de primera instancia estimó la demanda y la Audiencia confirmó la sentencia, pero limitó en el tiempo los efectos de la nulidad de las cláusulas suelo. Recurre en casación y en extraordinario por infracción procesal la entidad bancaria y en casación el cliente demandante. Examinados en primer lugar los recursos del banco, la sala desestima el recurso extraordinario por infracción procesal al no apreciar incongruencia, pues la Audiencia resolvió según las peticiones de la demandante; sin embargo, estima el recurso de casación ya que, al encontrarnos ante un adherente no consumidor, lo procedente es el control de incorporación de las cláusulas litigiosas (esto es su comprensibilidad gramatical) y no el control de transparencia (comprensibilidad jurídica y económica de la condición general); como la Audiencia realiza este último control, no posible conforme a la doctrina de la sala, procede la estimación de la casación y, en consecuencia, la desestimación de la demanda. Al estimar la casación del banco, se hace innecesario examinar el recurso del cliente, basado en la limitación temporal de los efectos de la nulidad de las cláusulas suelos; el mismo resulta desestimado.

Parece que no tiene configurado el plugin para ver el pdf embebido... puede descargar la resolución aquí.